Conoce la Novena a san Charbel para Peticiones Urgentes y difíciles

Para comenzar este artículo podemos decir que San Charbel es el santo patrono reconocido por cumplir deseos bastante difíciles. De este modo, para personas más intransigentes que requieren de una respuesta gustosa por parte del santo, con realizar la novena a San Charbel podrá salir de apuros y mucho más.

novena san charbel-2

Novena a San Charbel

La milagrosa novena San Charbel está compuesta por todo lo encontrado en muchas otras: una oración inicial para todos los días, meditaciones específicas y el rito característico desde el día uno hasta el noveno. Además, puede manifestar a fondo lo interesante de la novena a las benditas almas para sacarlas del purgatorio.

Oración inicial

Dios Todopoderoso, que por siempre has sido santo y perfecto en medio del cielo y el mar. Gracias por inspirar a tan sutil monje, hasta dedicar a San Charbel novena como parte de mi gratificación por todos los favores recibidos en el pasado.

Monje espectacular, en esta oportunidad llego ante ti para dedicarte estas fabulosas palabras, en medio de tormentos y necesidades que sucumben mi corazón, a tal grado de poco conciliar el sueño y poco sonreír al amanecer. Reconozco mis fallas y me declaro un(a) pecador(a), por no seguir de lleno con los grandes mandatos.

Grande eres, buen Charbel, por vivir siempre con el ejemplo de Jesús, por ser un hombre bueno que sufrió en el madero para nuestra existencia. En la ermita te hallaste lleno de sutileza, humildad y un gran deseo por cumplir con las misiones asignadas, con el solo propósito de agradar al Altísimo desde lo más alto del firmamento. Buen Charbel, a ti dedico esta novena, para que escuches con esmero todos los favores urgentes que necesitan ser resueltos.

Primer día

Oh generoso San Charbel, que tú aroma apenas es comparable con el rico perfume del Cielo, por hacer todas las peticiones ordenadas por el Padre desde el paraíso. Si todos tus deseos hacia mí son generosos y amables, que se haga la voluntad de Dios, porque así lo dispone de acuerdo a mi voluntad.

A ti te agradezco por la gracia de la fe, ahora te pido que me auxilies en (se explica con el mayor detalle posible de esa petición urgente por resolver) hasta que mi corazón lata de nuevo con mayor tranquilidad y amor.

Meditación: El primer mensaje a conocer durante la novena a San Charbel es la vida digna que éste llevó en su periodo ubicado en La Ermita. Su espíritu es tan grande que todos los hombres vieron en él a un consejero respetable y un mensajero que fue enviado por Dios para colmar de serenidad a los más necesitados.

Segundo Día

Eres tan mártir igual de Jesús, porque has compadecido con el bondadoso corazón que tienes.

No escapas sobre el significado del sufrimiento, porque ver la Cruz en que estuvo sometido Cristo te llenó de tristeza y amargura. Intercede por mí de todo corazón, para que este día segundo sobre la novena a San Charbel me cumpla lo siguiente (nuevamente se expone el favor) para obtener respuestas claras y un horizonte pleno sobre tu existencia y gran poder. Porque eres reconocido por tus milagros, imploro que no dejes de escuchar tu rosario, la novena a San Charbel.

Meditación: Todas las acciones reconocidas en San Charbel tienen un móvil en particular: su gran devoción por las imágenes de Cristo en los altares.

Tercer día

Porque sin duda alguna eres la estrella más brillante que hay en el cielo. Los grandes astros tienen envidia sobre ti, por el espectacular de tu brillo, como si fueses tocado por la mano de Dios. Fortifica mi esperanza, que en la actualidad luce un tanto perdida por tantos eventos desafortunados que han acontecido en los meses recientes.

Hoy se cumple tu día tercero, mismo día de la novena a San Charbel para pedirte que (el favor a pedir) para que se cumpla siempre tu deseo y escuches con atención de estas peticiones que hago con muchas lágrimas en los ojos.

Eres el gran motor de la paciencia y el silencio, porque nunca respondiste a las ofensas ni a las calumnias que muchos quisieron hacerte por falta de veracidad que eres santo. Intercede, para que logre lidiar con tantas dificultades que me ha presentado la vida. Quiero ser valiente y con esta oración al gran monje, he adquirido energías para el siguiente día. Que la paciencia sea siempre mi gran virtud, porque la he aprendido del mejor maestro; el fabuloso Charbel.

Meditación: San Charbel defendió con vehemencia todo lo relacionado con la eucaristía, el pan y vino consagrado. El trabajo de la iglesia en todo momento lo mantuvo ocupado, ejecutando otro tipo de actividades vinculadas con el catolicismo.

Cuarto día

Grandioso San Charbel, en este día cuarto vengo nuevamente a depositar la confianza en ti con este favor que te vengo a pedir (describir la petición) que se ha hecho muy difícil de cumplir. Oh monje poderoso, sé de buena cuenta que para ti no hay imposibles, por ende, acudo ante su sagrado vestido para que hagas cumplir con cada una de estas consideraciones encontradas en la novena a San Charbel.

Apodérate de todos los cristianos hasta que los mismos tengan tus mismas virtudes de fe y paciencia para solventar los problemas que le aquejan.

Meditación: Dios se encontró a solas con San Charbel para indicarle que todo un pueblo deberá seguir su mandato y ejercer el ejemplo de sus dones con gran sacrificio y amor. Dio a conocer la importancia de la penitencia y la austeridad como parte de la misma, pero con gallardía puede sobrellevarse esa situación, del mismo modo que el monje lo hiciese en La Ermita.

Quinto día

Oh magno y generoso Charbel, en esta mitad de novena confieso que soy un pecador. Permite que mi alma en mi lecho de muerte sea recibida por el Todopoderoso para que juzgue cada una de mis acciones hasta recibir su bendición. Te ruego por esta gracia (se describe el favor), porque mi corazón ha estado en desconsuelo por mucho tiempo, en espera de una gran respuesta. Sé que acoges cada situación difícil hasta revertir todos los males y convertirlos en inmensas alegrías.

Meditación: No importa el tamaño que sean los favores que se invocan para cumplir en la novena a San Charbel. Este monje al contar con el respaldo entero de Dios es capaz de conceder milagros que tan siquiera el mundo católico y cristiano se imaginan.

Sexto día

Majestuoso San Charbel, tú que pudiste mediar palabras con el propio Jesucristo, haz que su mensaje llegue con mucha fuerza a mi pobre corazón, que paulatinamente ha dejado de creer en sus dones por causa de mis aflicciones y la poca atención prestada en mi caso. Reconozco mis culpas y mi abandono, pero oh monje poderoso, deseo reivindicar mi fe con esta novena para que se cumpla la siguiente petición difícil de resolver (acá la petición) hasta que mi alma vuelva a rebosar de alegría.

Meditación: No hay que olvidarse de Jesús, quien murió por causa de todos los hombres en la cruz. San Charbel es el emisario predilecto de él, capaz de ayudarnos en lo que sea necesario.

Séptimo día

Eres la ayuda de los necesitados y consuelo de todos los afligidos. Genial San Charbel, que bajo tu amparo has acogido a millones de devotos para socorrerlos en enfermedades benignas y malignas. Hoy, en día séptimo, te suplico que ayudes a curar de la enfermedad en (nombre de la persona enferma) que ha sufrido de muchos dolores y penas a partir de su afección. Ten misericordia de él/ella para que no siga martirizando su dolor.

novena san charbel-5

Meditación: El monje Charbel en determinadas ocasiones sirvió para visitar a los enfermos y ofrecer palabras de aliento a sus familiares. En caso de enfermedades, corresponde apoyarse en él.

Octavo día

Tú que estás embriagado por la gracia de Dios, con una fuerza de fe increíble, te pido generoso San Charbel que no dejes decaer mi fe. Con esta novena para ti, vuelco todo mi amor por escucharme y atenderme en estas situaciones adversas que han minimizado mi corazón. Soporta mis momentos de soledad, cuando no tenga compañía de nadie, para aprender a vivir como tú en el exilio desde La Ermita.

Meditación: Cabe mencionar que muchas veces, el monje se internó en los bosques para estar solo y meditar sobre sus dones con Dios.

Noveno día

Benedicto San Charbel, en este día noveno quiero agradecerte por acogerme dentro de tu sagrado manto. Tú que tienes el don de escuchar las súplicas más complejas de todos tus hijos. Me despido sabiendo que me has atendido, así como ocurrió lo propio con Jesús y todos sus siervos. Grande eres, Charbel, por eso retribuyo ese amor en esta importante novena.

Meditación: Toda la vida del gran San Charbel no es más que un reflejo propio de lo vivido por Nuestro Señor Jesús. Finalmente, puede encontrar otras novenas interesantes por su lectura, como la novena a Santa Rita.

Oración final a San Charbel

¡Oh Santo Venerado!, Tú que pasaste tu vida en la soledad, en una ermita humilde y retirada. Que no pensaste en el mundo ni en sus goces. Que ahora estás sentado a la diestra de Dios Padre, te pedimos que intercedas por nosotros para que Él nos extienda su bendita mano y nos socorra, ilumine nuestra mente, aumente nuestra fe, y fortifique nuestra voluntad para continuar nuestras oraciones y súplicas ante ti y todos los santos.

¡Oh san Charbel! que haces milagros y realizas prodigios sobrenaturales, que curas a los enfermos y devuelves la razón a los perturbados, que devuelves la vista a los ciegos y el movimiento a los paralíticos, míranos con piedad, y otórganos la gracia…………que te imploramos. Ayúdanos para hacer el bien y evitar el mal. Pedimos tu intercesión en todo momento y sobre todo en la hora de nuestra muerte. Amén.

Si quieres conocer los misterios dolorosos, luminosos, gozosos te invitamos a que hagas click en los siguientes enlaces:

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario