Capítulos Bíblicos de la Ira de Dios

Los temas religiosos son uno de los más polémicos que se puedan someter al debate público, ya que para la humanidad Dios tiene diversas presentaciones y pensamientos, según la religión que se profese, sin embargo, todas estas teorías coinciden en que si los fieles desobedecen  y ofenden a su Dios, este desatará su ira, por lo que en este artículo se indicarán los aspectos más relevantes sobre la ira de Dios.

La ira de dios

Antecedentes de la ira de Dios

El ser humano es imperfecto, a pesar de que fue creado a la imagen y semejanza de un Dios totalmente perfecto, por lo que el hombre siempre estará sometido a pruebas de fe, que tal vez en muchas ocasiones no supere con éxito y por ende pueda ser sometido a la ira de Dios, lo que conlleva a una especie de extrañas ideas de un Dios vengativo.

En este mundo moderno y plagado de vicios, la lucha constante de la humanidad por seguir el camino del bien o el camino de la justicia para agradar a Dios, se hace bastante complicado producto de las tentaciones que se presentan a diario, por lo que seguir los mandamientos señalados en las santas escrituras, pudieran ser imposibles de cumplir a cabalidad.

Es así como las personas que tienen una fuerte convicción de su fe, optan por consultar los textos bíblicos para estar atentas a seguir esos señalamientos y a lo largo de su camino realizar buenas acciones con el prójimo, las cuales les permitan lograr la paz interior y por ende una buena vida, luchando día a día para mantenerse firmes ante el continuo bombardeo de cosas superfluas y de poca importancia, que les hacen cometer pecados y por ende desagradar al Dios supremo.

El libre albedrío otorgado como regalo divino al hombre, le permitirá decidir el camino que desea tomar, por lo tanto, las consecuencias que deriven de cada decisión deberá asumirlas con entereza y si su arrepentimiento es sincero y de corazón, la justicia divina tendrá misericordia de él.

 

¿Qué es la ira santa de Dios?

Se dice que la ira santa de Dios es desatada por la injusticia contra la verdad por parte de los hombres, quienes actúan a favor de la maldad y el pecado, apartándose del buen camino trazado por el creador. Es por ello, que Dios repudia todo lo que el hombre hace para destruir, corromper y contaminar todo lo que él ha creado con tanta bondad y amor, lo cual es causal para abandonarlos a su suerte y desatar su ira contra aquellos pecadores, que no sienten arrepentimiento de sus malos actos.

La ira de dios

Dios representa el amor incondicional, la paz y la misericordia, sin embargo, mandará al infierno a quien se lo merezca, al perverso, al malvado, al injusto, por lo que, algunos piensan que partiendo de la idea de que Dios es misericordioso perdonara todos sus pecados, sin el arrepentimiento sincero del pecador, lo que es incorrecto, porque el hombre debe apartarse del mal y adorar a Dios de manera sincera.

La biblia señala que Dios odia el pecado y la maldad, porque la ira santa de dios es muy diferente a la ira humana, al enojo que es arbitrario, explosivo, vengativo e insano, por lo que, aquellos que se alejen del camino de Dios serán abandonados a su suerte y esto no significa que Dios sea cruel, sino que el repudia los corazones llenos de odio y mentiras.

El amor verdadero de Dios es equivalente al espíritu santo, porque el amor del hombre pudiéramos clasificarlo en el amor heros, que significa atracción física y el amor filio, que significa el amor que se tiene a la familia y a los hermanos, es decir, existen diferencias muy marcadas en los tipos de amor que pudiera sentir el hombre y que no se comparan con el amor de Dios.

El arrepentimiento del hombre para agradar a Dios consiste en darle la espalda completamente al pecado y todo lo que represente maldad y se avoque al amor de Dios que es lo más perfecto que existe y ningún ser humano será capaz de experimentar este sentimiento hasta que el espíritu santo sea derramado sobre él.

¿Quiénes estarán a salvo?

Un hombre puede cometer todos los pecados inimaginables, vivir una vida descarriada y ser la peor persona con sus familiares, vecinos y amigos, inclusive puede llegar a matar, pero si en ese corazón surge la reflexión y el arrepentimiento sincero, desde lo más profundo de su ser, Dios lo perdonará y le dará una nueva oportunidad para corregir sus errores de vida y convertirse en un hombre de bien.

El hecho de reconocer a Dios sobre todas las cosas es un acto de fe absoluta y muchas personas que se encontraban en dolorosas situaciones de su pasado, han recurrido a la fe para darle un cambio positivo a sus vidas, dejando atrás los pecados cometidos y tomando las enseñanzas de Jesucristo para seguir adelante, con paz en sus almas y ofreciendo al prójimo su testimonio y palabras de aliento.

El arrepentimiento sincero del hombre es la clave para su salvación, ya que Dios es justo y retribuirá esas buenas acciones y cambios, de una vida llena de tristeza, odio, vicios y desolación, a una nueva vida libre de culpas y  donde servirá a Dios hoy, mañana y siempre.

Nunca será tarde para arrepentirse y buscar el camino de la palabra de Dios, el cual está perfectamente plasmado en la Santa Biblia, ya que errar es de humanos y rectificar es de sabios, por lo que, cuando llegue el juicio final, el hombre será juzgado por los pecados cometidos y si rectifica sus errores a  tiempo será perdonado, porque Dios es amor y compasión.

¿Conoce lo que dice la Santa Biblia sobre la ira de Dios?

La mayoría de las religiones en el mundo hablan de un ser supremo, que observa detenidamente y se mantiene omnipresente en nuestro plano terrenal, a pesar de que no se muestra físicamente, la fe permite pensar que dicho ser está allí, observando, analizando y juzgando las acciones de los hombres, para retribuir las buenas acciones y condenar las malas.

Si estas acciones son buenas, entonces este ser superior decidirá recompensar al autor de las mismas, de maneras misteriosas, por su libre elección de un camino recto y alineado a los mandamientos, en cambio, si sus acciones tienen consecuencias negativas sobre otros o sí  mismo, entonces se desatará lo que se define como la ira de Dios o la ira divina.

 

¿Cuáles son los diez aspectos más relevantes de la ira de Dios?

Los mandamientos son el ejemplo más claro para manifestar la desobediencia del ser humano, además de generar motivos suficientes para desatar la ira de Dios, por lo que, en la actualidad el hombre moderno se ha dedicado a vivir en gran medida trabajando en función de nimiedades, tales como: los lujos extremos, la moda, los vicios, las guerras, los placeres carnales, entre otros, dejando a un lado las enseñanzas cristianas.

En este sentido, el pecado y la falta de pureza en las acciones del hombre, determinan el repudio de Dios sobre estos actos que van en contra del buen sentido de sus designios.

A continuación se señalan diez aspectos relevantes sobre la expresión de la ira de Dios:

  • El enojo de Dios

Existen teorías en algunas religiones donde muestran a los fieles un Dios enojado y vengativo, contra aquellos hombres que no siguen el buen camino, en consecuencia, deben ser castigados por sus malas acciones, sin embargo, se dice que Dios es un Padre amoroso, que aborrece el pecado pero ama al pecador, manifestando de tal manera su amor por la humanidad. Para saber más sobre el amor de Dios por el mundo puedes hacer click en el siguiente link: Dios Ama al Pecador| 5 Evidencias Bíblicas

Las teorías se contradicen al mostrar un Dios bueno y otro no tanto, pero si bien es cierto, el sentimiento de ira santa de Dios no se compara con la ira humana, ya que la de Dios se basa en la justicia divina y perfecta y la humana en el rencor, odio y maldad, por lo que,  Dios ama a sus hijos y quién ama profundamente no puede albergar maldad.

  • La ira divina o sentimiento

El hombre es un ser capaz de manifestar una gran diversidad de sentimientos, tales como: amor, alegría, tristeza, compasión, deseo, odio, indiferencia, miedo, desesperación, entre otros, ya que su imperfección lo hace débil.

En este sentido, la ira divina proviene de un ser perfecto que no puede ser comparado con ninguno de estos sentimientos mundanos, porque su interpretación de la ira está basada en el amor, la justicia, la equidad y la igualdad, así como el perdón de quién cometa una falta.

  • La ira a la desobediencia

La desobediencia del hombre a las reglas divinas es una de las acciones impuras que desatan la ira de Dios, porque cada acto conlleva a una consecuencia. Jesucristo murió en la cruz para salvar a la humanidad de sus pecados y de esta manera se abrirían las puertas del cielo, por lo que Jesús sufrió  gran agonía por llevar gran parte de las culpas de los hombres y aceptar el castigo de Dios por la desobediencia de otros.

  • La ira y el amor divino

La justicia, la paz, la pureza son virtudes que al ser fracturadas por las acciones del hombre desatarán la ira de Dios, lo que conlleva a internalizar que el hombre pecador debe asumir y arrepentirse de las faltas cometidas para obviar el castigo y obtener la gracia de Dios.

Todo pecado por muy pequeño que sea, merece una sanción, así que hasta que el hombre no acepte que sus faltas son cuestionadas a los ojos de Dios nunca obtendrá su gracia plena y deberá responder ante sus pecados.

  • La ira de Dios hacia las naciones

La ira santa de Dios hacia las naciones se genera por el incremento del pecado y la maldad en sus pobladores, tal como sucedió en las ciudades de Sodoma y Gomorra, las cuales fueron destruidas por los ángeles enviados por Dios.

Estas ciudades eran muy corrompidas y la práctica de actos repulsivos a los ojos del señor, tales como; idolatría, homosexualidad, herejía, entre otros, propició la ira santa de Dios a través de una lluvia de fuego y azufre, para castigar a sus habitantes y generar un renacer de vida con los pocos sobrevivientes que eran siervos de Dios.

  • La ira a través de la naturaleza

El incremento de desastres sobrenaturales es una clara señal de la ira de Dios sobre el mundo, porque la biblia dice que él destruirá a todo aquel que haya destruido la tierra su más preciada creación.

Algunos estudios científicos han demostrado estadísticas donde se reflejan cambios bruscos en las estaciones climáticas, terremotos, erupciones volcánicas y pestes que generan un gran índice de mortalidad en el mundo, estas señales se pudieran considerar actos de la ira santa de Dios sobre el hombre moderno.

 

  • La ira del juicio final

Llegado el momento del juicio final y la desobediencia del hombre y su egoísmo ha generado calamidades, guerras, hambrunas, muertes, desastres naturales, entre otros, lo que ha preparado el camino para que Dios desate su ira sobre la tierra y aquellos que no lo hayan reconocido sufrirán las consecuencias en el lago infernal.

  • La ira vengativa en el futuro

Todos los hombres que no reconozcan a Cristo como su salvador serán olvidados y recibirán la ira vengativa santa de Dios en la tierra.

  • La ira de la justicia divina

Al ser Dios un ser justo y perfecto, al contemplar las injusticias realizadas por los hombres, se desata su ira y esto no quiere decir que sea una emoción de maldad o cólera, es más como una ira positiva que surge para reajustar las injusticias en el mundo. Para ampliar la información puede hacer click en el siguiente link: ¿La ira de Dios o mas bien la justicia de Dios?

  • Justicia retributiva

Todo pecado debe recibir su castigo, sin embargo, Jesús de Nazaret recibió el castigo por todos los pecados del mundo de manera retributiva, siendo inocente de cada uno de ellos.

Gracias al sacrificio que Jesucristo asumió en nombre de toda la humanidad, Dios no ha retribuido el castigo de ni la cuarta parte de los pecados de los hombres, ya que el sacrificio de su hijo asumió gran parte de este castigo, en consecuencia, no se puede pensar que Dios pospuso las sanciones a los transgresores de sus leyes, porque en este caso lo hizo con su hijo Jesucristo y no contra la humanidad. Si desea saber más sobre Jesucristo hacer click en el siguiente link: Las 7 Palabras de Jesús en la Cruz ¡Viernes Santo!

(Visited 3 times, 1 visits today)

Deja un comentario