La leyenda de la niña del Panteón, una historia de terror

Existen muchas leyendas de terror, que a veces son escalofriantes al escucharlas o leerlas, pero el caso de la niña del Panteón, es algo increíble, sin embargo, es un relato que muchos de los pobladores cercanos o visitantes a camposantos han tenido la oportunidad de visualizarla.

La niña del panteón

Leyenda de la niña del Panteón

Cuenta la leyenda de la niña del panteón, que es una historia verdadera, y muchas personas han tenido la experiencia de visualizarla, esto ocurre cuando los dolientes van a visitar a sus difuntos en el camposanto.

Cuentan que todo comienza cuando en los años 30, una familia adinerada acudieron al entierro de un familiar muy querido, y se llevaron a su pequeña niña con tan solo 7 años de edad, mientras que muchos amigos y familiares, le aconsejaban que no lo hicieran, hicieron caso omiso, y se la llevaron para que compartiera y comprendiera el significado de la muerte que formaba parte de la existencia de los seres humanos.

Los familiares y amigos, se entretuvieron en el sepelio entre llantos y lamentos por la pérdida irreparable de su familiar, y se fueron retirando a sus hogares, la familia de la niña no se percataba de la ausencia, hasta que llegaron a casa, y extrañaron que la pequeña no estaba en casa, y pensaron que se había quedado olvidada en el panteón.

Desesperados, corrieron hacia el panteón para buscar a su pequeña, pero lamentablemente, nunca la encontraron, sin embargo, abrigaban la esperanza que se hubiera llevado algún familiar o amigos de la casa o en su defecto alguna persona caritativa.

De manera que, fueron transcurriendo los días, semanas y meses, hasta que decidieron dar por perdida a la criatura inocente, más nunca conocieron de su paradero, con el pasar del tiempo, algunos años, es que tienen noticia de la niña, cuando le cuentan que la frágil niña había tropezado su cuerpecito con un féretro, se golpeó fuertemente la cabeza y quedó al instante muerta.

La niña del panteón

Esta noticia, la tienen cuando acudieron a enterrar a otro familiar, y al cavar la fosa, salieron los restos de la niña. Cuentan, que desde ese día, en la tumba aparece una niña, que quiere solo jugar, si los visitantes se les olvida un juguete desaparece, muchos conocen que se trata del espíritu de la pequeña que aún su alma no descansa en paz.

Cuentan que la niña del Panteón cuenta con distintas versiones, siendo las más populares las que les contaremos a continuación:

Versión 1: la niña renuente

Se trata de la leyenda, de una niña llamada Miranda, que vivía junto a sus padres, éstos en algunas ocasiones deberían de salir para hacer algunas diligencias, y la niña quedaba sola por ratos.

Siendo uno de los días que Miranda, estaba sola y se sentía ociosa decidió escaparse de su hogar, no obedeciendo las órdenes de sus padres en comportarse mientras que no estaban en casa.

La niña renuente, estaba eufórica y emocionada por salir a la calle, y decide entrar al camposanto, que estaba muy cerca de su casa, sintió un poco de temor, pero su carácter renuente la hizo que siguiera adelante con su travesura.

La niña Miranda, brincaba y saltaba entre los sarcófagos, cuando de repente se encontró que una de ellas estaba abierta, a medida que se acercaba, tropezó, perdió el equilibro y fue a parar dentro de la fosa, la niña se golpeó fuertemente la cabeza y murió de inmediato. Desde ese momento, el espíritu de Miranda, vaga por el camposanto, algunas personas la pueden ver jugando, otras veces espanta a los niños que se acercan al lugar, todo por comportarse renuente y no obedecer a sus padres.

Versión 2: entre flores y fantasmas

Cuentan la leyenda, que en Monterrey, existe un Panteón del Carmen, que está cerca de la vivienda de una familia, que tiene por negocio vender flores. La familia está compuesta por los niños de nombre: María, Gregorio y Viviana, éstos ayudaban a su padres a vender flores los días que había más ventas, como es el día de los Muertos y el día de los Santos.

Según cuenta la fábula, que cierto día Viviana, la hermanita más pequeña, se dedicaba a jugar con otros niños en el panteón, y de repente se apartó de los otros niños. Su hermana María, se dio cuenta y va a perseguirla. Viviana hace una parada en un antiguo mausoleo, y empieza a conversar con alguien. Su hermana María, no veía claramente con quien hablaba la niña, pero si escuchaba las risas y llantos, por lo que siente temor y no visualizó más a Viviana.

Por lo ocurrido, todas las personas iniciaron una búsqueda con linternas y antorchas buscando a la pequeña niña durante toda la noche, llegaron al sarcófago y notaron que Viviana, se encontraba adentro. Para sorpresa de muchos, la tumba estaba cerrada durante muchos años.

Para poder ingresar al mausoleo, tuvieron que romper una ventana y rescatar a la niña, le preguntaron a Viviana que había hecho, y comentó que estaba con una amiga de nombre Carmina, que la había invitado a vivir y jugar con ella, porque se sentía en soledad, porque nadie la visitaba.

Así fue transcurriendo la vida de las niñas, hasta que un día siendo el Día de los Muertos, y la familia se encontraba atareada por las ventas de flores. La pequeña Viviana, se había llevado una muñeca para jugar, y al retornar a su hogar no la llevaba, al consultarle por la muñeca, la niña contestó que la tenía su amiga Carmina para jugar en el panteón.

La madre de las niñas, al escuchar lo que contaba Viviana, se lo dice a su padre, y le pide que la acompañe a la tumba de Carmina, así fue, se cerciorará que la muñeca estaba en ese lugar, en ese instante la señora sintió un suave roce de una pequeña mano sobre la suya.

Cuando retornaron a casa, encontraron a María que lloraba desconsoladamente y con temor, gritaba que Viviana no despertaba. Por lo que los padres, intentaron de revivir, buscaron un médico, quien afirmó que la niña había fallecido por causas naturales.

Después del terrible acontecimiento, la señora y sus hijos estuvieron por algún tiempo fuera de México, hasta que regresaron a Monterrey.

Se encontraron el padre y el cuidador del panteón, quienes con tranquilidad les contaron que por algunas noches se escuchaban risas de dos niñas que jugaban y se divertían, que se originan en la tumba de Carmina.

Panteones famosos y conocidos por la leyenda

A causa de la leyenda de la niña del Panteón, existen algunos camposantos que se han vuelto famosos y han tomado renombre, por la historia de la niña fantasma que aparece en los panteones, tales como:

Panteón de San Miguel de Apodaca, el Panteón de San Isidro en la ciudad de México, el panteón Facundo, el Panteón de García, el Panteón Hidalgo en Tepic Nayarit, y el Panteón del Carmen.

Los panteones, no sólo acogen sarcófagos y flores, esto se demuestra cuando se narran y escuchan leyendas de apariciones de espíritus según el folclore de los pueblos. Los panteones antes señalados, tienen sus propias leyendas lo que los hace merecedor de misterios.

Esta leyenda le pareció curiosa e interesante, entonces le invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 128 times, 1 visits today)

Deja un comentario