Querubines: ¿Qué Son?, Historia y Características

Los querubines son ángeles y forman parte de la Jerarquía Celestial reconocida por la tradición católica.  Se dice que están muy cerca de Dios y pueden ver su rostro. Si te interesa saber un poco más sobre estos mensajeros alados te invitamos  a que sigas leyendo.

querubines

 ¿Qué son o quiénes son los querubines?

Hablar acerca de los querubines nos lleva necesariamente a definir quiénes son los ángeles, así como a la posibilidad de abrirnos a un mundo divino y místico que va más allá de lo racional, pero que sin embargo, forma parte inseparable de las creencias religiosas y cosmogónicas con las que abordamos la existencia.

Ángeles

Etimológicamente la palabra ángel significa mensajero, pero cuando asociamos a los ángeles con la creación del mundo la definición que hacemos de ellos está asociada a lo divino, a la existencia de un Dios, el Padre creador del universo.

A los ángeles se les puede definir no solo como mensajeros, sino como seres espirituales, expresiones de una conciencia superior que hace posible que la existencia esté llena de misterio, de divinidad y de belleza.

Impregnados de la sabiduría y de la inteligencia del poder superior que rige el universo, tienen la potestad de estar aquí, allá y donde sea. Se dice que fueron creados precisamente para asistir a Dios en la continua creación y expansión de la existencia divina y humana.

querubines

Al hablar de la existencia humana y relacionarla con los ángeles y querubines debemos aceptar la posibilidad de que éstos formen parte de nuestra esencia, ya que ellos como nosotros tenemos el mismo origen y fuimos creados a imagen y semejanza de Dios.

Los querubines, al igual que todos los ángeles, han estado asociados a Dios desde el mismo instante de la creación. Se dice que fueron creados en un momento único, es decir, todos los ángeles al mismo tiempo para que sirvieran al Señor, alabaran su gloria y asistieran a la humanidad.

No cabe duda de que los querubines son ángeles, unos más dentro de los incontables ángeles creados  y así lo recoge la tradición católica, cuando define a los querubines como ángeles servidores del señor, mensajeros divinos que forman parte de la sabiduría de Dios.

En ningún momento hay que confundir a los querubines con los querubes o bebés alados que normalmente están asociados al ámbito del arte y que son llamados Putti.

querubines

Las jerarquías angelicales y los querubines

Las jerarquías angelicales han sido un tema controversial, ya que en el transcurrir de la historia se han presentado varias versiones. Sin embargo, la que ha tenido mayor aceptación es la Jerarquía celestial que data del siglo VI y es conocida como la de Pseudo-Dionisio (falso Dionisio).

El nombre de falso Dionisio obedece al hecho de que esta versión, aparentemente, fue adjudicada a Dionisio el Areopagita quien no vivió en el siglo VI sino en el siglo I de la era cristiana. Es más, se asegura que realmente fue propuesta por autores anónimos que tomaron prestado el nombre de Dionisio.

Jerarquía celestial (falso Dionisio)

En esta jerarquía se menciona que existen tres órdenes angelicales, y que cada una está conformada por tres coros, sumando un total de nueve coros.

  • Primer orden: se dice que los ángeles que conforman este primer orden gozan de la gracia de contemplar a Dios por estar muy cerca de Él y cumplen con las tareas de garantizar la existencia del universo y manifestar la voluntad divina. Aquí se encuentran los tres primeros coros que son los serafines, los querubines y los tronos.

  • Segundo orden: a los ángeles de este segundo orden se les pide que manifiesten el poder de Dios, que se encarguen del gobierno de los planetas, obedezcan a los ángeles del primer orden y supervisen a los de la tercera orden. Se encuentra conformado por las dominaciones, las virtudes y los poderes (cuarto, quinto y sexto coro).
  • Tercer orden: los ángeles que pertenecen a este orden son los más cercanos a la humanidad y tienen como tarea proteger, guiar y hacer llegar al creador las súplicas de los fieles. La integran los príncipes, los arcángeles y los ángeles (séptimo, octavo y noveno coro).

Según los estudiosos de las jerarquías angelicales, todos los coros que conforman la jerarquía son ángeles con mayores o menores responsabilidades, independientemente de que exista un coro con ese nombre. En el caso específico de los querubines, estos son ángeles que se encuentran ubicados en el segundo coro del primer orden.

Jerarquía angelical (Moisés Maimónides)

Esta versión está inspirada en la tradición cabalística y las diez esferas del Árbol de la Vida (símbolo cabalístico del Judaísmo). La cábala es una tradición esotérica que busca de explicar la relación que existe entre Dios y el universo creado por ese mismo Dios.

Según la tradición cabalística, todo en la existencia está relacionado con un ángel, pues estos son los servidores del Dios creador. El Árbol de la Vida representa diferentes estados de conocimiento superior y solo con la ayuda de los ángeles estos pueden ser obtenidos.

En su jerarquía especifican diez coros celestiales: poderes, tronos, príncipes, dominaciones, serafines, virtudes, arcángeles, ángeles, querubines y almas de los santos.

En el caso concreto de los querubines, dentro de esta jerarquía, se encuentran asociados a la novena esfera o séfira que lleva por nombre Yesod, donde el ángel regente es Gabriel.

Se dice que cada ángel en las esferas del Árbol de la Vida tiene la potestad de otorgar a los humanos un atributo especial. En el caso de los querubines, pueden beneficiar a los fieles con la claridad mental, el conocimiento infinito y la capacidad para actuar.

Características de los querubines

Solo los que han tenido revelaciones angelicales pueden arrojar luz sobre las características que manifiestan los servidores del Señor. Estas manifestaciones pueden haber sido de manera presencial o a través de sueños o visiones. Con respecto a los querubines, se conocen las siguientes características:

El profeta Ezequiel

Se refiere a los querubines como los de cuerpo humano, que tienen cuatro alas y cuatro rostros que miran hacia los cuatro puntos cardinales. El rostro de hombre mira hacia el frente, el de león mira hacia la derecha, el de toro mira hacia la izquierda y el de águila mira hacia atrás. Se dice que la descripción de Ezequiel está relacionada con los cuatro elementos (agua, fuego, aire y tierra) y los signos astrológicos (Acuario, Leo, Tauro y Escorpión).

Según el profeta, los querubines emplean dos de sus alas para cubrirse el cuerpo y las otras dos para volar. También, los describe como una carroza celestial sobre la que se sienta el altísimo y da cuenta de que son como carbones encendidos o antorchas que desprenden relámpagos.

San Juan (en Revelaciones)

Describe a los querubines como seres vivientes que tienen seis alas y están cubiertos por una gran cantidad de ojos. Descripción que en muchas ocasiones se asigna a los Serafines.

querubines

Los asirios

Describen a los querubines como criaturas con alas que tenían un rostro de hombre o de león y el cuerpo de un toro, de un águila o de una esfinge.

La tradición judía

Para la tradición judía, los querubines están relacionados con el viento y son los portadores del carruaje (merkabah) de Dios.

Los musulmanes

Los musulmanes tienen la creencia de que los querubines deben su origen a las lágrimas que san Miguel Arcángel derramó por los pecados de los fieles.

La presencia de los querubines en la Santa Biblia

La Santa Biblia narra una historia humana envuelta en un mundo místico donde la presencia de los ángeles es muy relevante. Se evidencia la participación e intervención de estos como mensajeros y guardianes del hombre según los mandatos del Padre creador.

Tanto en el Viejo Testamento como en el Nuevo Testamento se hace evidente la presencia de los querubines en el desarrollo de los acontecimientos y se da por hecho que la primera mención sobre los querubines se hizo en el Génesis.

Ezequiel (1, 10; 10, 12; 28, 14-16)

En la visión del carro divino, alude a cuatro seres de aspecto humano que tenían cuatro caras y cuatro alas. Según la descripción, son seres vivientes, querubines de Dios que transportar al altísimo en una carroza impulsada por el espíritu o la fuerza divina.

En los seis mensajeros de la destrucción, hace referencia a la Gloria de Dios de Israel. Explica que reposaba sobre el querubín del arca, luego se levanta y se dirige hacia el umbral del templo.

En la nueva descripción de la Gloria de Dios, Ezequiel, da cuenta de todas las acciones llevadas a cabo por los querubines para movilizar el trono del espíritu divino y cumplir con las órdenes del altísimo. Así sucede con el apartado la Gloria del Señor abandona el templo.

En Elegía sobre el rey de Tiro, se hace mención de un querubín protector. Para tener más conocimientos sobre el libro de Ezequiel le invitamos a ver el siguiente video.

Génesis (3, 24)

En la Tentación, caída y protoevangelio, se menciona que tras arrojar al hombre, Yahvé Dios, colocó delante del Jardín del Edén dos querubines y la espada de la llama flamante.

Éxodo (25, 18-20)

En el propiciatorio y los querubines, se da la instrucción de construir dos querubines de oro a los extremos del propiciatorio (cubierta de arca). Estos deberían llevar las alas extendidas hacia arriba y los rostros uno frente al otro.

Primer libro de Samuel (4, 4)

En el apartado la guerra con los filisteos y pérdidas del arca, se habla sobre Yahvé de los ejércitos,  el que se sienta sobre los querubines.

No cabe duda de que la Biblia, para quienes estén interesados en el tema de los ángeles, puede ser una extraordinaria fuente de información sobre los mismos. Allí se plasma su presencia, su poder de acción y de protección según los designios divinos.

No te vayas sin antes ver los siguientes temas relacionados:

Descubre la Poderosa Novena a los Santos Arcángeles

Oración a San Rafael Arcángel ¡Protección y Sanación!

Novena a San Miguel Arcángel ¡Oración Poderosa!

(Visited 8.865 times, 1 visits today)

Deja un comentario