Eshú: ¿Quién es?, como Orisha, sus caminos, y más

Eshú una deidad de la Mitología Yoruba, considerado como un guerrero, dotado de astucia, travesuras y muchas características más, todas ellas muy interesantes y las cuales te daremos a conocer mediante la lectura del presente artículo, no dejes de leer, para que puedas contar con todas las herramientas necesarias para obtener la ayuda de este Orisha.

Eshú

Introducción

La religión Yoruba forma parte de todo lo conocido comúnmente como la santería, que no es más que la herencia dejada por los esclavos Africanos, cuando tuvieron que adaptar sus costumbres y culturas a la forma de vida en América; lo cual mantuvieron gracias a que lograron sincretizar a sus deidades, con las figuras representativas de los santos de la religión católica.

Y es precisamente dentro de esta mitología Yoruba donde nos encontramos con Eshú, quién además era conocido como Exu o Esu, y a pesar de las variaciones en cuanto a su nombre, sus creencias siempre han sido similares en todo momento. Formando parte del grupo de los Orishas guerreros, pero que representa la deidad como maléfica en algunas ocasiones.

Cuando contemplamos el significado de su nombre, en cuanto a Eshu, encontramos que es “Esfera”, con lo cual se engloban su presencia todo lo que es infinito, que está en constante movimiento, siendo considerado además como un comunicador entre el mundo en que vivimos y el cielo.

Eshú se presenta asociado a los caminos, que son los distintos rumbos tomados por cada persona a lo largo de toda su vida. Y para cada uno de ellos, existe un manifestación de este Orisha, que se caracteriza por presentar determinadas cualidades, que rigen en todo momento su actuación ante el mundo.

La vida de esta deidad está llena de elementos llamativos y que le hacen ser un orishas con gran cantidad de características, consideradas dentro de los cultos religiosos Yorubas, y cuya personalidad en muchos casos ha sido considerada como traviesa y astuta, pero que es necesario conocer para poder entenderla adecuadamente.

Por tal motivo durante el desarrollo del presente artículo, les daremos a conocer de una forma clara y precisa, quién es Eshú, para que todos cuenten con los conocimientos necesarios, sobre este Orisha, y pueden solicitar sus favores o ayuda, en el momento en que lo consideren necesario. (Te recomendamos leer el artículo sobre quién es Elegua)

Eshú

Historia de Eshú

En muchos de los relatos y escritos sobre la cultura Yoruba, se considera que Eshú es una deidad de tipo maléfica, pues se define como el producto de la mente del hombre; un Orisha que no se asienta en ningún lugar y que consagra su vida con la naturaleza y las plantas. Es todo lo opuesto a la manifestación o esencia de Elegua.

Un relato explica que Orunmila, se había adueñado del Ori (manifestación cerebral) de Eshú, gracias a lo cual este se hizo famoso. Luego Eshú pidió que fuese devuelto y a cambio lo que le dio fue el Yangi, deidad que escandalizó a todos; y la cual coloco fuera con la finalidad de que fuese adorado, lo cual trajo enfrentamiento con los otros orishas y en especial con Shango.

Así que Eshú enfrento a Shango, y cada vez que recibía un golpe de él, se dividía en muchas más partes; sobreponiéndose de todos los golpes de Shango, con lo cual le permitió que se diera cuenta, de la elección que podía hacer de sus vidas. Pues se dice que Eshú se manifiesta gracias a la confrontación.

Dentro de la personalidad de Elegua, esta una manifestación en la cual se le presenta travieso, malicioso, perverso e incluso provisto de mucha maldad, y es precisamente en esta manifestación suya, en la cual se le identifica como Eshú.

Por ello se manifiesta que Eshú son los 21 caminos de Elegua, el propio San Bartolomé, que se recuerda como el diablo que anda suelto todos los 24 de Agosto. Pero se considera que en general Eshú y Eleguá, son dos figuras distintas, y por ellos vamos a conocer un poco más sobre este aspecto con la finalidad de comprender mejor esto.

Considerando que Eshú es una entidad, en tanto que Eleguá es una divinidad, una deidad. Siendo ambos considerados tanto pertenecientes a distintas tierras como de igual manera a cultos distintos. Pues es diferente el campo de los santeros que el de los Orúnmila y Babalawos.

Así se considera que Eshú pertenece a la tierra de Ifá; mientras que Eleguá pertenece a la tierra de los Oloshas u Osha. Donde Eleguá se busca y se consagra, en tanto que Eshú se busca, confecciona, carga y luego es que es consagrado, siendo este el trabajo realizado por los Babalawos o los Awos de Orúnmila.

Esta deidad Eshú, ya que se trata de una entidad, no puede ser asentado o llevado a la cabeza de nadie, considerándose además que no posee la facultad del Diloggún, la cual está presente en Eleguá. (ver también todo sobre cómo hacer la Oración a Elegua)

Básicamente se puede decir, que Eshú es Energía, en tanto que Eleguá es Materia. Siendo Eshú la primera partícula de vida que ha sido creada por Olorun, o Olodumare, considerado el dios supremo del culto Yoruba y cuenta además con la presencia de 201 cominos que son considerados hijos de Orunmila. (Pueda que te interese conocer los Símbolos del Budismo)

¿Quién es Eshú?

Se considera que Eshú es un Orisha Oddé, que es aquel que forma parte de los considerados como guerreros; pero el cuál rige todas aquellas manifestaciones de lo malévolo.

Siendo importante considerar en cuanto a él, que para que se manifieste lo bueno o benévolo, es necesario que se tenga en cuenta lo malo, y con ello poder tomar todas las precauciones necesarias para poder prevenirlo o evitarlo.

De una forma más clara, se puede decir, que Eshú está siempre haciendo trampas y engañando no solo a los Orishas, sino además a los hombres en general, según los relatos de muchas leyendas Yorubas; siendo con ello esta deidad un ejemplo de las desgracias que envuelven la vida, cuando no se está en armonía, con el mundo que nos rodea.

Es un Orisha que trabaja directamente con Orunla, siendo el encargado de llevar el ebbó, que es el trabajo en santería y además rinde cuentas de las ofrendas que son realizadas. Generalmente tanto los Oshas, como los Orishas, están siempre acompañados por un Eshú específico. (Te invitamos a descubrir quién es Oya)

Eshú como Orisha

Dentro de la cultura Yoruba, se considera que los Orishas u Oshas, son deidades que rigen las fuerzas presente en la naturaleza, y que rigen todos los asuntos y manifestaciones de la vida de los seres humanos en la tierra.

Los orishas, suelen ser los emisarios de Olodumare en la tierra, y cada uno de ellos tiene sus marcas características, números y gustos particulares que deben ser considerados a la hora de realizarles rituales y ofrendas, por parte de sus seguidores, pues con ello manifiesta su devoción al igual que solicitan su ayuda.

Esta posición de Orisha dentro del culto yoruba, es algo que cada deidad se ha ganado y muchas de ellas destacan además como guerreros, siendo este el caso de Eshú, los cuales son denominados como orishas de Oddé.

