Rosario para los Difuntos (Miércoles y Domingos)

El Santo rosario para los difuntos, por lo general es muy extenso, por lo que en este blog vamos a mostrarte solamente los Misterios Gozosos, examínelo y estúdielo con detenimiento. Normalmente estos rosarios se rezan durante la velación y el novenario ante el cuerpo del difunto; continúa y conocerás como es y como rezar el rosario completo para difuntos.

Rosario para difuntos -3

Santo Rosario para los difuntos

El júbilo de la Madre es ver a todos sus hijos unidos en el Amor y que sean consolación e intercesión por sus hermanos. Es por ello que nuestra Santísima Madre intercede y  ruega con nosotros al Padre Nuestro, con su Hijo y el Espíritu Santo, ahora y en la hora de la muerte.

Es por esta razón que debe ser invocada en el Santo Rosario, para que logre interceder por nuestros difuntos para que logren alcanzar el descanso eterno y a su vez la luz perpetua en el cielo, la cual nos fue prometido nuestro Señor. Al orar, rezar el rosario, se dialoga y se descansa en la Paz en el Gozo de la presencia de nuestro Señor, puesto que él se encuentra presente cuando dos o más personas son reunidas  en su nombre, para enaltecerlo.

Normalmente estos rosarios son rezados ante el cuerpo del difunto durante la velación y sobre todo en el novenario. Si no se logra hacer acto de presencia en el  duelo, es conveniente hacer el santo rosario en familia o personalmente, aún en la distancia, para lograr interceder con nuestra Santísima Madre por el alma de nuestro ser querido fallecido. Los días siguientes a la exhumación se inicia el novenario.

San Gregorio Magno afirma: «Si Jesucristo dijo que hay faltas que no serán perdonadas ni en este mundo ni en el otro, es señal de que hay faltas que sí son perdonadas en el otro mundo. Para que Dios perdone a los difuntos las faltas veniales que tenían sin perdonar en el momento de su muerte, para eso ofrecemos misas, oraciones y limosnas por su eterno descanso».

¿Cómo rezar el rosario para los difuntos?

Existen tres formas muy comunes de cómo se puede rezar el santo rosario para los difuntos, las cuales serán detalladas a continuación.

  1. Con el cuerpo presente del ser querido fallecido, es recomendable continuar rozándole luego de haber sido sepultada la persona, por unos días continuos.  El día que toque recitarlo, se reza el misterio correspondiente a ese día.
  2. Para personas ya con tiempo de fallecidas, sin importar los años que hayan pasado. Se le puede dedicar un día o una semana completa de oración. Hay que recordar que siempre las oraciones y las Misas serán útiles para que las almas, estén ya en la Gloria de Dios, en el Purgatorio y también en el Infierno, de ésta última no saldrán pero con las oraciones se les disminuyen los sufrimientos. Por otra parte las almas que están en el cielo prosperan en gracias cuando rezamos y oramos por ellas. Es por ello que no se puede olvidar a los fallecidos aun cuando tengan incluso muchos años de ausencia, debemos realizar oraciones y rezos para progresen cada vez más.
  3. Como ofrenda y agradecimiento a nuestro Padre para que él las interceda y las aplique a las almas que más lo necesiten.

Misterios del santo rosario completo para difuntos 

Este es listado de los misterios que corresponden a cada día se la  semana, que serán ofrecidos  por el descanso eterno de nuestro ser querido.

  • Misterios Gozosos (Lunes y Sábados)
  • Misterios Dolorosos (Martes y Viernes).
  • Misterios Gloriosos ( Miércoles y Domingo).
  • Misterios Luminosos (Jueves).

Para comenzar el rosario para difuntos jueves o cualquier dia a la semana, es importante encomendar o dedicar el rezo a un santo de devoción, y a su vez comenzar realizando oraciones como las siguientes.

Velorio

Hermanos, mientras realizamos el piadoso gesto de velar a nuestro hermano ( a )_________roguemos confiadamente a Dios, Fuente de toda Vida para que llene con la Gloria y Felicidad de los Santos a nuestro hermano ( a )________ a quien velamos en la debilidad de su cuerpo mortal.

Pidámosle que tenga Misericordia de el ( ella ) en el día del juicio; que lo ( la ) libre de la condenación y lo ( la ) absuelva de los castigos merecidos por sus culpas para que reconciliado ( a ) con Dios Nuestro Padre, sea llevado ( a ) por Jesucristo, Nuestro Buen Pastor, hasta su Reino Eterno, para gozar de su compañía y la de todos los Santos. Amén.

Rosario para difuntos -1

Oración de ofrecimiento del  santo rosario

Me uno, a todos y a cada uno de los Santos que están en el Cielo, a todos y cada uno de los Justos que están en la Tierra, a todas y cada una de las Almas Fieles que están en este lugar; me uno a Ti, Jesús señor mío, para alabar y engrandecer dignamente a tu Santa Madre, y alabarte a Ti en Ella y por Ella.

Renuncio a todas las distracciones, que me aparecerán durante el rezo de este rosario, que quiero decir con modestia, atención y devoción, como si fuera el último de mi vida.

Una flor se marchita, una lágrima se evapora, pero una oración, la recibe Dios, recemos pues con Fe el Santo Rosario.

Iniciación del rosario para los difuntos, misterios gloriosos

A continuación el inicio del rosario para difuntos martes, o cualquier día de la semana, siempre y cuando se tenga en cuenta el misterio que corresponda.

  • G: Ave María Purísima
  • P: Sin pecado concebida

 

  • G: Abre Señor mis labios
  • P: Y mi boca proclamara tu alabanza

 

  • G: Dios mio ven en mi auxilio
  • P: Señor apresúrate en socorrerme.

Guía:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor Dios Nuestro. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Rosario para difuntos -6

Acto de contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.

Amén. Dales Señor el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua.

Oración a la Virgen María

¡Oh Virgen María, Madre de Dios y Madre Nuestra, Reina del Santo Rosario! Fiados en Vuestra Bondad nos acercamos a Vos, para honrar Vuestro Nombre y consolar nuestras almas.

Abridnos, Señora, la Puerta de Vuestro Corazón y descubridnos la Luz de Vuestros Misterios, contenidos en el Santo Rosario para que en ellos encontremos Virtud para nuestras Almas, Tranquilidad para nuestro corazón, Paz para nuestras familias, Salud para nuestros enfermos y Libertad para las Almas del Purgatorio.

Socorred especialmente a nuestro ( a ) hermano ( a ) __________ y concédenos la dicha de ser Hijos Vuestros en vida y en muerte . Amén.

Padre Clementísimo, te recordamos el Alma de nuestro ( a ) hermano ( a) ___________ apoyados en la certeza de que resucitará en el ultimo día con Cristo y con todos los que han muerto en Cristo.

Que tu Corazón Misericordioso se conmueva, por nuestro ( a ) hermano ( a ) abre a tu hijo ( a ) las puertas del cielo, y a nosotros, que permanecemos en este mundo, consuélanos con las palabras de la Fe, hasta que un día todos encontremos a Cristo y permanezcamos con El y con nuestro hermano ( a ) __________ Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Los Misterios que vamos a ofrecer por el Descanso Eterno de nuestro hermano ( a ) ______son los misterios gloriosos.

Rosario para difuntos -14

Primer Misterio: La resurrección de Jesús

Jesús murió en la cruz y luego resucitó. Para Él los sufrimientos, el dolor  y la muerte fueron el camino para llegar a la resurrección y la gloria. Lo mismo ocurrirá con nosotros: si admitimos y aceptamos las pruebas de esta vida con toda la paciencia, lograremos un día el gran adelanto que todos deseamos: Morir y resucitar con Cristo.

¡Oh, María, alegría de los justos y consuelo de los pecadores!, este día, este Misterio te lo ofrecemos en memoria de la alegría que tuviste al ver resucitado y glorioso a tu Santísimo Hijo: suplicándote, que así como, con la resurrección de Jesús, se alegraron todos los seres creados, así merezca nuestro(a) hermano(a) _____ y todos los que se encuentran en el purgatorio, la resurrección eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Concédenos Señor la ayuda continua de la Virgen María, Madre de Dios por el Anuncio del Ángel para que siempre sea Nuestra Abogada ante tu Divino Juicio especialmente te pedimos por el Alma de nuestro hermano ( a ) _____________que esta ante tu Presencia.

María con solo nombrarte mi Alma recibe alegría, con la esperanza que tengo de verte en mi compañía , del Arca testamento y de la Paz alegría, con el Nombre de María empiezo el Padre Nuestro.

Rosario para difuntos -10

Padre Nuestro

En el primer misterio para comenzar la oración del padre nuestro, la guía empieza el rezo, con la mitad de la oración y luego el publico en respuesta culmina.

  • G: Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.
  • P: Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Luego del padre nuestro se procede a rezar las diez Ave María, las cuales serían como se muestra a continuación

  • G: Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.
  • P: Santa María, Madre de Dios, ruega por el (ella) y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Luego de culminar las diez avemarías, se procede a rezar el gloria, de igual forma que las oraciones anteriores, la primera mitad dicha por la guía y la culminación hecha por el público, como se muestra a continuación.

  • G: Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.
  • P: Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Devoción a la santísima virgen maría

Al culminar el gloria, se procede a realizar una series de oraciones y devociones que son explicadas a continuación:

Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una muy Grande Pureza te pido de corazón, que las Almas no se pierdan ni mueran sin confesión.

Oración

Oh Jesús Mío Perdona sus pecados, Líbralo (a) del fuego del infierno, lleva a todas las Almas al cielo, especialmente a las más necesitadas, de tu Divina Misericordia. Así sea. Amen.

La sábana santa

Señor Dios que nos dejaste la Señal de tu Pasión y Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual fue envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por José fuiste bajado de la Cruz, concédenos oh Piadosísimo Señor, que por tu Muerte y Sepultura Santa y por los Dolores y Angustias de tu Santísima Madre Señora Nuestra sea llevada el Alma de nuestro hermano ( a ) _______________ a la Gloria de tu Resurrección a dónde Vives y Reinas con Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

Al culminar la oración de la sábana santa continua el guía y el público de la siguiente manera:

  • G: Dale Señor el Descanso Eterno
  • P: Y que brille para él ( ella ) la luz perpetua,
  • G: Descanse en Paz.
  • P: Amen.

Si por tu Preciosa Sangre Señor lo (la) habéis Redimido. Que lo (la) perdones te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno. Libra su Alma Señor.

María madre de dolores, recuerda que en la cruz te nombró tu hijo Jesús, madre de los pecadores. Háganse las obras buenas por esta alma sin cesar, que dios la saque de penas y la lleve a descansar. Que en gloria vivan, que en gloria estén, las benditas ánimas del purgatorio. Amen

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres, oh María, ruega para que se salve esta pobre alma mía. Que el Alma de nuestro hermano (a)__________y las demás del Purgatorio por la Misericordia de Dios descansen en Paz. Así sea. Amen.

Canto el Señor es mi luz

El Señor es mi Luz y mi Salvación,

El Señor es la Defensa de mi Vida;

Si el Señor es mi Luz,

¿a quién temeré?

¿Quién me hará temblar?.

Una cosa pido al Señor:

habitar por siempre en su casa,

Gozar de la Dulzura del Señor

Contemplando su Rostro Santo.

No me escondas Tu Rostro , Señor

Buscaré todo el día Tu Rostro ;

Si mi padre y mi madre me abandonan

El Señor me recogerá .

¡Oh Señor! Enséñame el Camino,

Guíame por la Senda Verdadera,

Gozaré de la Dicha del Señor,

en la Tierra de la Vida.

Segundo Misterio: La ascensión de Jesús

Subiendo al cielo, Jesús nos muestra y nos enseña que allá tenemos nuestra verdadera patria. Por lo tanto, nuestra única preocupación debe ser la de superarnos y prosperar, a partir de todas las enseñanzas y los ejemplos de Cristo para así lograr alcanzar la gloria del cielo.

¡Oh, María, madre de Dios, llena de gozo en la subida a los cielos de tu Santísimo Hijo, en compañía de todos los que Él redimió con su gloriosa resurrección!, este Misterio te lo ofrecemos, suplicándote que nuestro(a) hermano(a) _____ y aquellos que están en el purgatorio, progresen, por tus ruegos ante Jesucristo, a la pascua Eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Concédenos Señor la ayuda continua de la Virgen María, Madre de Dios por el Anuncio del Ángel para que siempre sea Nuestra Abogada ante tu Divino Juicio especialmente te pedimos por el Alma de nuestro hermano ( a ) _____________que esta ante tu Presencia.

María con solo nombrarte mi Alma recibe alegría, con la esperanza que tengo de verte en mi compañía , del Arca testamento y de la Paz alegría, con el Nombre de María empiezo el Padre Nuestro.

Rosario para difuntos -8

Padre Nuestro

En este segundo misterio del rosario para los difuntos se procede a realizar todas las oraciones hechas anteriormente, como la del padre nuestro, el ave maría el gloria, entre otras, pero no de la misma manera, en este caso el público empieza el rezo, con la mitad de la oración y el guía culmina la oración en respuesta.

  • P: Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.
  • G: Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Como mencionamos anteriormente, luego de rezar el padre nuestro procedemos a realizar la oraciones de  las diez Ave María, las cuales comienza el publico continuando el guía con la respuesta.

  • P: Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.
  • G: Santa María, Madre de Dios, ruega por el (ella) y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Al igual, que lo anterior, luego de terminar con las diez avemarías, se procede al rezo del gloria, del mismo modo que lo anterior, pero esta vez el comienzo de la primera mitad le corresponde al público y la respuesta debe ser realizada por el guía, como mostramos a continuación.

  • P: Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.
  • G: Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Rosario para difuntos -4

Devoción a la santísima virgen maría

Luego del gloria realizamos las oraciones y devociones; Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una muy Grande Pureza te pido de corazón, que las Almas no se pierdan ni mueran sin confesión.

Oración

Oh Jesús Mío Perdona sus pecados, Líbralo (a) del fuego del infierno, lleva a todas las Almas al cielo, especialmente a las más necesitadas, de tu Divina Misericordia. Así sea. Amen.

La sábana santa

Señor Dios que nos dejaste la Señal de tu Pasión y Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual fue envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por José fuiste bajado de la Cruz, concédenos oh Piadosísimo Señor, que por tu Muerte y Sepultura Santa y por los Dolores y Angustias de tu Santísima Madre Señora Nuestra sea llevada el Alma de nuestro hermano ( a ) _______________ a la Gloria de tu Resurrección a dónde Vives y Reinas con Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

Al culminar la oración de la sábana santa continua el guía y el público de la siguiente manera:

  • G: Dale Señor el Descanso Eterno
  • P: Y que brille para él ( ella ) la luz perpetua,
  • G: Descanse en Paz.
  • P: Amen.

Si por tu Preciosa Sangre Señor lo (la) habéis Redimido. Que lo (la) perdones te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno. Libra su Alma Señor.

María madre de dolores, recuerda que en la cruz te nombró tu hijo Jesús, madre de los pecadores. Háganse las obras buenas por esta alma sin cesar, que dios la saque de penas y la lleve a descansar. Que en gloria vivan, que en gloria estén, las benditas ánimas del purgatorio. Amen

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres, oh María, ruega para que se salve esta pobre alma mía. Que el Alma de nuestro hermano (a)__________y las demás del Purgatorio por la Misericordia de Dios descansen en Paz. Así sea. Amen.

Canto entre tus manos

Entre tus Manos está mi vida, Señor

entre tus Manos pongo mi existir

hay que morir, para vivir

entre tus Manos confío mi ser.

Si el grano de trigo no muere,

si no muere solo quedará,

pero si muere en abundancia dará

un Fruto Eterno que no morirá.

Es mi anhelo mi anhelo creciente,

en el surco contigo morir,

y fecunda será la simiente, Señor

revestida de Eterno Vivir.

Y si vivimos, para el vivimos;

y si morimos, para el morimos;

sea que vivamos o que muramos,

somos del Señor, somos del Señor.

Cuando diere por fruto una espiga,

a los rayos de ardiente calor,

tu Reinado tendrá nueva vida de Amor,

en una Hostia de Eterno Esplendor.

Tercer Misterio: La venida del Espíritu Santo

Diez días luego de subir al cielo, Jesús envió a los apóstoles siendo el regalo del Espíritu Santo, que transformó toda su vida. Por fin pudieron entender el mensaje y tuvieron todo el coraje para vivirlo y a su vez anunciarlo con mucha valentía. También nosotros, si queremos ser verdaderos cristianos, necesitaremos el poder y la fuerza del Espíritu Santo. Pidamos a la nuestra Virgen que interceda por nosotros y nos consiga este gran regalo.

¡Oh, María, dulce esposa del Espíritu Santo!, este Misterio te lo ofrecemos por el gozo que tuviste cuando bajó el Divino Espíritu sobre ti y sobre todos los apóstoles, para que al ausentarse Jesús no quedáramos huérfanos, suplicamos tu intercesión para que el Espíritu de Cristo resucite a nuestro (a) hermano (a) N… y a todos los que están purificando su pecado en el purgatorio.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Concédenos Señor la ayuda continua de la Virgen María, Madre de Dios por el Anuncio del Ángel para que siempre sea Nuestra Abogada ante tu Divino Juicio especialmente te pedimos por el Alma de nuestro hermano ( a ) _____________que esta ante tu Presencia.

María con solo nombrarte mi Alma recibe alegría, con la esperanza que tengo de verte en mi compañía , del Arca testamento y de la Paz alegría, con el Nombre de María empiezo el Padre Nuestro.

Rosario para difuntos -5

Padre Nuestro

Como sabemos y se ha realizado en los dos misterios anteriores, en este tercer misterio glorioso, se rezan  todas las oraciones, que se acostumbran, pero de la manera del primer misterio, donde el guía empieza con la mitad y los participantes continúan la respuesta.

  • G: Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.
  • P: Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Ya culminado el padre nuestro, del rosario para los difuntos continuamos con los diez avemaría, rezar el padre nuestro procedemos a realizar la oraciones de  las diez Ave María, las cuales comienza el guía como en el primer misterio, y luego el publico continua la respuesta.

  • G: Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.
  • P: Santa María, Madre de Dios, ruega por el (ella) y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Al igual, que lo anterior, luego de terminar con las diez avemarías, se procede al rezo del gloria, del mismo modo que lo anterior, la primera mitad hecha por el guía y la respuesta realizada por el público, como mostramos a continuación.

  • G: Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.
  • P: Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Rosario para difuntos -2

Devoción a la santísima virgen maría

Luego del gloria realizamos las oraciones y devociones; Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una muy Grande Pureza te pido de corazón, que las Almas no se pierdan ni mueran sin confesión.

Oración

Oh Jesús Mío Perdona sus pecados, Líbralo (a) del fuego del infierno, lleva a todas las Almas al cielo, especialmente a las más necesitadas, de tu Divina Misericordia. Así sea. Amen.

La sábana santa

Señor Dios que nos dejaste la Señal de tu Pasión y Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual fue envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por José fuiste bajado de la Cruz, concédenos oh Piadosísimo Señor, que por tu Muerte y Sepultura Santa y por los Dolores y Angustias de tu Santísima Madre Señora Nuestra sea llevada el Alma de nuestro hermano ( a ) _______________ a la Gloria de tu Resurrección a dónde Vives y Reinas con Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

Al culminar la oración de la sábana santa continua el guía y el público de la siguiente manera:

  • G: Dale Señor el Descanso Eterno
  • P: Y que brille para él ( ella ) la luz perpetua,
  • G: Descanse en Paz.
  • P: Amen.

Si por tu Preciosa Sangre Señor lo (la) habéis Redimido. Que lo (la) perdones te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno. Libra su Alma Señor.

María madre de dolores, recuerda que en la cruz te nombró tu hijo Jesús, madre de los pecadores. Háganse las obras buenas por esta alma sin cesar, que dios la saque de penas y la lleve a descansar. Que en gloria vivan, que en gloria estén, las benditas ánimas del purgatorio. Amen

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres, oh María, ruega para que se salve esta pobre alma mía. Que el Alma de nuestro hermano (a)__________y las demás del Purgatorio por la Misericordia de Dios descansen en Paz. Así sea. Amen.

Canto eran cien ovejas

Eran cien ovejas que había en el rebaño,

eran cien ovejas que amante cuidó;

pero una tarde al contarlas todas,

le faltaba una (2) y triste lloró.

Las noventa y nueve dejó en el aprisco

y por la montaña a buscarla fue;

la encontró gimiendo, temblando de frío,

ungió sus heridas (2) y al redil volvió.

Esta misma historia vuelve a repetirse:

hay muchas ovejas que aún errantes van,

vagando en el mundo sin Dios, sin consuelo (3)

y sin Su perdón.

Cuarto Misterio: La Asunción de la Virgen María

Luego de culminar su periodo de vida en este mundo, María fue llevada al cielo en cuerpo y alma. Se presentó como un regalo especial que Jesús hizo a María, su Madre. En lugar de dar tiempo al día de la resurrección final, Jesús quiso que rápido fuera a gozar con Él en cuerpo y alma. Así como ya ella se encontraba  en la gloria en cuerpo y alma, así también nosotros esperamos estar después de nuestra muerte. Para esto tenemos que seguir e imitar sus ejemplos.

¡Oh dichosa María!, que entregaste tu espíritu en la hora de la muerte, en manos de tu Hijo Jesucristo, y después unido al cuerpo, resucitaste gloriosa!, este Misterio te lo ofrecemos, a fin de que intercedas ante tu Hijo Jesucristo, para que nuestro(a) hermano(a) _____ y los que están en el purgatorio, resuciten y lleguen a la vida verdadera.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Concédenos Señor la ayuda continua de la Virgen María, Madre de Dios por el Anuncio del Ángel para que siempre sea Nuestra Abogada ante tu Divino Juicio especialmente te pedimos por el Alma de nuestro hermano ( a ) _____________que esta ante tu Presencia.

María con solo nombrarte mi Alma recibe alegría, con la esperanza que tengo de verte en mi compañía , del Arca testamento y de la Paz alegría, con el Nombre de María empiezo el Padre Nuestro.

Padre Nuestro

En este cuarto misterio glorioso, se realizan todas las oraciones al igual que el segundo misterio, en este caso el público comienza la oración con la mitad, y luego el guía la culmina en respuesta.

  • P: Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.
  • G: Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Como mencionamos anteriormente, luego de rezar el padre nuestro, vienen los diez Ave María, los cuales comienza el publico y el guía continua la respuesta.

  • P: Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.
  • G: Santa María, Madre de Dios, ruega por el (ella) y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Como en todos los misterios anteriores al culminar con los diez avemarías, del rosario para los difuntos continuamos con el rezo del gloria, del mismo modo que los anteriores, la primera mitad hecha primero por el publico y la respuesta luego la hace el guía.

  • P: Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.
  • G: Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Rosario para difuntos -10

Devoción a la santísima virgen maría

Luego del gloria realizamos las oraciones y devociones; Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una muy Grande Pureza te pido de corazón, que las Almas no se pierdan ni mueran sin confesión.

Oración

Oh Jesús Mío Perdona sus pecados, Líbralo (a) del fuego del infierno, lleva a todas las Almas al cielo, especialmente a las más necesitadas, de tu Divina Misericordia. Así sea. Amen.

La sábana santa

Señor Dios que nos dejaste la Señal de tu Pasión y Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual fue envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por José fuiste bajado de la Cruz, concédenos oh Piadosísimo Señor, que por tu Muerte y Sepultura Santa y por los Dolores y Angustias de tu Santísima Madre Señora Nuestra sea llevada el Alma de nuestro hermano ( a ) _______________ a la Gloria de tu Resurrección a dónde Vives y Reinas con Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

Al culminar la oración de la sábana santa continua el guía y el público de la siguiente manera:

  • G: Dale Señor el Descanso Eterno
  • P: Y que brille para él ( ella ) la luz perpetua,
  • G: Descanse en Paz.
  • P: Amen.

Si por tu Preciosa Sangre Señor lo (la) habéis Redimido. Que lo (la) perdones te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno. Libra su Alma Señor.

María madre de dolores, recuerda que en la cruz te nombró tu hijo Jesús, madre de los pecadores. Háganse las obras buenas por esta alma sin cesar, que dios la saque de penas y la lleve a descansar. Que en gloria vivan, que en gloria estén, las benditas ánimas del purgatorio. Amen

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres, oh María, ruega para que se salve esta pobre alma mía. Que el Alma de nuestro hermano (a)__________y las demás del Purgatorio por la Misericordia de Dios descansen en Paz. Así sea. Amen.

Canto resucitó, resucitó.

RESUCITÓ, RESUCITÓ,

RESUCITÓ, ALELUYA

ALELUYA, ALELUYA,

ALELUYA, RESUCITÓ.

La muerte, ¿Dónde está la muerte?

¿Dónde está mi muerte?

¿Dónde su Victoria?

Gracias sean dadas al Padre,

Que nos pasó a su Reino,

Donde se vive de Amor.

Alegría, alegría, hermanos,

Que si hoy nos queremos,

Es que resucitó.

Si con él morimos,

Con él vivimos,

Con él cantamos:

Aleluya .

Quinto Misterio: La coronación de María como Reina y Señora de todo lo creado

En este mundo nadie más que  María tuvo el privilegio de estar tan cerca de Jesús, su Madre, también acompañándolo  ahora en el cielo, nadie había estado tan cerca de él como ella. Siendo la Madre de Jesús, goza de un gran poder de intercesión: todo lo que pide a Jesús en nuestro favor, siempre es concedido. Eso es lo que hacemos  al rezar este santo rosario. Por eso, acudimos siempre a María con toda confianza, sabiendo que es nuestra Reina y es también nuestra Madre.

¡Oh soberana Virgen María, Madre de Dios, que resucitada en cuerpo y alma, fuiste sublimada a la gloria y coronada como Emperatriz de los ángeles y de los hombres!, este Misterio te lo ofrecemos, suplicándote que el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ y las demás del purgatorio merezcan por tus ruegos ser libres de las penas que padecen, para que sean coronadas de gloria, y que en compañía de tu Santísimo Hijo te amen por todos los siglos. Amén.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Concédenos Señor la ayuda continua de la Virgen María, Madre de Dios por el Anuncio del Ángel para que siempre sea Nuestra Abogada ante tu Divino Juicio especialmente te pedimos por el Alma de nuestro hermano ( a ) _____________que esta ante tu Presencia.

María con solo nombrarte mi Alma recibe alegría, con la esperanza que tengo de verte en mi compañía , del Arca testamento y de la Paz alegría, con el Nombre de María empiezo el Padre Nuestro.

Rosario para difuntos -11

Padre Nuestro

Ya para culminar los misterios, en este último se reza de la misma manera del primer misterio, comenzando el guía con la mitad y ya culminan la oración los participantes.

  • G: Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.
  • P: Danos hoy nuestro Pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Para este último misterio glorioso, tenemos que luego del padre nuestro, procedemos con los diez avemaría, en las cuales en esta oportunidad comienza el guía como ya sabemos con la mitad de la oración, y la culminan el público con el resto de la oración como respuesta.

  • G: Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.
  • P: Santa María, Madre de Dios, ruega por el (ella) y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Este sería el último gloria a rezar por los cinco misterios del rosario para difuntos, al igual, que en el primer y tercer misterio, se reza comenzando el guía y la culminación la realiza el público, como sabemos seria mitad y mitad cada uno.

  • G: Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.
  • P: Como era en el Principio, Ahora y Siempre por los siglos de los siglos, Amén.

Devoción a la santísima virgen maría

Luego del gloria realizamos las oraciones y devociones; Por tu Limpia Concepción ¡oh! Soberana Princesa, una muy Grande Pureza te pido de corazón, que las Almas no se pierdan ni mueran sin confesión.

Oración

Oh Jesús Mío Perdona sus pecados, Líbralo (a) del fuego del infierno, lleva a todas las Almas al cielo, especialmente a las más necesitadas, de tu Divina Misericordia. Así sea. Amen.

La sábana santa

Señor Dios que nos dejaste la Señal de tu Pasión y Muerte Santísima en la Sábana Santa, en la cual fue envuelto tu Cuerpo Santísimo, cuando por José fuiste bajado de la Cruz, concédenos oh Piadosísimo Señor, que por tu Muerte y Sepultura Santa y por los Dolores y Angustias de tu Santísima Madre Señora Nuestra sea llevada el Alma de nuestro hermano ( a ) _______________ a la Gloria de tu Resurrección a dónde Vives y Reinas con Dios Padre en la Unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

Al culminar la oración de la sábana santa continua el guía y el público de la siguiente manera:

  • G: Dale Señor el Descanso Eterno
  • P: Y que brille para él ( ella ) la luz perpetua,
  • G: Descanse en Paz.
  • P: Amen.

Si por tu Preciosa Sangre Señor lo (la) habéis Redimido. Que lo (la) perdones te pido por tu Pasión Dolorosa. De las puertas del infierno. Libra su Alma Señor.

María madre de dolores, recuerda que en la cruz te nombró tu hijo Jesús, madre de los pecadores. Háganse las obras buenas por esta alma sin cesar, que dios la saque de penas y la lleve a descansar. Que en gloria vivan, que en gloria estén, las benditas ánimas del purgatorio. Amen

Toda hermosa, pura, santa e inmaculada eres, oh María, ruega para que se salve esta pobre alma mía. Que el Alma de nuestro hermano (a)__________y las demás del Purgatorio por la Misericordia de Dios descansen en Paz. Así sea. Amen.

Canto a ti levanto mis ojos

A TI LEVANTO MIS OJOS

A TI QUE HABITAS EN EL CIELO

A TI LEVANTO MIS OJOS

PORQUE ESPERO TU MISERICORDIA.

Como están los ojos de los esclavos

Fijos en las manos de sus señores,

Así están nuestros ojos en el Señor.

Esperando su Misericordia.

Misericordia, Señor, Misericordia.

Que estamos saciados de burlas;

Misericordia, Señor, Misericordia.

Que estamos saciados de desprecios.

Nuestra Alma está saciada,

Del sarcasmo de los satisfechos;

Nuestra Alma está saciada,

Del desprecio de los orgullosos.

Oraciones finales del santo rosario para difuntos

A continuación se realizaran varias oraciones, las cuales dan final al rezo del rosario completo para difuntos, en el que a su vez enaltecemos y alabamos la gloria de Dios, y hacemos las peticiones para que intercedan por todos y cada uno de nosotros, como para que a su vez el ser querido encuentre el descanso eterno.

¡Oh! Soberano Santuario, Madre del Divino Verbo,

Libra Virgen del infierno a los que rezan tu Rosario.

Emperatriz Poderosa de los Mortales Consuelo;

Ábrenos Virgen el Cielo con una muerte dichosa y

Danos pureza de Alma tú que eres tan Poderosa.

 

Avemarías por la Fe, Esperanza y la Caridad

Dios te salve, María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto, hacednos Señora mansos, humildes, puros y castos. En tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines y el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega Señora por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto hacednos Señora mansos, humildes, puros y castos. En tus manos encomendamos nuestra esperanza, para que la alientes y el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega Señora por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto hacednos Señora mansos, humildes, puros y castos. En tus manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames y el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega Señora por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María Santísima, Templo, Trono y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen concebida sin la culpa del pecado original. Amén.

La Salve

Dios te salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve, a Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Yo te ofrezco estos cinco misterios, oh madre querida madre de bondad, y te pido reina soberana, me libres señora de toda maldad, eres virgen y eres madre llevas por nombre María y nosotros con amor te ofrecemos la letanía.

Letanía de la Santísima Virgen

Las letanías por su parte son un modelo de oración compuesta por súplicas o invocaciones breves a Dios y a todos los santos que una persona declama o canta y que el público que participan en la oración repite o contestan, a continuación todas las letanías.

  • Señor, ten piedad de el ( ella )
  • Cristo, ten piedad de el ( ella )
  • Señor, ten piedad de el ( ella )
  • Cristo, óyenos.
  • Cristo, escúchanos
  • Padre Celestial que eres Dios.
  • Ten piedad de él ( ella )
  • Hijo, Redentor del mundo que eres Dios
  • Ten piedad de él ( ella )
  • Espíritu Santo que eres Dios
  • Ten piedad de él ( ella )
  • Santísima Trinidad que eres un solo Dios
  • Ten piedad de él ( ella )
  • Santa Maria……Ruega por el ( ella)
  • Santa Madre de Dios.
  • Santa Virgen de las Vírgenes.
  • Madre de Jesucristo.
  • Madre de la Divina Gracia.
  • Madre Purísima.
  • Madre Castísima.
  • Madre Inmaculada.
  • Madre Intacta.
  • Madre sin Mancha.
  • Madre Amable.
  • Madre del Buen Consejo.
  • Madre del Creador.
  • Madre del Salvador.
  • Madre de la Iglesia.
  • Virgen Prudentísima.
  • Virgen Venerable.
  • Virgen Digna de Alabanza.
  • Virgen Poderosa.
  • Virgen Misericordiosa.
  • Virgen Fiel.
  • Espejo de Justicia.
  • Trono de la Sabiduría.
  • Causa de Nuestra Alegría.
  • Vaso Espiritual.
  • Vaso Honorable.
  • Vaso Insigne de Devociòn.
  • Vaso Precioso de la Gracia.
  • Rosa Mística.
  • Fuerte como la Torre de David.
  • Blanca como la Torre de Marfil.
  • Casa de Oro.
  • Arca de la Alianza.
  • Puerta del Cielo.
  • Estrella de la Mañana.
  • Salud de los Enfermos.
  • Refugio de los Pecadores.
  • Consoladora de los Afligidos.
  • Auxilio de los Cristianos.
  • Reina de los Ángeles.
  • Reina de los Patriarcas.
  • Reina de los Profetas.
  • Reina de los Apóstoles.
  • Reina de los Mártires.
  • Reina de los Confesores.
  • Reina de las Vírgenes.
  • Reina de todos los Santos.
  • Reina Concebida sin Pecado Original.
  • Reina Subida al Cielo en Cuerpo y Alma.
  • Reina del Santísimo Rosario.
  • Reina de la Paz.

Luego del canto de las letanías procede el guía a realizar las siguientes peticiones, a las cuales el público le contesta.

  • G: Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
  • P: Perdónalo ( a ) Señor
  • G: Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
  • P: Escúchalo, (a) Señor
  • G: Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.
  • P: Ten Piedad y Misericordia de él (ella).

Petición

Pidamos a nuestra Virgen María que interceda por nosotros y por el alma de nuestro hermano(a) _____ y además por todos quienes se están purificando en el purgatorio, así como por los que aún vivimos, para que alcancemos de Dios la resignación, el consuelo y la paz; invocándola con los títulos más bellos, que durante siglos, el pueblo cristiano ha ido descubriendo en su honor.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar y gozar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Por estos misterios santos de los que hemos hecho recuerdo, te pedimos, ¡oh María!, de la Fe santa el aumento; la exaltación de la Iglesia; del Papa el mejor acierto; de la Nación (mencionar su país), la unión y feliz gobierno. Que el gentil conozca a Dios; que el hereje vea sus yerros. Que todos los pecadores tengamos arrepentimiento. Que los cautivos cristianos sean libres de cautiverio. Goce de puerto el navegante y de salud a los enfermos. Que en el purgatorio logren las ánimas refrigerio. Y que este santo sacrificio tenga efecto tan completo en toda la cristiandad, que alcancemos por su medio, el ir a alabar a Dios en tu compañía en el cielo. Amén.

Oremos

¡Oh! Dios cuyo Unigénito Hijo con su Vida, Muerte y Resurrección nos alcanzó el premio de la Vida Eterna concédenos a los que recordamos estos Misterios del Santo Rosario imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

Oración del Santo Sudario

Señor Jesucristo, que nos dejaste las señales de tu Pasión en la sábana santa, en la cual fue envuelto tu cuerpo santísimo cuando por José fuiste bajado de la cruz: Concédenos, piadosísimo Señor, que por tu muerte y sepultura santa, y por los dolores y angustias de tu Santísima Madre María, Señora nuestra, sea llevada a descansar el alma de tu siervo(a) ______ y todos los que están en el purgatorio, a la gloria de tu resurrección, donde vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos. Amén.

Oremos

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas.

Por Cristo nuestro Señor. Amen

Peticiones Finales

En el rosario para los difuntos pidamos a Dios, una vez más, por el eterno descanso de nuestro hermano(a) _____ y por las necesidades de la Iglesia y el mundo entero.

A cada petición se debe responder: Te rogamos Señor.

  • G: Por todos nuestros familiares y amigos difuntos, para que Dios limpie completamente su alma de toda mancha de pecado y les conceda el descanso eterno.
  • P: Te rogamos Señor.
  • G: Por todos los que están por dejar este mundo, para que se arrepientan de sus pecados y entreguen su vida a Cristo, como ofrenda agradable.
  • P: Te rogamos Señor.
  • G: Por todos los que no conocen a Cristo, para que Dios mueva su corazón y les conceda la oportunidad de conocerlo y entregarse a Él, sin reservas.
  • P: Te rogamos Señor.
  • G: Por todos nosotros, para que estemos siempre preparados para el gran encuentro con Cristo.
  • P: Te rogamos Señor.
  • G: Por los pastores de la Iglesia, para que prediquen con valentía y autenticidad la Palabra de Dios y así vayan despertando en los feligreses el sentido verdadero de la vida y de la muerte.
  • P: Te rogamos Señor.

Ofrecimiento

Este Padre Nuestro y Ave María lo ofrecemos por el Descanso Eterno de las Ánimas Benditas del Purgatorio y por nuestros hermanos agonizantes, especialmente por los de esta hora que no desfallezcan en la Fe, que digan llenos de confianza: hágase en mi Señor tu Santa Voluntad. Bienaventurada Virgen María, que tus brazos recojan a tus hijos y que la caricia de tus manos seque el sudor de su agonía.

A tus pies estoy rendido adorando al señor nuestro para rezar el rosario digo el padre nuestro.

Padre Nuestro

Este padre nuestro es un ofrecimiento que se realiza por el descaso eterno de todas las animas benditas del purgatorio, y además por todos las personas que se encuentran en un estado agonizante, para que pueda ser solo la voluntad de nuestro Señor.

  • G: Padre Nuestro que estas en el Cielo, Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo.
  • P: Danos hoy nuestro Pan de cada día. Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

Los ángeles en el cielo te alaben con alegría y nosotros en la tierra digamos ave María

Ave maría

Al igual que el padre nuestro, esta avemaría también es ofrecida por las ánimas benditas del purgatorio, y los seres que se encuentran en agonía, para ser librados y llevados al descanso eterno.

  • G: Dios te Salve María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, Bendita eres entre todas las mujeres y Bendito es el Fruto de tu Vientre Jesús.
  • P: Santa María, Madre de Dios, ruega por el (ella) y por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dale Señor el Descanso Eterno

Y luzca para él (ella) la Luz Perpetua,

Descanse en Paz. Así sea.

Si por tu Preciosa Sangre Señor lo (la) habéis Redimido.

Que lo (la) perdones te pido por tu Pasión Dolorosa.

De las puertas del infierno. Libra su Alma Señor.

Al culminar  esa poderosa y repetitiva petición, de rosario para los difuntos se realiza una dedicada a la madre María para lograr que interceda por el eterno descanso del ser querido fallecido, y por cada uno de nosotros que aun no decaemos en la fe.

María madre de dolores

Recuerda que en la cruz

Te nombro tu hijo Jesús

Madre de los pecadores.

Háganse las obras buenas

Por esta alma sin cesar

Que dios la saque de penas

Y la lleve a descansar.

Que en gloria vivan

Que en gloria estén

Las benditas ánimas

Del purgatorio. Amen

Toda hermosa, pura, santa e

Inmaculada eres, oh María…

Ruega para que se salve

Esta pobre alma mía.

Bendita sea tu pureza

Bendita sea tu Pureza y Eternamente lo sea pues todo un Dios se recrea en tan Preciosa Belleza, a ti Celestial Princesa Virgen Sagrada María yo te ofrezco en este noche Alma Vida y Corazón, míranos con compasión no nos dejes Madre Mía ni de noche ni de día caer en la tentación.

Dulce madre

Dulce Madre no te alejes tu Vista de mí no apartes, ven conmigo a todas partes y nunca solo me dejes pues tu que me proteges tanto como Verdadera Madre has que me Bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.

Ofrecimiento del rosario

El santísimo rosario que acabamos de ofrecer a nuestro padre Jesús y a mi madre de la luz. Cantemos con alegría anunciando el nuevo día este rosario te ofrezco sálvalo virgen María. Padre Jesús nazareno yo te doy mi corazón presentándote estas flores y una corona de amor. Princesa del cielo imperio virgen sagrada María a la hora de mi muerte tu estés en mi compañía. Los ángeles y los santos te alaben en este día a ____________ te encomiendo sagrada virgen María. Señor mío de la columna bendita sea tu pasión alza tus benditas manos y danos tu bendición.

Fin.

Si quieres conocer los misterios dolorosos, luminosos, gozosos te invitamos a que hagas click en los siguientes enlaces:

(Visited 665 times, 2 visits today)

Deja un comentario