Las Leyendas del Paraguay más conocidas y fantásticas

Te invitamos a conocer en el siguiente artículo cuáles son las principales y más conocidas Leyendas del Paraguay, país situado en Sudamérica y que esconde una interesante historia cultural, llena de apasionantes mitos y leyendas, además de ser una nación ampliamente folklórica.

Leyendas del Paraguay

Leyendas del Paraguay y su folklore

En esta oportunidad queremos conocer un poco más sobre la cultura y el folklore de uno de los países sudamericanos de mayor tradición cultural en el mundo como lo es Paraguay. Esta nación es apreciada por todos, no sólo debido a que cuenta con hermosos atractivos turísticos, una extensa flora y fauna que lo convierten en un paraíso terrenal, sino también por sus reconocidos exponentes musicales y una alta riqueza cultural, que incluye los mitos y leyendas.

El folklore del Paraguay está directamente relacionado con las actividades culturales que cada año tienen lugar en el país, además de las historias y cuentos que han permanecido en el tiempo y que se han ido transmitiendo de generación en generación. Estamos haciendo referencia de las Leyendas del Paraguay, las cuales se originaron en principio como una expresión oral pero que ahora son parte fundamental de la identidad nacional del país.

Podríamos decir entonces que el folklore de Paraguay es uno de los más completos y ricos del continente. El folklore en este país es fruto del sincretismo de las tradiciones, creencias y costumbres de origen criollo-guaraní. Su folklore lo podemos apreciar en temas como la danza, la música, las cábalas y la difusión oral de las leyendas y mitos de la región guaranítica del centro-sur de Sudamérica.

Tradición literaria oral: Mitos y leyendas

Para nadie es un secreto que el territorio de Paraguay, en Sudamérica, cuenta hoy en día con una amplia diversidad en cuanto a leyendas y mitos se refiere, los cuales son el ingrediente especial en el folklore de este país. Las leyendas del Paraguay vendrían siendo un claro ejemplo de las creencias, el arte y la imaginación de los pobladores de la zona.

Además se podría decir que las Leyendas del Paraguay, son interesantes historias que manifiestan la belleza literaria de los pueblos del país. La mayoría de estas leyendas fueron creadas con el objetivo de argumentar hechos difíciles de explicar. Entre las historias más conocidas y difundidas se encuentran: La leyenda de la Yerba Mate, la del Ñanduti, entre otras.

Leyendas del Paraguay

Paraguay, además de ser un país rico en fauna, flora, artesanía y música, también lo es en el ámbito cultural. Es una nación que cuenta en su haber con grandes mitos y leyendas que hacen de su cultural algo mucho más exótico y místico. Es una realidad que la mitología guaraní presenta una amplia profundidad y variedad, pero lo más destacado de estos mitos y leyendas, es que no son solo personajes ficticios, difíciles de imaginar, sino que no cuentan con poderes que pasan el límite de lo que podía ser real.

Podríamos decir que las leyendas del Paraguay y sus mitos son historias que parecen más increíbles que la de otros países del continente. Las leyendas incluyen personajes como animales feos, personas que sufren de maldiciones, historias que pueden ser adaptadas a la vida cotidiana. Los mitos forman parte del tesoro nacional y parte de la diversificación cultural entre guaraníes y españoles.

En pocas palabras diríamos que la mitología paraguaya, también conocida por muchos como mitología guaraní, se distingue especialmente por crear historias que se apartan por completo de aquellos seres casi omnipotentes que aparecen en otras narraciones de este tipo. Es decir, en estas historias podemos encontrar personajes comunes y corrientes, cuyas hazañas logran tocar el corazón de quien las lee.

El mito de Jasy Jateré

En la mayoría de los libros y escritos donde se recogen los principales mitos de Paraguay encontramos uno que realmente resulta impactante y que tiene un valor especial para los lugareños. Se trata del mito de Jasy Jateré, una especie de gnomo que vaga libremente por la zona boscosa del país. Su nombre en castellano significa “fragmento de luna”.

