La creación según las leyendas y los mitos Mayas

En este interesante artículo, conocerá sobre la existencia del mito maya de la creación del hombre, mito maya de la creación del mundo y mito maya de la creación de la humanidad, se asombrará al descubrir los encantadores, mágicos y sobrenaturales narraciones que existen, sobre los mitos Mayas.

Mitos y leyendas maya

Sorprendentes y fantásticas leyendas y mitos Mayas

Para la cultura maya, existen unos encantadores mitos que te atrapan junto a sus leyendas, desde la creación del mundo, la humanidad y el hombre, con sus historias de los héroes gemelos y las estirpes, y derechos de la tierra quiché, pasando por la creación del cielo y otras divinidades.

Intentaron crear seres humanos que tuvieran corazón y mentes que llevaran la cuenta de los días, pero no ensayos no fueron exitosos, finalmente, crearon humanos a base de maíz blanco y amarillo que podían expresar, con lo que quedaron contentos.

Otra parte de la leyenda, los señores de la muerte del inframundo, reunieron a los héroes gemelos para jugar un partido de pelota, los gemelos le ganaron a sus contrarios. Entonces, los gemelos ascienden a los cielos, y se transforman en el Sol y la Luna, prepararon el terreno para la cosecha del maíz, para que los hombres habitaran en la tierra y la cuarta creación de los mayas.

Cuenta la leyenda, que los primeros ancestros fueron personas creadas de maíz blanco y amarillo, por lo que el maíz es sagrado para su cultura, porque los conecta con sus antecesores. Estos encantadores mitos y leyendas, consisten en narraciones que vienen de generación en generación, y que muchos te llevan a un mundo mágico, a continuación se los detallamos:

Dziú y el maíz 

Se trata de un pájaro, que fue admirado por ser valiente, por atender las instrucciones de Yuum Chaac, el Dios de la lluvia, puso en peligro su vida para salvar un grano de maíz, que estaba en un campo lleno en llamas, la semilla era considerada necesaria para el desarrollo de la vida.

Dziú, por haber entrado al incendio, resultó con los ojos de color y su cuerpo tomó un color gris. Entonces, Yuum Chaac, lo reconoció al igual que todas las aves, a partir de ese momento, Dziú no se preocupó por elaborar nidos para sus crías, podía poner sus huevos en cualquier nido de pájaros, siendo cuidados y respetados como si fueran suyos.

El Chom 

Cuenta la leyenda, que los pájaros Chom, recibieron una enmienda impuesta por el Rey de Uxmal. Estas aves, tenían su plumaje de hermosos colores, cuando volaban en el palacio del rey, en las celebraciones para honrar al Señor de la Vida, Hunab Ku. Estos pájaros Chom, se comieron las delicias alimenticias que el rey había ordenado para la festividad. Entonces, Uxmal, autorizó un castigo para estos, y encargó a unos religiosos para que lo ejecutaron.

Prepararon un menjurje de color negro, rociaron sobre el cuerpo de los Chom y declararon que a partir de este momento, se alimentarán de basura y animales muertos. Se transformaron en aves de plumaje negro, mustio y áspero, con cabeza pelona.

Mitos y leyendas maya

No se dejan ver, vuelan a grandes alturas, y únicamente emprenden vuelo bajo para buscar comida de desperdicios de basura.

La princesa y el Maquech 

Narra esta leyenda, sobre un compromiso de amor entre la princesa Cuzán y su amante de nombre Chalpol, un joven apuesto con el cabello de tono rojo. La princesa Cuzán, accede a contraer nupcias con el príncipe EK Chapat, cumpliendo órdenes de su padre. Éste acabaría con la vida de Chalpol, pero la princesa promete que no lo vería más, pero que lo dejará con vida.

El padre de Cuzán, le perdona la vida al joven Chalpol, pero, va en busca de un brujo para transformarlo en un maquech que es una especie de escarabajo. La princesa, lo tomó y lo lleva justo al lado de su corazón, como una joya preciosa, consumando la promesa de amor que se habían profesado.

La Flor de Mayo 

La historia cuenta de una niña, quien era hija de un hombre piadoso, que no podía procrear hijos, sin embargo, les rogaba a los dioses que le permitieran ser padre.

El ferviente hombre, miraba la belleza de los destellos que emitían las estrellas, especialmente la Cruz del Sur durante el mes de mayo. Entonces, para esa fecha su mujer trae al mundo a su hija, pero, tristemente, la hija durante su adolescencia fallece, justo en la misma época de su nacimiento.

Según, la leyenda, durante el mes de mayo cuando la Cruz de Sur, resplandece en su tumba, aparece en la orilla de la tumba los pies de la adolescente como si fuera la flor de mayo.

Uay Chivo 

Esta leyenda, se trata de un hechicero o encantador, que se manifiesta como una entidad de color negro, con ojos brillantes y enormes cuernos. Tiene como tarea aterrorizar a quienes se encuentran en su camino durante la oscuridad de la noche.

De acuerdo al mito, existen personas satanizadas que pueden transformarse en chivo para atemorizar a las personas, además cometer acciones malignas.

Xkeban y Utz Colel

Es una leyenda, que narra a dos mujeres, una de ellas, Xkeban, quien practicaba la prostitución, sin embargo, era una mujer humilde y piadosa con los más necesitados, además su amor era innegable para los seres humanos. Mientras que Utz Colel, era una mujer que se mostraba como integra y honesta.

Justo cuando muere Xkeban, se propaga por el ambiente de la ciudad un exquisito aroma con olor a flores. Luego, del entierro, en su tumba comenzaron a aparecer flores que emanaba exquisitas fragancias, a las que le colocaron el nombre de Xtabentún, se trata de una flor silvestre con un especial néctar que embriaga como el amor genuino de Xkeban.

Cuenta la historia, que al morir Utz Cole, se transforma en una flor conocida como Tzacam, que es un cactus del que nacen flores sin fragancia y al tocarla lastima con sus punzadas agudas.

Pero, Utz Cole, con la intervención de espíritus malignos, consigue regresar a la vida, y por la envidia que sentía hacia Xkeban, se dedicó a enamorar a cuanto hombre se le cruzaba en el camino, pero, su amor era, falso, su corazón no era como el de Xkeban.

Che Uinic

Es un mito, que narra de los hombres de los bosques, se trata de un gigante que tiene poderes sobrenaturales, y se alimenta de carne humana, por lo que es peligroso y de cuidado. Entre sus características se describe como un hombre que su cuerpo no tiene huesos, y sus pies están al contrario, lo que quiere decir que sus dedos quedan hacia la espalda, por lo que usa un bastón.

En el caso que se le atraviese en el camino, para espantarlo, se debe hacer una danza con diferentes ramas, lo que le parece gracioso y de tanto reír cae en el suelo. Debido a que su cuerpo carece de huesos, le es difícil levantarse, y durante ese tiempo la persona puede huir.

Aluxe

Esta deidad, es conocido como un duende o elfo, que roba a infantes, la mayor parte del tiempo le gusta jugar, y muchas veces hacer actos de origen satánico. Cuentan que el mito, que narra sobre Aluxe y otros duendes, mantiene que no se pueden ver, pero en algún momento se hacen visibles, para atemorizar a las personas. Eran pequeñas deidades elaboradas en arcilla, con características ágiles y ligeros como el viento.

Los aluxes, son fieles a sus amos, pero tremendos con los extraños, de hecho cuando las propiedades pasaban a manos de otros dueños, los aluxes hacían sus apariciones, asustaban a los niños.

Se cuenta que pueden existir en zonas como montañas y cuevas, y regularmente se trasladan a diferentes lugares buscando ofrendas. Los campesinos, tienen la creencia, que al invocarlos conseguirán siete años de buena siembra y cosecha, y logran proteger su agricultura, por lo que hacen el rito conocido como la casa del alux o kahtal alux.

Una vez que pasa ese periodo, deben a alux dentro de la casa que debe estar bien sellada, porque si llega a escapar se pondrá violento con todas las personas.

Uay

Cuenta la leyenda, que Uay es un mago o adivino que practica encantamientos con la magia negra. Tiene un carácter aterrador, que se transforma de diferentes maneras, especialmente en animales para conseguir sus malas intenciones.

Sac Nicté y Canek

La Leyenda narra sobre Canek, que se trataba de un príncipe de Chichén Itza, contaba con 21 años de edad, de carácter valiente y fuerte, de corazón noble, y se enamora de Sac Nicté, una hermosa princesa con tan sólo 15 años de edad.

Pero, la princesa tenía el compromiso de contraer matrimonio con Ulil, el príncipe heredero de Uxmal. Entonces, Canek, el día de su boda va en búsqueda de los guerreros, para luchar por el amor de la princesa.

La arranca de los brazos de los testigos, y se desata la batalla entre su ejército de guerreros y Uli. Canek, se desplaza y abandona el lugar, llevándose a la princesa y todo el pueblo con él. Entonces, la gente de Uxmal se traslada a Chichén Itza a reclamar, para su sorpresa encuentran a la ciudad desolada.

El enano de Uxmal

Según la leyenda, se refiere de una anciana que practica las predicciones del pueblo, y que además no podía concebir hijos, por lo que le rogó al  Dios Chic Chan que le concediera tener un hijo, así fue, le nació un hijo enano, de pelo rojo y de la piel color verde.

El enano elaboró una vasija, de tamaño grande, que usaba como si fuera un cascabel, narra la historia, quien hiciera tocar un instrumento parecido, y su sonido era escuchado en la zona maya conocida como Mayab, se transformaba en rey.

Para ese entonces, el rey indignado, reto a muerte al enanito, pero éste superó todas las pruebas puestas, pero, en la última, solicitó que el rey también la realizará, no fue superada y tampoco sobrevivió. A consecuencia de esto, el enanito fue anunciado rey.

Durante su reinado, ordenó construir un templo, al que denomino la “casa del gobernador”, y una casa para su madre, a la que le colocó el nombre de “anciana madre”, estas edificaciones pueden ser vistas en Uxmal.

El castigo a la vanidad

Según la leyenda maya, la tierra quedó en oscuridad  cuando el sol y la luna se fueron a descansar. Para ese entonces, el presumido rey, pretendió demostrar que con sus joyas le daría luz a toda la ciudad.

Para conseguirlo, se encaramó en un árbol, y acto seguido, los dioses lo castigaron arrojándolo al suelo, a lo que quedó cubierto de barro y sucio, a lo que se comportó discreto.

El mito del búho consejero sabio

Cuenta la leyenda, sobre un búho que actuaba como consejero del pavo real, el rey, fue castigado por intentar se irse de una celebración que todas las aves habían preparado para ofrecerle en su honor.

El rey, forzó al búho a danzar delante todos los invitados, a lo que se sintió con pena y humillado, y a partir de ese momento no deseo mostrarse en público.

Mientras, que se encontraba en clausura, se dedicó a leer el libro sagrado de los mayas, y conoce un secreto sobre una traición. Cuando sale del encierro, dispuesto a contar el secreto, se da cuenta que no podía leer, porque sus ojos estaban acostumbrados a la oscuridad. A partir de ese momento, no retorno sus salidas de día, esta fue la forma como los dioses lo castigaron.

Canto del Tunkuluchú

Narra la leyenda, sobre esta ave misteriosa y solitaria, que vuela sobre las ruinas de Mayab, conocida como Tukulunchú, que con su canto pregona la muerte, y todos quienes la conocen le tienen temor.

Cuentan, que la razón se debe a un deseo de venganza de esta ave para el maya, quien en una celebración se burló de él. Para desquitarse, aprovechó de su olfato fuerte, se fue a visitar a los camposantos para percibir y reconocer el olor de la muerte, de manera que, pudiera anunciar la cercanía de la muerte al maya.

El agua y el amor

La leyenda, cuenta sobre un guerrero de Bolonchen, un pueblo que se desarrolló alrededor de nueve pozos, sin embargo, sufría de sequía, y se enamora de una doncella.

La madre de la doncella, siente temor de perder a su hija y la encierra debajo de una cueva. Mientras tanto, el guerrero y sus soldados, la encuentran y junto a la cueva, hay siete estanques, conocidos como: el Chacha, el Pucuelba, el Sallab, el Akabha, el Chocoha, el Ociha y, el Chimaisa.

El Cocay

Es el nombre que los mayas denominan a las luciernagas, cuenta la leyenda, de cómo este pequeño insecto consigue crear su propia luz. En el Mayab, habitaba un señor, que tenía la capacidad de curar a las personas enfermas, con el uso de una piedra color verde.

Un buen día, se da cuenta que la había extraviado en el bosque, y les ruega a los animales que salgan a buscarla. Entonces, es cuando el Cocay, se dedica a buscarla sin cansarse, y la consigue, por su perseverancia y dedicación, con lo que fue recompensado con su propia luz.

Una vez que le entrega la gema a su dueño, éste le manifiesta que la luz simboliza la nobleza de sus sentimientos, y el brillo de su inteligencia. A partir de ese momento, el Cocay fue admirado y respetado por todos los animales.

La codorniz

De acuerdo al mito maya, la codorniz, es llamada Bech, era el ave predilecta de los dioses, lo que le daba prestigio, que las otras aves envidiaban. Sin embargo, la codorniz por su egoísmo, deseaba un mundo sólo para ella y su familia.

En una ocasión, ocurrió que el Gran Espíritu junto a Yaa Kin, el príncipe del sol, visitaron el planeta tierra. La noticia llegó a los oídos de Box Buc, príncipe de las tinieblas lo que hizo que se convirtiera de color negro a causa de la envidia que sentía. Lo que promovió sus deseos de venganza para todos quienes viajaban.

Entonces Bech, en compañía de sus familiares, quienes lo apoyaron a encontrarlos. El Gran Espíritu, sintió una gran decepción por el ave, luego de haberlo amado, y desde ese momento lo condenó para que quedara como el ave expuesto a las fieras y cazadores.

Zamna y el Henequén

El mito maya, narra que Zamna, es un religioso sabio y caritativo que habita en la ciudad de Izamal, mientras que la reina le confiesa que sus astrónomos, la habían alertado que durante la próxima luna, sus tierras se desvanecerían.

Le recomienda, que se lleve muchas de las familias del reino y a tres Chilamanes, que tenían la mayor sabiduría, para que llevaran consigo los escritos que hablan sobre la historia del pueblo.

Igualmente, le encargó, que debería de crear una nueva ciudad, y que debajo del templo mayor, guardará secretamente los escritos con la intención de resguardarlos y conservarlos intactos.

Una vez que Zamná, encuentra el lugar señalado por la reina, unido con la tempestad que no paraba, el poder del cielo, el del henequén, que se refiere a la planta que haría herido sus piernas, y de los hombres viajeros que lo acompañaban, lo apoyaron a sanar, y es cuando se crea la gran Izamal.

La creación de la Tierra

Cuenta la leyenda maya, acerca de la creación de la tierra, que antes de su existencia, existían únicamente dos dioses a saber: Tepeu el Hacedor y Gucumatz el Espíritu Emplumado, que relucía con espectaculares plumas de color azul y verde, mientras que todo lo demás era de color negro. Estos se juntaron para desarrollar el mito mayo de la creación del mundo.

Sucedió que todo lo que pensaban se creaba, de esta manera se formaron las montañas, árboles, pinos, los valles, el cielo, el agua y todas las formas de vida que existen en la tierra.

Creación de la vida en la Tierra

La leyenda sobre la creación de vida en la tierra, narra sobre los dioses Tepeu el Hacedor y Gucumatz el Espíritu Emplumado, se encargaron que los seres a quienes formaron, sean los encargados de cuidar y alabar sus creaciones.

Sin embargo, hasta ese momento, no existían seres que pudieran hablar, sólo podían ladrar, aullar, balbucear, rugir o gemir, los dioses desencantados, deciden crear seres humanos con mejores características.

Se dedicaron a crearlos, durante su primer intento, crearon hombres de barro húmedo o de arcilla, les dieron vida, pero, notaron que comenzaron a desmoronarse cuanto intentaban hablar, y continuaban sin pronunciar palabras.

De manera, que intentan una segunda raza, los hombres de madera, notaron que si podían hablar, caminar y multiplicarse, pero no tenían la capacidad de pensar y de amar, y cuando se expresaban no tenían sentido, y no podían alabar a los dioses.

Es cuando Tepeu y Gucumatz, provocan un gran diluvio para eliminarlos, además ordenan a los animales que los atacaran y los destrozaran.

Muy pocos de éstos, consiguieron huir del bosque, y se transformaron en monos y los dioses, les permitieron quedarse como ejemplo para la siguiente raza de hombres.

Los dioses, llegaron a la conclusión, que no les quedaba mucho tiempo, y no podían inventar un material ideal para crear al hombre. Por lo que, mucho de los animales les trajeron cantidades de maíz, que los dioses trituraron hasta formar una gran pasta y elaboraron cuatro hombres.

Les colocaron todas las características que anhelaban, luego formaron cuatro mujeres para cada uno de ellos, y la unión de estos ocho seres humanos, formaron los ancestros de todos los hombres que actualmente existen.

Consideraron que eran perfectos, fuertes y poseían una mente inteligente, pensamientos, sentimientos y emociones. Su primera actuación, fue propia de su creación, con lo que agradecieron a sus creadores Tepeu y Gucumatz por sus vidas. Los dioses se sintieron agradecidos y complacidos.

Esta nueva raza, tenía la virtud de ver los árboles, montañas, bosques, ríos, lagos, océanos, y los bordes de la tierra. Además podían ver, comprender e interpretar la creación completa de los dioses.

Estos consideraron que sabían mucho, y decidieron quitarse parte de su visión. A partir de ese instante, los hombres, únicamente podían ver lo que estaba cerca de ellos, por lo que el mayor entendimiento del mundo se debilitó. Sin embargo, los hombres aún elogiaban a los dioses.

Cielo, Tierra y el Inframundo

Los mayas, tenían la creencia, que los cielos estaban arriba y los inframundos abajo, y que el mundo humano se encontraban en el centro.

Existen 13 capas amontonadas sobre la tierra, los cielos. La tierra descansa encima de una tortuga o reptil que flota en el océano. Existen cuatro hermanos, denominados Bacabs que levantan los cielos.

Cuenta la leyenda, que debajo de la tierra, se encuentra el reino denominado Xibalbá, el inframundo con nueve capas, cuentan que los tres reinos están sujetos por un árbol de gran tamaño, las ramas llegan hasta los cielos y las raíces alcanzan el inframundo. Los dioses, y las almas de los difuntos, se trasladan por medio de los mundos a lo largo de este enorme árbol.

Tierra plana y jaguares

Cuenta la leyenda, que los mayas tenían la creencia que la tierra era plana, con cuatro esquinas, y que cada una de estas, representaba una dirección cardinal. El centro era de color verde, y cada una de las cuatro orientaciones tenía otros tonos como: rojo en el este; negro en el oeste; blanco en el norte y amarillo en el sur.

En cada esquina existía un jaguar con variados tonos, llamados bacabes, que aguantan el cielo. Los mayas también creían, que el universo se encontraba dividido en trece capas y que cada una contaba con su propio dios.

Te pareció interesante este artículo, conoce más en:

(Visited 80 times, 1 visits today)
Categorías Maya

Deja un comentario