Cómo eran los Drakkar vikingos? Y su historia

Los Drakkar vikingos se trata de unas embarcaciones construidas con características especiales, que eran utilizados para el comercio,  como uso militar y luego muchos empleados para asaltar y saquear poblaciones. En este artículo conocerá, la historia de estas fantásticas naves que hasta la presente se exhiben diferentes museos, ciertas partes de sus naves como alguna de ellas.

Drakkar

Drakkar

Drakkar significado, conocido con el nombre “långskip”, que traduce: barco largo, es una nave de armadura asegurada que se origina en el período de los años 7000 y 1000. Lo emplearon los escandinavos y vikingos, en sus primeras invasiones de guerra, bien fueran por costas por la parte interna de los territorios.

Los Drakkar, se usaron con mayor fuerza y poder por parte de los militares de los escandinavos, quienes lo consideraban como un elemento valioso para su cultura. En las islas Lofoten de Noruega, ciertas embarcaciones de pesca, aún sigue construyendo con los mismos métodos.

Las naves denominadas Drakkars, eran embarcaciones que alcanzaban grandes velocidades, por ser livianas,  además de ser resistentes y están elaborados para navegar por el Océano Atlántico.

Los escandinavos, eran contemplados durante los siglos VI y XI como un pueblo prehistórico y guerrero. Sin embargo, por los fuertes acontecimientos y la ampliación demográfica, durante el año 856,  ocasionaron que muchos hombres abandonaran su territorio, para iniciar la exploración de nuevos lugares.

Por tal motivo, estos hombres con su intención de encontrar rutas que los condujeran a otros horizontes, se toparon con el norte de Escocia, y luego Irlanda, donde se tropezaron con una comunidad más culta que los propios celta.

Drakkar

Estos vikingos destruyeron con todo lo que estaba a su paso, se hicieron apodar con el vocablo “piratas” o “reyes del mar”. En muchas ocasiones, eran ladrones, asaltantes, asesinos y en otras eran mercaderes. Aunque en sus inicios, se dedicaban a la pesca y agricultura.

Muchas de las embarcaciones vikingas Drakkar, se reconocían por sus ornamentos que colocaban para ser exhibidas en las proas y popas, donde colocaban cabezas de dragones tallados en madera, que se les creía que protegían de la presencia de espíritus peligros del mar.

Origen del nombre 

El vocablo Drakkar, es la modificación de una legendaria palabra de origen irlandés, empleada para nombrar a los dragones. A las naves conocidas como Drakkar, se le ha denominado de esta manera, porque el símbolo de la proa estaba representado por la cabeza de una de las criaturas fantásticas.

Desde ese entonces, recibió el nombre de Drakkar, estos barcos con su figuras retóricas era una de las partes que la distinguían en sus construcciones. De acuerdo a las viejas escrituras irlandeses, se narra que las leyes paganas impedían que emplean ese tipo de imágenes una vez que salían al mar, sin embargo, en el caso que se colocará el adorno era fácil de quitar, cuando llegarán a las costas, para protegerse de las deidades de la tierra, se sintieron amedrentados.

El vocablo “Dragón” en singular, traducía: Dreki; mientras que en plural: Drekkar, por lo que Drakkar es la variación de lo que traducía: “Dragones, Mascarones, o barcos”.

Descripción

Las más importantes literaturas de información que se encuentran al alcance haciendo referencia sobre la navegación vikinga, provienen de historias contemporáneas y aventuras nórdicas: Unas leyendas, escritos de leyes o textos morales, tales como:

Íslendingabók, Landnámabók, Gragas y Konungs skuggsjá; mientras que, las fábulas como Grœnlendinga y saga Orkneyinga; o la parte poética escáldica Hafgerðingadrápa, brindan una nutrida gama de fuentes detalladamente de las distintas y variadas naves, nombres, construcción, naufragios, tiempos adecuados para salir al mar, marinería, métodos de navegación y condiciones climáticas en el Atlántico Norte.

La dificultad que presentan todo este cúmulo de obras, es que se narran conceptos de los siglos IX y XI, y que fueron plasmados a finales del siglo XIII, cuando la fantasía y la verdad, fácilmente era irreal. Los Drakkar, eras naves tenían unas dimensiones de construcción largas, estrechas, livianas y algo de travesaños, con remos en toda su extensión de la armadura. Algunas versiones anteriores, narran sobre un solo mástil con una vela rectangular que hacía fácil el trabajo de quienes remaban, sobre todo cuando eran viajes largos.

Por lo general, la mayoría de los drakkar eran elaborados sin usar maderos, empleaban técnicas de armadura trincada, sobreponen lajas de madera para cubrir las uniones entre las lajas, usando musgos humedecidos con resina. El poco peso del drakar, y su escaso calado permitía que se movilizará por las aguas marinas a tan solo un metro de profundidad, lo que hacía posible desembarcar velozmente, inclusive de llevar la nave a tierra.

En su principio las naves no poseían armadura, fue luego del siglo VII que comenzó a emplearse una vez que observaron que brindaba estabilidad mientras estaba navegando. Al igual que inventaron el sagaz timón que estaba colocado fijo a estribor.

Construcción 

Las naves eran fabricadas con madera, los mejores trazos de las técnicas de construcción de los drakkar, se originan de las naves fúnebres. Para la tradición y sociedad vikinga, se permitía que los reyes se quemaran en compañía de su propio drakkar, así junto a sus más preciadas posesiones.

En este caso, se tiene como ejemplo la nave funeraria de Oseberg en Noruega y el drakkar anglosajón de Sutton Hoo en Inglaterra.

Los drakkar, eran asombrosamente estrechos en cuanto a su tamaño, especialmente si es comparado con los diseños de la actualidad.

El más grande drakkar, evidenciado en el puerto de Roskilde, posee unos 35 metros de eslora, así como el hallado en el puerto de Hedeby, posee la mayor relación entre el largo y ancho: 11,4 a 1. Aunque, naves, más nuevas son mejoradas para navegar, con ratios más bajos de 1 a 7, inclusive de 1 a 5.

 

Los drakkars eran construidos de una manera, que fácilmente lograban 14 nudos por su velocidad. Eran embarcaciones adecuadas para navegar, sin embargo, por ser construcciones abiertas, no estaban aptas para ser habitadas. Aunque, este aspecto no fue impedimento para los primeros expedicionarios escandinavos, quienes se atrevieron a descubrir e implantarse en territorios donde llegaban.

Tipos de barcos 

Las naves drakkar, pueden clasificarse en diferentes tipos, de acuerdo a sus dimensiones, detalles, categoría y prestigio. A continuación se detallan algunas de ellas:

Snekkar (snekkja)

Es una nave considerada de guerra por excelencia, entre sus características podía ser construido con 17 metros de eslora, una manga de 2,5 metros y un calado de 0,5 metros. Con capacidad para una tripulación de 25 hombres. Con el transcurrir del tiempo, el snekkar siguió su evolución, luego de terminará la época vikinga.

Rumpelstiltskin pro 

Estas naves eran de gran renombre, tan enormes como les permitía su armadura. Sus tamaños variaban y su elaboración no realizaba con frecuencia. La conocida Vikingeskibsmuseet, posee una nave en forma de dragón de 30 metros de eslora, 3,9 metros de manga y 0,9 metros de puntal. Alcanza tener en su interior entre 61 a 121 hombres, donde cada uno o dos por remo.

Knarr los barcos mercantes de los vikingos 

Es una versión de los drakkar, que fueron construidos para el comercio, con una capacidad y extensión para aceptar diferentes tipos de carga como la tripulación, ganado y comercio de esclavos.

Las naves mercantes conocidas como knarr, igual se denominaban knorr o knörr.  Se debe tener presente, que una de las principales actividades que se dedicaban los vikingos era al comercio. Para ese entonces, contaban con barcos fuertes, grandes, pero lentos, tenían suficiente lugar para guardar pieles, esclavos o productos lácteos.

Sus dimensiones alcanzaban 16 metros de largo con una capacidad para almacenar 24 toneladas de cargamento.  En el tiempo de los vikingos, los knarr, podían atravesar el Atlántico Norte, e intercambiaban mercancía entre los grupos vikingos y sus ciudades.

Drakkars famosos 

Entre los barcos vikingo drakkars, se hicieron famosas las conocidas como: El Ormen Lange, que traduce: La Gran Serpiente, se trataba el drakkar más popular del rey vikingo Olaf Tryggvason de Noruega.

Al igual que Mora, fue una nave que Guillermo el Conquistador, le obsequio su esposa Matilde. Se trató del buque emblema durante la conquista de Inglaterra.

Galería

En este espacio, les mostramos algunas de las imágenes más imponentes, relativas a diferentes naves vikingas o Drakkar de la época:

 

Historia del barco vikingo 

Los vikingos se transformaron en los navegantes y expedicionarios más adelantados de la Alta Edad Media. Ingresaron por el Mediterráneo hasta el Imperio Bizantino. Igualmente, se arriesgaron a navegar en mar abierto, se atrevieron a colonizar diferentes tierras, tales como: Islandia, Groenlandia, arribando hasta Canadá. Las naves vikingas, fueron construidas principalmente para el comercio y en el aspecto militar de los escandinavos. Sin estas embarcaciones la era vikinga no hubiese tenido un desarrollo.

Encontrados en un territorio de temperatura helada y tierras nada fértiles, los vikingos se vieron en la necesidad de sobrevivir, por lo que su mejor opción fue el mar para obtener ganancia a sus vidas. Los barcos vikingos, cruzaron mares, en primer lugar en actividades de pesca, después para comercializar, pero al final para asaltar.

La insuficiencia de recursos, el escaso producto agrícola obtenido de los cultivos  y la abundante población, fueron los principales motivos que los cronistas encontraron para plasmar el origen de los saqueos vikingos.

En ciertos casos, los vikingos, se implantaron en grupos en los territorios que asaltaban, mientras tanto, otros retornaban a sus hogares. Pero, por el bosquejo mejorado de embarcaciones y nuevos métodos para navegar, los vikingos cambiaron sus actividades, de la pesca de arenques y bacalaos, a vencer las aguas del mar. Las llamadas piraguas y botes de piel, quedaron atrás para comenzar con el tipo de embarcaciones construidos en madera.

Los primeros navíos vikingos 

A lo que se ser refiere a la historia de los barcos vikingos, se originan a partir del siglo VII. Desde que los escandinavos iniciaron el proceso de colocar la vela en sus naves. Quizás, inducidos por los frisios, pueblo que moraba en el territorio costero del norte actualmente Alemania y Holanda.

De manera que, las reseñas de naves vikingas con vela, se hallan en las existencias funerarias a finales del siglo VI. Mientras tanto, los vikingos empleaban los remos para empujarse. Este instrumento primitivo, continuó usándose cuando no hacía viento, sin embargo, la vela los conducía por trayectos largos y a gran velocidad.

A partir desde ese entonces, las excursiones por el Atlántico Norte comenzaron a producirse. Se debe tener presente, que la era vikinga se inicia en el año 793, al producirse la embestida y el asalto al monasterio de Lindisfarne al norte de Inglaterra.

Durante mucho tiempo, el bosquejo y construcción de naves vikingas se fueron perfeccionando, así como se fueron aprendiendo con nuevos métodos de navegación.

Navegantes de ríos 

Los vikingos, no fueron los fundadores en penetrar mar abierto. Igualmente, fueron expertos en transitar ríos para agredir poblaciones territorio adentro. Por lo que la embarcación vikinga, tendría entre sus elementos que fuera maniobrable y unos tamaños ideales.

Los drakkar y snekkar, tenían en sus diseños formas largas pero estrechas, con escaso peso y descubiertas.  Esta característica, permitía que continuarán el curso de los ríos y bordear las costas con especial cuidado. De igual forma, podían expulsar sus barcos por tierra cuando lo necesitaban.

La fácil y enorme forma de navegar de sus naves, les concedió marcas rutas comerciales alrededor de toda Europa, y organizar asaltos y embestidas a lugares remotos, tales como: cuando los vikingos arribaron a Sevilla subiendo el Guadalquivir, y así llegaron hasta París, navegando por el río Sena.

Museos vikingos al norte de Europa

Existe el conocido Museo de Roskilde, ubicado al oeste de Copenhague en Dinamarca, donde cuenta y exhiben cinco naves vikingas primitivas, estas embarcaciones fueron encontradas en los Fiordos de Roskilde, cercano de Skuldelev.

Las embarcaciones se encuentran para ser vistas por los visitantes, así como poseen una colección propia de reproducciones de naves vikingas y de otras clases nórdicas.

En el Museo Nacional de Dinamarca, conocido como Copenhague, existen ciertos drakkars y la leyenda, describiendo desde la formación de las primeras embarcaciones hasta los últimos construidos, como es el caso, el encontrado en Peberrenden-estrecho del fiordo- cercano de Roskilde, que fue derrumbado por autorización de la reina de Dinamarca Margarita II, Margarethe I, hecho ocurrido en el año 1.400 para resguardar al pueblo de las agresiones de los opositores.

El Museo de embarcaciones vikingas, conocido como Vikingskiphuset de Noruega, se encuentra en la Península de Bygdoy, Oslo, donde se encuentran los drakkars de Gokstad, Tune y Oseberg.

En el Statens Historiska Museet av Stockholm de Suecia, cuentan con drakkars previo a vikingos. En el Museo Vikingo de Schleswig-Holstein, ubicado al Norte de Alemania, limitando con Dinamarca, también se encuentran algunos pares de sneakers y drakkars, así como una maravillosa embarcación vikinga.

Embarcaciones vikingas encontradas

Se conoce que las naves vikingas denominadas drakkars, no utilizaban un nombre propio, razón por la que especialistas arqueólogos usaban el nombre de territorio donde se encontraban, colocándolos de esta manera una identificación. En este segmento, se hablará a groso modo de algunos de ellos:

Gokstad

Ubicado en Fiordo de Oslo, Noruega. Construido entre los siglos IX y X, drakkar de tipo funerario. Se encontró a finales del siglo XIX.

Hjortspring

Ubicado en Dinamarca

Halsnoy

Encontrado entre los siglos IX y X en Noruega

Skuldelev

Hallado en el siglo XI, en Dinamarca

Tune

Drakkar, encontrado en a finales del siglo XIX, en Fiordo de Oslo, Noruega.

Oseberg

Drakkar elaborado tipo de drakkar funerario, encontrado entre los siglos IX y X, en Fiordo de Oslo, Noruega.

Roskilde

Nave encontrada en Fiordo de Roskilde

Nydam

En la actualidad se encuentra mostrado en el castillo Gottorp de Schleswig-Holstein al Norte de Alemania, límite con Dinamarca, territorio de vikingos germano daneses. Les invitamos a visitar otros enlaces de interés, tales como:

(Visited 315 times, 1 visits today)
Categorías Nordica

Deja un comentario