Descubre todo sobre Belcebú, el Señor de las Moscas

Belcebú, el señor delas moscas, una figura perteneciente a la mitología Hebrea, que por medio de este artículo podrás conocer, en todos los aspecto que rodean a esta polémica divinidad filistea, no te lo pierdas ya que es considerada una deidad peligrosa y maligna, que se debe conocer para estar prevenido de su presencia e influencia en el mundo.

Belcebú

Introducción

Belcebú o como también se le conoce Beelzebub, era una de las divinidades filisteas, representante de los ejércitos hebreos, cuyo nombre debido a su composición de “Ba´al Zvuev”, tenía como significado El señor de las Moscas. Pero que además está asociado con las tinieblas, con él que existe pero no se nombra, o el mismo demonio.

Una ser que forma parte de la mitología hebrea, que se ha formado de narraciones de tipo sagrado y que han sido tradicionales que forman parte de la cultura religiosa judía. Contempla muchas de sus creencias dentro del Tanaj que es la Biblia hebrea, donde están los fundamentos de su religión y toda la información sobre la creación del mundo.

En este Tanaj, se contemplan los hechos mediante los cuales se ha formado el estado hebreo, su esclavitud, las intervenciones de dios denominado Yahveh, los mandamientos, leyes, los rituales y todos los milagros que se contemplan dentro de la escrituras del Torah, que contiene las leyes y patrimonios hebreos. (Les recomendamos leer el artículos sobre Centella Ndoki)

Dentro de todo lo que es el relato bíblico, se considera a Belcebú, con diferentes nombres pero con apariencia de tipo colosal, con su rostro redondo, y cuya corona está formada por una cinta de fuego, que posee cuernos y es de aspecto amenazante, peludo y con alas similares a las del murciélago.

En la literatura cristiana se le conoce como el Príncipe de los demonios; siendo para los hebreos representado como una deidad que es ajena y que generalmente tiene una forma maligna, y es símbolo de la tentación para que los seres humanos cometan pecados; lo cual realiza constantemente.

Pero también en lo que se conoce como la tradición judeocristiana, se presentan personificaciones como las del demonio del dinero, denominado Mammón o el que produce los olores fétidos, conocido como Belial.

Belcebú

En nuestro artículo, les daremos a conocer todo sobre Belcebú, la deidad, que es sumamente peligrosa y considerada como bastante perjudicial, pues está dotada de maldad. Esta es una realidad que ha existido en el mundo, desde que se originó como tal. Contando por ello siempre con la presencia de lo bueno y lo malo, y las creencias mitológicas lo dan a conocer.

Belcebú es un ser que puede influir negativamente en la vida de todos los seres humanos, siendo bastante perjudicial, pues puede llevar a muchos por el camino de la maldad y todo ello con la finalidad de alcanzar sus oscuros designios; por ello te invitamos a conocer adecuadamente a este príncipe de las tinieblas. (Pueden ver también el artículo sobre Elegua de la Religión Yoruba)

Origen de Belcebú

Cuando se estudia la historia en cuanto al origen de Belcebú, encontramos que el formaba parte de los ángeles; siendo por ello parte de la conocida Corte Angelical. Siendo considerado como poseedor de un alto grado de malicia, que es uno de los demonios más grandes, que se originó luego de ser expulsado de los cielos donde era ángel.

En aquel entonces fueron tres los expulsados a saber, Belcebú, Lucifer y Leviatán; siendo luego del ello conocidos como los ángeles caídos. Y formando entonces una falsa trinidad, que tenía un origen pagano y fue propagada por la mayoría de las religiones del mundo.

Se considera que Belcebú es una deidad que tiene su nacimiento en la ciudad filistea de Ecrón, donde suele ser comparado con el propio Satanás, ya que es el segundo de los demonios, pues precisamente es el propio Belcebú y que sigue en autoridad luego de Satanás.

Belcebú

Esto ha ocasionado que la mayoría de los pactos considerados de tipo satánicos, desde tiempos muy remotos han sido realizados con él, donde los seres humanos caen en la tentación y los realizan como es el caso de los pobladores de la antigua Babilonia, Fenicia, los Minoicos, los Celtas, culturas como la de los Dohomeyas, Mixtecas, Mayas, los representante Aztecas, Toltecas e incluso por propios Egipcios.

Y no fueron todos pues los documentos históricos revelan que los pueblos Acadios, Chinos, Prerromanos, Judíos e Indios, también solían realizar este tipo de pactos con el príncipe de los Infiernos. Siendo plasmada la primero posesión demoníaca entre el 1565 y 1566.

Motivo por el cual se dejó evidencia de que Belcebú fue expulsado de los cielos, tras comandar una rebelión, lo cual le llevo a ser retirado como ángel de forma repentina y agresiva.

Belcebú es muy solicitado en los casos de brujería, por ello está relacionado con las posesiones y con la presencia de brujas como las de Salem. Por ello es considerado como un demonio peligroso que se encuentra en el infierno, dotado de mucha malicia y gran poder destructivo.

¿Quién es?

Este el nombre que se le ha dado para designar al Diablo, siendo considerado como uno de los siete príncipes que gobiernan el territorio de los infiernos y que dentro de lo que es el Diccionario Infernal, ha sido considerado como el señor de las moscas o también como el señor de la vivienda.

De él se cuenta en el testamento de Salomón, que antes era un ángel asociado a la estrella Hesperus, que era el nombre del planeta venus, que era considerada la estrella de la tarde. Luego se le considero simplemente como Lucifer, quién pretende causar la destrucción, dominando para ello a los tiranos.

El busca que los demonios sean adorados entre todos los hombres y que además los sacerdotes caigan ante la lujuria; busca provocar los celos, las rivalidades y los asesinatos y en general causa todo tipo de males que puedan llevar a las personas a tener un guerra.

Este es un ser que se encuentra contemplado incluso en el Nuevo Testamento donde por ejemplo en Marcos 3:22, se encuentran testimonios donde se señala al propio Jesús de expulsar a los demonios, haciendo referencia al poder de Belcebú, el príncipe de los demonios, no obstante que en estos escritos es identificado como Beelzeboul.

Belcebú

En los testimonios de la demología Cristiana y en lo relacionado con el ocultismo, está considerado Belcebú como una representación de alta jerarquía en el Infierno, dirigente además de una revuelta contra el diablo, siendo el lugarteniente de Lucifer; quién era considerado el emperador del todo el Infierno y presidente de lo Orden de la Mosca.

Siendo por otro lado considerado por Sebastien Michaelis, exorcista en el siglo XVII, uno de los tres ángeles caídos más destacados, donde los otros eran Lucifer y Leviatán. Pero en otras obras históricas posteriores le colocan formado parte de una trinidad satánica, junto con Lucifer y Astaroth.

Lo cierto es que Belcebú ha sido considerado el responsable de muchas posiciones demoníacas a través de las historia, como es el caso de la hermana de Demandolx de la Palud, siendo nombrado en muchos de los eventos acaecidos en Salem, ciudad de Massachusetts, en los Estados Unidos; donde su nombre salía a relucir en varios juicios.

En concreto cuando nos preguntamos quién es Belcebú, se puede decir que es uno de los príncipes del Infierno, que representa el pecado capital de la Gula y es quién comanda a las sesenta y seis legiones de demonios. (Ver también Asmodeo)

¿Cómo es Belcebú?

El nombre de Belcebú ha sido considerado además como el Señor de las Moscas, lo cual dentro del pueblo hebreo es considerado como una burla hacia todos los ídolos demoníacas que además suelen ser enemigos del hombre. Siendo distinguido con este nombre, pues los templos dedicado a él, generalmente se encontraban rodeados de moscas, que buscaban la carne de las ofrenda, una vez que se podrían.

Pero con esta identificación también se le adjudican características de blasfemia e infamia. Pues es la presentación de la traición, del pecado, maldad y además es símbolo de elementos denigrantes aún para todos aquellos que le invocan y alaban; pues solo son personas que buscan hacer el mal a otras personas.

En cuanto a la apariencia de este ser maligno, suele ser bastante aterradora; pero se puede decir que no es igual en todos los casos, pues se le presenta en alguno con forma humana, otros le consideran como un perro o rana, e incluso una combinación de las tres. Pero se puede considerar que a nivel general su apariencia es representada con una imagen formada por la combinación de varios animales.

belcebú

Esta imagen es presentada con tres cabezas, que son de rana, gato y humana, con una corona de fuego. Y esto no es por gusto, sino por el hecho de que cada cabeza alberga un significado. Por ejemplo la de gato es simbolismo de los guardianes del inframundo. Luego la de rana, significa el cambio de querubín o ángel a demonio; en tanto que la humana es su jerarquía de príncipe de las tinieblas y sus influencia sobre los hombres.

Este es un demonio que ha sido representado con gran variedad de imágenes, pero en todas ellas se muestran sus terribles energías negativas, un rostro hinchado por la maldad, donde suelen colocarle cuernos en la cabeza, con la piel oscura, una cola, alas de murciélago, con pelos y una corona de fuego.

Siendo siempre su apariencia terrorífica, llena de maldad y temida por todos los seres humanos, pues solo inspira cosas negativas y atrae el pecado y las dificultades en todos aquellos que sucumben ante su poder.

Relación Jesús y Belcebú

Cuando se leen los relatos de la Biblia, y aún dentro de muchos de los documentos del cristianismo, se encuentra que es precisamente Jesús quien echó a un demonio, y este es considerado como Belcebú. Se establece en Mateo 12:24 y en Lucas 11:19, que son pasaje de la propia Biblia que contemplan este hecho.

Donde citas textuales expresan:

“Y si yo echo fuera demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan fuera vuestros hijos? Por consiguiente, ellos serán vuestros jueces.”

Pues Jesús tenía que poner en orden los cielos, y echar fuera de ellos a los ángeles que no eran merecedores de estar en ellos, destruyendo su poder al desterrarlo. Y afirmando que cada pecador es el que alimenta con su corazón el palacio del Diablo, que es donde habita y gobierna, o sea, en el infierno.

Cuando Jesús le expulsa, Belcebú se convierte en una fuerza demoníaca, en una gran amenaza y peligro en contra de los cielos. Pues es un ser que no solo traicionó a toda la corte angelical, sino que además tiene gran facilidad para dominar a todas las almas y mente que se consideran puras, convirtiéndolas y manejándolas a su antojo.

Belcebú

Príncipes del Infierno

Cuando los ángeles caídos fueron desterrados de los cielos, a ellos se les dio como castigo, el tener que vivir encerados en cavernas tenebrosas, que están formadas por el Infierno, y son el símbolo de la maldad, que no pudo ser perdonada por Dios. Estos se convirtieron por ello en demonios que gobierna el reino de los infierno, y son pecadores que conoceremos a continuación.

Lucifer: Solía ser uno de los ángeles más hermosos, lleno de luz, representante de los astros. Pero que tenía mucha soberbia y por ello se rebela contra Dios, siendo denominado como Satanás, Lucifer o Luzbel. El provoco una guerra angelical, que fue vencida luego que el Arcángel Miguel le enfrenta con la ayuda de la mano de Dios, y en castigo, este ángel es exiliado y condenado a vivir eternamente en el Infierno.

Belcebú: Siendo este demonio el que consideramos dentro de nuestro artículo, es uno de los principales ángeles caídos envueltos en la rebelión en los cielos, junto con Lucifer, siendo además muy antiguo. Que para la religión cristiana ha sido denominado como el amo de la inmundicia o el amo del Infierno; pero también conocido como El Señor de las Moscas.  (Te recomendamos leer los Símbolos del Budismo)

Belcebú

Mammón: Es otro de los siete príncipes del infierno, siendo quien es considerado como el que controla la avaricia, el materialismos y todos los elementos que promueven la codicia en las personas. El cual además disfruta con satisfacción, el separar a los ricos de los pobres, tiene sed de dinero al igual que de ser el que domina el poder.

Es un demonio contemplado aún durante la edad media, dejando con su existencia una serie de mitos y leyendas, donde lo ubican en una curva, desde la cual observa al mundo con sus innumerables riquezas, con la finalidad de hacerlos pecadores y sus esclavos, mediante el dinero como incentivo.

Este demonio es el que hace que muchas personas actúen con pereza, sientan desidia o conformismo por la vida, y sean seres que viven con apatía y mediocridad; siendo avaras y consumistas, dejándose en todo momento dominar por la sed de dinero.

Belcebú

Leviatán: Un demonio identificado con los océanos, siendo muy fuerte cuando posee a cualquier persona; tanto es así que muchos le han considerado como el mismo satanás, él es otro de los siete príncipes infernales, pero considerado como acuático.

El profeta Isaías dio tres formas diferentes a este demonio, las cuales son como Dragón cuando está en el mar, como Serpiente, en la vida antigua o como Amo de todos los Demonios del Océano.

Este demonio es la representación del pecado capital de la envidia, lo cual es algo que promueve entre los seres humanos, como un elemento para atraer seguidores dentro de los pecadores que forman parte del infierno.

Amón: Se manifiesta que este es un demonio descendiente directo del propio Lucifer, y con ello mantiene encendida en todo momento la ira encendida entre los humanos; comandando además una legión representada por cuarenta demonios, con apariencia probablemente hermosa, pero siendo seco, muy frío e infernal.

Los egipcios lo representaban con Amón Ra, aunque no guarda ninguna relación con este, solo de nombre. Y es por ello el símbolo de la muerte, pues es la ira la que conduce la mano de los asesinos.

Asmodeo: Es un demonio que está asociado con el pecado capital de la Lujuria, siendo el encargado de promover entre los humanos los hechos de infidelidad y el propio erotismo. Es aquel que vicia los deseos sexuales y que era considerado dentro de la corte angelical, en la Orden de los Tronos y ahora es uno de los siete demonios encargado de conducir a la lujuria.

Belfegor: Este es otro de los siete príncipes demoníacos, que es en este caso símbolo de la pereza, representando este elemento como otro pecado capital del cual son susceptibles los humanos. Siendo ejemplo de ello el camino fácil y falto de ética, que son tomados pare tener resultados favorables en la vida.

Las personas influenciadas por este demonio están llenos de pereza y de las conductas que esta aptitud desencadena, siendo personas conformistas, con pocos deseos de crecimiento y los cuales no logran avanzar en su vida.

Son seres que representan viveza y seres que a pesar de contar con mucha inteligencia, realizan acciones poco éticas o moral, con la finalidad de perjudicar a otros, como es por el ejemplo el caso de los que realizan las estafas. Suele ser representado de forma corpulenta, gran nariz, barba larga, cuernos, pies y garras de lobo y apariencia de anciano.

Invocación

Generalmente suele ser invocados los demonios para cometer actos malignos, pues ellos son bastante peligrosos y sus rituales en tal sentido son delicados. Siendo necesario estar completamente dispuestos, y tener la mente abierta. Pues estos actos de invocaciones puede traer muchas situaciones que son difíciles de controlar.

Se aconseja siempre no jugar con esto, pues ha sido lo forma con la cual se han atrapado a muchos incautos, para poseer con ellos sus almas, y luego de los cual es necesario la realización de un exorcismo para poder liberarlas.

No obstante, una vez considerado y advertido lo anterior, les dejamos una invocación a manera de ejemplo y como parte de la cultura general, en cuanto a la invocación que se le hace a Belcebú. (Te recomendamos conocer a Lucero Mundo en este artículo)

Frase de Invocación

“Yo te conjuro Belcebú; y te exhorto en nombre de Lucifer y satanás,

Por todo el poder que tienen y como el homenaje que se les debe,

Y con ello, exhorto también a la triple corona de la cabeza de Cerbero

En el nombre de Estigia y Fegitón, con su compañero

Y diablo mayordomo Baranter,

Que seas el que atormente y castigue a este desobediente demonio,

Hasta que le hagas aparecer ante mí,

Para que obedezca mi voluntad y de doblegue a mis órdenes,

Para cualquier cosa que le exhorte o le ordene,

Fiat, Fiat, Fiat”.

Este es un tipo de invocación que es realizada mediante el uso de un sello que el acompañado para ello, y debe esta oculta de la vista de los demás. El cual es un símbolo que representa la invocación demoníaca efectuada, y con él se está sellado un pacto con el príncipe del infierno. Por ello se recomiendo precaución, utilizando este contenido solo, como conocimiento de cultura general.

Importancia de Belcebú

Es necesario conocer ampliamente quién es Belcebú, para poder estar con ello consciente de las energías negativas que él representa, y la cuales rodean toda la vida de los seres humanos. Con ello estaremos en capacidad de distinguir lo bueno y lo malo. Evitando además ser víctimas del ataque de este tipo de entidades, que sol buscar crear conflictos entre las personas.

Este es un demonio que busca crear entre los hombres problemas y consecuencias, siempre a su favor, pues con ello aumenta el número de los pecadores, que engrosaran las filas de los moradores en el infierno. Su presencia no es admitida por muchas religiones, y es la causante de muertes, exorcismos y todas aquellas manifestaciones que son consideradas como paranormales, y que suelen traer consecuencias graves a la vida de una persona.

Debemos estar claros en el hecho de que Belcebú es un ángel caído, desterrado por Dios de los cielos, y por tal motivo, del solo se puede esperar maldad, infamia y toda una serie de energías negativas que le suelen acompañar; el seguirlo representa, seguir los lineamento de los principios infernales, que solo son propios de los demonios.

Y a los cuales se exponen los humanos, cuando se dejan caer en la tentación de los pecados capitales ofrecidos por estas entidades. Belcebú ha inspirado la creación de películas como en la denominada como “el señor de las moscas, basada en un libro de Willian Golding del 1954.

Todo esto ha sido considerado como clásicos literarios dejados para la historia cultural de la humanidad, y que se ha empleado en la creación de muchas otras obras de terror.

Pero siempre como elementos para dar a conocer a las personas, que existe el mal, el cual es siempre derrotado por la presencia, del bien, tal como lo hizo Dios cuando le expulso de la Corte Celestial.

Curiosidades

Belcebú es un príncipe del infierno, que tiene muchas cosas de que hablar en cuanto a él, algunas de las cuales no hemos mencionado, motivo por el cual lo vamos a considerar de forma resumida, mediante una serie de curiosidades que nos permitan conocer adecuadamente a esta deidad infernal.

  • Se considera que a este demonio le atraen mucho las mujeres, por las cuales siente mucha pasión.
  • Está relacionado con otros ángeles caídos, considerados por ello como demonios como es el caso de Samael.
  • Tal como se ha indicado, ocupa el segundo puesto dentro de los siete demonios del infierno, y por ello siente mucho respeto por el propio Lucifer, que es considerado el primero de esta corte satánica.
  • Las religiones del mundo, suelen considerar de diferentes formas a este demonio.

  • Es un ser malo, lleno de resentimientos, egoísmo, ego y con mucha codicia; motivo por el cual busca siempre pecadores, para aumentar sus devotos.
  • Cuando se dio la rebelión en los cielos, él fue líder de ella y fue uno de los primero en seguir a Lucifer.
  • Se le da el nombre en forma de burla por parte de los hebreos, pues su templo se llenaba de moscas a causa de la carne putrefacta de la ofrenda y ellos le bautizaron como El Señor de Las Moscas.
  • Los hebreos demonizaban a las creencias que deseaban combatir, por ello dieron nombre a Belcebú.
  • Es nombrado en muchas de las escrituras antiguas, como hemos indicado incluso en el Antiguo y Nuevo Testamento de la Biblia.
  • Este demonio posee además un libro relacionado con él, el cual es denominado La biblia Satánica.

Conclusiones

Belcebú es considerado uno de los siete príncipes del infierno, que está contemplado dentro de la Biblia como un demonio, a que suelen darse diferentes nombres, que son dados en función de las manifestaciones de su maldad, y que además está representado por las tentaciones a cometer pecado capital por parte de los seres humanos.

Pues es el considerado como sinónimo del pecado capital de la Gula, siendo representado por el apetito desmedido de las personas, cuando suelen comer y beber de forma excesiva, y sin justificación. Un querubín en el antaño, que perdió su categoría y comenzó a formar parte de los demonios, que siguen al propio Lucifer.

De apariencia variable, pero en todas ellas espantoso, que infunde miedo y temor en quien le observa, ya que es símbolo de maldad pura; no obstante que algunos consideran que por ser un demonio de naturaleza espiritual, no tiene apariencia física propia, pero representa un dios falso, que está asociado además con el orgullo, y es precisamente el acusado en los casos de exorcismo.

Motivo por el cual la personas se deben cuidar de su maligna influencia, ya que puede poseerlas, con la finalidad de convertirlas en pecadores. Siendo un espíritu considerado por muchas culturas religiosas, pero representando en todas ellas el mal y por tal motivo, está sujeto a reflexiones y pensamientos, con respecto a los que debe ser la forma de actuar del bien contra la influencia del mal.

En este sentido hemos escogido unas frases que les dejaremos a manera de reflexión sobre Belcebú y su influencia sobre los seres humanos.

“El diablo hará todo lo posible para que te sientas cómodo en tu ignorancia”. Sunday Adelaja.

“Los éxitos del diablo son más grandes cuando aparece con el nombre de Dios en sus labios”. Mahatma Gandhi.

“Cuando llegan los ángeles, los diablos se van”. Proverbio egipcio.

(Visited 4.571 times, 1 visits today)
Categorías Hebrea

Deja un comentario