Dioses Japoneses: ¿Quiénes Son? Y Su Historia

Hoy daremos un viaje hasta el país del Sol Naciente para que conozcas a los dioses japoneses, su historia, características y protagonismo en la vida de esta milenaria civilización. Acompáñanos en esta travesía y sorpréndete de lo que encontrarás.

¿Quiénes Son los Dioses Japoneses?

Todos alguna vez hemos escuchado historias de Shogunes, Samuráis, Ronin, Ninjas. Pero tal vez con menos frecuencia sobre los dioses japoneses. En el caso de los primeros mencionados son guerreros muy afamados que han existido a través de los siglos. Dentro de la mitología japonesa, las deidades ocupan un lugar sumamente importante, tanto así que se dice que existe una lista con 8 millones de dioses japoneses.

Los Dioses Japoneses

Aquí te presentamos a los más importantes dioses japoneses y te contaremos de su historia y características:

Izanagi

El más importante de los dioses japoneses. Creador de todos los hombres, junto a su esposa Izanami crearon la tierra firme. Izanagi es también llamado Kojiki o Izanagi-no-mikoto que significa “hombre que invita”.

La mitología nos relata que al principio la tierra era un completo desastre, entonces los dioses supremos ordenaron a Izanagi y a su esposa Izanami a poner orden. Para esta misión recibieron una hermosa lanza decorada.

dioses japoneses

Fue así como Izanagi y su hermosa esposa Izanami, diosa de la creación y la muerte e iniciaron su trabajo desde el puente celestial donde con su lanza comenzaron a crear islas, ciudades, montañas, ríos.

Tuvo 3 hijos, todos engendrados por ritos de purificación.

  • Amaterasu. Diosa del Sol. Nació de su ojo izquierdo.
  • Tsukuyomi. Dios de la Luna. Nació de su ojo derecho.
  • Susanoo. Dios de las Tormentas. Nació de la nariz.

 Izanami

Diosa de la creación y la muerte, esposa de Izanagi. La mujer más importante de los dioses japoneses. Ella fue la procreadora de los habitantes de las islas. Poco tiempo después tuvieron hijos:

Dos que nacieron deformes y no fueron considerados dioses:

  • Hiruko,
  • Awashima.

Y los demás que nacieron con total normalidad, los dioses:

  • Iyo,
  • Ogi,
  • Tsukushi
  • Awaji
  • Iki
  • Sado
  • Tsushima
  • Yamato

dioses japoneses

Aparte de estos, engendraron muchos más. Pero cuando nació el menor, Kagotsushi, dios del fuego, Izanami muere al darlo a luz.

 Kagutsuchi

Dios del fuego, hijo de los dioses japoneses Izanagi e Izanami. Cuando nació ocasionó quemaduras tan  graves en su madre que le causó la muerte. Su padre adolorido y lleno de furia por la muerte de su esposa, asesinó al recién nacido. Cuenta la leyenda que de la sangre de Kagutsuchi nacieron muchos dioses japoneses.

dioses japoneses

El nacimiento y la muerte de Kagutsuchi marcan el fin de la creación del mundo. Es adorado como el dios del fuego y patrón de los herreros.

Amaterasu

También llamada Amaterasu Okami, es la Diosa del Sol, es una de las más importantes dentro de las deidades sintoístas. Es hija de  de los máximos dioses japoneses Izanagi e Iazanami. Es hermana de Susanoo, dios de la tempestad y de Tsukuyomi.

Amaterasu muy molesta y humillada por el agravio de su hermano Susanoo, se escondió en una caverna. Esto ocasionó que el universo quedara en oscuridad.  Día a día  la vida iba marchitándose por falta de luz y calor.

Pero sucedió que una de las diosas comenzó a bailar muy feliz y los demás comenzaron a reír  y Amaterasu salió de la cueva a ver qué estaba sucediendo y tropezó de frente con un espejo donde su bella imagen la mantuvo extasiada contemplando su brillo y esplendor. En ese momento los demás aprovecharon para sellar la cueva.

Tsukuyomi

Dentro de los dioses japoneses representa a la luna. Es hijo de Izanagi, nacido de su ojo izquierdo cuando su padre se purificaba. Es hermano de Amaterasu y Susanoo.

Cuenta la leyenda que Tsukuyomi asesinó a la diosa de la comida, Uke  Mochi, enfurecido cuando él le pidió comida y ella de manera muy grosera la saca de su ano, boca y nariz.

Amaterasu se enojó mucho pues lo consideró un acto de extrema violencia. Fue entonces cuando decide huir para siempre de su hermano y esa es la razón por la que el sol y la luna salen en distintos momentos.

Susanoo

Es hijo de Izanagi, hermano de Tsukuyomi y Amaterasu.  De gran talento pero rebelde y agresivo estaba inconforme con los dones que le entregó su padre. Le concedió el mar, la tierra y el rayo, pero quería más.

 

Molesto fue a donde su hermana a enfrentarla en una batalla que tuvo consecuencias graves. Amaterasu tomó la espada de su hermano la rompió  creando a tres bellas diosas. Susanoo intentando superarla tomó las cuentas de la fertilidad de su hermana y creó cinco dioses extremadamente agresivos y se declaró vencedor.

Amaterasu se declaró vencedora pues las cuentas le pertenecían. Fue entonces que Susanoo destruyó el hogar de Amaterasu. La diosa se asustó tanto, que huyó a la cueva de Yamato Iwato, donde se encerró provocando la oscuridad eterna.

Otros dioses japoneses

Seguidamente, continuamos nombrando las deidades  que tuvieron origen en el ideario de los hombres y mujeres japoneses.

Aizen

Es el dios del amor. Posee un tercer ojo, su apariencia no es para nada agraciada, por el contrario no parece amigable, pero es muy amable con los humanos. Es uno de los dioses japoneses más importantes por su origen budista.

Aizen personifica la transformación del deseo de lujuria en amor. Sus devotos lo invocan cuando desean perfeccionar sus sentimientos y su espíritu y convertir su energía sexual en sublime misericordia y amor.

Shinigamis

Pertenecen a la categoría más baja entre los dioses japoneses. Tienen la potestad de elegir quién muere y la manera de morir. Se alimentan de las almas humanas. Los Shinigamis andan por todas partes rodeando a los humanos.

Pero, aunque parecieran ser los malvados entre los dioses japoneses en realidad son totalmente neutrales, no les interesan los humanos, solo cumplen con su trabajo.

Los Shinigami  trabajan en pareja, cada una con un lugar asignado en donde esperan al humano próximo a morir. Esto es porque se necesita que haya un Shinigami que lo ayude al muerto a cruzar al otro lado, si no quedará como un espíritu errante o como un Shiniban que regresó de la muerte.

Buda Amida

Es considerado el más grande entre los dioses japoneses pues es el protector de las almas. Esperanza de la humanidad, es también conocido como Buda Amida. Salvador y padre celestial que decide quien entrará al cielo.

Es el dios que todo japonés invoca cuando está a punto de morir para el perdón de sus pecados y le otorgue descanso eterno.

Sus devotos aseguran que posee tantas distinciones por su gran sabiduría y sus buenas obras. Protege a quienes lo rodean, da amor y compasión, fortaleza e inspiración para guiarlos al triunfo y a la máxima felicidad budista: El Nirvana.

Uke Mochi

Diosa japonesa de los alimentos esenciales, como el arroz y el trigo. Su nombre significa “diosa que provee comida” y fue asesinada por Tsukuyomi durante una fiesta con los dioses japoneses, cuando él le pidió comida y ella de manera grosera le ofreció comida que salía de su cuerpo.

La muerte de esta diosa no fue en vano, ya que, de su cuerpo sin vida nacieron los cinco cereales.

Inari

Una de los más adoradas de los dioses japoneses es Inari, conocida también como Oinari, es la Diosa de la agricultura y de la fertilidad. Símbolo de éxito, prosperidad, abundancia y amistad. Por estar conformada por varias deidades femeninas y masculinas es un dios andrógino.

Según la mitología japonesa Inari, baja una vez al año a los campos de arroz para castigar a los malvados y suplir a la tierra de arroz y al mar de peces. Es muy popular tanto en la religión sintoísta como budista.

Es representada como una figura femenina, y en algunos casos, como un zorro. Sus atributos son el zorro y las joyas, puede verse también con una hoz, una espada y un látigo.

O-Wata-Tsu-Mi

También conocido como Watatsumi, está representado con forma de dragón o serpiente verde o en la forma de un anciano con agallas. Su poder de controlar todas las especies que habitan en el mar incluye la especie humana, aún cuando el hombre no lo habita, se sumergen en él.

Según la mitología Japonesa, esta deidad habita en un palacio situado en el fondo del mar y todo el que lo visita es atendido por este dios de manera amable y atenta.

Hachiman

Dentro de los dioses japoneses, es considerado como protector de Japón y aunque no es el dios de la guerra es el dios de los guerreros samurái. Lo representa la paloma  que también le sirve como mensajera.

Su nombre, significa dios de los ocho estándares, que hace referencia a los ocho celestiales que anunciaron el nacimiento del primer emperador Ojín.

Entre sus funciones está mantener la paz, la prosperidad y la felicidad de todos los japoneses. Cabe destacar que, cuando había alguna batalla hacían sonar los tambores, porque el espíritu de esta deidad vivía en el sonido Odaiko producto de los tambores y choque de espadas.

Protege a los hombres, marineros e incluso a los pescadores que lo veneran. Entre los rituales que se le ofrecen en honor a Hachiman es la celebración de los jóvenes que cumplían la mayoría de edad, en alguno de sus templos. Y es que, tanta es su importancia que cuenta con más de veinticinco mil templos dentro de Japón.

Takemikazuchi

 El dios takemikazuchi, reconocido entre los dioses japoneses como el representante de la espada y del trueno, es además uno de los participantes en el primer círculo de lucha. Quienes no cedían por medio de la persuasión, se enfrentaban en una lucha. De estos enfrentamientos mano a mano entre deidades se considera el origen mítico de las actuales luchas de sumo.

Takemikazuchi también aparece con el nombre de Kashima-no-kami. Es reverenciada en el santuario de Kashima y todos los santuarios que de este se derivan. Los escritos refieren que es hijo de Itsu-no-o habari, uno de los principales negociadores con las deidades terrestres.

Shinatobe

También conocida como Shinatsuhiko o Nihon Shoki, es uno de los dioses japoneses más importantes pues representa al viento, el aire, el deseo y la libertad. Promueve además los deseos, el juego, el movimiento. Los símbolos de esta deidad son el viento y los veleros. Es la encargada de disipar la niebla en las mañanas, alejar los vientos malvados, dispersa los vientos que distorsionan el enfoque espiritual.

Algunas escrituras refieren que Shinatobe se origina cuando Izanagi e Izanami dieron a luz a la tierra. En el momento en que se producían las islas japonesas Izanagi disipó la niebla con su aliento y en ese justo momento nació la diosa del viento.

Ame No Uzume

Una de las deidades más apreciadas entre los humanos y los mismos dioses japoneses es Ame No Uzume. Ella representa la felicidad, fertilidad, danza. Siempre está muy alegre y su danza y las risas que provocaba entre los dioses, obligó a Amaterasu a salir de su cueva.

Los dioses japoneses se reunieron frente a la cueva para tratar de convencer a Amaterasu de salir de su escondite sin dar resultado. Entonces la diosa Ame No Uzume tomó la decisión de colocar una tinaja de madera boca abajo y comenzó a bailar hasta el punto de entrar en trance sin percatar que su túnica se desprendía quedando desnuda frente a los dioses.

Este provocó que los dioses japoneses reunidos rieran muy divertidos. Esto llamó la atención de Amaterasu y le ganó su curiosidad. Salió a ver a qué se debía tanta hilaridad y los dioses aprovecharon para cerrar la cueva.

Ebisu

Es uno de los dioses japoneses más buscados. Dios de la fortuna y está representado con una caña y un pescado. Venerado entre los pescadores quienes piden les otorgue buena suerte, prosperidad y buen comercio a través de la pesca. También es el dios de los agricultores y mercaderes.

Es además, el guardián de la salud de los niños pequeños y uno de los Siete Dioses de la Fortuna. Su origen es exclusivamente japonés sin ninguna influencia hindú o china. Es uno de los dioses del linaje que existió antes que los dioses celestiales descendieran desde lo alto al archipiélago de Japón.

Conclusiones

Es sorprendente la manera en que aún hoy en día los japoneses rinden culto a sus dioses, la gran cantidad de templos erigidos en su honor son visitados por nacionales y turistas durante todo el año, lo que nos hace pensar que nunca sabremos donde termina la realidad y comienza el mito, si es que acaso haya alguna diferencia.

Japón un país de grandes avances tecnológicos, de reconocidas marcas comerciales que se levanta todos los días pidiendo y agradeciendo la prosperidad y protección de sus dioses japoneses. Y celebrando en sus festivales con agradecimiento y devoción su compañía.

La Tierra del Sol Naciente sigue siendo un país de misteriosa identidad. Guiados por las enseñanzas de sus deidades, bajo su protección y avanzando de su mano, es la completa fusión entre el pasado y el presente, camino al futuro.

Esperamos que esta información te haya sido de utilidad, te invitamos a revisar los siguientes artículos donde encontrarás contenido de interés.

Historia y Características de Apolo el Dios del Sol

La Diosa Eos: Biografía e Historia

Querubines: ¿Qué Son?, Historia y Características

(Visited 2.038 times, 3 visits today)

Deja un comentario