Lo cual implica que este tipo de deidades, solo pueden ser entregadas, durante las iniciaciones, por los sacerdotes con alta jerarquía en el culto, siendo conocidos como Olowus o Babalawos.

Eshú

Se dice que Eshú, es el mensajero entre los hombres y los Orisha. Siendo considerado además como el que rige todas las manifestaciones de lo malévolo. No obstante que muchos consideran que es el que abre los caminos y que no existe ninguna iniciación sin que él se presente.

Este Orisha se ha convertido en una síntesis de las contradicciones del hombre, con todo su brillante ego. Los que suelen pedir su ayuda e intervenciones como Orisha, y le alagan con ofrendas y regalos; reciben su ayuda generosa, alejar los males al igual que los espíritus opresores que le esté molestando.

Considerado como el más recíproco de todos los orishas, pues ayuda y es generoso, con todos aquellos que le mantienen contento; pero por otro lado puede ser feroz y cerrar todos los beneficios y posibilidades a aquellas personas, que no demuestran su gratitud u osan ser descuidados con Eshú.

Por ello dentro de la religión y culto yoruba, se ha adorado a este mensajero del destino, desde tiempos muy remotos, por los habitantes de la etnia Africana, en pobladores que ocupan los territorios de Nigeria Y Benín, de los cuales ha pasado al resto del mundo, siendo difundida por los esclavos, especialmente en la Isla de Cuba en otros países de América.

Eshú y Elegua

Como se ha manifestado de forma inicial, durante el desarrollo de nuestro artículo, estas dos deidades tienden a ser confundidas y en ocasiones tratadas como una sola, lo cual no es así. Pues cada una cuenta con rasgos propios y específicos, que serie como decir, que lo bueno y lo malo son iguales.

Por ejemplo Eleguá es representativo del culto de la Santería, siendo perteneciente a la tierra, considerado como la materia. En tanto que Eshu es perteneciente al culto de los Babalawos, siendo perteneciente a la Energía y considerado como una entidad. Eshú guarda el camino de cada persona, tratando de que cada uno siga el que ha escogido, pero Eleguá es solo un mensajero que enlaza a estas personas con el culto, todo ello mediante la comunicación con ellos, que es denominada como diloggún.

En el universo existen una serie de conflictos que en muchas ocasiones se presentan en dualidad, como es el caso de la Vida y la Muerte, que le competen al dominio de Eleguá, pero por otro lado está la Luz y la Oscuridad, que es la materia del dominio de Eshú. Probablemente por este motivo, se tienda a confundir a estas dos deidades.

Un elemento básico y el cual se ha considerado previamente, es el hecho de que Eleguá suele ser representado por una piedra que no posee carga, denomina Otá, también por algunas imágenes sincretizadas con santos de las religión católica como es el caso del Santo Niño de Atocha o San Antonio de Padua.

Mientras que en el caso de Eshú, es representado por creaciones moldeables, con caracoles, simulando rasgos humanos, como los ojos, nariz y boca. Son figuras confeccionadas, consagradas y cargadas por los Babalawos.

Eshú

Caminos de Eshú

Cuando se habla de los caminos de Eshú, se debe considerar que son muchos, ya que este es un Orisha, que ha estado en el mundo mucho antes que otros. Considerando que estos caminos son las manifestaciones con las que se puede presentar esta deidad a los ojos de los seres humanos, y en función de todo el culto religioso Yoruba.

Por ello muchos consideran, que los caminos son las diferentes situaciones en las que Orisha puede ayudar a sus devotos; por ello no solo se debe tener en cuenta a Eshú, sino que se ha de considerar ademas en todo momento cada uno de sus caminos. (Conoce quién es Oggún)

Patakíes de Eshú

Con el siguiente relato de la cultura Yoruba, vamos a conocer cómo nace la figura de Eshú, dentro de la historia de su religión. Contándose que Orunla y su esposa deseaban tener un hijo y por este motivo se dirigieron anta Obatalá para que él les concediera este deseo.

Por su parte Obatalá estaba moldeando al primero hombre en arcilla, pero para ello se necesitaba tiempo y paciencia, motivo por el cual Orunla, le propone llevarse la arcilla que él estaba modelando para seguirla creando por su cuenta.

Sin embargo Obatalá les explica que deben trabajar esta figura durante doce meses. Los cual fue realizado por la pareja y al final del tiempo indicado el hijo cobra vida. Al nacer estaba hablando y tenía mucha hambre, por lo cual se comía todo a su paso.

En una consulta que Orunla hizo al oráculo, este le recomendó que mantuviese el machete en su mano todo el día; pues para ese entonces Eshú, ya se ha comido todos los animales, plantas y piedras. Así un día entra en la casa a comerse a sus padres.

Para el trato su padre le pide, que devuelva todo lo que se ha comido, los cual Eshú, realiza vomitando y con esto todo vuelve nuevamente a su lugar.

Por este motivo es que Eshú tiene tantos caminos, algunos de los cuales conoceremos adecuadamente, mediante los siguientes puntos, que les desarrollaremos a continuación. (Te recomendamos leer el artículo sobre Ofrendas a Yemayá)

 Aye

Como se ha indicado cada uno de los caminos de Eshú, representa un nuevo que ha sido originado del primero, con características particulares e individuales y siendo todos ellos parte de su representación original, que deben ser conocidos adecuadamente por todos sus devotos seguidores.

Este camino es considerado como de evolución, al igual que aquel que ayuda a proveer el dinero; por ello todos sus devotos con este camino, cuentan con el apoyo del Orisha para alcanzar todos los objetivos deseado, pero no siempre con la garantía de obtener el dinero, pues la persona a la cual está consagrado, debe realizar su propio esfuerzo en este sentido.

Carga de Eshú Aye

Con estos materiales empleados en la ceremonia, se obtiene una figura o escultura, que es la que se entrega al devoto iniciado, y la cual él debe conservar, pues gracias a ellas puede realizar sus ofrendas y oraciones, todas con la finalidad de alagar y mantener bien atendido al Eshú.

Cuando se realiza la carga del Eshu Ayé, se necesita contar con muchos objetos y materiales como son el caracol cobo de mar, siendo en el cual se va a montar la silueta modelada; mas tres moneda de cobre, una nuez de un árbol africano, denominada Obi; tres flores peonias, dos patas de gallo, que pueden ser también de loro; ñame, manteca de cacao, cuchilla, mirra, café y la borra de éste.

Con todos estos elementos el Babalawo, realiza el ritual mediante el cual se carga la figura, siendo además con ello consagrada, para que cuente con toda la energía y representación necesaria de Eshú, y que por medio de ella el devoto pueda realizar sus ofrendas y solicitar los favores de éste Orisha.

 Alawana

Es un camino donde Eshú, está en todas parte de una forma omnipresente, pues se encuentra habitando en todos los lugares y en especial en aquellos que son oscuros y solitarios, donde además están alejados de cualquier tipo de perturbación.

Muchos dentro de la cultura Yoruba, describen este camino, a todos los elementos de mala suerte presente en el hombre. Pero donde se presenta a Eshú como un poderoso hechicero que es capaz de liberar a las personas del encarcelamiento.

Durante su invocación suelen emplearse las ramas del árbol de la guayaba. Siendo también considerado aquí como el jefe de los Eggun, que son los espíritus de los antepasados muertos, pero que fueron practicante de la religión Yoruba, cuando estaban vivos.

En este camino suele ser asociado u acompañado por el Orisha Oggun, que es una deidad considerada como el amo y señor de los metales, al igual que todo lo relacionado con la herrería, quién además presenta un carácter agresivo, violento y que suele dirigirse de una manera muy agresiva ante todos aquellos que considera sus enemigos.

Este Eshú Alawana, suele contar con una herramienta representativa que esta confeccionada con una rama del árbol de guayaba, similar a un bastón o báculo denominado Ariku Bambaya, también se representa con unas cadenas o simplemente con el caparazón de una tortuga.

Alakéntu

El Eshú Alakéntu, suele ser considerado muy similar al Eshú Laboni; un camino que se asocia a la sexualidad, amor y todas aquellas relaciones u aspectos que tienen que ver a son asociados a estos dos elementos, también aquí se le presenta acompañado por Oshún.

Este es un camino en el cual destacan todos los defectos físicos y ademas la propia valoración moral que se hace en cuanto a ellos. Considerando que para poder cargar a Eshú en este camino, se hace montándolo en un bastón de cedro, el cual es tallado de una forma muy particular y exclusiva.

Siendo además simbolizado con un collar que les es característico, pues está elaborado con piedras tanto blancas como negras, que se montan a las 12 de la noche, y que su bastón vive detrás de la puerta. (Pueda que te interese conocer a los Hijos de Obatalá)

Afra

Eshu Afra un camino donde la deidad yoruba se ha asociado con la curación de las enfermedades, especialmente dedicándose a todas aquellas que son de tipo infeccioso. Motivo por el cual se considera que este Orisha está presente en los hospitales donde vive, y es allí precisamente donde trabaja, realizando su labor curativa y protegiendo a los pacientes.

Este Eshú tiene una característica que le diferencia de otros de sus caminos, y es el hecho de que no le gusta el aguardiente, por este motivo no le debe ser ofrecido, durante la realización de las ofrendas y rituales en su honor.

En todo caso se le puede ofrecer vino tinto, el cual si es de su agrado y cuenta también con herramientas como un bastón, un mortero que les es necesario para la preparaciones de su medicinas y curaciones; el cual es empleado como elemento de adoración. Recomendándose que a la hora de comunicarse con esta deidad, es necesario pararse de frente, sin bajar la cabeza.

Ashikuelu

Este es un Eshú que se considera como el jefe de los egguns, es decir, los espíritus de los antepasados religiosos yorubas. Siendo representado por un ser viejo y de baja estatura, quien tiene como hogar o morada los túneles o todos aquellos lugares que están debajo de la tierra.

Está generalmente acompañado por el Orisha denominado Oko, quién es el que representa la tierra, los cultivos y en general todo lo relacionado con la agricultura, los campos, etc. Siendo con ello también vinculado Eshú Ashikuelu con la tierra.

Su labor en este sentido está encaminada a la protección de los cultivos y de hacer que ellos sean productos; evitando que se dañen. Por esto le gusta recibir ofrendas que se basan en granos y frutas; de igual manera que muchos otros productos propios de la agricultura. En cuanto al sacrificio, suele ser de su agrado las palomas.

En este sentido sus herramientas son las representadas por los objetos que están relacionados con la agricultura, y es el dueño de todos aquellos tesoros que se encuentran enterrados bajo tierra, e incluso los minerales que suelen ser explotados de ellas. Es un Orisha que suele se invocado, cuando se desea proteger específicamente alguna cosecha.

 Alayiki

Este Eshú es conocido también con el nombre de Bara Alayiki Agagá, caracterizado por ser al que le agrada comer de forma excesiva, por lo cual manifiesta esta como su característica más resaltante. En cuanto a su personalidad, se manifiesta que suele ser revoltoso y por ello ama los ambientes de fiestas y celebraciones.

Algunos de los estudiosos de la religión Yoruba, manifiestan que esta entidad de Eshú, está asociada con el engaño y la traición. Motivo por el cual cuando escucha las peticiones que le son efectuadas, no se tiene seguridad en cuanto a la forma en la que las va a ejecutar; pues se le considera que sus acciones pueden darse de forma imprevista o aleatoria.

Akoro

Dentro de los Patakíes Yorubas se cuenta que Eshú Akoro es el hermano mayor de Oddé, que son los orishas guerreros, primeros en ser recibidos dentro del culto. Y es precisamente este quién le saco del monte cuando se encontraba hechizado por Osaín; estando su representación asociada con Oggun.

Por ello muchos de las fuentes bibliográficas no coinciden en su identificación, pero la mayoría de ellas le consideran como acompañante de Oddé, y el que se hace seguir por dos perros llamados Iyabe y Eyio Soro.

Sus herramientas son las mismas que son utilizadas por Oggun, como es el caso del pico, lanza, pala, cuchillo, machete y guadaña; los cuales se dice que fueron elaborados mientras viajo a rescatar a uno de sus hermanos, y es de esta forma como las leyendas cuentan que se originó la alianza de estas deidades.

Agogo

Encontramos que el camino de Eshú Agogo, se presenta íntimamente unido o relacionado con el tiempo, siendo por ello el que se encarga de dominar o gobernar las horas a lo largo de todos y cada uno de los días.

Por ello para realizar sus ofrendas, esta deben ser hechas a determinadas horas del día, como por ejemplo a la siete de la mañana, también se le pueden ofrecer al mediodía, y en muchos otros casos sus devotos las realizan a las siete de la noche.

Estas ofrendas deben ser realizadas, sacrificándole en cada una de ellas un animal diferente, por ello en la mañana el Orisha acepta un pollo, al mediodía se le puede ofrendar un gallo, pero en el caso de la noche es necesario brindarle una paloma.

En este camino nos encontramos con Eshú Bi, considerado como el propio rey de las maldades. Siendo considerado en este caso como un niño al que le gusta ser malo y petulante. Al cual la religión yoruba le ha otorgado cualidades de ser el jefe de los Jimaguas o Ibeyis, que están relacionados con la prosperidad, suerte y la buena fortuna.

Suele vivir en las zonas pantanosas, también denominadas manigua. Desde donde le gusta jugar bromas pesadas, al igual que provocar muchos eventos desafortunados que se pueden dar en cualquier lugar. Pues es un Orisha que se caracteriza por ser muy poderoso, y por ello es utilizado por sus creyentes, con la finalidad de alcanzar, cualquier favor que le sea encomendado.

Lógicamente es necesario para ello, que le sean realizadas las ofrendas requeridas por él, y mantenerlo siempre bien atendido, pues es un niño malcriado que puede mostrar su enojo con mucha facilidad, si siente que no se le está dedicando el tiempo y la devoción que es por el requeridas.

