Descubre que es un Sermón Expositivo

Un Sermón Expositivo es cuando  tomas como texto un largo pasaje bíblico realizas un análisis comparativo sobre el pasaje con un caso de  la vida real. Investigas, comprendes el pasaje bíblico y lo llevas a los feligreses  en tu púlpito como una enseñanza. Para estructurar tu ponencia debes leer o tomar como referencia  varios pasajes el anterior y posterior, organizas tu exposición y descubres antes tus  feligreses el Sermón expositivo.

sermon expositivo -2

¿Descubre qué es un Sermón Expositivo?

Entendemos por Sermón Expositivo tomar la esencia de  un pasaje de las  Escrituras Bíblicas, con una lectura profunda y amena lo transformas  en el tema principal del Sermón y lo adaptas a estos tiempos. Interpretado de  otra forma, un Sermón Expositivo explica la  representación  de un pasaje de la Escritura y muestra su importancia  para desenvolverse en el día a día de la vida de los asistentes. Eso es simplemente el Sermón Expositivo.

Esto representa  que en un Sermón Expositivo:

Es importante la  preparación, instrucción, leer, leer, y trabajar, escribir,preparar todos los detalles  colocar en una lista de chequeo todos los factores que nos interesa que nuestros feligreses deben entender y aparte debemos sentirnos en todo momento convencidos de  que la información que vamos a entregar es real, no debemos lanzar flechas antes de enfrentarse a  su público, tomar en cuenta la historia, incluso dramatizar si es necesario frente a un espejo antes y practicar nuestro discurso, a continuación te  entregamos 5 punto que debemos tener presentes:

  1. Requiere no orientarse  estrictamente en un versículo o dos.
  2. No es preciso conclusiones o extraer el significado del pasaje complejos o antecedentes históricos sin intención.
  3. Sin  ser desabrido, sin esencia o distante de la vida de los oyentes.
  4. Desorientar el centro importante de un pasaje con cualquier aplicación justa  de ese pasaje (es decir, utiliza un versículo para decir lo que tú quieres informar).
  5. En cambio , debe tomar un pasaje pequeño, mediano o grande de las Escrituras y demostrar la parte dramática, importante es la parte fuerte de un pasaje para el mundo en el que vives.mundo en el que vives. 

Recomendaciones para organizar un Sermón Expositivo

Si deseas gestar o desarrollar tu discurso o sermón, siempre debes buscar un tema actualizado no hablar sobre los mismos contenidos anteriores. La Táctica  es   ubicar  versículos  para apoyar tus ideas.  Apóyate en  diferentes cantidades de  textos desde el púlpito, pero solo con la  intención  de respaldar  la idea que quieras que  visualicen los oyentes. Siempre que prediques y tengas una nueva invitación a  otra Iglesia es  factible  que  consideres que no tiene temas  nuevos.

Solo debes mirar a tu alrededor y enseguida vas a  conseguir un tema actualizado que te apoyaras con los texto e incluso puedes hacerlo de  forma tal que tus oyentes les cause alegría tu método de predicar.Puedes cursar clases de homilética para aprender sobre el Sermón Expositivo, en la cual el exponente se ancla únicamente en un determinado pasaje bíblico.

En su defecto de  no usar el púlpito como un lugar para dar a dar tus opiniones espirituales; comienza a verlo como un gran sitio sagrado desde el cual se expone la Palabra de Dios versículo por versículo.Ahora, vamos a  aprender diez pasos  que se  desarrollan para predicar sobrescritos en  un texto de forma Expositiva.

Eleva plegarias

Una  oración debe ir de la mano  en cada paso de la planificación del sermón. Es fundamental  mantener un espíritu de oración: sea en el púlpito, o cuando ya no estamos  en él. En las palabras de Martyn Lloyd-Jones, “La oración es vital para el predicador. Lee las biografías y autobiografías de los más grandes predicadores a lo largo de los siglos y hallarás que esta fue la gran característica de sus vidas.

Ellos vivieron como  grandes hombres en oración y dedicaron una considerable parte de su vida  a la oración”.[1] También hay que interceder por las personas que van a ser nuestros oyentes  el mensaje: “Señor, alumbra su entendimiento, abre sus ojos y oídos para que vean maravillas en tu Palabra”.

Revisa unas  cuantas veces  el texto

Es necesario leer el texto que vamos a preparar unas  cuantas  veces, hasta que ya lo hayas  internalizado o  haberlo memorizado. Además del entorno inmediato, debemos   fijarnos muy  atentamente en los artículos anteriores y posteriores del pasaje. No podemos predicar sobre Romanos 4 sin leer Romanos 1 y Romanos 2. Sin esta lectura más completa, la meta es  muy cuesta arriba seguir coherentemente el  pensamiento del autor.

sermon expositivo -3

Considera el estilo literario

Muy importante es  ser consciente  de la clase literaria del libro. ¿Es Un libro es  histórico, con orden cronológico?  O poético como los Salmos o sapiencial como Eclesiásticos o doctrinal como las epístolas? Saber el estilo, género, clase  literaria nos apoya  a entender y explicar mejor los pasajes de los mismos. Es imposible, por ejemplo, entender la literatura apocalíptica ni la literatura poética de la misma forma que los textos con relato.

Siempre en una  exposición, conversando resulta muy simple  y sin riesgo a equivocarnos  predicar sobre una carta doctrinal que sobre un texto poético ya que las cartas  doctrinales suelen ser mucho más básicas  y muy poco  simbólicas.

Analiza  el entorno histórico

No podemos entender, es prácticamente imposible saber la profundidad de diversas partes de la Biblia sin tomar en cuenta el contexto histórico en el que fueron escritas. Duvall y Hays lo explican así: “El contexto histórico y cultural tiene relación con casi cualquier cosa fuera del texto que sea de ayuda para entender su sentido (por ejemplo, cómo era la vida de los israelitas mientras deambulaban por el desierto, qué es lo que creían los fariseos respecto a la celebración del Sabat, dónde estaba Pablo cuando escribió la epístola a los Filipenses).”

Es necesario conocer y ser  muy exigentes  en saber  la identidad del autor del libro para entender cómo analizaba y razonaba, para quién y por qué estaba escribiendo, diagnosticar prácticamente quienes eran sus seguidores u oyentes. Esto explicará varias  características  distintivos y atributos particulares del libro. Si realizamos un cuadro comparativo del Evangelio de Marcos con el de Mateo, notamos cómo Marcos resalta el dinamismo y la  autoridad  de Jesús a lo largo de su libro ya que fue  dirigido a los romanos.

En cuanto  a Mateo se encargó  enfáticamente  por cómo Jesús iba cumpliendo la ley judía a la perfección porque escribía para los judíos convertidos al cristianismo. Indiscutiblemente  todos estos datos producen una lectura más sustanciosa  del libro  del Evangelio en cuestión.

sermon expositivo -5

Examina  la idea central y la gramática cuidadosamente

Si  analizas, conoces bien el texto, te resultará más fácil discernir la idea principal y las ideas subordinadas que te  entregan  en tu pasaje. Siempre  en todos los párrafos, las palabras más importante que consideramos  en cualquier versículo bíblico son los verbos. Se debe prestar atención a los adjetivos, los sustantivos, los adverbios y las conjunciones también; pero la orientación  del versículo suele encontrarse en sus verbos. “De tal manera amó Dios al mundo que dio su Hijo unigénito…” (Jn. 3:16).

Es una gran  idea escribir los versículos en una lámina ,  siempre  realizando un bosquejo , colocando la idea principal arriba y las ideas subordinadas abajo  subrayando con colores, usando líneas, destacando con  flechas, o simplemente colocando en corchetes, llaves y dibujos, bien delineados, colores llamativos, que visualmente el feligrés pueda trasladarse a la imagen y sentirse dentro de  ella,exponerla de tal forma que no quede duda del mensaje que queremos llevar.

Enlaza  tu pasaje con la teología bíblica

Un libro está formado por cada parte o texto, pero también tiene un lugar en la historia de la salvación. Son una serie de  historias conectada entre sí. Siempre es  provechoso  conectar el texto que estamos estudiando con Jesucristo. En algunos casos el texto  nos hablará explícitamente de Cristo, por esta razón, no hará falta añadir este paso; pero en otros libros donde no se menciona al Señor, hay que pensar en cómo se relaciona este pasaje a Jesucristo (sin transformar el texto, por ende).

Evolución de  un bosquejo

Ahora tenemos muy claro cuáles son las ideas importantes del proyecto, básicamente las  ideas claves de nuestro texto.El bosquejo nos  ayuda a la hora de  predicar en el culto nuestra enseñanza. Muchos predicadores realizan sus   sermones actuales en  diferentes  direcciones  incoherentemente sin un orden ni objetivo claro, al finalizar el mensaje el objetivo no se  logra por que  los oyentes o participantes no entendieron absolutamente nada, ninguna persona logro hacerle seguimiento al expositor..

La  congregación no estaba distraída simplemente el orador no estaba preparado. Esto trae como consecuencia que se  pierda completamente él interés del mensaje que se  quería expresar lamentablemente por la falta de preparación de parte del predicador dio como resultado una  desorientación en masa. Podemos hacer un maravilloso estudio literario, histórico y gramatical, pero si no estructuramos bien nuestros pensamientos, nuestros oyentes van a escaparse de la reunión confundidos.

La meta del predicador debe ser que las personas  comprendan bien la  comunicación  para que cuando se vayan a su hogar, sepan con exactitud  de lo que quería hablar la Biblia. Es necesario siempre mantener la  atención del oyente, usar su parte sensorial para lograr enfocarlos en lo que deseamos transmitir. Colocar música al pasaje ayuda  a que las  personas  auditivas puedan anclar la información. Con las  laminas podemos llegar a los  visuales.

y si es  necesario y podemos conseguir texturas o artículos táctil que pasando de  una mano a otra ellos puedan afianzar específicamente las personas que sensorial mente son táctiles, aprenden agarrando un objeto, estas  son herramientas que nos  ayudarán a  hacer el Sermón Expositivo vivencial, mas atractivo  y logramos que todo el conjunto de feligreses se lleve el mensaje introyectado en sus conocimientos y no se  haya concretado sólo a pocas  personas asistentes.

Agrega ilustraciones y aplicaciones

Cuando estudias Homilética el profesor te dice: “Cada punto en tu sermón tiene que tener una verdad, una ilustración de esta verdad, y una aplicación de dicha verdad”.Cuando realizas una ilustración o dibujos le estas  dando un valor agregado a tu exposición porque aprenden visualmente y auditivamente. Cuando existen personas en la congregación filosóficas enseguida se  dan cuenta de la enseñanza adoctrinada ya que su mundo es un mundo conceptual.

Independientemente está comprobado científicamente que es más  fácil aprender con ilustraciones y es  una de  las  enseñanzas más usadas para que la mayoría aprenda  efectivamente rápido de acuerdo a su sentido visual.  Una ilustración que   demuestre una acción de  la cual estamos exponiendo en el sermón, al hablar sobre la doctrina de la justificación por la fe, es  conveniente  y viene bien la imagen de un juez declarando a un criminal justo porque otro paga la condena por él.

La Ilustración es importante para que el sermón no sea una simple charla bonita, es  la proclamación de la Palabra predicada a los corazones de nuestros oyentes.

Investigar otros libros

Una vez  que ha estudiado  el pasaje, vale la pena leer otras obras sobre el tema. Es factible  consultar un análisis bíblico, por ejemplo. Esta investigación incluso nos aportará excelentes  ideas que podríamos acoplar a nuestro  mensaje. Cada vez que vayas  a predicar sobre un tema, es  conveniente  leer  sobre dos o más de tus ponentes favoritos dos recomendados  expositores bíblicos muy leídos son –John Piper y John MacArthur- .

Ellos aportan ingeniosamente nuevos temas  y muchas veces, el Señor les usa para corregir ciertas definiciones  erradas  que había concluido de la lectura.

¡Exponer!

Ya tienes tu planificación realizada, no debes  darle más  larga a tu grandioso trabajo de  investigación solo espera a  que comience tu Sermón Expositivo que esperas? a que empiece la homilía y subir a predicar la gloriosa Palabra del Señor. Si estamos seguros que nos hemos afianzado únicamente al texto bíblico en nuestro tiempo de planificación, disfrutaremos de la Bendición de Dios al explicar Su Palabra, con buena explicación, disfrutaremos de la Bendición de Dios en nuestro discurso, Su Palabra ya que el Espíritu siempre respaldará las Escrituras que Él mismo inspiró.

Estaremos conscientes de que su poder siempre  nos acompaña e incluso experimentaremos cómo a veces el amado Señor nos va predicando a nosotros mismos mientras estamos allí arriba exponiendo Su Palabra. Estos son  inolvidables  momentos, y es  por lo que rezamos semana tras  semana  siempre rezar..Luego, bajaremos del púlpito, agradecidos al Señor, animados en el Espíritu y con mucha paz en el corazón hasta que volvamos a preparar el próximo Sermón Expositivo.

¿Cómo prepararte para predicar un Sermón Expositivo?

A todo expositor le toca predicar, pero ¿cómo saber qué tema o pasaje escoger? ¿Cómo saber la mejor manera de comunicar la Palabra de Dios? La predicación es una tarea demasiada importante como para dejarla en las manos de un simple hombre pecador, el expositor no puede preparar su Sermón sin primero preparar su propio corazón, reconociendo que él necesita las mismas buenas noticias que su congregación. De manera similar, el comunicador también debe ser disciplinado en su estudio de la Palabra y en los diferentes métodos de comunicarla.

Existen varios métodos de predicación, siendo dos los más populares: el sermón temático y el Sermón Expositivo. El sermón temático se desarrolla alrededor de un tema particular que el predicador quiere llevar a la congregación. Su uso es importante cuando el Espíritu de Dios nos ha mostrado una necesidad específica en la iglesia local que debe ser tratada con prontitud (ej. relaciones matrimoniales sanas, la doctrina de la salvación, etc.), o cuando estamos predicando de manera itinerante y solo estaremos ministrando a un grupo de hermanos por un par de días a la vez.

