La historia de Kuchisake Onna, una leyenda japonesa

Kuchisake Onna, la mujer de la boca cortada, es una leyenda urbana de Japón y Corea. En ella se habla sobre una mujer, cuyo esposo mutiló y asesinó, tras lo cual vino a convertirse en un espíritu diabólico que se aparece a los jóvenes en busca de venganza.

Kuchisake Onna

Kuchisake Onna La Mujer de la Boca Cortada

Se considera a la cosmogonía japonesa exuberante en leyendas y criaturas extrañas, donde la ciudad de Tokio sobresale como fuente y procedencia de gran numero de ellas. Quien haya visitado esta urbe habrá encontrado cuantiosas historias y crónicas urbanas que hacen referencia al folclore característico de la zona.

Relatos que en muchas ocasiones han permanecido en el tiempo con el único propósito de espantar a niños y turistas. Leyendas que, por otra parte, no dejan de provocar escalofríos a quien llega a escucharlas.

Kuchisake Onna es una terrorífica crónica que expone el caso de una mujer con la boca cortada, que aun en la actualidad sigue produciendo pánico entre la juventud de la ciudad.

Kuchisake Onna y su Esposo

Refiere la leyenda que numerosos años atrás una hermosísima dama contrajo nupcias con un conocido y respetable samurái. Parece que la mujer era tan bella como promiscua, y es que sumado a tener abundantes hombres que la cortejaban a pesar de estar casada, ella misma se rendía ante los deleites de la carne con unos cuantos de ellos.

Su esposo que al inicio no conocía las actividades extramatrimoniales de su juvenil esposa llegó a enterarse cierto día de todos los lances de adulterio que había perpetrado. De acuerdo al relato, el samurái se sumió en un estado de cólera inconcebible y fue donde su mujer para cortárle la boca de orilla a orilla al tanto le gritaba “¿Crees que eres bella?”.

Tras terminar de cercenar totalmente la boca de la mujer concluyó el hecho increpándole “¿Quién creerá que eres bonita de aquí en adelante?” Se ha de reseñar que la fémina de la boca cortada murió legando a su marido la perpetua culpa de su deceso.

Se señala que desde ese momento la dama volvió al mundo de los mortales transformada en un Yokai (espíritu diabólico) o Gwishin (alma en pena), el cual deambulaba por las calles de Tokio en busca de venganza entre todo aquel hombre al que se consiguiera. El relato asegura que se puede hallar este espíritu por las calles citadinas llevando una mascarilla quirúrgica en su boca.

Tengamos presente que el uso de mascarillas quirúrgicas es de uso corriente en Japón y otros países, y tienen como finalidad evitar enfermedades y mitigar la respiración del aire contaminado. Siendo así es normal que los jóvenes, al ver los hermosos ojos y suaves rasgos de las féminas respondan que “si”.

Al cruzarse en la calle este espectro con algún joven sencillamente se para delante de él y le interroga “¿Soy bella?”. Si responde que sí, la dama se quitará la máscara y le cuestionará “¿Y ahorita?”, y es cuando sus víctimas comenzarán a gritar espantadas y esta las aniquilara guillotinándoles la cabeza al reconocer en sus gritos un evidente no.

Si la segunda respuesta es un si, para la mujer seria exactamente lo mismo, ya que el espectro respondería ejecutando la misma cortadura en su víctima para que padezca su dolor.

Kuchisake Onna

Como se podrá observar es sumamente difícil eludir el enojo de este espanto. No deja de ser cierto que la leyenda dice que hay ciertos modos de impedir su venganza. Si la persona acosada da una respuesta lo bastante ambigua para que Kuchisake Onna se quede dubitativa meditando en lo que significa la respuesta, ciertamente le dará tiempo de escabullirse y emprender carrera para eludir sus tijeras.

Igualmente se señala que si ante la primera interrogante la victima contesta un amable “lo siento, estoy apremiado” el espanto la dejará ir gracias a las buenas maneras de la cultura nipona.

Kuchisake Onna Historia Completa

La leyenda se refiere a hechos acontecidos durante la dinastía Heian (794-1185 d.c.) que se hicieron populares en la época Edo (1603-1868 d.c.). El relato dice que mucho tiempo atrás existió una bella, pero engreída mujer que fue conyugue o concubina de un samurái. La hermosísima mujer era cortejada por numerosos hombres y usualmente engañaba a su marido.

El samurái conocía de la deslealtad de su pareja, por lo que cierto día, en un asalto de envidia y furia, le hizo una cortada en la boca de una oreja a la otra mientras le vociferaba: ¿Crees que eres bonita?.

Versiones de Kuchisake Onna

En otras interpretaciones de la leyenda se dice que ella se había desposado con un samurái de muchos celos y que la agredía físicamente. El samurái, cierto día, al pensar que le estaba mintiendo, le cercenó la boca. La fémina, extenuada de los agravios se escapo metiéndose en el bosque para no saberse mas nada de ella.

Asimismo se ha versionado que fue la conyugue de un jardinero, que era sumamente bella pero igualmente muy arrogante y egoísta y defraudaba a su esposo con otros hombres. Cierto día el jardinero se enteró y entonces en un ataque de ira y celos, la agredió con unas tijeras de jardinería y le rajo la boca de lado a lado al tanto le gritaba: ¿Aún crees que eres preciosa?.

En cualquier caso, el marido comete suicido a causa del remordimiento y ella retorna del inframundo como un espectro malvado y rencoroso, con fijación en perpetrar los mismos hechos que ocasionaron su deformidad.

Interpretaciones Modernas

En contraste con la Llorona, la Siguanaba o un Pontianak, la Kuchisake Onna se ha amoldado al Japón ultramoderno y de avanzada. La crónica actual cuenta con múltiples variantes, desde un accidente provocado por un cirujano plástico sin permiso a un conjuro después del uso desmesurado del poder de un inugami (espíritu animal) familiar.

En ocasiones se reseña la Kuchisake Onna como la piloto de un coche deportivo de color rojizo, quien lleva un sobretodo y un paraguas, o que se trajea a la moda. Habitualmente, el espanto oculta su boca con la manga de su kimono o, en las leyendas más modernas, con un tapabocas de plástico.

El relato urbano actual cuenta de que la Kuchisake Onna se muestra como una mujer que deambula en las noches y es más frecuente conseguirla en días brumosos, con la cara oculta tras un tapabocas, algo muy frecuente en Japón.

De llegar a encontrarse con algún joven, regularmente alumnos de secundaria o de universidad, le interroga: “¿Soy bella?” (“Watashi wa utsukushī nda?”) (“私は 美しいんだ?”). De responderle el joven con un sí, ella se despojara de la mascarilla y le repreguntará: “¿Y ahora si soy bonita?” (“¿Konkai wa nani nano?”) (“今度は何なの?”). Lo que puede ocurrir es que la víctima comience a gritar o exclame un “no”.

Luego la dama le rajará la boca de lado a lado con sus tijeras. Si la víctima responde nuevamente con un sí, la mujer, alegre por su contestación, le seccionara la boca como la de ella. Otras versiones indican que de ser la respuesta un “si”, la dama lo acechará hasta la puerta de su casa y lo liquidara asimismo.

Lo anterior obedece a que el término kirei (きれい), que quiere decir ‘bella’ o ‘linda’ se entiende igualmente como kiru (着る), que se traduce como ‘cortar’. Asimismo es como decir Watashi o kiru (私を切る), que tiene como significado ‘para cortarme’ o, sencillamente, ‘córtame’.

En la mayor parte de las interpretaciones se da por descontado que no es posible evadirse, pues se puede mostrar delante de su objetivo sin tener importancia a dónde se desplace. Inclusive puede lograr una velocidad sobrehumana para atrapar a su víctima. Se puede escabullir corriendo pero se mostrara delante de ella nuevamente.

Hechos Reales

Durante las temporadas de primavera y verano de 1979 y 1980, se conocieron reportes en todo Japón sobre aproximaciones con la Kuchisake Onna, sobre todo inquietantes crónicas en las que la mujer acosaba a niños al anochecer en calles sombrías.

Para octubre de 2007, un médico forense descubrió documentos de los años 70 en los cuales se había reseñado a una fémina que hostigaba infantes en noches oscuras y fue arrollada por un automóvil tras cierto tiempo. Extrañamente, dicha mujer presentaba una cicatriz semejante a la de nuestro personaje, entonces ¿Kuchisake Onna es real?.

Estas no fueron las únicas evidencias, ya que se presentaron más informes sobre gente mutilada y asesinada por dicho espectro en los años 1978 y 1980. Para el año 2000 algunos dijeron haber observado nuevamente a la Kuchisake Onna paseando por las calles durante una noche brumosa.

Versión Coreana de la Leyenda

Para 2004, este relato se hizo conocido inclusive en Corea del Sur, país en el cual el espectro de procedencia japonesa emplea una mascarilla de color enrojecido como la sangre que brota de las heridas. Se le denomina como Ppalgan maseukeu yeoja (빨간 마스크 여자: dama del tapabocas rojo).

La interpretación coreana habla de una mujer que se practicó diversas cirugías plásticas, aunque al inicio la fémina no estaba muy dispuesta ya que no se sentía segura. Empero, al ver todas esas mujeres que se realizaron cirugías que les resultaron esplendidas, ella se animó. Tras ver los resultados, se llegó a practicar hasta cuatro. Todo se veía perfecto en su cara, pero vio algo faltante: una boca agraciada.

Resulta que el cirujano vino a enfermarse y fue sustituido por su aprendiz, aun así la mujer no lo dudo y se sometió… Tras la cirugía, el novel cirujano le aconsejó que llevara puesto el tapabocas por tres días. La dama volvió a su casa contenta y tras pasar los días indicados se retiró el tapabocas.

En ese momento se dio cuenta que su boca no era perfecta sino que presentaba una cortada de lado a lado. Todo debido al fracasado ensayo del aprendiz, lo que provocó que la mujer se suicidara y su cuerpo jamas llego a ser hallado…

A partir de entonces se cuenta que una dama con la cara cubierta por un tapabocas de color rojizo, como los empleados por los cirujanos (lo cual es muy usual en muchos coreanos para eludir enfermedades), transita las calles de Corea del Sur. Al encontrarse a alguien, regularmente hombres o niños, ella interrogará : “¿Soy bella?” (“¿Naneun aleumdabda?”) (“나는 아름답다?”).

Puede haber dos tipos de respuestas… los pocos que contestan que “no” (ya que es difícil negarse ante una supuestamente bella joven) suelen soportar la furia del espectro que al no oír la contestación que ella desea, toma las tijeras y se las hunde en el cuerpo hasta que fallecen en agonía.

En contraste, al normalmente responder a la interrogante con un categórico “sí”, ocasiona que la mujer, para comprobar que dice la verdad, llevará su mano hasta su boca y se despojará de la mascarilla poco a poco hasta exponer su verdadero cara…

Es el momento para volver a preguntar: “¿Y ahora, soy bonita?” (“¿Geuligo jigeum naneun kkwae yeppeuni?”) (“그리고 지금 나는 꽤 예쁘니?”). Si responden que no, de nuevo se enojará y los asesinará con las tijeras hundiéndoselas en el cuerpo muchas veces hasta desfallecer.

No obstante, si responde de nuevo que “sí”, la dama al ver el triunfo de su hermosura, les querrá obsequiar algo “bello”, por lo que cogerá sus tijeras y les cortará la boca de tal modo que les realizará una sonrisa semejante a la de ella, para que ellos igualmente se sientan bellos como ella (de acuerdo a otras versiones, les cercena la garganta)…

Otra interpretación señala que les sajará la boca de acuerdo a su tipo sanguíneo. De ser sus víctimas del tipo A, ella apenas les tajará 1 cm, o de ser del tipo B sería algo más extenso. Pero de ser del tipo O o AB, ella les seccionara la boca hasta las orejas. A pesar de que ella no es la única, se cuenta que en el mismo año se han tenido reportes de diversas mujeres con el rostro mutilado portando tijeras.

Métodos para Eludir a Kuchisake Onna

Aun así, existen maneras o métodos para impedir el fatal resultado. De acuerdo a las fuentes, llevar golosinas y ofrecérselas puede calmarla. En otra explicación se señala que si el mencionado le responde con la misma pregunta (¿Soy bella?), la Kuchisake Onna se confundirá, lo cual le permitirá tiempo para huir.

Para finalizar, si al ella preguntar se le responde que uno tiene apremio y debe ocuparse de un asunto de mucha importancia, la fémina pedirá disculpas y le dejará irse merced a las buenas maneras japonesas, retirándose ella igualmente. Otra método es expresando en tres ocasiones la palabra: pomada.

La palabra sirve si se canta, ya que ella disgusta de la pomada. Sumada a las anteriores, se sabe de otra método de acuerdo al cual, hipotéticamente la Kuchisake Onna se desvanece: radica en responderle “No, eres horrible y no deseo ser como tú”.

Todavía no se conoce lo que Kuchisake Onna hace al ser contestada la primera interrogante con un “no”, ya que casi todos contestan con un “sí”. Y en Corea del Sur aun se desconoce una contestación con la que uno pueda librarse, aunque, de acuerdo a las fuentes, lo mejor es no mirarla a los ojos.

Kuchisake Onna en la Cultura Popular

La leyenda de Kuchisake Onna ha trascendido desde hace muchos años las fronteras culturales tanto dentro como fuera del Japón. Gracias a la gran difusión mediática y a la internet ha llegado a incorporarse como parte de la cultura popular de muchos países.

Desde hace muchos años, se han realizado y actualmente están disponibles toda una sucesión de películas o filmes que se han basado en el relato de la Kuchisake Onna. En años recientes, el personaje de la Kuchisake Onna ha comenzado a formar parte de series televisivas del continente americano.

Películas

  • Gakkou no Kaidan (1996)
  • Kuchisake (2005)
  • Carved (2007)
  • Kaiki toshi-densetsu (2008)
  • Kuchisake Onna 2: La Masacre de las Tijeras (2008)
  • Kuchisake Onna 0: Biginingu (2008)
  • Uwasa no Shinsō! Kuchisake Onna (2008)
  • Keitai Ura Site: Kuchisake Onna (2010)
  • Kuchisake Onna Two (2010)
  • Kuchisake Onna: Ritānzu (2012)
  • Senritsu Kaiki File Kowasugi! File-01 “Kuchisake Onna Hokaku Sakusen” (2012)
  • Slit Mouth Woman in L.A. (2014)
  • Kuchisake Onna vs Kashima-san (2017)

Series

  • American Horror Story: Freak Show (2014)
  • Constantine (2014)
  • True Monsters (2015)

Hoy en día se considera al anime como uno de los medios de divulgación cultural de mayor extensión dentro de la cultura nipona, viniendo a lograr un sitial representativo que trasciende sus fronteras lo cual le ha facilitado consolidarse en el mercado global como un inusual arte caricaturesco.

De esta manera, ya es habitual que, personajes propios de la historia y tradiciones del Japón, se hayan caracterizado en afamados manga, anime y videojuegos, siendo este país la cuna de las corporaciones industriales lideres en dichos sectores.

Anime

  • Gakkō no Kaidan (2000, censurado)
  • Gakkō no Kaidan SP (2005-2007)
  • Yo-Kai Watch (2013)

En el Manga

  • Kuchisake Onna
  • Kuchisake Onna Densetsu
  • Kanojo wa Rokurokubi

Apariciones en Videojuegos

  • Touhou 14.5 – Urban Legend in Limbo, como leyenda relacionada a Hata no Kokoro.
  • Touhou 15.5 – Antinomy of Common Flowers

A continuación le dejamos algunos enlaces interesantes:

(Visited 682 times, 1 visits today)

Deja un comentario