Beleke

El Eshú Beleke es otro de los caminos de este Orisha, que cuenta al igual que en el caso del Afra, con poderosas habilidades que son utilizadas en el campo de la medicina, para con ello poder curar las enfermedades. Ya que en este Eshú se utilizan una amplia variedad de hierbas y remedios, con los cuales se pueden preparar medicinas, y con ello aliviar enfermedades.

No obstante en esta representación de la deidad de Eshú, suele ser descrito como un niño travieso, por lo cual se considera que cuenta con cualidades para engañar con facilidad a las personas, por ello suele ser una personalidad que se dedica a tentar a las personas.

Esta actividad la realiza con la finalidad de que estas personas reflexionen en cuanto el camino correcto que deben seguir, haciendo con ello que siempre escojan su verdadero camino; siendo un Eshú travieso, lo cual le llama a que suela inmiscuirse en cualquier asunto que llame su atención.

Baralayiki

Para el caso de este camino denominado Baralayiki, se considera que es una evocación de Eshú, muy similar a la del Alayiki, por tal motivo, generalmente se considera con son una misma advocación.

No obstante algunos estudiosos de la materia, consideran que en este camino Eshú es identificado como Eleguá. Pues si este fuese el caso, no sería extraño, pues como se ha indicado durante el desarrollo de algunos de los puntos anteriores, es precisamente Eleguá uno de los nombres que se le da Eshú, pero con todas las consideraciones hechas al respecto.

Dentro de este camino Eshú, también presenta un apetito voraz, que en ocasiones puede ser insaciable, por ello suele gustar de las fiestas, las bebidas y de forma especial, las comidas. Pero por otra parte su devotos consideran que él les protege de las traiciones, los engaño y cualquier tipo de problemas que se les pueda presentar, con la finalidad de ocasionarles daño.

Barakikeño

Es una manifestación es Eshú, que generalmente está asociada con todas aquellas acciones encaminadas en la realización de daños a otros; motivo por el cual puede ser peligroso.

Los estudiosos de esta religión consideran que el Eshú Barakikeño, es uno de los aliados de los Babalawos, siendo acompañado por el Eshú Agbanuké, que es precisamente aquel que cuenta todo lo que suele ver.

Por tal motivo, podemos decir, que no se cuenta con una amplia información en cuanto al camino de Eshú Barakikeño, pero por su asociación con el Agbaniké, consideramos que su función es también la de informa, todo lo ve o escucha. Donde su imagen representativa, suele ser adornada con una flecha en su frente.

Bara

Esta manifestación de Eshú Bara, es también identifica con Oshún, que es conocida por poseer toda la belleza de una admirada deidad femenina, que forma parte del Panteón Yoruba. Siendo protegida y salvada por él en varias ocasiones, como ha sido relatado por los Patakíes de su culto.

Eshu, es el encargado de guardar todas las entradas al igual que aquellas puestas presentes en el mundo, siendo especialmente uno de las que dirige, la que está destinada bien a la fortuna, o por mal al padecimiento de la desdicha.

Bilari

Este camino denominado como Eshú Bilari, también recibe otro nombre como es Okana Sa Bilari u Okana Lari, es parte del culto santero cubano, pero en este caso es ubicado como una de la deidades consideradas familia de las de Eleguá, y por tal motivo se le da el nombre de Eshú como un reconocimiento alternativo.

Es un camino que está asociado a los procesos necesarios para la limpieza de todos los males, que suelen afectar generalmente a los individuos. (Te sugerimos leer el artículo sobre Ofrendas a Oshún)

Bode

Es una advocación de Eshú, que está encargada de la guardia y custodia de todos los egguns, que con ya se ha indicado anteriormente; estos son los espíritus de los antepasados de todas las personas, pero de manera muy especial, de aquellos que en vida fueron seguidores de las disciplinas y cultos de la religión Yoruba.

Por tal motivo, se considera que en cualquier ritual, deben ser los difuntos honrados antes que cualquier otro orishá, pues ellos en muchas ocasiones actúan como intermediarios entre estos dos mundos, el terrenal y el espiritual.

Así se presenta a Eshú Bode, como un guardián que está representado por una silueta con envoltura de tela tanto negra como blanca, que además posee tres cuchillas al igual que un caracol, siendo este último generalmente utilizado en las representaciones del Orisha Eshú. Como se ha podido observar Eshú es representado de diversas formas, por tal motivo les dejamos el siguiente vídeo, para facilitar la comprensión de este tema.

Elegbara

El camino del Eshú Elegbara, es el que está encargado de llevar el control o está relacionado directamente con los sacrificios y la realización de los ebbó; los cuales son los trabajos de santería, mediante los cuales se dan ofrendas con la finalidad de obtener la purificación.

Cuando se habla de ebbó, se considera que esta manifestación refresca a los orishas, los enamora y puede estar realizada con un simple baño de flores o hierbas, o se la más completa mesa de dulce ofrecida a las deidades. Con ello se busca el poder eliminar todos aquellos males que le puedan afectar a una persona.

Este control lo realiza Eshú Elegbara, pues cada ebbo cuenta con una propiedad, un tipo de ritual al igual que una serie de elementos que les distinguen; pues ellos dependen directamente del tipo de mal o maleficio que se desea eliminar, y que con el ebbo se obtenga la limpieza que es necesaria.

Odara

Este es un camino donde se presenta la esencia básica del propio Eshú, como mensajero divino, pues se considera que es el que tiene el poder para separar y de igual manera unir. Por ello se considera que la primera deidad creada por Olodumare, fue precisamente el Eshú Odara.

No obstante, se considera que con este camino no se realizaron los sacrificios que con otras deidades se llevaron a cabo, para poder alcanzar algunas de sus facultades o poderes. Por tal motivo aquí no se le considera el dueño de nada.

Por ello este camino permite que las personas gocen de los beneficios de sus logros. Siendo por ello el mensajero divino de la transformación, siendo por ello representado en los ritos de los Babalawo, cargado y además consagrado.

Oddara

Este Eshú Oddara, es la misma representación anterior del mensajero de lo divino que hemos visto bajo el nombre de Odara, donde ya hemos indicado que su poder es el separar o unir, pero siempre desde el punto de vista espiritual.

Por ello se dice que cuando los seres inmortales como lo son las deidades, escuchan las oraciones o suplicas que les son dirigidas, suelen dar a sus devotos como respuesta, una visión en cuanto a cómo se manifiesta lo que se está viviendo.

Así el mensajero de esta visión en el presente caso es Eshú Oddara, pues tiene la capacidad de los seres humanos, para comunicarse con los espíritus. Él vive por tanto en el las encrucijadas, donde se da el cruce entre la mente y las emociones, o de una forma más clara, entre la cabeza y el corazón.

Laboni

Este es un Orisha que está asociado con los trabajos relacionados con el amor y la fertilidad, lo cual hace acompañado por Oshún, que es la deidad femenina que representa estos elementos dentro del culto del pueblo Yoruba.

Ejerce por tanto dominio en lo que son los ríos, lagos, manantiales y todas aquellas aguas dulces que están presentes en el mundo. Siendo Eshú Laboni un ejemplo de Orisha al que le gusta conversar, y uno que se muestra muy atento a los requerimientos y solicitudes que le realizan sus devotos.

Sus ofrendas están relacionadas con este vital líquido conocido como agua dulce, y es una deidad muy poderosa en estas aguas; motivo por el cual algunos de sus rituales suelen ser realizados cerca de ellas.

Modubela

Este es un camino representado por Eshú Modubela, que generalmente está acompañado en el por el Eshú Ashikuelu, que es aquel donde se comentaba que se presentaba como anciano y era jefe de los egguns. En tal sentido da pie a pensar, que deben realizar labores que deben ser comunes para ambos.

La representación de Eshú Modubela suele ser realizada con un muñeco que posee dos cuerpos al igual que dos caras; siendo elaborado en cedro o en Ayna.

Este Eshú suele se ofrendado con el sacrificio de tres pollitos, que pueden ser sustituidos por pajaritos cantones. Pues no se indica en ningún registro de esta cultura, que tenga que ser un ave especifica.

Ni

Un camino que ha sido identificado además con el nombre de Eshú Ni Bakuo, que tiene como característica particular, que no precisa ser recibido. Pues todas las personas ya nacen con él; estando presente en la base de la nuca de los seres humanos y representa con ello la propia existencia.

Este es un camino que está representado además por el sexto sentido de las personas, y con el cual les permite protegerse de todo mal, ya que ha sido enviado por el creador Olofin, con la finalidad de que con él, se puedan guiar los pasos de los seres humanos, en el cumplimiento del destino que está escrito para cada uno.

Este es un camino que acompaña a cada uno de sus devotos hasta la muerte, pues está vinculado directamente a la existencia humana. Que es precisamente en el momento en que las personas dejan el plano material, para pasar al plano espiritual.

Considerándose por ello similar a un Ángel Guardián, motivo por el cual es necesario que se atendido con regularidad, especialmente siendo refrescado con agua de coco, que es esparcida sobre la nuca y de esta misma forma, las personas pueden limpiar todas aquellas malas influencias.

Wonke

Eshu Wonke, es un camino que ha sido asociado dentro de la cultura del pueblo Yoruba, con las mentiras, por ello se presenta con tres caras. Siendo por ello su representación física elaborada mediante el barro y tallando en el mismo la presencia de estas tres caras.

Eshú  Laroye: ¿Cómo atenderlo?

Cuando hablamos de Eshú Laroye, nos encontramos con una entidad representativa de este Orisha, que se inclina de manera muy fuerte en cuanto al dinero y a la realización de las danzas. Considerado como una deidad que suele ser bastante burlona, con gustos muy excesivos, por la comida, que es malcriado y esto se da con frecuencia, cuando se le atiende.

Pare ello es necesario ofrecerle generalmente una gran variedad de comidas, y de forma especial, dulces y caramelos; ya que en general aprecia mucho las chucherías, y es amante de los juguetes, le gusta también que se le ofrezcan tabaco, al igual que ama el aguardiente.

Generalmente muchas de las ofrendas, que son dadas a los orishas, son elaboradas por sus devotos y en este caso a Eshú Laroye, le dan bolitas de maíz con guayaba y miel, lo cual siempre recibe de mucho agrado.

Por otra parte, aunque se le ha considerado un tanto malcriado, es además una manifestación que está dotada de gran sabiduría, siendo ideal que se le tenga en la entrada de los hogares, ya que el generalmente sabe todo lo que se avecina.

Con esto nos referimos a que Eshú Laroye, puede prevenir o vaticinar la presencia de problemas, o el surgimiento de enfermedades al igual que muchos peligro que puedan atentar contra la integridad de las personas, especialmente todas aquellas que forma parte de su camino. Al ser un guerrero, puede con esto proteger adecuadamente los hogares, aunque también se le busca, para todos aquellos casos donde es requerida su orientación en cuanto a los negocios.

Este es un Orisha que está representado por herramientas guardadas en una olla, que debe poseer también dulces, caramelos, dinero y especialmente tres machetes. Sus seguidores deben por obligación ofrecer limosnas y alimentos a los pequeños niños de la calle, y con esto hacerse ellos acreedores de los favores de Eshú Laroye.

Eshú

¿Qué Significa To Iban Eshú ?

La religión Yoruba, es un culto de origen Africano y por ello el lenguaje nativo es el más adecuado cuando se desea tener una buena comunicación con cada una de sus deidades representativas. Muchos de los dichos, postulados, escritos o simplemente legados de esta cultura, son presentado en su lengua Yoruba, y de esta manera han sido transmitidos y conservados a través de la generación.

Siendo algo que sus devotos deben aprender de forma adecuada, durante su preparación dentro de este culto. Por ello estos postulados pueden tener diversos significados, y deben ser de uso frecuente de todos los creyentes y seguidores de sus doctrinas; siendo en la mayoría de los casos como saludo, despedida o simplemente manifestar sus deseos o dar su opinión en determinados casos.

Por ello encontramos la frase To Iban Eshú, enmarcada dentro de muchos de los Patakíes de esta cultura.

Por tanto con la frase To Iban Eshú, se dice que nunca más la suerte será alterada y que se estará todos juntos en el nombre de Eshú. Lo cual también puede ser manifestado como, todo terminado y desde ahora estaremos juntos, lo juro en nombre de Eshú, pues de trata de un juramento de conciliación.

Aunque se manifiesta que estas expresiones nunca son tomadas de forma literal, justamente por el hecho de que pueden ser interpretadas de diversas formas, como por ejemplo, alguno pueden considera que esta expresión hace referencia al hecho de decir que “Así es” o simplemente que “Así sea”, algunos consideraran que es como decir Amén entre los católicos, pero en general lo cierto es que los devotos yorubas utilizan este tipo de expresión, cuando desean que algo ocurra, especialmente al hacerle las peticiones a Eshú.

Lo más importante es que esta expresión es pronunciada en el lenguaje yoruba, lo cual es bien recibido por el Orisha, y permite con ello mantener una adecuada comunicación con él, así como el mostrarle el mayor respecto posible.

De Eshú se escucha que esta relacionado a la buena fortuna, y que en el caso de los iniciados que adoptan alguno de sus caminos, siempre siente la seguridad y protección que este Orisha les ofrece con su compañía. Considerando que no habrá barrera que no pueda ser superada, ni fortuna que no se alcanzada, en todos los aspectos de la vida de sus devotos seguidores.

Eshú

Ofrendas a entregarle a Eshú

Las ofrendas son manifestaciones dadas por los devotos seguidores de Eshú, con la finalidad de que este Orisha, le proteja y conceda algún tipo de favores, bien para solucionar problemas personales, o en nombre de cualquier otra persona que les solicite este tipo de trabajo, que es realizado mediante ceremonias o rituales religiosos.

En estos rituales suelen encenderse una vela de color blanco, la cual generalmente es colocada al lado de la figura del Orisha Eshú; a quien también pueden ofrecer oraciones y sacrificios.

En las ceremonias de ofrendas a Eshú, se le dan a la deidad pescado ahumado, coco, ñame, guaya, café, maíz, miel y tortas. Se le fuma la mitad del tabaco dejándole el resto a Eshú y se le escupe aguardiente. A él también se le dan sacrificio de pollos, gallos, chivos o palomas. Todo lo cual debe ser acompañado de las adecuadas oraciones, para cada uno de sus casos, siempre en función de lo solicitado.

Cuando los devotos se presentan ante Eshú, como recién iniciados, ellos deben realizar sus ofrendas de forma regular, con la finalidad de que Eshú les mantenga los caminos bien, para que ellos los puedan transitar a seguir adelante, y que estén siempre abiertos.

Todas las ofrendas de alimento que se realizan dentro de este tipo de culto, son mantenidas en el altar por unos tres días, siempre evitando su descomposición, por ello es importante la ubicación que sea dada a los alteres, que deben estar situados en un sitio donde estén protegidos del clima y la intemperie.

Una vez cumplido el tiempo establecido, las ofrendas deben ser desechadas. Los seguidores de Eshú, deben tener presente que esta deidad es traviesa, motivo por el cual puede tomar represalias, si las ofrendas no son de su agrado, por este motivo se debe estar muy atentos al momento de escoger que elementos le serán ofrecidos.

Recordando que las ofrendas son una parte importante dentro de los rituales religiosos, por el hecho de que ellas son el fundamento en el cual se basa el hecho, de que el Orisha Eshú, actuara respondiendo con favores que ya ha concedido o que pueda conceder, en la forma en que sus devotos hayan manifestado su agradecimiento.

Advirtiendo además de que en caso de que no se realicen ofrendas, o que las que se le realicen a Eshú, no sean de su completo agrado, esto puede traer consecuencia para la persona responsable de atender al Orisha.

El cual también sabe apreciar cuando las ofrendas son realizadas de forma especial por las personas, pero en todo caso la forma como Eshú lo manifiesta o responde ante lo recibido, siempre será algo que es considerado como producto del azar, pues es necesario tratar siempre de alagar a Eshú.

Sacrificios como Ofrenda a Eshú

Vamos a considerar como parte de nuestro desarrollo, el tema de los sacrificios, ya que estos son realizados a las deidades, con la finalidad de realizarles ofrendas que sean de su agrado, y a Eshú, este tipo de atenciones también suelen gustarle.

Pues como muchos han indicado al hablar sobre el culto Yoruba, Eshú necesita estos elementos considerados como sacrificios, al igual que la comida, para poder realizar adecuadamente su labor, y con ella dar ayuda a cada uno de sus seguidores.

Por ello a Eshú, suelen sacrificársele animales como es el caso de chivos, gallos, pollos e incluso palomas. Y esto es algo que se hace con las mayoría de los Orishas yoruba, pues cada uno de ellos tiene sus gustos y agrados en este sentido.

Pero los sacrificios no son rituales que deban ser realizados constantemente, pues generalmente son empleado en ocasiones especiales, como en rituales de iniciación. No obstante se considera que los sacrificios son importantes pues con ellos Eshú, actúa concediendo los favores que le sean pedidos, debido a esta ofrenda de agradecimiento.

Relación entre Eshú y Sigidi

Para poder establecer adecuadamente qué relación tienen estos dos tipos de deidades, es necesario conocer previamente a Sigidi, ya que hasta el momento conocemos a Eshú, y sabemos que se trata de un Orisha guerrero, que rige todas aquellas manifestaciones de lo malévolo.

En el caso de Sigidi, tenemos que es considerado como un santo o en ocasiones como demonio; pero donde se dice que es pariente del propio Eshu, y que este suele utilizarlo en ocasiones determinadas, por lo cual es necesario que los sacerdotes del culto Yoruba, le sepan tanto invocar como apaciguar. Es una manifestación espiritual que es representada con una figura de barro, la cual es adornada con caracoles y algunas hierbas estimulantes.

La representación de Sigidi, también es necesario prepararla mágicamente para convertirla en santo; puede a la vez ser representada mediante una figura que es considerada un tanto grotesca, pues cuenta con el pecho ancho, pero su cabeza es pequeña, y de igual manera que la de Eshu, esta figura es preparada por los Babalawos.

A Sigidi se le denomina también como Sugudu o Sisiriku, y muchos le relacionan con la presencia de pesadillas y daños. Pero se considera que su actuación es de tipo temporal, en el caso en que sea invocada.

También se considera que esta deidad suele ser empleada por las personas con la finalidad de causar algún tipo de daño a otras personas, motivo por el cual, es asociada a la maldad, considerando que es además un ser vengativo, el cual realiza su labor, sin comprometer con ello a la persona que solicita su ayuda o intervención en los problemas.

De una forma más clara se pues decir, que Sigidi es una deidad que proporciona venganza, pero con ello no compromete al que se la solicita, no obstante, la persona previamente debe hacer algún ofrecimiento de sacrificio a este santo. Con lo cual Sigidi, va hacia la persona indicada con la intención de matarle.

Se dice que esto lo lleva a cabo, apretando el pecho o cuello de su víctima, mientras ella duerme, hasta que logra dejarlos sin respiración, por ello es una deidad que debe ser apaciguada. Muchos manifiestan que en el caso de que su víctima se encuentre protegida, su guardián le despertara, y en ese momento Sigidi desaparece.

Algunos consideran que para poder realizar este tipo de trabajo vengativo, es necesario mantenerse despierto todo el tiempo, o al menos hasta que Sigidi cumpla con su encargo; pues en caso contrario, si el santo le encuentra dormido, lo ejecutara aunque sea el propio mandante.

Eshú

Luego de cumplido el encargo, para el cual es solicitado Sigidi, este dejara de ser considerado santo y pasa a ser destituido. Aunque en opinión general se considera que esta deidad viaja con el viento, y por ello cuenta con mucha velocidad.

Algunos estudiosos de la religión Yoruba, consideran que Sigidi y Eshú, se relacionan por ser preparadas sus imágenes de forma similar y por el hecho de que los seguidores de Eshú le invocan para la solución de determinados casos, y generalmente de forma temporal.

La deidad de Sigidi al igual que Eshú, están relacionadas con la protección de los bienes y las riquezas de la personas, motivo por el cual son también invocados por sus devotos. Siendo la actuación de Sigidi bastante fuerte en este sentido, con lo cual impide que cualquier otra persona pueda acercarse, con la finalidad de realizar algún daño.

Como se ha indicado Sigidi es una deidad de uso temporal, en tanto que Eshú, se mantiene permanentemente al lado de sus devotos, acompañados desde el propio momento en que se inician dentro del culto religioso Yoruba, y hasta el propio momento en que llega al fin de sus días y mueren.

La imagen de Sigidi es preparada previamente a su invocación, y esta puede ser de diversas formas, en algunas de las cuales se puede además emplear figuras de animales, con clavos y cuchillas. También es posible que se emplee una figura de mujer embaraza, para la protección de alguna dama que se encuentre en estado.

La imagen incluso puede ser preparada para la protección de los niños, como si se tratara de un ángel protector, y esto con la finalidad de evitar que ellos puedan llegar algún tipo de mal. Lo cierto es que esta es una deidad bastante peligrosa y que cuando se le invoca para matar, puede hacerlo con mucha facilidad y con la ayuda de otros entes malignos que están a su disposición.

Oración que se le hace

Las oraciones son invocaciones o ruegos que son hechos a los orishas, con la finalidad de atender o solucionar determinado problema que la persona esté presente; y por ello se comunica con su deidad, para poder con ello alcanzar la solución de cada dificultad que se presenta durante el camino que recorren a través de toda su vida.

Eshu es una deidad de gran influencia en el camino de todos los seres humanos, y está siempre presente en cada uno de los senderos que se recorren. Pues es considerado como el enviado del supremo creador Olofin, con la finalidad de servir de mensajero para con todas las personas que habitan el mundo.

Por ello Eshú, suele estar presenta detrás de las puertas y en muchos cruces de camino; lugares en los cuales se le dejan ofrenda, con la finalidad de agradarle y además promover su ayuda.

Las personas se comunican con este Orisha, mediante oraciones que le dedican, siempre realizadas con mucha fe y honestidad, pero sin dejar de mostrar carácter y confianza durante toda su invocación; recomendándose además en este sentido, que no se deben arrodillar ante Eshú, pues en caso contrario él podría esclavizar a la persona.

Otra de las recomendaciones en este sentido, es que las oraciones pueden ser realizadas los días lunes de cada semana; y que para obtener la bendición de Eshú, se debe tocar con la mano izquierda, tres veces el piso, frente al lugar donde este el altar dispuesto para Eshú, o su correspondiente imagen; considerando siempre identificarse ante el Orisha.

A continuación les dejaremos una oración con la finalidad de que pueda ser dirigida ante Eshú, para con ello pedirle todo el amparo y protección que se necesite de parte de este Orisha, todo ello realizada con mucha fe y confianza. La oración se la presentamos de forma inicial en lengua Yoruba, luego de lo cual les presentamos su correspondiente traducción.

Oración a Eshú

Omi tuto, Ona tuto, tuto Laroye, tuto Llé, Eshú Agogo, Eshú Alagguana,

Eshú Agotipongo, Eshu Ayomamaqueño, Moyubao Iyalocha Moyubao Iyabbona.

Quincamanceé Camaricú, cama omó, cama Ifi, cama Oña, cama Ayaré

Unló Ona quebofi queboada.

Para comprender el contenido de esta oración que es pronunciada en la lengua nativa de los Yoruba, les presentamos, cuál sería su significado, una vez traducida al español.

Oración a Eshú

Te refresco para que me ayudes a abrir mi camino,

Con todo el permiso concedido por mis mayores,

Toco la campana para que me abras la puerta,

Y cuento además con mi Ángel Guardián, con mi Padrino,

Mi Madrina y todos los presentes,

Del tablero Yoruba.

Salud para mí al igual que para todos mis hijos.

Eshú

Las oraciones son una manifestación de fe que pueden ser acompañadas, encendiendo una vela blanca, que es ofrecida a este Orisha, y que se mantendrá encendida mientras se realiza la oración, para la cual se debe tener concentración y realizarla preferiblemente en forma de meditación.

Aye Iku Yere

En este punto nos encontramos con la frase Aye Iku Yere, que puede tener significado variable, pero donde la mayoría de las fuentes consultadas durante la investigación sobre este tema, indican que se puede hacer referencia con ella a una caja fuerte que esconde o guarda el dinero o cualquier otro tipo de riquezas. Por tanto, mucho consideran que es el camino de la caja fuerte.

Siendo considerada como la caja donde se repartió todo el dinero del mundo, y que con ella los Orisha dan y protegen siempre tanto el dinero como la economía denominándole Eshú Aye Iku Yere. Por tal motivo es oportuno darles a conocer el Patakíes que hace referencia al nacimiento del Aye Iku Yera, para con ello poder entender adecuadamente, la necesidad de guardar el dinero y las riquezas.

Se cuenta según las leyendas que en la tierra de Owo Oshe vivía Owolabi, quien siempre estaba alterado, ya que no contaba con amigos verdaderos, y solo era tratado, pues él contaba con bienestar que le era proporcionado por Oshun. Motivo por el cual los que se le acercaban, lo hacían con la finalidad de robarle lo suyo, y por tanto vivía constantemente escondiendo su dinero.

Por tal motivo el guardaba el dinero que Oshun le encomendaba de forma muy celosa, y lo escondía de tal forma que no pudiese circular por todo el territorio de Owo Oshe. Se cuenta que Owolabi, le daba de comer a Oshun oshinshin y le cantaba, con lo cual la embelesaba y ella le otorgaba riquezas que este metía en una alcancía para llevarlas siempre con él.

Eshú

Por tanto el Owo que era como e denominada el dinero, no circulaba y la gente en la ciudad estaba siempre muy atrasada en su desarrollo. Un día se le acerca otra deidad llamada Elegba y le dice a Owolabi, que Oshun es la dueña de la riqueza, pero que no estaba contenta con la vida que llevaba Owolabi.

Criticándole además el tener tanta desconfianza, a lo cual el manifiesta que todos le quieren robar su riqueza, y que es solamente Eggun quien le ayuda a conservarla. Y en ese momento la deidad le ofrece un objeto secreto con el cual el podrá evitar que le roben su dinero, moverse con tranquilidad, sin tener que cargarlo y que no necesite caminar tanto.

Entregándole a Owolabi el Aye Iku Yere, y con el cual irían con él a la tierra de Abe Bonle, en donde vivía Ozaín, y todo ello por el mandato de Oshun, para que este Aye sea así consagrado. El cual una vez que fue esto hecho por Ozaín, se lo dio y le indico que esa sería su alcancía, y allí debería meter el dinero.

Luego le indicaron que todo esto había sido consagrado, y por tanto debería colocarlo junto a su Ifa, o el lugar donde tienes sus representaciones religiosas, para ser saludado todos los días con las siguientes palabras:

“OSHUN OWO OSHE ENI OLOWO ENI OGBE ATE ENI SESEYE ENI OLOWO IFA AYE IKU YURE”

Eshú

Luego Oshun toma el dinero y le dice, de este se debe guardar una parte, pero que la otra tiene que mantenerse en circulación para que la gente de todo el mundo pueda comer y con ello vivir.

Además le indica que cuando Elegba se pudra, lo cual es el ritual hecho con esa deidad para obtener el Aye donde se guardó el secreto, que debe ser sacado y ser desechado, si ya se ha dañado. Luego volver a consagrar otro con Ozaín, para que nunca falte el dinero y nunca le sea robado. Con todo esto podía vivir con mucha tranquilidad.

Así gracia a la intervención de Oshun el dinero que Owolabi tenia amarrado; comienza a circular por todo el mundo y en la tierra, ya las personas no pasaron más miserias.

Relación entre Pomba Gira y Exu

Como se ha indicado durante el desarrollo de nuestro artículo Exu, es una de las denominaciones que se le da al Orisha Eshú, que es aquel que todo lo ve y se encuentra además en todas partes. Siendo una nombre que es usualmente empleado dentro de los culto propios de la religión Yoruba, y que especialmente destaca en la Quimbada, o relacionado con sus curanderos.

Siendo Exu la representación masculina de Eshú, dentro del culto, en tanto que Pompa Gira, representa su representación femenina. Contando ambos con la capacidad de poder ver y apreciar todo lo que está presente en el mundo, sirviendo de tal manera tanto en el plano astral como en el material, de las cosas presentes en la tierra.

Es Exu el encargado de cuidar las riquezas, almas perdidas y de proteger por el cuidado y el resguardo de todos sus devotos. Controlando para el ello el Karma de cada uno, colocándoles en su camino tentaciones, con la finalidad de que le sirvan como escarmiento, y de esta manera todos los que se salgan de su camino, vuelvan a él, corriendo con ello todas las fallas y errores que hayan cometido.

Estos dos orishas Exu y Pomba Gira, tienen el papel de guías de todas las personas que se inician en la Quimbanda, que en caso del culto Yoruba, son siempre asignados por los Sacerdotes calificado para ello. Que también son denominados como Quimbanda, dentro de esta religión.

Por tanto Exu es considerado como la representación masculina, en tanto que Pomba Gira, es su representación femenina. Por tal motivo cada uno de los Exu tiene ya acompañado a él, una determinada Pomba Gira, que le es asociada.

Considerándose de esta manera a Pomba gira como una deidad, que representa la fertilidad y sexualidad, siempre presente en las mujeres. Motivo por el cual su imagen suele ser representada por figuras femeninas de exuberante bellezas, y con algunas partes de su cuerpo descubiertas, especialmente su pecho.

Pomba gira, cuenta con todas las funciones propias de Exu, por tal motivo, posee poderes y muchas características que están asociadas al mundo terrenal, con una forma de ser relajada y que está libre de todo tipo de inhibiciones, con un espíritu que es además travieso.

Pero siempre considerando que nunca su comportamiento llega a ser obsceno, pues son seres donde se trata de exaltar los aspectos más característicos de la feminidad de la mujer. Siendo esta deidad denominada Pomba Gira, una Orisha que debe ser tratada con respecto y atendida adecuadamente.

Cuando sus devotos acuden ante ella con la finalidad de que les ayude en el cumplimiento de alguna solicitud o favor; deben realizarle ofrendas, y atenderla adecuadamente, según sus propios gustos. Por tal motivo suelen realizarle altares con velas de un determinado color y en los cuales le ofrecen varios tipos de licores, sin dejar de darle aguardiente o el vino tinto que suele ser de su agrado.

Esta es una deidad a la cual suelen dirigírsele oraciones con la finalidad de recuperar el amor de alguna persona o pareja, aunque también le realizan rituales de amarres de amor, para evitar que su ser amado se aleje.

Pero siempre considerando que este tipo de trabajo de amarres es efectivo y fuerte, con los cuales nunca se debe jugar, ya que pueden traer consecuencias negativas, especialmente cuando son realizados con magia negra.

Para nuestro caso lo que nos interesa es dejarles una oración que pueda ser dedicada a Pomba Gira, con la finalidad de que esta Orisha, escuche sus ruegos y les ayude a recuperar cualquier amor que hayan perdido o se haya alejado de ustedes.

Oración a Pomba Gira para el Amor

Yo (Debe decir su nombre) en este momento y lugar te invoco

Diosa Pomba Gira, para que me brindes tu ayuda,

Y que con ella pueda recuperar a un amor que me ha dejado,

Un amor que se ha alejado de mi lado,

Yo te invoco y junto a ti, a todos los elementos de la naturaleza,

Tierra, aire, agua y fuego para que con ellos y tu poder,

Pueda traer a mi lado a (Nombre de su amado) y que ya no se aleje,

Que venga a mi arrepentido, que se una a mi alma,

Y que podamos los dos llenarnos de alegría y amor compartido,

Pomba Gira a ti te suplico, y pido que el alma y corazón,

De mi amado sean siempre míos,

Con tu gran poder de mujer seductora, atrápalo para mí,

Permíteme se la mujer que él siempre quiso,

Que para él no exista nadie más atractivo a sus ojos,

Y que las esposas del amor lo encadenen a mí,

Que ya no vuelva nunca más a soltarse de mí,

Eshú

Yo te pido mi grandiosa señora, que el amor de (Nombre del amado)

Sea solo para mí, por siempre y para siempre,

Que solo yo le pueda gobernar,

Que nunca más dude de mi amor,

y que siempre sus sentimiento hacia mi crezcan,

Que solo desea siempre mi cuerpo, el que yo le entrego en todo mí ser,

Te pido mi señora Pomba Gira, que me concedas el poder de amar,

Para que mi amado (Nombre del amado) este siempre junto a mí,

Te suplico y te imploro de rodillas ante ti, mi venerada diosa,

Que me permitas recupera el amor de (Nombre del amado),

Para que sus días y los míos terminen juntos,

Cuando nos llegue el momento de abandonar el plano terrenal,

Y subir al espiritual, donde siempre estaremos a tu lado.

Este es una oración que se debe realizar frente a un imagen a representación de la deidad Pomba Gira, realizada preferiblemente de rodillas, y encendiéndole una vela de cualquier color, mientras se pronuncia la misma; que debe ser recitada además con mucha fe y devoción para que sus ruegos sean escuchados.

Conclusiones

Para finalizar el recorrido por el presente artículo vamos a realizar en forma resumida algunas consideraciones sobre Eshú, ya que cuando la gente generalmente se pregunta quién es, muchos indican que es la representación de todo lo negativo que les ocurre a las personas.

Pues se considera que es la deidad que todo lo ve y él que está presente en todas partes, pero que le presenta tentaciones a las personas con la finalidad de que puedan aprender de sus errores, y que con ello al salirse del camino que les tiene trazado su destino, puedan volver adecuadamente a él, una vez que corrijan los errores cometidos.

Por ello se considera que Eshú es el mensajero de Orúnmila, y que es una deidad representada por una imagen que es cargada y consagrada de forma exclusiva por los Babalawos, mediante algunos elementos y rituales, y que posteriormente entregan a los iniciados en el culto, con la finalidad de que le realicen ofrendas y mantengan bien atendido a su Orisha.

Eshú

En general se puede decir que el trabajo de Eshú es fiscalizar las acciones cometidas por las personas durante el desarrollo de toda su vida, imponiéndoles castigos que están representados por los obstáculos que se les presentan durante el recorrido de su camino.

(Visited 7.365 times, 16 visits today)
Categorías Yoruba

Deja un comentario