Conoce el Rosario de Sanación del Padre en llamas

En este Rosario de Sanación y liberación aprenderemos y descubriremos que es una oración muy poderosa, nuestro Señor Jesús paso su vida terrenal curando a todos los que de El necesitaban y que ninguno fuese tentado a creer que los tiempos anteriores fueron mejores.

rosario de sanacion -1

Rosario de Sanación y Liberación

Estimado congregante que padeces de dolor a causa de tu enfermedad, o que al igual te causa tristeza y dolor el sufrimiento de un pariente, o tal ves te sientas desconsolado o intranquilo a causa de alguna tristeza en tu corazón, rezas para estar muy cerca de nuestro Señor Jesús y Maria y abogar por la humanidad.

Te propongo unir nuestra Fe y suplicar a Nuestro Señor por la intervención de la Virgen Maria, Madre de Jesús y nuestra, para así tomar en nosotros la divina acción del Espíritu Santo y el Rosario de Sanación y su amor por nosotros y su facultad, pueda curar todas nuestros padecimientos. Todo restablecimiento va a ser una transformación lenta lo cual es necesario tener Fe en Dios, un cambio para su intensión con nosotros, aumentar nuestra calidad del alma, tolerancia y constancia.

Si Maria trajo al mundo a través del Espíritu Santo todos los beneficios y bendiciones que Dios nos regalo en su hijo Jesús, de alguna manera nos son transmitidas por mediación de Ella de la misma manera que Jesús quiere nuestra sanación.

Los Misterios del Rosario de Sanación

Todo Misterio del Rosario de Sanación es propio de un mandato fuerte y milagroso con preposición de nuestro Señor Jesús en su ilimitado amor, bajo la imagen del Gran Pastor que da la vida por sus ovejas, colmado de Misericordia y Poder, adsolvio nuestros pecados.

Los Misterios del Santo Rosario

Existen misterios que corresponden a los días de la semana, entre los misterios de santo rosario tenemos los explicados a continuación.

Misterios Gozosos

Los misterios gozosos son los que corresponden los días lunes y los sábados.

Primer Misterio: La Encarnación del Hijo de Dios

Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; el nombre de la virgen era María.

Segundo Misterio Gozoso: La Visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel

En aquellos días María se puso en camino y fue aprisa a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando a voz en grito, dijo: “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno.

Tercer Misterio: El Nacimiento del Hijo de Dios en el portal de Belén.

Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo Cirino gobernador de Siria. Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad. Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento.

Cuarto Misterio: La Presentación de Jesús en el Templo

Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, como lo había llamado el ángel antes de ser concebido en el seno. Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor.

Quinto Misterio: El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo

Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres.
Y sucedió que al cabo de tres días, le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas.

Misterios Dolorosos

Los misterios dolorosos son los que corresponden los días martes y viernes.

Primer Misterio: la oración de Jesús en el huerto

Entonces Jesús fue con ellos a un huerto, llamado Getsemaní, y dijo a sus discípulos: “Sentaos aquí mientras voy a orar”. Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a sentir tristeza y angustia. Entonces les dijo: “Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo”. Y adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así: “Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú”.

Segundo Misterio: La flagelación del Señor

Pilato entonces tomó a Jesús y mandó azotarle. Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le vistieron un manto de púrpura; y, acercándose a él, le decían: “Salve, Rey de los judíos”. Y le daban bofetadas. Los padecimientos de Jesús han tomado un forma histórica concreta por el hecho de haber sido “reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas”, que lo entregaron a los gentiles, para burlarse de él, azotarle y crucificarle.

Tercer Misterio: La Coronación de espinas

Clamo al Padre Celestial que lo salvara de la mala hora y asumir su voluntad; Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. Lo desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre la cabeza, y en su mano derecha una caña, y doblando la rodilla delante de él, le hacían burla diciendo: “Salve, Rey de los judío. El amor hasta el extremo es el que confiere su valor de redención y de reparación, de expiación y de satisfacción al sacrificio de Cristo. Nos ha conocido y amado a todos en la ofrenda de su vida.

Cuarto Misterio: Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario

Y alentándolos, les otorgo la Paz a los discípulos que lo acompañaban y adoraban; Y obligaron a uno que pasaba, a Simón de Cirene, que volvía del campo, el padre de Alejandro y de Rufo, a que llevara su cruz. Lo condujeron al lugar del Gólgota, que quiere decir de la “Calavera. Al aceptar en su voluntad humana que se haga la voluntad del Padre, acepta su muerte como redentora para “llevar nuestras faltas en su cuerpo sobre el madero.

Quinto Misterio: La crucifixión y muerte de nuestro Señor

Llegados al lugar llamado “La Calavera”, le crucificaron allí a él y a los dos malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. Jesús decía: “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”… Era ya eso de mediodía cuando, al eclipsarse el sol, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la media tarde. El velo del Santuario se rasgó por medio y Jesús, dando un fuerte grito dijo: “Padre, en tus manos pongo mis espíritu” y, dicho esto, expiró.”

Misterios Luminosos

Los misterios luminosos son los que corresponden al días jueves.

Prime Misterio: El bautismo de Jesús en el Jordán

Bautizado Jesús, salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba en forma de paloma y venía sobre él. Y una voz que salía de los cielos decía: “Este es mi Hijo amado, en quien me complazco”.

Segundo MisterioLa manifestación de Jesús en las bodas de Caná

Tres días después se celebraba una boda en Caná de Galilea y estaba allí la madre de Jesús. Fue invitado también a la boda Jesús con sus discípulos. Y, como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice a Jesús su madre: “No tienen vino”. Jesús le responde: “¿Qué tengo yo contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora”. Dice su madre a los sirvientes: “Haced lo que él os diga.

Tercer Misterio: El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión

“El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en el Evangelio.”

Cuarto Misterio: La Transfiguración

Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz.

Quinto Misterio: La institución de la Eucaristía

Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: “Tomad, comed, éste es mi cuerpo.”

Misterios Gloriosos

Los misterios gloriosos son los que corresponden los días miércoles y domingo.

Primer Misterio: La resurrección del hijo de Dios

El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro, y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían que pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Ellas, despavoridas, miraban al suelo, y ellos les dijeron: “¿Por qué buscáis ente los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado”

Segundo Misterio: La ascensión del Señor a los cielos

El Señor Jesús, después de hablarles, ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios.

Tercer Misterio: La venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles

Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.

Cuarto Misterio: La Asunción de Nuestra Señora a los cielos

Todas las generaciones me llamarán bienaventurada porque el Señor ha hecho obras grandes en mí.

Quinto misterio: La Coronación de la Santísima Virgen como Reina de  cielos y tierra

Una gran señal apareció en el cielo; una mujer vestida de sol con la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza.

El rezo del Rosario y la actitud ante la devoción

Se comienza El Rosario de Sanación con la señal de la Santa Cruz continuando con un Padre Nuestro y un Ave Maria en honor a la Santísima Virgen Maria, y luego se culmina con una Salve.

Sigue el Rosario de Sanación con la interpretación de unos evangelios (Es uno por día, en total siete), que hacen referencia en particular a la disciplina dadas por el Maestro Jesús acerca de la conducta de debemos atender con nuestro semejante. Tenemos la tarea de aligerar el padecimiento de nuestro prójimo y luchar por el mas desamparado, si deseamos encontrar pronto la benevolencia, la redención, la absolución y la compasión de Nuestro Señor Celestial.

Todo lo que nosotros hagamos por nuestros semejantes mas necesitados nuestro Señor Jesús lo vera con buenos ojos porque sera una gran acción para El mismo, de esta manera aquellos que rezan el Rosario de Sanación deberá tener presente su relación con Dios y las criaturas creadas por El.

Se deben hacer diez repeticiones en todas las cuenta del Rosario la Jaculatoria de la ultima oración del Rosario: ¡Cristo Jesús!, transforma nuestros espíritus para que en este periodo del hombre, cualquiera sea la edad logremos liberarnos de pecado. Se debe rezar un Gloria Al Padre cuando se finalice cada Misterio.

Rosario de Sanación. Es posible rezar cualquier momento del año, pero preferiblemente el día mas conveniente seria Jueves Santo o cuando se celebre el Corpus Cristi, la transformación del pan y el vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, acontecimiento exclusivo y único de la vida de Nuestro Señor Jesús en su ultima cena, le da un significado propio a la Jaculatoria del Rosario, como es la transformación de nuestros espíritus; solo Cristo Nuestro Señor posee un gran poder de curación y redención, solo a El debemos rogar en este Rosario.

Luego de haber pasado cinco años con relación a la aprobación del Rosario de Sanación podría afirmar que ha sido una experiencia satisfactoria para mi y para mis familiares, independientemente halla sido personal, en reunión o equipo de oración, eh observado claramente y sin dudarlo que de esta manera se lograr mayor recogimiento y veneración a todos en absoluto.

Plegaria

Merecedor eres de infinita veneración y gloria, enaltecimiento a nuestro Padre Celestial a través de este recurso de oración que has regalado para encaminarnos hacia a Ti, y que ahora puedo dar prueba; humildemente te rogamos que nuestra intención no sea solamente para que se alivien todas penurias que sufrimos, de igual manera implorarte que nos conceda la gracia de ejecutar tu voluntad y de vigilar una vida conforme a la vida de Tu Hijo Jesús, Nuestro Señor, que contigo vive y reina en alianza con el Espíritu Santo. Amen. Gracias Dios mio.

Pidiendo perdón y perdonando

Eme aquí mi Señor de nuevo te ruego perdón, no únicamente por mis pecados, también vengo a suplicarte que absuelvas los pecados del mundo entero, porque yo deseo restablecer mi perdón. y requiero de toda tu benevolencia, y por todos las equivocaciones que eh cometido en el pasado antiguo y en un pasado cercano me perdono a mi mismo, y de perdonar a todos aquellas personas que en algún momento me insultaron o agraviaron, perdono las situaciones en la vida en donde te atribuí responsabilidad.

Libéranos Señor de todo resentimiento y perdónanos, danos tu paz y tu gracia para que ellas me alcancen. Amen. Venga a nosotros el Espíritu Santo, llena los corazones de nuestro seguidores. Y enardece en ellos la llama de tu Amor. Restablece de nuevo la fas de la tierra.

Jaculatoria

Señor Jesús, protegeme con tu preciada Sangre, ocultadme en tus Santas llagas, defiendeme  de toda amenaza y de toda desgracia, envía a tus Santos Ángeles y Arcángeles para que me escolten a lo largo del camino. Amén.

rosario de sanacion -6

Oración

Virgen Santísima, tú estás viendo las tentaciones fundamentales que hay en mi vida. Tentaciones que me llevan a desconocer la verdad y a volver la espalda a la voluntad del Señor. Tentaciones que me llevan a escoger el camino fácil, el camino cómodo, pero que me apartan de la voluntad amorosa del Padre Dios.

Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

Ave Maria

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Gloria

Toda la Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Si te pareció interesante el articulo sobre el Rosario de Sanación del Padre en Llamas, y deseas más información de interés puede visitar los siguientes enlaces:

(Visited 40 times, 1 visits today)

Deja un comentario