Novena a la Venerada Santa Marta ¡Oración!

En esta Novena a Santa Marta para el amor se procura hacer una breve enseñanza sobre la Santa, en donde además de implorar a Dios, por la intercesión de ella, la absolución especial solicitada, se ruega también a Dios Padre para que nos conceda las insignes virtudes y gracias recibidas por esta santa.

novena a santa marta -1

Novena a Santa Marta

Una novena es un periodo de tiempo de nueve días de oración publica o privada, e implorar peticiones y adquirir favores especiales. Novena se deriva de la palabra NOMVEM que significa nueve.

En esta Novena a Santa Marta se pretende ser algo breve en cuanto a la enseñanza sobre la Santa, luego de pedir a Dios por medio de la intersección de ella, el favor especial requerida, se le suplica a Dios Padre y así nos sean concedidas las gracias divinas recibidas por la Santa.

Plegaria a Santa Marta

Fuiste Marta Generosa, de Jesús muy apreciada; por sensible, por justa, por obediente, por honesta. En tu misma firmeza dos veces te visito; manifestando su piedad, tus desconsuelos confortaron. Habiendo muerto tu hermano, sollozaba amargamente, Jesús solicitó al Soberano, he hizo un milagro patente. A Lázaro revive a los tres días de enterrado, y todo el pueblo quedo, eternamente admirado. Santa Marta yo te pido con todo mi corazón, si mi suplica has oído, remedies ya mi aflicción.

Acto de Contrición

Jesús mi Señor y redentor. Yo me arrepiento de todos los pecados que eh cometido hasta hoy y me pesa de todo corazón porque con ellos eh ofendido a un Dios tan bueno.

Propongo firmemente no volver a pecar y confió en que por tu infinita Misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna….AMÉN.

Oración a Santa Marta los martes

Santa mía, Santa Marta, me oculto a tu protección y amparo en evidencia de mi devoción y Fe te entrego esta luz que en tu honestidad iluminaré todos los martes. Te suplico Santa mía que domines todas los conflictos, como sometiste al dragón que tienes a tus pies.

Dios y Señor de bondad que derramaste tu inmensa gracia en la vida de la venerable virgen Santa Marta. La que reconociendo personalmente a vuestro amado hijo Jesús Nazareno, por el Mesías auténtico, envolviendo placenteramente su disciplina y ejerciendo con lealtad tus divinas enseñanzas, alcanzo en poco tiempo a la Santidad más elevada.

Día primero

Beneficiada discípula del Señor Jesús de Nazaret, Santa Marta, virgen prestigiosa guardiana de quien se ampara a tu resguardo e mediación ante Dios Todopoderoso; que atendiendo los glorificaciones que hacia el Señor Jesús acerca de la virginidad como integridad muy prestante, decretaste no aceptar otro esposo, que al esposo de las vírgenes, al Señor Jesucristo a quien ofrecías con gran diligencia.
Ruego Santa Marta tu mediación para que la Grandeza Divina me otorgue el favor personal que ahora requiero, si concierta para el bien y beneficio de mi espíritu y que animado por un sincero amor al Señor Jesús, sea un servidor a modelo de Santa Marta consagrando todas mis labores para la perfección de Dios Todopoderoso. Amen.

Día segundo

Beneficiada discípula del señor Jesús de Nazaret, Santa Marta virgen prestigiosa, patrona y defensora mía, tu que te trabajaste por alcanzar al Señor, con total prolijidad y amor en tu casa de Betania que todo lo que forjabas te parecía insuficiente y hubieses deseado que todos los hombres empleasen las manos, los pies, el corazón y todos los sentidos y jurisdicciones a favor del Creador del mundo que se había hecho hombre.

Te ruego Santa Marta que medies ante dios Todopoderoso para que la extraordinaria doctrina llena de ilustraciones para la vida espiritual, que el Señor Jesús te indicó, me alumbre para que mi servicio nunca me haga perder la paz del corazón. Amen.

Día tercero

Agraciada discípula de Jesucristo, Santa Marta, virgen memorable, patrona y guardiana mía, que teniendo adolecido y fallecido tu hermano lázaro y habiendo llegado a tu casa Jesús posteriormente de cuatro días de haber sepultado a tu hermano, movido el Señor de tus lamentos y las de tu hermana María, recompensó tu amorosa confianza reviviendo a tu hermano.

Te suplico pues, venturosa Santa Marta que adaptes y pongas mis desgracias y encargos con la fe y confidencia necesaria para que merezca ser enmendado en la penuria que te solicito en esta novena. Amen.

Día cuarto

Beneficiada discípula de Jesucristo, santa Marta, virgen prestigiosa, patrona y guardiana mía, que acorralando firmemente los pasos de tu divino Salvador y Maestro no intentaste perder de vista, sobre todo en el momento de su pasión sufriendo y sollozando amargamente todos sus martirios y afrentas hasta seguir con maría su madre y San Juan en la cruz.

Te ruego oh afectuosa Santa que por tu mediación consiga las gracias divinas que preciso para continuar con confianza los pasajes del Señor Jesús de Nazaret y para establecer mi espíritu con Fe en la admiración de su pasión dolorosa para que de este forma consiga algún día alabar los victorias de la gloria perpetua por Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

Día quinto

Agraciada discípula de Jesucristo, santa Marta, virgen gloriosa, patrona y guardiana mía, que después de haber custodiado con dolor la soledad de la Santísima Virgen María, al ver a su Divino hijo fallecido, ensangrentado y deformado, en sus amorosos brazos, ayudaste con otros compasivos feligreses del Señor a proporcionar generosa sepultura con la mayor devoción; te ruego poderosa Santa Marta me alcances del Señor Jesucristo, que penetrado de un verdadero dolor y arrepentimiento de mis pecados y que mis petitorias sean para mayor ayuda de Dios, alcanzándome de una meritoria conformidad con su Santísima voluntad. Amen.

novena a santa marta -3

Día sexto

Asistida alumna de Jesucristo, Santa Marta, virgen memorable, maestra y preservadora mía, que te mostraste amable y servidora con la Santísima Virgen María, amparándola en tu casa igual que al Señor Jesús, te ruego santa amable que como tan cercana de esta Divina Reina y Señora, incline su maternal corazón y que sea ejecutora de todos los propósitos que la divina providencia tiene para mí.

Además te pido Santa Marta por tu intercesión alcanzar el respeto y amor a dios, amor al trabajo y a las buenas obras, el gusto por la oración, la paciencia, la sabiduría, Amen.

Día séptimo

Favorecida devota de Jesucristo, santa Marta, virgen célebre, jefa y salvadora mía, que alcanzaste la gran satisfacción y gozaste de la dulcísima alegría de ser de las principales personas que conocieron al Señor, luego de su triunfante resurrección concurriendo a sus instrucciones y tomando cada día nuevas reconocimientos y favores y luego que subió al paraísos no te apartaste del lado de la venerabilísima Virgen María, atendiéndola en todas sus carencias como lo hiciste con su venerado hijo Jesús de Nazaret hasta el regreso del Espíritu Santo.
Te suplico Santa Marta que por tu mediación sea llevado por el poder del Espíritu Santo a la luz del evangelio y glorificar la misericordia y generosidad de Dios todopoderoso. Amen.

Novena a Santa Marta-11

Día octavo

Rejuvenecida discípula de Jesucristo, Santa Marta, virgen prestigiosa, dueña y defensora mía, que yaciste hostigada por los judíos quienes se adueñaron de todos los riquezas que heredaste con tus hermanos de tus padres y que fuiste confinada junto con ellos y otros devotos, alumnos servidores del Señor Jesús; procurando que se extinguieran a causa de la cólera de los vientos y las olas del mar, embarcados en un navío sin mástiles ni timón alguno, pero estando a salvo por la divina providencia, llegaron al puerto de Marsella, donde avisaste la Fe de Jesucristo, catequizando a muchos y forjando grandes prodigios.

Te imploro vigorosa Santa Marta, que por tu intervención me alcances del Señor la perseverancia y solidez que necesito para reconocer con fe las asechanzas, burlas y humillaciones, sin que jamás deje de enaltecer y consagrar a Dios Todopoderoso. Amen.

Día noveno 

Amparada discípula de Jesucristo, Santa Marta, virgen gloriosa, ama y preservadora mía, que agitada por las lágrimas de los cercanos de tarascón y los pueblos colindantes en Francia, los libraste del mal armada con el gallardete de la Santa Cruz y manejando el agua sagrada, dominaste al dragón del mal.

Posteriormente retirándote a un desierto con otras doncellas transformadas a Jesucristo erigiendo un templo. Diste prueba de plegaria inquebrantable y buenas tareas hasta el instante de tu fallecimiento la cual te la reveló el Divino Maestro.

Aquí un vídeo donde se reza una Novena a Santa Marta Dominadora y algunos Gozos.

Gozos a la gloriosa Santa Marta

Oh admirada Santa Marta, servidora del señor, santa mía santa Marta intervén por favor. De familia distinguida, ricos padres ya tuviste, y a Jesucristo serviste con voluntad muy sumisa, a Él dedicaste tu vida como víctima de amor.

Oh gloriosa Santa Marta¡ en expresión amorosa, la que en verdad muy constante fue María la más amante y marta muy oficiosa cuando se hospedó el caminante mi Divino Salvador.

Oh célebre santa Marta¡ lloró Jesucristo amado ante Lázaro ya fallecido, y regresa ese cuerpo rígido a ser un revivido. Y al hermano extenuado lo salvó mi Redentor Oh gloriosa Santa Marta¡ tú eres, oh santa Marta! Con tu agraciada piedad quien resguarda la vida de todos los servidores que en los valles de sufrimientos ruegan ya tu pasión.

Oración final

Santa mía, santa Marta: yo me oculto en tu resguardo y amparo y en prueba de mi afecto, te prometo esta luz que en tu distinción encenderé todos los martes.

Confórtame en mis condenas por la perpetua dicha que tuviste al albergar en tu casa al Divino Salvador, intervén por mí y por toda mi familia para que eternamente guardemos en nuestros corazones a Dios y sean solucionadas nuestras insuficiencias.

Oración a Santa Marta en una necesidad

Oh Santa Marta maravillosa, me acojo a tu amparo y protección entregándome a ti, para que me ayudes en mi mortificación, y en prueba de mi afecto y retribución, te ofrezco dar a conocer tu devoción.

Novena a Santa Marta Dominadora

Santa Marta que no lo abandones en poltrona instalar ni en cama echar ni tenga un momento de serenidad hasta que a los pies nos llegue a parar. Santa Marta atiéndeme resguardarme por el amor de Dios, Amen.

Santa Marta Dominadora con plegaria prodigiosa le ruego al Espíritu del Poderío. Confío en ti mi Dios, padre, hijo, y Espíritu Santo. Mi Señor Jesús mi exclusivo Salvador con todas mis potencias te solicito la gracia que tanta pretensión para que vuelva a mí de nuevo.

Para mas información y deseos de aprender y conocer sobre plegarias visita estos enlaces:

(Visited 150 times, 1 visits today)

Deja un comentario