Las Leyendas Japonesas de terror, que quitan el sueño

Existen distintas leyendas japonesas de terror, que han sido narradas con el transcurrir de los años de sus antepasados a las nuevas generaciones, y que aún se mantienen vigentes, están compuestas por criaturas y espíritus que una vez que las conocen le quitan el sueño.

Leyendas japonesas de terror

Leyendas Japonesas de terror reales

Japón tiene su cultura y tradiciones acompañadas de escalofriantes leyendas que han sido transmitidas de generación a generación, y que con el transcurso del tiempo continúan vigentes entre los más jóvenes que van floreciendo en sus diferentes territorios.

Estas leyendas no dejan de estar envueltas en escalofriantes relatos, sin embargo, son interesantes y algunas atrayentes, que deben estar atentos ante cualquier movimiento, debido a que en algún instante, o rincón puede ser que te sorprendan.

La leyenda de Yuki-Onna

Para los japoneses, la Yuki-Onna, 雪女 quiere decir mujer de la nieve, y forma parte de su cultura, se trata de una deidad o yōkai, que se deja ver su figura como una atractiva mujer delgada, alta, con cabellos largos y color negro azabache, quien aparece especialmente en las noches nevadas y oscuras, en búsqueda de su presa, mientras que flota entre la nieve, no dejando ningún rastro de sus pies.

Es una deidad, que en caso de sentirse amenazada tiene la capacidad de convertirse en una espesa nube de niebla o nieve, pero, irónicamente, quien amenaza a sus víctimas es su presencia, cuando se encuentran tratando de escapar de una terrible tempestad de nieve.

La Yuki-onna, es un espíritu, que deleita a quienes las ven con su espectacular belleza inhumana, con sus atractivos ojos embrujados que asustan al más brioso, muchas de las veces con su agilidad, busca tranquilizarlos, hasta que logra que fallezcan apaciblemente mientras descansan entre sus frías y delicadas neblinas o nieves.

Leyendas japonesas de terror

Cuenta la leyenda, que la persona elegida puede ver su figura, si es su propia voluntad, posee un tono de piel anímica, luciendo como transparente, lleva puesta un traje en forma de kimono color blanco o puede sin ropa, que se mezcla con la nieve o neblina, todo depende de cómo haga su presencia.

Es una deidad tan cruel, que sus estragos alcanzan niveles importantes, por lo que es considerada como el mismo diablo, a pesar de su calmada belleza, sin embargo, cuentan, que su propia belleza permite que su víctima se adentre entre su espesura, usando su frío aliento y transformar los cuerpos en restos de hielo.

Cuentan que tiene una gran habilidad, para que la sigan y hacer que sus víctimas se pierden y mueren congeladas. Algunas veces se deja ver con un niño entre sus brazos, mientras que alguien acude para auxiliarla, queda totalmente congelado. Narran muchos pobladores, que aquellos padres que buscan a sus hijos, son los principales en caer este engaño.

Existen algunas versiones de la Yuki-Onna, la manifiestan como una criatura insoportable, entrando a las casas mientras que sopla ráfagas de viento helado, y dejando sin vida a sus habitantes cuando duermen plácidamente, ciertamente narran que esta maligna deidad se divierte al tanto que sus víctimas van dejando de vivir.

Los pobladores cuentan, que sobre esta criatura se debe tener gran cuidado, porque de acuerdo a sus creencias, existen más de una Yuki-Onna, que ha emergido del espíritu de una víctima quien ha dejado de existir a causa del frío en la nieve.

Leyenda de hell girl

El personaje de hell girl, es propio de la mitología japonesa, que cuenta con una variedad de leyendas de anime, cuentan que se trata de un hecho auténtico que está vinculado al manga y los animes.

Cuenta la leyenda, que había un escurrido joven que por su aspecto no muy llamativo, no era muy tomado en cuenta entre sus compañeros de clases, al parecer su vida no contaba con emociones, lo único que lo mantenía alegre fue que se enamoró de un imposible, una jovencita que gozaba de gran popularidad en la escuela, y además era su vecina y única amiga,

Por la belleza y popularidad de la jovencita, no le faltaban quien la conquistará, le sobraban enamorados, mientras que ella era inocente de los sentimientos del joven vecino, se deja conquistar de uno de los más intolerables e insolentes de la escuela, quien al notar la amistad entre ella y su vecino, se convirtió para él una testarudez en fastidiarlo y hastiarse la vida sin ninguna razón.

De esta manera, la vida del joven se llenó de angustia y sufrimiento, en la escuela y cualquier otro lugar que asistiera, debido a que el novio de su amiga en compañía de otros amigos, se dedicaron a importunar la vida al jovencito, mientras que éste no sabía cómo actuar, lo único que pensaba era que su vida no tenía sentido, por lo que llegó a pensar en el suicidio, en una ocasión ingreso a la red, y conoció de una maldición llamada Hell Girl, por lo que no se hizo esperar.

Tuvo acceso a la página, escribió el nombre de aquel compañero a quien repugnaba, recordando todas las burlas y maldad que había sufrido por su causa, especialmente quitarle el amor de su vida.

Entonces, siguiendo las instrucciones de la red, invoca la Hell Girl, para que fuera por aquel malvado, aun conociendo las consecuencias de llevarse el alma de otra persona, y que también se llevaría la suya, pero, no sentía remordimiento, ya nada le preocupaba, porque había pensado hasta quitarse la vida, por lo que no se detuvo, y colocó el nombre de su enemigo.

Al transcurrir algunos días, se entera de la desaparición del bromista del novio de su vecina, pensaba que todo era casualidad, sin embargo, las noticias se hacían recurrentes por varias semanas, anunciando que el joven no era encontrado.

Es cuando piensa que todo era realidad, tan sólo se resignó a que vinieran a buscarlo, y así le ocurrió, cuando menos lo esperaba, llegó a visitarlo una niña vestida de color rojo y típico japonés, con aspecto asiático, con un rostro hermoso e ingenuo, con los ojos rojos como si fuera el mismo infierno que se le aparecía, su misión era llevárselo al inframundo.

Pero, el joven no se apartaba de él el terror, se mantenía atormentado, hasta que un buen día le agarro la mano, cumpliendo su pacto, por lo que terminó haciéndole compañía a su enemigo, los dos se fueron al infierno y jamás se tuvo noticias de él.

Leyendas Japonesas de terror teke teke onna

En las leyendas japonesas, existe la de teke teke onna, es un aterrador relato que ha dejado a muchos quienes la conocen sin ánimos para pronunciar una sola palabra.

Cuenta la leyenda, que se trata de una muchacha a quien sus compañeros de estudio le hacen pasar un mal momento, mientras que esperaban el transporte, la joven igual esperaba que llegara el tren como lo hacía todos los días, sus compañeros de sorpresa la aterrorizaron al extremo que cayó en los rieles de la vía férrea, no recibió ayuda de ninguna persona, por lo que fue arrollada y destrozado su cuerpo en dos trozos.

Desde ese momento, Teke Teke, es un fantasma femenino mostrando la parte inferior, su figura es una criatura que produce terror.

Narra la leyenda, que ciertos estudiantes que se dedican al estudio del tema paranormal han intentado conocer sobre esta criatura de terror, resultando que jamás se vuelve a conocer de su paradero.

Cuentan que el Teke Teke onna, es un espíritu rencoroso, con sus enormes manos y afiladas garras arrastra a sus víctimas hasta los rieles de la estación, los destroza con sus garras y les deja huellas de sangre a sus presas, además que se desquita empujando a personas para que caigan hasta el fondo de la estación, para satisfacerse del sufrimiento que padecen, y si esta fuera de la estación los destroza en dos pedazos con sus terribles garras, transformándolos en un teke teke.

Leyenda Japonesa de la Mujina

Cuenta la leyenda sobre la Mujina, que es una criatura que no tiene rostro, y por lo general son mujeres bellas, y luego que aparecen se esfuman entre una ráfaga de vapor en el ambiente.

La Mujina es un fantasma sin rostro, que cuentan los pobladores que en la ciudad de Tokio, se le apareció a un hombre de negocios, mientras se encontraba perdido en los caminos resbalosos de Akasaka, siendo una noche oscura fría no dejando de ser tenebrosa.

El hombre, mientras andaba en uno senderos, se tropezó con una mujer quien lloraba con melancolía, la mujer de aspecto hermoso, con una cabellera larga y de color negro que lucía junto a su espectacular cuerpo, pero, lo más impactante era su llanto desgarrador que pretendía esconder bajo su elegante traje.

Entre la tempestad, aquella mujer lucía tímida e inocente, por lo que el comerciante se aceleró para auxiliarla, aunque el hombre suplicaba para prestarle el apoyo, la joven persistía con sus lamentos, mientras que se bamboleaba de un lado al otro, ante la mirada del caballero que deseaba ayudarla.

Luego, de un buen rato ante el tesón de aquel hombre, la joven pudo levantar su cabeza hacia él, aún con el llanto que emitía, que se confunden con el sonar del viento.

Entonces, el comerciante sintió terror y huyó espantado, cuando noto que la criatura no tenía boca ni labios, y mucho menos rostro.

El hombre lleno de terror, no miraba hacia atrás, continuaba su sendero, deseando encontrar a alguien a su paso, para contarle el hecho que había vivido, y le ayudará a aliviar aquel terror que se había apoderado de él.

Entonces, se consigue a una anciana andrajosa, y la hace su confidente, quien lo escucha con atención, aunque el hombre no podía pronunciar palabras ni hablar con coherencia, a causa del susto que tenía, pero la vieja estaba atenta a los detalles que narraba aquel aterrado hombre.

Una vez que vieja, comprende lo ocurrido de su confidente, para tranquilizarlo y llenarle de paz su espíritu, le muestra su figura enseñándole que ella no tiene rostro.

Cuenta la leyenda, que las mujeres nacen sin cara, por tanto llorar que sus lágrimas y sufrimiento les deforma la fisonomía, ciertas lograr recuperarlo, pero si entran de nuevo en dolor lo pierden otra vez, de manera que toda mujer que padece puede convertirse sorpresivamente en una Mujina, la mujer que no tiene rostro.

Leyenda de Kuma Onna

La leyenda de Kuma Onna, quiere decir “la mujer oso”, es una criatura femenina, que deambula por las zonas peligrosas que tienen las ciudades y rincones japoneses.

Es una mujer que lleva una vestimenta compuesta de guiñapos, que no es normal, debido a que no sólo son trapos viejos, si no que se adorna con dedos y orejas humanas que enganchan su vestidura, por supuesto con aspectos deplorables.

Todos estos adornos que luce en su vestimenta, las consiguió de sus víctimas a quien le obliga a entregarle todo objeto que decore la belleza femenina, por lo que no se escuchan embestidas contra hombres.

Entonces, quienes lucen aros, collares, anillos, zarcillos o pulseras, deben asegurarse que su vida peligra, porque si la Kuma Onna, se las consigue, lo primero que hace es despojarle de sus artículos velozmente, y quizás su vida también esté en riesgo.

Cuentan, que para salvaguardarse de esta terrible criatura, que si se encuentran en su camino con ella, lo mejor que pueden hacer es entregarle todo su ornamento antes de que entre en cólera, recomendando que es más importante la vida que un adorno.

Jinmenken, el perro japonés con rostro humano

Las leyendas japonesas están inmersas en narraciones que contienen criaturas mágicas que poseen grandes habilidades, entre las que existen los perros con rostros humanos.

En Japón los animales específicamente los perros con rostros de humanos, son los conocidos como Jinmenken, que forman parte de su cultura desde el origen de la Era Edo 1603 a 1868.

Estos canes, tienen características que desde lejos se observa como un perro enclenque, con rostro de humano. El Jinmenken, cuentan que puede comunicarse hablando y en ocasiones puede suplicar con voz clara y firme, exclamando: “Déjame en paz”.

Los canes con rostros humanos, se consideraban como criaturas que anunciaban malos augurios, y su presencia causaba accidentes y calamidades a la población. Durante la era Edo, esta especie de animales fueron visualizados por algunos pobladores, por lo general, aparecían por las noches oscuras.

Cuenta los pobladores en sus narraciones, que existió ciertos periódicos que anunciaban noticias de la época, informando que uno de estos había sido capturado.

Durante el siglo XIX, el famoso historiador conocido como Ishizuka Kokaishi, plasmó en su libro “Gaidan Bunbun Shuyo” sobre un caso de Jinmenken captado.

Al tanto, la leyenda relata que en el año 1810 una de raras criaturas nació en el antiguo Edo, actualmente Tokio, cuando el propietario de un circo escuchó sobre el nacimiento de este animal, la obtuvo para exhibirla en sus espectáculos, transformándose en su principal atractivo.

Finalmente, los pobladores cuentan que la verdad, puede estar basada que un Jinmenken es un mono japonés, con el pelaje de perros y cara de humanos.

Leyenda de Futakuchi onna

La leyenda de Futakuchi onna, vocablo japonés que traduce 二口女 mujer de dos bocas, es una criatura humana de la mitología japonesa, que surge de una mujer triste a causa de una maldición o enfermedad, que recibe como castigo de tener una segunda boca que sale de la parte abajo del cráneo y es cubierta con su larga cabellera.

Cuenta la leyenda que la segunda boca, tiene sus funciones normales como la boca principal que tiene en su rostro, sin embargo, como esta cavidad tiene su propia vida, se encarga de inquietar la vida de su dueña.

Cuando tiene deseos de alimentarse y no es atendida, comienza a decir palabras insultantes y emite gritos aterradores que le causan malestar en su cabeza, además logra lo que quiere por sí misma, se vale de sus largos cabellos que usa como tentáculos. Con su fuerza y poder, sugestiona a la mujer que realice cualquier acto malévolo.

La Futakuchi onna, castiga a las madrastras que no le dan de comer a sus hijastros porque sólo alimentan a sus propios hijos; cuentan que si el hijastro fallece por hambre el espíritu ingresa dentro de su cabeza, la molesta murmurando palabras, mientras que le mantiene que su segunda boca comerá con gran abundancia. También le puede suceder a madres avaras que sólo comen ellas y no alimentan a sus hijos.

Cuenta la leyenda, que hacía mucho tiempo, en el pueblo, habitaba un artesano tacaño, que permanecía soltero, porque no quería alimentar otra boca, pero, al enterarse que en la zona, había llegado una mujer hermosa que sólo comía un grano de arroz al día, la conquistó y contrajo matrimonio con ella.

Pero, el tacaño hombre, notaba antes de casarse, que el almacén donde se encontraba el arroz, cada día disminuye el depósito, siendo una noche, se dedicó a espiar a su esposa, quien se levantaba de la cama y salía sigilosamente hacia el almacén, y para su sorpresa descubrió que su cabellera se convertía en serpientes mientras que llevan el arroz a su segunda boca.

Existe otra versión, sobre la Futakuchi onna, que era la esposa de un leñador, cuando éste accidentalmente mientras cortaba un árbol, le propició un hachazo, la mujer no falleció y la herida jamás se sanó transformándose en una boca debajo de la nuca.

Sin embargo, sin importar la causa de la procedencia de la segunda boca en estas mujeres, lo que sí es interesante es que son mujeres hermosas con apariencia normal, ninguna persona se podría imaginar que éstas tienen una boca oculta que es conducida por una deidad vengativa que tiene la finalidad de atormentarla por el resto de su vida.

Gusanos de Seda

La leyenda de los gusanos de seda, se origina en joven solitario, quienes sus padres permanecían ocupados y el trabajo les exigía mantener una vida social activa, pero, Luis, no le agradaba mantenerse en contacto con otras personas, por lo que prefería estar dentro de su habitación.

Mientras sus padres, cumplían con reuniones sociales dentro de la vida japonesa, debido a que estaban recién mudados por cumplir labores diplomáticas.

Luis, era un joven que lo único que lo atraía eran los insectos, no sentía interés por mas nada, entonces su madre lo lleva a una granja de gusanos de seda, el joven quedó maravillado de lo que había en ese lugar.

Entre sus lecturas por el interés de los insectos, se había documentado sobre la existencia de éstos y conocía cómo cuidarlos. Entonces, le adecuaron un lugar en el jardín junto a los árboles de mora, especialmente donde sus gusanos de seda se alimentaban, le colocó un nombre a cada uno, y sabía diferenciarlos entre ellos.

Se entretenía durante todo el día con su adquisición, no sintiendo necesidad de la compañía de sus padres y de ninguna otra persona. Además sus padres se mantenían extremadamente ocupados con sus obligaciones diplomáticas.

Asi transcurría la vida del joven Luis, era agraciada, el compromiso de sus padres, lo mantenía aislado de su vivienda, no le permitían asistir a la escuela como otros muchachos para impedir que lo secuestraran, un mentor iba a su vivienda, no lo llevan a los eventos sociales, pensando, que mientras no lo conocían el peligro estaba lejos de él. Esto no le afectaba, al contrario, su deseo era mantenerse fuera de contactos sociales.

Sin embargo, la tradición de la nueva cultura, donde prevalece el amor y respeto entre la familia especialmente de padres a hijos es primordial, entonces, Enrique el padre de Luis, estaba presionado por el trabajo, jefes y nuevas amistades, por lo que decide que su hijo Luis participe en los venideros eventos sociales. Por su puesto, que al joven no le gustó mucho la idea, pero no pudo evadir.

Entonces, Luis se fue a donde tenía los gusanos de seda, y sentó a llorar melancólicamente, estando bajo la sombra del árbol donde los insectos se alimentaban diariamente, uno de los gusanos cayó sobre su mano como ocurría siempre, pero antes de llevarlo a su lugar, su consentido animalito le pico inyectando su líquido.

Ante el hecho, el joven asombrado intento hablarle, pero, observo que fue por su propia falta, sus manos estaban perfumadas a esencia de mora, guao, era la colonia que su madre le había obsequiado. Entró en calma sonriendo, y a su ve musitando que no pasaría otra vez esta falla.

Mientras tanto, la insistencia de su padre era inminente para que hiciera todo como debería de hacerse, el joven se sentía atribulado, su madre quien le prestaba más cuidado, le dijo que entendiera a su padre y lo ayudará, a lo que Luis aceptó, con la condición que su padre fuera menos duro.

La madre de Luis, habló Enrique para mediar que sus exigencias fueran más suaves, a lo que le prometió que así lo cumpliría, entonces, el joven se aprovechó para pedir que le trajeran más gusanos de seda, aunque sus padres no estaban de acuerdo, aceptaron la petición del hijo.

El requerimiento fue recibido, antes de la celebración que daba su padre para presentarlo socialmente ante sus amistades.

Como era de esperarse, los padres sólo daban órdenes, mientras que planificaban descansar luego de la cena, y que dormirían hasta tarde el siguiente día para estar relucientes en la celebración.

Pero, mientras tanto, Luis va a la cocina, y secretamente extrae un pequeño frasco que contenía un líquido transparente echándolo con cuidado en las copas de agua que bebían sus padre, por supuesto él no ingirió nada, sin embargo, se mantenía atento a que todos bebieran.

Con toda su tranquilidad por conseguir su cometido, mientras que transcurrían aproximadamente dos horas, se acercó a la habitación de sus padres, y sacó unas pequeñas cajas donde guardaba algunos gusanos de seda, que había ocultado un rato antes.

Mientras sus padres dormían profundamente, tomó la colonia de mora, que su madre le había obsequiado, les untó sus cuerpos y con el efecto de la droga que les colocó en sus copas de aguas, éstos yacían intensamente en los brazos de Morfeo, así espero, hasta que de las cajas extrajo todos sus gusanos de seda, los dejó caer sobre aquellos inmóviles cuerpos mientras comenzaron a picarles toda la piel.

El cruel joven, tenía los insectos en ayuno para que estuvieran famélicos y procedieron a alimentarse, en cuestiones de pocas horas, la sangre mojaba las sábanas, sin embargo, el muchacho no estaba satisfecho, por lo que tomó parte de residuos de la colonia rociando los cuerpos de padres, haciendo atrayente a los gusanos de seda para que llegaran a comer hasta la médula de los huesos.

Impidiendo de esta manera, participar en aquella majestuosa celebración que darían los padres en su honor, o las próximas luego de ésta.

La mujer con la boca cortada

La leyenda de la mujer con la boca cortada, se origina de la conocida “Kuchisake-Onna”. Cuenta la leyenda, que se trata de una mujer que fue asesinada y deformada por la saga de su esposo, transformarse en un espíritu demoníaco que tiene la habilidad de retornar para vengarse.

 

Todo comienza, cuando existía en aquellas épocas, una mujer espectacular por su belleza y contrajo matrimonio con un Samurái. Sin embargo, la mujer aunque estaba comprometida, muchos hombres la deseaba y conquistaban por su inexplicable naturaleza por demás de bella, lo que la convirtió en una mujer vanidosa y nada dedicada a su hogar, mientras que su amor propio se acrecentaba; al tanto que le era infiel a su esposo cuantas veces lo deseaba, era una rutina normal.

Pero, resulta que aquel valiente samurái japonés, conociendo las infidelidades de su querida esposa, se sintió embriagado por los celos e ira, lo atormentaba la deshonra que su mujer cometía, un buen día el guerrero saco su saga lanzándole sobre su cara y le cortó la boca de un extremo al otro, mientras que exclamaba:

  • Piensas que eres bella?, quien va a pensar que eres hermosa ahora?

Cuenta la leyenda, que desde aquel fatídico día, deambula por las calles de Japón, una mujer que lleva su rostro tapado con un tapa boca, cuando se encuentra con una persona en las calles les pregunta, sin quitarse lo que la cubre:

  • ¿Atashi kirei?, lo que quiere decir ¿soy hermosa?

Por lo general, lo que se le alcanza a ver son unos ojos llamativos, y algunos rastros refinados, pero, la gente le contesta: – Si No prestan mucha atención al cubreboca, debido a que este país, es recurrente el uso de este instrumento para impedir el contagio con enfermedades o respirar aire impuro.

Una vez que las personas contestan, la deforme mujer, retira lo que le cubre su rostro, dejando ver la espantosa cortada que se expande de oreja a oreja además mostrando su horrible sonrisa.

Preguntando otra vez: – ¿Kore Demo? Que quiere decir: ¿Y ahora?

Las personas que han llegado a ver la horrible criatura, gritan por el susto, y en el caso que se le demuestre que sienten terror, ataca a su víctima con unas enormes y filosas tijeras cortándoles la cabeza.

Si su víctima le contesta que sí, sólo le corta la boca de extremo a extremo para que padezca lo mismo que ella. Al parecer, no es fácil huir de Kuchisake-Onna, porque corre detrás de su presa, o en su defecto al llegar a tu vivienda te sorprenderá esperándote detrás de la puerta para aniquilarte.

Al parecer, en esta criatura no tiene todo a su favor, porque cuentan que ante su pregunta puedes responden con otra pregunta: – ¿Y yo?  ¿Soy hermoso?

Lo que engañará a la deidad, mientras piensa dando tiempo para huir, otros cuentan que pueden llevar dulces, y al aparecer sin dejar que hable, les ofreces estas golosinas y se sentirá agradecida con el obsequio y deja que escapes.

Leyenda de terror en tu espalda

La cultura japonesa está envuelta entre mitos y leyendas relacionados con fantasmas, especialmente de aquellos quienes no recibieron una correcta sepultura, o personas que incurrieron en seppuku o harakiri que quiere decir suicidio.

La leyenda de terror en tu espalda, tiene origen de un matrimonio joven y su pequeño hijo, que sus padres constantemente estaban en discusiones y contiendas que se hacían cada vez más fuertes e intensas.

Uno de esos días que discutían acaloradamente, el hombre entró en un ataque de ira, asesinando a su esposa, luego ante semejante hecho con toda normalidad, ocultó el cadáver, eliminando el más mínimo rastro de su espantoso crimen.

No quedó sospecha en el ambiente y sus alrededores del aquel suceso, sin embargo el escalofriante asesino, empezó a darse cuenta que algo raro sucedía, su pequeño hijo no extrañaba la ausencia de su madre. Pues de alguna manera el habilidoso hombre, le preguntó a su niño:

  • Hijo, ¿Por qué no preguntas por tu madre?, preguntó el hombre preocupado: – Todos los niños quieren estar junto a su madre, cuéntame que te angustia.
  • No, papá no me ocurre nada, me siento bien, lo que tengo es curiosidad por saber porque mamá está montada todo el tiempo sobre tu espalda.

La trágica historia de Mori Hikiko

Cuenta la leyenda, Mori Hikiko, una pequeña niña que era maltratada por sus propios padres, mientras que su frágil cuerpo tenía huellas de castigo, ninguno se preocupaba por auxiliarla, y de paso sus compañeros de clases se burlaban de ella.

Las personas adultas, no la tomaban en cuenta de manera que ignoraban para no verse implicados ante la situación que atravesaba la inocente niña, de manera que un buen día Mori Hikiko comenzó a ser invisible, vagaba por las calles entre la escuela y su vivienda, nadie se le acercaba para hablarle, ni se mostraban intención de preocupación por la jovencita.

Mientras tanto, los sentimientos y el alma de la pequeña,  empezaban a desvanecerse de tristeza, pero, un día camino a la escuela, se tropezó con un pequeño gato abandonado que se lo pasaba a los alrededores. El pequeño felino, también se mostraba como uno más de los que no tienen que se preocupen por su existencia, por lo que se transformó en la mascota predilecta de la niña, quien la ayudó a recuperar su alegría.

La jovencita, no tenía permiso de sus padres, para llevar su mascota a la casa, por lo que busco una caja de cartón y la colocó en un lugar próximo a la escuela, lo que facilita llevarle comida y disfrutar un buen tiempo de su compañía.

El comportamiento y la mirada de Mori Hikiko, se transformaron, ya no era la joven mustia que miraba solo el suelo, muchos días sonreía, y su forma de vestir también fue diferente. Pero, en el colegio había dos compañeros, que la molestaban, y fueron éstos quienes notaron el cambio, mientras que los otros no se mostraban interesados en el cambio.

Pero, los dos fastidiosos y molestosos jovencitos, intrigados la persiguieron desde la escuela y se dieron cuenta de su secreto, sin mucho tiempo que perder, planificaron cómo hacerla sufrir, y al siguiente día la jovencita, ya no estaba alegre, fue a buscar a su mascota, y en su lugar encontró un escrito perverso, que le decía a dónde encontrar a su gato, y que el animalito se encontraba en peligro.

Así fue, la jovencita se dirigió tal como estaba pautado en aquella terrible nota, acudió al estacionamiento de los vehículos de los maestros de la escuela, cuando observó que sus dos compañeros malvados estaban oculto detrás de uno de los automóviles, habían amarrado al inocente gato en la parte de atrás de uno de los vehículos que estaba encendido, pero, antes de que el arrancara Mori Hikiko, se sujetó con fuerza a la cuerda que amarraba a su querido gato.

Mori Hikiko, fue arrastrada a una distancia de varios metros en la vía, pero, nadie lo notaba, sin embargo, el maestro freno, mientras que algunas personas veían aquel hecho, y corrieron a ayudarla, ya era muy tarde; el gato estaba a salvo, mientras que la piel del cuerpo de la joven estaba como una alfombra en el pavimento, y su frágil cuerpo quedó destrozado, era tan solo restos de huesos sangrantes, había fallecido.

De manera que el tiempo transcurría, mientras que los jóvenes crueles que planificaron el terrible hecho, se mantenían callados, no confesaban su culpa, pero un buen día sus cuerpos fueron encontrados sin vida, justo en el estacionamiento donde llevaron a cabo la espantosa juerga; sus cuerpos fueron reconocidos por el uniforme que portaba, igualmente los padres de Mori Hikiko padecieron el mismo suceso.

Cuenta la leyenda, que estos fueron los inicios del espíritu de Mori Hikiko, conocida como la joven vengadora, dicen que su cuerpo destruido deambula por las calles de Japón, ávido de venganza, ataca a los abusadores y salvaguardando a todos los que poseen un felino como mascota.

La muñeca Okiku

Cuenta la leyenda, en los años 1918 una jovencita de nombre Eikichi Suzuki con tan solo 17 años de edad, compró una muñeca en la reconocida calle Tanuki-koji en Sapporo, para obsequiarle de cumpleaños a su pequeña hermanita de nombre Okiku quien arribaría a 2 añitos de edad. La pequeña niña, le encantó la muñeca, pero, ocurrió que con el tiempo Okiku falleciera sorpresivamente a causa de un resfriado.

La familia, en honor a la niña, colocan la muñeca en un altar para orar en su memoria, pero, a los pocos días, los padres Okiku, notaron que el cabello de la muñeca crecía según pasaban los días, por lo que llegaron a pensar que el espíritu se había poseído dentro de la muñeca.

Finalmente, transcurridos muchos años, en 1938, la familia Suzuki, se muda a otro lugar, y deciden dejar la muñeca en el santuario Mannenji, donde actualmente se encuentra exhibida la muñeca con una altura de 40 centímetros, y que durante ese tiempo el cabello ha crecido paulatinamente que debe ser cortado eventualmente.

Aka manto

Cuenta la leyenda de Aka manto, que en los baños públicos y de colegios japoneses, se transformaron en un lugar espantosos para muchos, debido a que el Aka manto, es una deidad malévola que se aparece, cuando estás en el inodoro.

Cuentan los pobladores, que Aka manto, se presenta ante su víctima, mientras que la interroga si desea usar papel higiénico de color azul o rojo, todo depende del color que prefieran, si elige el tono rojo destroza a la persona con un afilado cuchillo hasta que la vestimenta se torne de rojo, y si eligen el azul estrangula a la víctima hasta que su rostro tome un tono azulado.

Al pretender engañarla, pidiendo otro tono, te transportará a una dimensión desconocida convirtiéndote en un Aka manto, lo que te salvará es desistir de usar cualquier papel higiénico, lo que debes hacer es levantarte y correr.

Tomimo’s Hell

Esta leyenda, relata de un poema conocido como “Tomimo’s Hell”, inclusive se puede ubicar con toda facilidad vía internet, que narra sobre Tomimo quien fallece y cae al inframundo.

Cuenta la leyenda, que este poema únicamente debe ser leído mentalmente, porque si se les ocurre narrarlo en voz alta es probable que fallezcan.

El poema, se encuentra insertado como parte del texto denominado “The Heart is Like a Rolling Stone”, que fuera plasmado por Yomota Inuhiko, y contenido en una colección de poemas en 1919 con un gran auge de exposición en el país.

Aún no se conoce, la forma de cómo comenzó el cuchicheo y origen de la leyenda, lo que sí es cierto, es que el poema tiene un alerta que reza: “Si lees este poema en voz alta, trágicas cosas sucederán y deberás tomar responsabilidad por tus acciones”

Como era de esperarse, muchos curiosos ante la leyenda, procedieron a grabar el poema en voz alta, algunos están vivos no padecieron de nada extraña, mientras, que a otros, aún se desconoce qué hecho extraño les sucedió, y se encuentran desaparecidos.

Gozu – Cabeza de vaca

La leyenda sobre Gozu Cabeza de vaca, es una narración que aún no está esclarecida, pero el nivel de terror es tal, que muchos fallecen a los días a causa de susto, mientras otros no concilian el sueño.

Cuenta la leyenda, que todo comienza cuando un grupo de estudiantes de la universidad, iban al campo en un paseo, mientras tanto el profesor decide contarles un relato sobre Gozu Cabeza de vaca, según avanzaba la leyenda, los estudiantes observaban que el profesor se intensifica dentro del cuento, pareciendo una leyenda viviente, los estudiantes asombrados, le piden al profesor que no continúe.

Mientras que el autobús, se accidenta en un paraje solitario y gris, con el transcurrir de los días encontraron a los estudiantes en trance, brotando de su boca espuma, ninguno recuerdo que les aconteció, aunque la misma leyenda de cabeza de vaca lo conoce.

El color rojo

Cuenta la historia, sobre una bella y atractiva joven, que comenzó sus actividades en una escuela preparatoria, desde su llegada al salón de clase, sus alumnos varones quedaron prendados ante su belleza y juventud.

Pero, la rígida profesora tenía como objetivo enseñarlos, muy a pesar de su carismática presencia, quien tenía un carácter fuerte y no aceptaba los errores.

Su belleza, encanto a un alumno de nombre Kwan, un joven tímido quien se enamoró de ella, pero, aquel joven le confesó sus verdaderos sentimientos, y la profesora Ha-neul, lo rechazó y comenzó a humillarlo públicamente en horas de clases, haciendo que olvidara sus necias emociones.

Pero, tristemente, la vida del joven Kwan, se tornó un auténtico desastre, al extremo que cuando se equivocaba en sus lecciones y exámenes, la bella profesora lo dejaba en evidencia ante sus compañeros de clase, le gritaba que era un inútil, leía en voz alta sus errores, mientras que sus compañeros se burlaban descaradamente de él.

Pero, la ruda profesora, se esforzaba en hacerlo sentir mientras que sus ojos la delataban que sentía amor y pasión, esto la hacía sentir rabiosa.

Ante la burla y desdén de su profesora y compañeros, quienes se burlaban con su aprobación, subió al techo de su vivienda, saltando unos cuantos metros de distancia, y quedó sin vida.

Las autoridades escolares, anuncian el fallecimiento de Kwan, todos sus compañeros quedaron aterrorizados, a excepción de Ha-neul, quien con su insensibilidad tacho de su lista de asistencia el nombre del jovencito, trazando una fulgurante línea de color rojo.

Al mismo tiempo que pronunciaba con toda frialdad:

  • Bueno, no perdamos más tiempo. Vamos a comenzar la clase de hoy, le anunció a sus alumnos, como si la muerte de su alumno era un hecho normal.

La profesora Ha-neul, se quedó hasta altas horas de la noche, corrigiendo los exámenes, cuando salió todo estaba oscuro, sin embargo, le llama la atención observar a un joven luciendo el uniforme del colegio, que se encontraba de espalda a ellas, mientras que miraba el horizonte a través de un ventanal.  Las horas habían pasado, para que aún permaneciera un alumno dentro del colegio.

Ella se acercó, y le pregunta:

  • Joven, ¿Qué está haciendo en este lugar?, por supuesto, no respondido
  • Le hice una pregunta, responda si no quiere que lo lleve al director

Groseramente lo agarró por el hombro, obligándolo a que diera la vuelta, fue cuando la profesora gritaba horrorizada.

El joven Kwan mostraba su rostro pálido y bañado en sangre, estaba frente a ella, su expresión era vacía y su rostro lo cruzaba una vulgar línea roja.

Llegaron los guardias y custodios del colegio, encontraron a Ha-neul, quien estaba desmayada en el piso, mientras que gritaba como una demente y mostrando el ventanal vació. Fue tanto su estado nervioso, que fue internada en un hospital mental.

Cuando las personas la visitaban no paraba de contar: “había un adolescente con el rostro pintado de color rojo, que continuamente la seguía a todas partes”. Para conocer sobre otras interesantes leyendas, les invitamos a ingresar a los siguientes enlaces:

(Visited 15 times, 1 visits today)

Deja un comentario