En este caso, buscamos pasajes bíblicos que apoyen y expandan en el tema en particular y montamos un bosquejo que nos ayude a resaltar los puntos principales que queremos traer. ¡Y es aquí donde nos podemos meter en problemas! Es de suma importancia que evitemos a toda costa imponer los puntos que vamos a traer y luego buscar textos o pasajes aislados que “refuercen” nuestra meta. El dicho “cada hereje tiene su texto” ¡ciertamente sale de esta práctica!

Si no somos cuidadosos en nuestra investigación y exposición del texto, terminaremos haciendo que la Biblia diga lo que nosotros queremos decir y no lo que el Espíritu dijo a través de ella. Por ello me inclino más por la predicación expositiva.La predicación Expositiva tiene como propósito proclamar, exponer, o enseñar el tema central de cada porción bíblica, dentro de su contexto histórico, gramatical y doctrinal. Para ello nos acercamos al texto bíblico sin ninguna agenda personal.

E intentamos interpretarlo estudiando su contexto histórico y lingüístico, así como su posición dentro de la historia de la salvación, ello para poder capturar su mensaje principal a la audiencia original.La idea es preguntarnos: ¿Quién escribió el texto? ¿A quién iba dirigido? ¿Qué ocurría en ese tiempo? ¿Cuál es la época bíblica-histórica en la que se escribió? ¿Cuál es el problema que se estaba tratando de resolver? ¿Cómo el Espíritu de Dios manejó el asunto?

Tan pronto descubrimos la intención original del texto, entonces vamos a contestar una serie de preguntas adicionales: ¿Cómo se relaciona el problema de esta gente con nuestra actualidad? ¿Estamos confrontando una situación similar en la congregación o la ciudad? ¿Qué le dijo el Espíritu a ellos? Como Dios es el mismo ayer, hoy y por lo siglos, ¿qué me está diciendo el Espíritu a mí hoy? ¿Cómo aplico el evangelio a mi situación actual? En síntesis, un bosquejo expositivo puede quedar de la siguiente manera:

  • Introducción
    • Oración por unción de Dios para el mensaje
    • Lectura del pasaje
    • Un avance del tema a tratar
  • El problema y la solución
    • Resumen del contexto histórico, cultural, y bíblico
    • Análisis del problema que está tratando el escritor
    • La prescripción del Espíritu para la solución del conflicto
  • La aplicación
    • Nuestra situación actual comparada
    • La prescripción bíblica del Espíritu para el día de hoy
    • Ejemplo o testimonio
  • Conclusión
    • Texto o pasaje de reflexión final
  • Resumen de los puntos principales y la solución de Dios.
    • Una invitación a aplicar la solución a nuestras vidas.

Oración de intercesión pastoral

Para mí, la parte más emocionante de este proceso es el tiempo de intercesión personal por las almas que serán impactadas con el mensaje. Es el momento donde nos rendimos a Dios, reconociendo que somos nada, que ninguna cosa podemos aportar, que nos es imposible tocar el alma de la gente, y que nos urge Su intervención. Después de todo el esfuerzo, las lecturas, el pensamiento, y las horas de preparación, nos damos plena cuenta:

Que solo hemos traído “cinco panes y dos peces”, los cuales apenas sirven para alimentarnos a nosotros mismos, pero jamás cubren la necesidad que tendremos de frente cuando nos paremos en el púlpito.Solo Dios puede tomar nuestra ofrenda sacrificial, bendecirla y multiplicarla para la nutrición de los que nos escuchan y para Su gloria. Ese día subimos al púlpito en plena certeza de que nada tenemos para suplir la gran necesidad de la congregación.

Pero que el que está con nosotros es infinitamente mayor que la suma de todos los problemas que tenemos sentados en las bancas.Tiendo a ver el ministerio de la predicación como el trabajo de un mesero de restaurante. Nuestra función no es preparar el menú ni la comida, sino solo llevar el plato ya servido desde la cocina hasta la mesa de los comensales. No podemos modificar ni adulterar la comida que transportamos, y nuestro manejo de la misma tiene que ser con muchísimo cuidado.

Asimismo no estamos autorizados a integrar nuestras ideas ni propósitos en el menú de Dios en su Palabra, sino que estamos expresamente llamados a manejar la Palabra de Dios con cuidado y respeto, sirviendo la sabiduría de Dios desde el texto bíblico al corazón de cada oyente. Dios es quien preparó la Palabra, y el que produce la salvación en el corazón.

Seamos fieles a nuestro llamado. Como le dijo Pablo a su fiel estudiante Timoteo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Ti. 2:15).

Si quiere conocer mas sobre oraciones y como rezar el rosario, haga click en estos enlaces:

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario