Hunab Ku: El supremo de los mayas y el principio de todo

Hunab Ku es una deidad maya cuyo nombre significa “El Único Dios”. Es una figura controversial que a pesar de ser parte del panteón maya, no cuenta con verídicos antecedentes prehispánicos ¿Acaso fue una invención de los religiosos franciscanos de Yucatán? Conoce eso y muchos mas aquí.

Hunab Ku

Hunab Ku como dios Maya

Hemos de defender la rigurosidad en la historia ancestral, para que, como sucede al estudiar la Biblia, podamos tener una respuesta de por qué motivo creemos lo que creemos. De ser así, ¿por qué no aplicamos lo mismo a la historia? De tal manera, antes de realizar apreciaciones  basadas en la denominación de este dios, revisemos las evidencias disponibles para que a partir de allí podemos comprender qué hacer con esta deidad.

¿De dónde provino Hunab Ku? ¿En dónde se hace alusión a él por vez inicial? De ser Hunab-Ku una divinidad local de los mayas, esperaríamos obtener prueba de ello en sus códices (libros de jeroglíficos). No obstante, no existe evidencia de Hunab Ku en ningún lado, hasta el arribo  de los monjes franciscanos a Yucatán.

La Orden Franciscana se conoce cronológicamente por ser una de las hermandades de mayor poder de Europa entre los siglos XVI y XVII. Igualmente se destacaron por enviar el mas grande número de misioneros al Nuevo Mundo desde la Península Ibérica. Estos religiosos fueron mandados por la Corona española para cristianizar a los nativos.

Diego de Landa Calderón, quien sería obispo de Yucatán, fue uno de los primeros en arribar en 1549. Escribió la “Relación de las Cosas de Yucatán” que comprendía descripciones sobre la religión, la existencia y los dialectos mayas. Cuantiosos códices mayas fueron incinerados por Landa en 1562 en una tentativa de suprimir el paganismo en la región

Esta práctica destructiva permitió la sobrevivencia de apenas tres códices nativos y las transcripciones maya-españolas de monjes franciscanos para dejar evidencia de la vida y credo maya previo a la llegada de los españoles.

Hunab Ku y Sus Fuentes

Se conoce que, Hunab Ku como dios, fue descrito únicamente en dos fuentes hispanistas: el Diccionario de Motul y en el Chilam Balam de Chumayel, más aún no ha sido hallada ninguna fuente precolombina. Este circunstancia ha llevado a los estudiosos a pensar que la alusión a Hunab Ku y su idea como deidad suprema (“solitario dios vivo y verdadero”) fue patrocinada por intereses de la cristiandad.

La cita más antigua de Hunab Ku procede del siglo XVI, del Diccionario de Motul, texto en el que es reconocido como el dios único y verdadero de los pueblos de Yucatán.​ Igualmente se mostró el término en el Chilam Balam de Chumayel. Pero, como ya se señalo, no es conocida ninguna fuente de escritura maya prehispánica.

Hunab Ku fue en los tiempos de la colonia relacionado a la deidad creadora de los indígenas mayas Itzamná, con la finalidad de hacer uso del sincretismo religioso.​ Una alusión al hecho de que Hunab Ku era el dios superior de los mayas se halla en el libro clásico de Sylvanus Morley, “Los Antiguos Mayas” (1946).​ La versión de Morley ya no es aceptada por los estudiosos mayistas (no confundir con mayanistas) de la época actual.

Es comprobado que los religiosos franciscanos encomendados de la cristianización de los mayas en la península de Yucatán ambicionaban impulsar una transición entre los credos politeístas de los mayas y el monoteísmo cristiano que ellos divulgaban.

Actualmente, con la aparición y popularización de credos como el mayanismo o los de la Nueva Era, desde unas décadas atrás, Hunab Ku se ha mediatizado y ha retornado a ser dios protagónico del panteón maya. Obras como las de José Argüelles han impulsado este resurgir.

Significado de Hunab Ku

Hunab Ku es un deidad maya cuyo nombre se traduce del dialecto maya como “dios único” o  “dios solitario” (“hunab” = uno o solo; “ku” = plumaje”). De acuerdo al Diccionario Maya-Español (Cordemex) (edición 1980), refiriendo a diversos autores y obras, entre los cuales están Ralph L. Roys y Eric Thompson, Hunab Ku es citado en el panteón maya de esta manera:

“solitario dios vivo y verídico y era el más grande de los dioses de Yucatán, y no tenía forma, porque decían, que no podía tener forma por ser incorpóreo, dios único, igualmente se le conoce con la denominación de kolop u wich k’in, que insinúa una deidad de la lluvia, uno de los nombres con el cual igualmente se conoce a Itzamná, el dios maya de la creación, tenido como el más importante de todos”.

Es justamente en unos textos franciscanos en el cual hallamos la mención inicial de Hunab Ku. El Diccionario de Motul es un glosario maya-español del siglo XVI. Fue redactado por el franciscano fray Antonio de Ciudad Real, el cual se tiene como el lingüista maya de mayor talento de su época. Invirtió la mayor parte de su existencia recopilando ésta y otros trabajos lingüísticos mayas-españolas.

La primera referencia de Hunab Ku expresa lo siguiente:  Hunab Ku: único dios vivo y era el regidor de las deidades de Yucatán y no tenía figura, porque se decía que no podía tener forma por ser incorpóreo. Esto se traslada como: “el único dios vivo y verídico, igualmente el mayor de las deidades del pueblo de Yucatán. Carecía de forma ya que se decía que no podía ser representado por ser incorpóreo”.

Hunab Ku se encuentra definido en otros dos diccionarios semejantes del mismo lapso de tiempo como “Dios Único u Only God”:

  • Hunab Ku: Dios único. (Diccionario de San Francisco, maya-español)
  • Hunab Ku: Dios único. (Combinado Solana / Motul II / S.F. español-maya)

De tal manera que, si la alusión inicial de Hunab Ku que se muestra en el dialecto maya yucateco es en un diccionario redactado por un forastero, ¿existe la posibilidad de que Hunab Ku fuese una creación franciscana? Algunos insinúan que fue un invento mostrarles a los mayas la noción del Dios único y verídico en su propia lengua, mientras que otros señalan que Hunab Ku se halla en una fuente de preconquista.

De ser así, eso sería prueba de que Hunab Ku era una divinidad previo al arribo de los españoles y, por ende, los mayas conocían el monoteísmo.

Libro de Chilam Balam

Ciertos estudiosos estiman que el Libro de Chilam Balam es plenamente indígena, no tanteado por los religiosos católicos. El Libro de Chilam Balam de Chumayel es ciertamente una sucesión de nueve textos conocidos redactados por Chilam Balam que preserva una mezcla de sabiduría maya tradicional e influjos españoles.

Algunas partes fueron redactadas en el dialecto maya de jeroglíficos, al tanto que otras se encuentran en el alfabeto latino. Lo cual significa que ciertos libros datan de tiempos anteriores a la conquista, al tanto que otros posiblemente se redactaron a través de la conquista de Yucatán.

Comprendido esto, al parecer nadie pueda manifestar que esta fuente no haya sido influenciada por el catolicismo. Los sabios generalmente coinciden en que donde Hunab Ku se alude dentro del Libro de Chilam Balam, se consigue en un entorno en el que Hunab Ku se muestra como la denominación  maya del dios cristiano.

William F. Hanks, un lingüista antropológico, es uno de esos sabios mayanistas, quien en su libro “Converting Words: Maya in the Age of the Cross” hace esta referencia sobre Hunab Ku:

“Los misioneros eran muy prudentes de que al emplear un término maya ya existente para ‘dios’ (ku), corrían el riesgo de promover el sincretismo y el desasosiego entre el Dios cristiano y las efigies diabólicas que estaban buscando erradicar. Por lo que, a pesar de que ambos diccionarios refieren raíz desnuda ku para dios, esta raíz usualmente se presenta con calificadores destinados a desambiguar.

El Dios vivo, el Dios de paz, el Dios que vela por los hombres son todas características del concepto particularmente cristiano. La utilización de Hunab Ku [ uno + sufijo + dios ] para la singularidad de Dios es lingüísticamente traslúcido a la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y se presenta ampliamente en los escritos misioneros “.

Por lo que, el final de esta corta exploración de los fundamentos literarios de Hunab Ku, es que era un denominación empleada por los religiosos franciscanos como un epíteto sustituto para la deidad única del cristianismo. Aun así, si ese fuese el fin de todo lo vinculado con Hunab Ku, no seria esta deidad tan confusa para los cristianos, por lo que hemos de seguir profundizando un poco mas en la existencia de esta deidad.

Secuestrado

A pesar de que Hunab Ku fue en un principio empleado para buenos propósitos, para instruir a los Mayas sobre Dios, la divinidad ha sido raptada muchas veces por escritores del mundo contemporáneo. Su nombre fue tomado más allá de su histórico ámbito físico y lo transformaron en algo completamente contrario a lo que se procuraba que fuese.

Estos raptos trasladan la noción detrás de esta divinidad cada vez más distanciada de una herramienta de conversión y la han transformado en una insignia para la colectividad nueva era y adeptos del mayanismo. No obstante, los cristianos no tendrían que preocuparse por esta relación, ya que una vez que excavas consigues que estas afirmaciones no tienen fundamento histórico alguno.

El que primero secuestró a Hunab Ku fue el filósofo de México Domingo Martínez Paredez, quien mostró a Hunab Ku como prueba del Monoteísmo Maya. Hipotéticamente vinculó Hunab Ku al simbolismo de la Francmasonería. Sus conjeturas se pueden ubicar en su libro de 1964 “Hunab Ku: Síntesis del Pensamiento Filosófico Maya”. Otros autores fueron más allá en el rapto de la noción de Hunab Ku en base al trabajo de Paredez.

José Argüelles (1939-2011), fue un importante autor estadounidense de la Nueva Era quien seguramente es más conocido por su intervención en el suceso apocalíptico de 2012.  Este fenómeno fue considerado como el evento cataclísmico que daría fin al mundo el 21 de diciembre de 2012.

Al buscar en Internet información sobre Hunab Ku seguramente muchos símbolos aparecerán. Hay que tener presente que no hay un ideograma histórico o jeroglífico para Hunab Ku en absoluto. En caso de haberse creado un símbolo a posteriori del arribo de los monjes franciscanos, no existe prueba concreta de ello.

Al parecer se había propuesto en un principio que Hunab Ku estaba simbolizado por un cuadrado dentro de una circunferencia o una circunferencia dentro de un cuadrado, lo cual jamás fue comprobado al someterse a escrutinio.

Argüelles alteró la noción de símbolo de Paradez y la transformó en algo que se ha tornado muy identificable en el mundo de los mediática actual. De acuerdo a él, Argüelles observó por vez inicial este símbolo en una tapete en México y la adaptó para hacer que se presentase muy parecido a un Yin-Yang o una Vía Láctea, que frecuentemente se localiza en otros credos de la Nueva Era.

Las primeras imágenes del símbolo Arguelles modificado fueron conseguidas en un Codex azteca del siglo XVI de nombre el Codex Magliabechiano. Dentro del él se encuentran ilustraciones de mantos empleados en los ceremoniales religiosos aztecas. Cada manto es variable en color y nombre, por lo que no consistía de un diseño particularmente único.

¿Por qué un manto azteca se encontraba relacionado a un símbolo inventado para un dios maya que ni siquiera era existente hasta el arribo  de los religiosos franciscanos? No encontramos motivo razón comprensible ciertamente.

Es verdad que cualquier vinculo entre Hunab Ku, la imagen popularizada en Internet y las credos de la Nueva Era es totalmente infundado. Pero, si no se relaciona con las creencias de la Nueva Era, ¿es una evidencia para el monoteísmo en los Mayas? Desafortunadamente no,ya que esa noción no puede ser sustentada por el contexto histórico.

No obstante, a pesar de que los mayas no se entregaron a una sola deidad, sí que contaban con restos verdaderos dentro de su propio panteón. Eran recordatorios de la verdad, que al referimos a un residuo de la verdad, hablamos del conocimiento de Dios desde la Torre de Babel. El entendimiento del verídico dios se expandió por todo el planeta al igual que el de las mentiras de Satanás igualmente se expandió.

Es por ello que, al lugar que mire, hallará restos y deformaciones de las nociones bíblicas. Inclusive entre las divinidades paganas del panteón maya, hay una imagen de un dios creador y un narración de la creación

La Leyenda de Hunab Ku

Itzamná, Itzamnaaj o ‘Dios D’ son apenas tres denominaciones para la misma divinidad que se consigue en los jeroglíficos mayas y en los códices que han sobrevivido. Él y su esposa Ixchel se constituyeron en la pareja fundadora de lo que los investigadores llaman la Era Clásica.

Itzamná fue el hacedor que los mayas adoraban como el que puso en armonía al mundo y mandó sobre otros dioses. Esta vendría a ser la deidad que más adelante se sincronizó con Hunab Ku en el empeño franciscano por permitir a los nativos la transformación al catolicismo. Pero previo a la veneración a Itzamma, los mayas idolatraban a otros dioses creadores que regían sobre los mundos anteriores.

Los dioses creadores no son exclusivos de los mayas, sino que igualmente disponen de una ancestral cuenta de creación, la cual está contenida en el libro de Popol Vuh. La denominación de este libro ha sido traducida como “Libro del pueblo”, “Libro de la comunidad”, e inclusive el “Papel de usted”.

Comprende una serie de relatos míticos históricos, que incorporan la historia de la creación, al igual que una alusión al Diluvio Universal de los tiempos de Noé. Escritos mayas como el Popol Vuh estuvieron en continuo riesgo de destrucción a través de la ocupación española.

Dos siglos tras la conquista de los mayas, un fraile dominico de nombre Francisco Ximénez supo de un libro sagrado que los mayas habían tenido oculto. Con autorización, hizo su propia copia, y su transcripción del siglo XVIII es la única que se ha preservado hasta nuestro tiempo.

“Estas , entonces, son las palabras iniciales, la primera disertación. Aun no hay una humano, un animal, pájaro, pez, cangrejo, árbol, roca, hondonada, cañón, prado o bosque. Apenas el cielo es, la cara de la tierra aún no se ha mostrado. Apenas se tiende la extensión del mar, en unión al útero de todo el firmamento. Aun no hay nada unido, todo reposa, nada se inquieta. Todo está abatido, en descanso en el cielo”.

Aun no hay nada erguido, solo la extensión del agua, solo el mar pacífico yace solo. Aun no hay nada que pueda ser. Todo está apacible y callado en las tinieblas, en la noche “.

(Popol Vuh, P. 67-69)

El apartado anterior de la narración de creación de Popol Vuh refleja lo que igualmente conseguimos en las Escrituras:

“Al inicio Dios creó el firmamento y la tierra. La tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas era en la cara del abismo. Y el Espíritu de Dios se desplazaba sobre la cara de las aguas “.

Inicialmente te introducimos a la divinidad Hunab Ku, cuyo denominación significa “El Único Dios”. Se nos enseñó a analizar los sucesos históricos donde él no era una deidad verídica de los mayas nativos. Este fue sencillamente un nombre imaginado por los monjes franciscanos en el siglo XVI para colaborar con los mayas a comprender el concepto de Dios. Más adelante, Hunab Ku fue raptado por escritores de nueva era que lo quisieron mostrar como algo que él no era.

No se puede emplear a Hunab Ku como evidencia de que los remotos mayas eran monoteístas, pero se puede aún conseguir restos de verdad en sus mitologías al apoyarnos en libros como el Popol Vuh. Estos proveen prueba de cuán confiables son los relatos bíblicos como la Torre de Babel y nos recuerda que Satanás jamás puede crear, sólo puede deformar lo que Dios ha realizado.

El Símbolo de Hunab Ku

Previo a la ocupación hispana de las regiones mayas en el siglo XVI, no se hace referencia a Hunab Ku. De las cuantiosas fuentes disponibles, tales como estelas, lozas, muros, frescos y algunos libros y escritos sobre la crónica maya, no se nombre en ninguna lado. Sumado a ello, se dispone de abundante evidencia para creer que los Mayas firmemente creían en un universo politeísta y no concebían a un dios único.

Por lo que, es fácil deducir que la procedencia de esta deidad maya en particular fue producto de la literatura colonial, redactada  primordialmente por los religiosos franciscanos tras la conquista española, y que persiguen convertir al pueblo maya al cristianismo.

Hunab Ku y Los Misioneros Cristianos

La idealización de Hunab Ku como la divinidad definitiva tiene su germen realmente en los escritos de los misioneros cristianos. Los investigadores mayas modernos han verificado que Hunab Ku no era una deidad maya en los tiempos prehispánicos. Fue apenas tras la ocupación española que la idea fue agregada al panteón maya.

Los estudiosos han conseguido paralelismos de significancia entre la noción cristiana de la unidad, como se expresa en la unidad de la Trinidad, y la unidad relacionada con Hunab Ku.

Hunab Ku y la Crítica Académica

Algunos de los entendidos en antropología más destacados han declarado claramente a Hunab Ku como un invento misionera. Estos estudiosos han desaprobado la probabilidad de que Hunab Ku derive del panteón originario de las deidades mayas. Sirva de aclaratoria que los investigadores han equiparado las nociones misioneras cristianas de la Trinidad y la unidad vinculada con Hunab Ku.

De acuerdo a estos investigadores, el propósito del tipo de unidad concedido a Hunab Ku es hacerlo parecer al dios cristiano y así reducir la distancia entre los mayas y la religión monoteísta, que era la finalidad de los religiosos en la era post-española.

Renacimiento de la Nueva Era

Los escritores de la Nueva Era revivieron e hicieron popular la noción de Hunab Ku en el siglo XX. Entre los pioneros se encontraba Domingo Martínez Paredez, quien descifró la deidad monoteísta maya al relacionarla con el símbolo de un cuadrado dentro de una circunferencia. Paredez delineó adicionalmente paralelismos entre esta interpretación y la idea del universo libre mason que estaba vinculado a un Gran Arquitecto.

Este fue una tentativa de relacionar componentes esotéricos a la idea de un dios maya monoteísta. Paredez expuso sus ideas en un texto posterior y que luego fueron profundizadas por José Argüelles.

Simbolismo de Hunab Ku

En las ancestrales ciudades mayas, Hunab Ku no era existente, por lo que no hallamos símbolo alguno relacionado con esta deidad particular entre los mayas iniciales. Esto no evitó que los escritores de la Nueva Era en el siglo XX divulgarán la conexión de distintos símbolos con Hunab Ku.

Como se señalo previamente, Paredez especuló que Hunab Ku estaba simbolizado por un cuadrado dentro de una circunferencia, o una circunferencia dentro de un cuadrado.

Al ampliar esta nociones Argüelles, supuso que ciertamente era un esbozo rectangular que los mesoamericanos emplearon para hacer referencia a la deidad superior. Alteró aún más el signo para que pareciese incorporar el motivo yin y yang, y un diseño circular que simboliza la galaxia. Este diseño fue empleado por los aztecas en sus mantos rituales y se ha hallado en un códice del siglo XVI asociado con los aztecas.

Cosmología

Los escritores de Nueva Era han colocado gran hincapié en el sentido cósmico de la deidad maya Hunab Ku. Obviamente, este significado se mezcla con la persistencia de que Hunab Ku es un dios ancestral, al tanto no existen tales evidencias en las fuentes mayas. A pesar de ello, los autores de Nueva Era piensan que Hunab Ku fue el creador originario del Universo y vivió en el centro de la Vía Láctea.

Sus astrónomos contemplaron las estrellas y pusieron a Hunab Ku en el medio del universo. Una vez más, los Mayas no contaban con una deidad auténtica denominada Hunab Ku, por lo que esta afirmación se considera fuera de lugar.

Conciencia Cósmica

Al afirmar los escritores de la Nueva Era que Hunab Ku se ubica en el medio de la Vía Láctea, igualmente le asignaron un sentido espiritual simbólico a esta localización. Se señala que Hunab Ku creó el cosmos a partir de un disco que gira y es él quien prosigue aportando luz a nuevas galaxias y cuerpos siderales. Igualmente se le estima como el creador de toda discernimiento en el universo.

Resumen de Hunab Ku

Hunab Ku es un dios maya bastante controversial. Los investigadores modernos consideran que fue en un principio inventado por los religiosos cristianos tras la conquista española de los territorios mayas. La creación de una deidad singular, cuyo denominación significa “el único Dios” en maya, tenía como propósito acercar a los mayas a las ideas monoteístas del cristianismo.

Esto se comprueba adicionalmente por el hecho de que no hay fuente maya alguna anterior que aluda a Hunab Ku ni mencione a una deidad omnipotente con ese titulo. El atractivo moderno en Hunab Ku se ha develado posteriormente a que los autores de la Nueva Era empezaron a asignar nuevos signos y significados a Hunab Ku a través del siglo XX.

Significado en los Tatuajes

Si has estado considerando ideas de tatuajes mayas, aquí aportamos algunas nociones sobre el simbolismo de Hunab Ku. Se estima que el Hunab Ku es un ancestral símbolo maya que es una particularidad central en sus discos sagrados de tiempo o sistemas de calendario. Igualmente existen hipótesis de que el símbolo puede provenir de los antiguos aztecas.

El signo es una piedra angular esencial para entender los ciclos de la vida (e igualmente la característica principal para entender los mitos mayas). El emblema de Hunab Ku al traducirse significa: “Un otorgador de movimiento y medida” o “La exclusiva fuente de energía”.

Con este categoría de poderosa aglomeración de energía, Hunab Ku igualmente es una representación simbólica de dios; el único dios, o el dios mas elevado entre los mayas (a pesar de que esta observación no ha sido verificada). De tal manera que el tatuaje de Hunab Ku, puede simbolizar expresivamente:

  • El movimiento de la energía esencial
  • El ciclo de la vida en una medida más grandiosa
  • La armonía  y la simetría del cosmos
  • La energía divina o poder sin fin disponible en toda la existencia

Visualmente se puede observar que este signo representa el ancestral principio de armonía en todas las cosas. Inclusive  evoca al clásico símbolo yin yang que se halla en la simbología asiática. Observamos un equilibrio parejo de luz y oscuridad en el tatuaje Hunab ku, lleva un simbolismo profundo de conseguir un equilibrio.

Equilibrio en Polaridades como:

  • Sombra propia y luz propia
  • Feliz y triste
  • Madre y padre
  • Noche y día
  • Derecha e izquierda
  • Sol y Luna

De acuerdo al experto maya José Argüelles, el Hunab Ku es el inicio de la vida más allá del universo. Él señala que: “Se puede reseñar que cuenta con un movimiento simultáneo de giro y contragiro que emana hacia el exterior desde un punto céntrico de energía inenarrable que pulsa a una rapidez específica. Ese pulso es el inicio de la vida y la conciencia omnipresente imperiosa en todos los fenómenos “.

Importancia de Hunab Ku entre los Dioses Mayas

Hunab Ku en el credo maya era de gran importancia pues lo estiman como el corazón que armonizaba todo el cosmos, era la fuente de vitalidad que relacionaba a todo ser vivo y quien propagaba la información de todo. Igualmente los mayas consideraban que este dios se expresaba a través de ondas las cuales podrían manifestarse por medio de luz, sonido, energía, pensamiento y amor.

Como Hunab Ku se encontraba en pleno desarrollo y mostrándose por todos lados y se indica que propició la conformación de los planetas, soles, estrellas, a todo ser vivo con capacidad de sentir y pensar, por tal razón vienen al mundo hombres, mujeres y niños quienes en un futuro vendrían a ser las próximas estrellas.

Manifestación de Agradecimiento para este Dios

Las divinidades mayas contaban con diversos sistemas de comunicación y por tal razón surge un sistema de telepatía denominado Hunab Ku (árbol de la vida y entendimiento galáctico), el cual tenia su enfoque en la conciencia y se tenía que practicar a diario.

Se hallaba organizado en cuatro etapas, la primera denominada estándar cósmico enfocado en el tiempo, la segunda etapa se llamaba armonía cósmica era todo lo asociado a la vida, la tercera etapa se denominaba cubo cósmico y se determinaba por los sentidos y por postremo esfera última, en ella se podía conseguir todo lo correspondiente a la mente.

Con este ejercicio se pretendía hacer tributo a Hunab Ku por ser la deidad de todo y todos, por ser el responsable en darle toda la vida al cosmos.

Los Mayas y Hunab Ku

Hunab Ku era el núcleo de todo de la galaxia, y al mismo tiempo, el corazón y la mente del Creador para los mayas, hacia allí y por medio del sol, orientaban su mirada al investigar las estrellas. Hunab Ku, es el centro y prevalecían “esencias” menores.

Los Mayas, pensaban que su corazón y su mente están en el medio del universo y mediante el sol podían relacionarse con él. Tenido como el centro de la galaxia y al mismo tiempo el corazón y la mente del creador. Hacedor del mundo y del hombre construyó el mundo en tres oportunidades: La vez inicial fue poblado por Genios. La segunda por los dzolob, una raza sombría y siniestra, y  la tercera y última por los Mayas

Por algún motivo, en el surgimiento de su brillante civilización, se alejaron de sus ciudades, abandonando así sus palacios, observatorios astronómicos, piezas de arte, cientos de monumentos y estelas… para desaparecer. Se comenta que permanecieron algunos guardianes de sus ciudades estado, y que ellos preservaron los valiosos códices conseguidos recientemente.

Sus ciudades, vueltas a poblar por los olmecas tiempo después, tal vez resguardaban más secretos que se han desvanecido, pero en piedras talladas en bajo relieve, se empieza a mostrar una historia asombrosa.

Mientras se devela el legado maya, nos maravillamos con estos avanzados astrónomos, matemáticos, físicos, ingenieros extraordinarios, constructores de monumentos inmortales. Fue considerado por los occidentales que contaban con una visión superficial e inocente del mundo, limitada y primitiva.

A la luz de los hallazgos de la civilización maya  conocimos con verídico asombro que en ciertos aspectos estaban más avanzados que los científicos de hoy día, y tenían una ventaja de casi un milenio a las civilizaciones contemporáneas de su época. Los mayas manejaban un sistema numérico Binario Exponencial, con base en el número 2.

Medio siglo antes de los árabes, empleaban la noción del 0, y su calendario que acompasaba al sol, la luna y la tierra con el cosmos, es más preciso que el que usamos hoy día. Es más, sus mediciones astronómicas comprobaron ser tan fieles, que equiparándolas con las medidas ofrecidas por la NASA (Agencia Aeroespacial Estadounidense) se diferencian apenas en milésimas de segundo.

Los mayas sustentaban la creencia de que del núcleo de la galaxia (Hunab Ku), cada 5.125 años, emerge un “rayo sincronizador”, que justamente acompasa al sol y a todos los planetas, con una portentosa irradiación de energía

¿Enigmático Tema? Entonces te interesará también:

(Visited 885 times, 3 visits today)
Categorías Maya

Deja un comentario