El mito habla que este ser recorre principalmente los campos de cosecha a la misma hora en la que la gente acostumbra dormir la siesta, sobre todo en aquellas regiones rurales en donde todavía esa tradición se sigue conservando. Su aspecto físico destaca, entre otras cosas, por tener su cabello rubio y los ojos de color azul. Otra de sus características es que invariablemente anda sin ropa.

Un elemento que destaca de este personaje llamado Jasy Jateré es la pequeña vara dorada que siempre lo acompaña para todas partes. Se tiene la creencia que es gracias a esta vara que sus víctimas van hacia él, completamente sin voluntad. Si Jasy Jateré se da cuenta de que la persona atrapada ostenta un buen estado de salud, de inmediato lo conduce con su fraterno Ao, quien lo devorará rápidamente.

En algunas versiones se dice que Jasy Jateré tiene la capacidad de imitar el trinar de las aves. Quizás sea por esa razón que algunas personas lo identifican como el “Cupido guaraní”. También hay versiones en la que se destaca el hecho de que a este personaje le apasiona jugar con los niños. Primero, pasea por las casas del pueblo hasta encontrar a un niño que está durmiendo la siesta. Luego lo invita para que lo acompañe a comer un poco de miel con frutas.

Después juega un buen rato con el niño hasta que el sol está a punto de esconderse para dar paso a la noche. En ese momento Jasy Jateré regresa al niño a su casa sin hacerle ningún daño. Lo malo es que el infante ya no quiere comer nada cuando llega la hora de la cena. Por eso se tiene la creencia en Paraguay de no dejar salir a los niños durante la hora de la siesta, para no correr el riesgo de encontrarse con Jasy Jateré.

El mito de Luisón

De acuerdo a la tradición paraguaya, a Luisón se le considera en lo más profundo del folklore guaraní como “El Dios de la Muerte”. Este apodo lo comenzó a recibir debido a que en muchas de las historias en donde aparece dicho personaje, se le ve rondando a las afueras de los cementerios, dado que una de sus predicciones era la de devorar los restos humanos de las personas que mueren y son enterradas en el lugar.

La tradición también dice que los días martes y viernes de todas las semanas, este personaje llamado El Luisón, suele perder su imagen de ser humano y se convierte en un perro sumamente desagradable. Se trata de una mascota que llama la atención principalmente por sus inmensos colmillos, del cual emana un nauseabundo olor.

Luego los días miércoles o el sábado por la mañana, Luisón vuelve a transformarse en una persona, sin embargo, en esta oportunidad en vez de estar bien arreglado, se trata de un hombre desaliñado y con un aspecto de indigente, con la mirada triste. Algunas versiones de este mito resalta el hecho en que un matrimonio que haya tenido sólo hijos hombres, debe preocuparse en caso de llegar al séptimo embarazo, pues ese pequeño cuando crezca se transformará en la reencarnación de Luisón.

Leyendas del Paraguay Cortas

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer algunas de las principales Leyendas del Paraguay, esas historias que resultan un invento de las civilizaciones primitivas y que fueron creadas con la intención de tratar de darle una explicación a un fenómeno o situación del cual no se tiene una respuesta racional. Entre las leyendas más famosas del país está la de Yerba Mate y la leyenda de Karau.

Las Leyendas del Paraguay se podría decir que son la viva muestra de las creencias, el arte y la alta imaginación de los pobladores de esta zona del continente sudamericano. Además, las leyendas son los principales temas que manifiestan la belleza literaria de los pueblos. En pocas palabras, son historias que se crearon para argumentar hechos difíciles de explicar.

Leyendas del Paraguay Yerba Mate

Cuenta la leyenda que hace muchos años atrás, en una zona cercana a los Saltos del Guairá, vivía una pareja junto a su pequeña hija en una rústica cabaña. La muchacha era joven, buena y bastante atractiva físicamente. En una de las tantas noches que durmió la pareja en esa cabaña, llamó a la puerta un sujeto afable, quien le pidió al dueño de la casa que le permitiera dormir esa noche en el lugar, ya que, se encontraba cansado por el largo viaje que había tenido.

El hombre le dijo que, si le brindaba la oportunidad de dormir ahí esa noche, en cuanto saliera el sol al día siguiente, se iba de la casa de inmediato. El dueño de la cabaña accedió a que el desconocido sujeto pasará la noche en su casa, pues vio en los ojos de aquel hombre que decía la verdad. El propietario pide a su esposa que mate a la última gallina que les quedaba, para atender de gran manera a su huésped.

Todos comieron como una bonita familia y después de eso, la pareja le dejó su cama al invitado, mientras que ellos decidieron dormir en el suelo. Amaneció y el sujeto desconocido se encontraba ya alistando sus cosas para irse, pero de manera repentina llamó a los tres integrantes de la familia que lo había tratado de gran manera.

–  Tengo que confesarles algo, mis queridos amigos. En realidad, yo soy un enviado del cielo para premiar a la gente que hace buenas acciones de forma desinteresada. Desde el primer momento que entré a su hogar, pude darme cuenta de que ustedes son una familia de bajos recursos. A pesar de ello, me dieron de comer y de beber, sin importarles que eso significaba el quedarse sin alimentos.

El dueño de la cabaña, un tanto sorprendido por la confesión que acababa de escuchar, le respondió al desconocido sujeto que no aceptaría ningún tipo de pago, debido a que lo había hecho con todo gusto. No obstante, el hombre enviado del cielo insistió y les comentó: –  Haré que su hija sea inmortal

Apenas dijo estas palabras, el hombre movió sus manos y el cuerpo de la hija de los dueños de la cabaña fue transformado en una planta, misma que fue sembrada afuera de su casa. – Las personas no podrán quitarle sus hojas, pero siempre volverá a florecer.

La leyenda dice que esa planta fue la Yerba Mate, la cual se emplea para preparar una infusión típica de los pueblos sudamericanos. Las ramas y las hojas de esta planta se tuestan con delicadeza hasta que suelta un encantador aroma.

Leyendas del Paraguay Karau

Esta leyenda cuenta que en una oportunidad Karãu salió por la tarde de su casa con la finalidad de buscar unos medicamentos que estaba necesitando su señora madre, quien estaba gravemente enferma. No obstante, mientras que encontraba caminando con destino a la farmacia, observó como en una de las casas ubicadas cerca de la zona, estaban celebrando una fiesta muy amena.

Karãu se acercó a la fiesta porque conocía a los organizadores, decidió entrar para echar un vistazo. Olvidó por completo la misión que tenía de ir a buscar los medicamentos. Invitó a la pista de baila a la muchacha más guapa, quien no dudó en aceptar la invitación, debido a que Karãu también era un joven sumamente atractivo y bello.

Por la mente del joven pasó la idea de solo bailar una canción o máximo dos y luego irse a comprar los medicamentos para su mamá, sin embargo, los minutos se comenzaron a convertir en horas. De repente, alguien tocó el hombro del chico.

Karãu volteó su cabeza para ver quién era y se dio cuenta de que quien trataba de llamar su atención era uno de sus grandes amigos. -¿Qué ocurre? ¿Por qué me interrumpes? -Vengo a decirte una muy triste noticia. Tu madre ha muerto.

-¿Y para eso vienes a distraerme? La gente muerte todos los días y no por eso debemos de dejar de disfrutar la vida. Te pido que regreses por donde viniste y me dejes seguir en la fiesta. Ya tendré tiempo suficiente para llorar mi pena, más por el momento prefiero seguir sintiéndome feliz. Dijo Karãu en un tono un tanto molesto.

Cuando se hicieron exactamente la una de la mañana, la mujer de la reunión de despidió del joven diciéndole que tenía que irse a la casa dado que ya era demasiado tarde para ella a lo que Karãu le contestó que él la llevaba, solo tenía que decirle dónde vivía.

-Vivo detrás de aquella colina que se ve allá. Hoy no quiero que me acompañes, sin embargo, puedes venir a visitarme por las tardes en las que la melancolía por haber perdido a tu madre no te deje en paz.

Después de oír aquellas palabras, Karãu se arrodilló en el piso y pidió perdón al cielo, entendiendo que por su culpa su mamá había muerto. En ese momento el joven juró y prometió que iba a caminar sin rumbo fijo por los pantanos ataviado con ropa de luto, hasta el último día de su vida, para así obtener el perdón de su madre por haber sido un hijo desobligado.

La leyenda dice que el dios Tupa escuchó el juramento que hizo Karãu al cielo y lo transformó en un ave negra, la cual estaría condenada a llorar sus penas en las desembocaduras de los ríos por toda la eternidad.

Leyendas del Paraguay Ñanduti

Esta leyenda habla sobre una mujer bastante bella y amable de nombre Samimbi. Dos hombres, bravos guerreros de origen guaraní, se peleaban por su amor. Uno de estos hombres se llamaba Yasyñemoñare (hijo de la luna), mientras que el otro era Nñandugnuazú (Ñandú). En una noche, Yasyñemoñare le rogaba al Dios Tupa que lo ayudara a conquistar el amor de Samimbi.

En esa noche, observó en lo alto de un gran árbol una especie de encaje de color plateado, era perfecto y la luz de la luna lo hacía aún más bello. Todo eso deslumbró a Yasyñemoñare y entonces trepó al árbol para bajarlo y regalárselo a su enamorada. En ese instante también pasó por el lugar Nñandugnuazú, quien al ver aquel tejido tan hermoso, se puso rabioso por los celos al saber que su contrincante lo conseguiría antes que él.

Para evitarlo, le disparó una flecha. Yasyñemoñare cayó muerto al piso. Fue allí donde Nñandugnuazú corrió rápidamente a trepar el árbol, sin embargo, cuando quiso tomarlo, sólo quedó en sus dedos el tejido que se rompió al instante, comprobando así que se trataba de una tela de araña. El remordimiento lo siguió por muchos meses, hasta que un día su madre logró sacarle el terrible secreto.

La madre de Nñandugnuazú le pidió a su hijo que la llevará hasta aquel árbol y éste aceptó. Cuando los dos llegaron al lugar, se encontraron con una gran sorpresa. En ese mismo sitio se encontraba un tejido idéntico al anterior. La madre, para consolar a su hijo, decidió regalarse un tejido igual al de aquel árbol.

La anciana se puso a estudiar con mucha atención a ida y venida de las arañas mientras hilaban con tal perfección hasta lograr aquel encaje. Tomó sus agujas para empezar a tejer, logrando reproducir aquel delicado y singular tejido.

Tau y Kerana

Esta leyenda dice que hubo una mujer extremadamente bella llamada Kerana (dormilona). Ella era hija de Marangatu y para desdicha de su padre, se pasaba todo el día durmiendo. En una ocasión, Tau, el espíritu maligno, se enamoró locamente de ella. Para poder estar con ella y conquistarla, se convirtió en un joven humano e intentó raptarla y así tenerla para siempre a su lado.

A esa idea de raptarla se opuso Katupyry, el espíritu del bien que ayuda a las personas que se encuentran en peligro, enfermas o tristes. Tau y Katupyry se enfrentaron en un intenso choque de fuerzas por más de siete días y siete noches, donde Katupyry logró vencer a Tau, es decir, pudo vencer el bien sobre el mal. Tau fue exiliado por Pitayovai, el dios de la guerra y el valor, conocido por llevar el fuego de la destrucción dentro de él.

Así fue cómo Tau no logró quedarse de brazos cruzados y de igual manera raptó a Kerana. Por eso, Arasy lo maldice y también a Keraná. Ellos procrearon hijos y a causa de la maldición éstos nacieron con aspecto de monstruos. Se dice que es ese es el origen de los 7 mitos del Paraguay Teju Jagua, Mbói Tu`i, Moñái, Jasy Jatere, Ao- Ao y Luisón. A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario