Oración al Niño Jesús de Praga

Para conocer la oración al niño Jesús de Praga, conoceremos un poco sobre su milagrosa historia, la cual se remonta a más de cuatrocientos años.Una estatua del santo Niño en el disfrazado de rey fue llevado a Praga, Checoslovaquia, como un preciado recuerdo de su país, por Maria Manriquez de Lara. Según una antigua leyenda, la estatua fue tallada por un piadoso fraile, a quien su similitud había sido revelada en una visión a él por el Santo Niño.

Oración al Niño Jesús de Praga -1

Oración del Santo Niño Jesús de Praga

Señor Jesús, te vemos niño y creemos que eres el Hijo de Dios, hecho hombre por obra del Espíritu Santo en el seno de la Virgen María. Como en Belén también nosotros con María, José, los Ángeles y los pastores te adoramos y reconocemos como único Salvador nuestro.

Te hiciste pobre para hacernos ricos con tu pobreza: concédenos no olvidarnos nunca de los pobres ni de ninguna persona que sufra. Protege a nuestras familias, bendice a todos los niños del mundo y haz que reine siempre entre nosotros el amor que nos has traído y que hace la vida más feliz.

Concédenos a todos, ¡oh Jesús!, que reconozcamos la verdad de tu Nacimiento para que todos sepan que has venido a traer a toda la familia humana la luz, la alegría y la paz. Tú que eres Dios y vives y reinas con Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para pedir favores al Niño Jesús de Praga, revelada por la Virgen María al P. Cirilo, Carmelita Descalzo

Oh, Niño Jesús, yo recurro a Ti y te ruego por la intercesión de tu Santa Madre, me asistas en esta necesidad (pídase el favor que se desea obtener), porque creo firmemente que tu Divinidad me puede socorrer.

Espero con toda confianza obtener tu santa gracia. Te amo con todo el corazón y con todas las fuerzas de mi alma. Me arrepiento sinceramente de todos mis pecados, y te suplico, oh buen Jesús, me des fuerzas para triunfar. Propongo no ofenderte y me ofrezco a tí, dispuesto a sufrir antes que hacerte sufrir.

De ahora en adelante, quiero servirte con toda fidelidad, y por tu amor ¡oh Divino Niño! amaré a mi prójimo como a mí mismo. Niño omnipotente, Señor Jesús, nuevamente te suplico me asistas en esta circunstancia (se manifiesta). Concédeme la gracia de poseerte eternamente con María y José y adorarte con los Ángeles en la Corte del Cielo. Amén.

Acto de Consagración al Niño Jesús de Praga

Amabilísimo Niño Jesús de Praga, aclamado por todos como milagroso por los innumerables y extraordinarios favores que concedéis a cuantos os invocan. Cautiva nuestra alma de tus divinos hechizos de niño, nunca te olvidará y se acoge hoy bajo tu manto de Rey para gozar de la paz que nos tienes prometida, y allí poder recibir tu bendición, que como de Dios, la hará crecer en santidad y virtudes. Por eso nos consagramos rendidamente a tu santo servicio; seremos devotos fervientes de Praga.

Hijos de tu amor, responderemos a tu predilección por nuestras almas, ofreciéndote desde ahora y para siempre cuanto somos, cuanto anhelamos; la vida de nuestros sentidos, las aspiraciones de nuestro corazón, los amores de nuestras almas que te pertenecen por derecho de filiación y deuda de conquista, al crearnos y redimirnos.

Niño Divino, Rey de Praga, Dios de la Infancia. Recibe nuestro ofrecimiento, hazlo eficaz con tu poder infinito para ser tuyos por siempre en la tierra y en el cielo. Así sea.

Oración del enfermo

Oh querido y dulce Niño Jesús: he aquí un pobre enfermo que, movido por la más viva fe, profundamente invoca tu divina ayuda en favor de su enfermedad. En Ti pongo toda mi confianza. Sé que tú todo lo puedes y que eres muy misericordioso, la misma misericordia infinita.

Grande pequeñito, por tu virtud divina, por el inmenso amor que tienes a los que sufren, a los afligidos, a todos los necesitados, escúchame, bendíceme, socórreme, consuélame. Amén.

Tres Gloria al Padre

Oración para pedir la salud de un enfermo

Oh Niño Jesús, dueño de la vida y de la muerte, aunque indigno y pecador, me postro ante Ti para implorar la salud de (se nombra a la persona para quien se pide la gracia), a quien tanto amo.

La persona que te encomiendo sufre mucho, afligida por dolores, y no puede encontrar otra salida más que en tu omnipotencia, en la que pone todas sus esperanzas.

Alivia, oh médico Celeste, sus penas, líbrala de sus sufrimientos y dale perfecta salud, si esto es conforme al querer divino y al verdadero bien de su alma.

Padre nuestro – Ave María – Gloria

Oración al Niño Jesús de Praga -4

Oración al Niño que se reza todas las tardes en el Santuario de Arenzano

Oh Santo Niño Jesús que difundes tus gracias sobre quienes te invocan, vuelve tus ojos a nosotros, postrados delante de tu santa imagen y escucha nuestra oración.

Te encomendamos a todos los necesitados que confían en tu divino corazón. Extiende sobre ellos tu mano omnipotente y socorre sus necesidades. Extiéndela sobre los enfermos para sanarlos y santificar sus penas; sobre los pecadores para atraerlos a la luz de tu gracia; sobre cuantos, oprimidos por el dolor y la miseria, invocan tu amorosa ayuda. Extiéndela también sobre nosotros para bendecirnos. Concede, oh pequeño Rey, los tesoros de tu misericordia al mundo entero y consérvanos ahora y siempre en la gracia de tu amor. Amén.

Visita al Niño Jesús de Praga

Divino Niño Jesús de Praga, atraído por tus palabras de confianza y de tu mirada de paz, vengo a Tí para conversar de amigo a amigo. Sólo en Tí, Salvador mío, podré encontrar la paz que mi corazón ansía, y que en ninguna parte puedo encontrar. Perdona mis pecados, buen Jesús, sé que mucho te he ofendido, pero tú prometiste perdonar a quien acudiera a tí con fe y con amor…

Necesito tu gracia y tu fortaleza para seguir el camino del bien. Sé Tú el Maestro que me guíe por este mundo de tinieblas y de confusión. El ejemplo de Tu infancia sea para mí norma y recuerdo en todas mis actividades y ocupaciones, y me haga merecedor de Tu promesa: “Cuanto más me honréis, más os favoreceré”. Amén.

Coronilla del milagroso Niño Jesús de Praga

Para Honrar Los Misterios De Su Infancia.

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios Nuestro.

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, Creador, Padre y Redentor mío. Por ser Vos quien sóis, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido. También me pesa porque podéis castigarme con las penas eternas del infierno. Ayudado de Vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén

  • V. Abre, Señor, mis labios.
  • R. Y mi lengua pronunciará tu alabanza.
  • V. Acude, oh Dios, en mi auxilio.
  • R. Apresúrate Señor a socorrerme.

Adorada y glorificada sea la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, por todos los siglos de los siglos. Amén.

Adorado y glorificado sea el Padre.

  • V. El verbo se hizo carne.
  • R. Y habitó entre nosotros.

Padre Nuestro

  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Tu encarnación.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de tu Visitación.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de tu Nacimiento
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de la adoración de los pastores.
    • Ave María

Adorado y glorificado sea el Hijo.

  • V. El verbo se hizo carne.
  • R. Y habitó entre nosotros.

Padre Nuestro.

  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de tu Circuncisión.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de la Epifanía.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Vuestra presentación en el templo.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Vuestra huida a Egipto.
    • Ave María

Adorado y glorificado sea el Espíritu Santo.

  • V. El verbo se hizo carne.
  • R. Y habitó entre nosotros.

Padre Nuestro

  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Vuestra permanencia en Egipto.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Vuestro regreso a Nazaret.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Vuestra vida oculta en Nazaret.
    • Ave María
  • Divino Niño Jesús, bendito y alabado seas en el misterio de Vuestra pérdida y hallazgo en el Templo.
    • Ave María

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en un principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

  • V. Sea bendito el nombre del Señor.
  • R. Ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

Oración al Niño Jesús de Praga -6

Novena al Santo niño de Praga

Para comenzar la novena del Santo niño de Praga, es importante realizar el Acto de Contrición, y luego la Oración para todos los días que se presento al principio.

Día primero

Divino Niño Jesús de Praga, Verbo Eterno del Padre, que para librar a nuestras almas de la esclavitud del pecado quisisteis tomar nuestra carne, padecer y satisfacer por nosotros a la divina Justicia, y haceros así nuestro ejemplar: concededme la gracia de corresponder a tan gran misericordia, y llevadme de las criaturas a Vos; libradme de la fascinación de los sentidos y haced que vea y y reconozca en Vos el objeto de mi vida para merecer poseeros y gozaros en el cielo. Amén.

Día segundo

Dulcísimo Niño Jesús de Praga, Dios y Salvador nuestro, que quisisteis nacer en un establo y en los rigores del invierno, sujetándoos desde los primeros instantes de vuestra vida a la pobreza y a los padecimientos: desasidme de los bienes y goces de la tierra, libradme del amor a lo carnal y mundano y haced que os siga en todos los padecimientos y humillaciones de la vida, para merecer participar un día de vuestra eterna gloria. Amén.

Día tercero

Poderosísimo Niño Jesús de Praga, Hijo del Padre celestial, que vinisteis al mundo para cumplir los designios eternos de salvar al género humano y cifrasteis vuestra gloria en hacer la voluntad de Aquél que os envió: haced que pueda yo también cumplir vuestros designios acerca de mi, y que me conforme con vuestra voluntad, mirando en todo mi salvación y la de mis prójimos. Amén.

Día cuarto

Misericordiosísimo Niño Jesús de Praga, Creador y Redentor mío, que habiéndoos hecho visible a los hombres y conversado con ellos, los reunisteis para formar una sociedad que sea con Vos una sola cosa, como Vos sois una cosa sola con el Padre celestial: no permitáis que me haga indigno de pertenecer a esta sociedad de que Vos sois cabeza y fundador, y de ser miembro de vuestro místico cuerpo la Santa Iglesia, nuestra buena Madre. Amén.

Día quinto

Piadosísimo Niño Jesús de Praga, divino Salvador de los hombres, que vinisteis a la tierra para la redención de todos ellos, y confiasteis a vuestra Iglesia el modo de conducirlos a la participación de la redención universal: haced, Señor, que los que no tienen la dicha de pertenecer a la Santa Iglesia acudan a esta vuestra amada Esposa para alcanzar su salvación, y que los que a ella pertenecen, pero desgraciadamente están faltos de la vida de la gracia, saquen de las fuentes de misericordia, que tenéis siempre abiertas, el inestimable beneficio de la eterna salvación. Amén.

Día sexto

Bondadosísimo Niño Jesús de Praga, resplandor del Padre y vivo retrato de su sustancia, que descendisteis del cielo a la tierra para servir a los hombres de camino, de verdad y de vida: restableced en nosotros la imagen divina, oscurecida y desfigurada por el pecado, y guiad todos nuestros pasos para que reconozcamos en Vos el único objeto de nuestra vida en la tierra y de nuestra esperanza en el cielo. Amén.

Día séptimo

Benignísimo Niño Jesús de Praga, Príncipe de la paz, que al momento de llegar Vos al mundo anunciaron ya los ángeles la paz a los hombres de buena voluntad: reconciliad con la Divinidad a los pecadores, dad la paz a su conciencia, luz a su entendimiento, fuego de caridad a su corazón, para que vuestro glorioso Nacimiento obre en todos los hombres los efectos que el anuncio angélico produjo en los pastores que os adoraron en el portal de Belén. Amén.

Día octavo

Amabilísimo Niño Jesús de Praga, Esposo divino de nuestras almas, que después de haber venido para salvar a los hombres, vendréis nuevamente a juzgarlos , manifestando los esplendores de vuestra eterna generación del Padre, que ocultasteis para haceros accesible a los hombres, y haréis brillar toda vuestra gloria para confusión de los que hayan abusado de vuestra gracia: ayudadme para que siga ahora vuestras inspiraciones, Redentor mío, y pueda veros aquel día como Juez benigno y apacible. Amén.

Día noveno

Amorosísimo Niño Jesús de Praga, Hijo de Dios desde la eternidad, e Hijo de María en el tiempo, que encarnándolos en su seno purísimo recibisteis de Ella la más admirable y respetuosa acogida que pueda haceros jamás criatura alguna: concededme que yo también os acoja con la firmeza y caridad que encontrasteis en la Virgen Santísima ¡Ah Salvador mío! Así como nacisteis realmente por María a la vida corporal, naced, os lo ruego ahora, espiritualmente en mi alma y llenadla de vuestra gracia para que corresponda siempre a vuestras inspiraciones. Amén.

Si quieres conocer los misterios dolorosos, luminosos, gozosos te invitamos a que hagas click en los siguientes enlaces:

(Visited 148 times, 1 visits today)

Deja un comentario