Ninfas: ¿Qué son?, mito, significado, tipos, y mucho más

Los seres mitológicos siempre guardan algo en común, los misterios que rondan tras sus historias. Es por ello que, el presente artículo se refiere a una de las leyendas más importantes referidas en un sinfín de leyendas. Las ninfas han sido heroínas, esposas y guerreras de lucha, siempre dispuestas a intervenir en justicia del amor.

Ninfas: ¿Qué son?, mito, significado, tipos, y mucho más

Que son las ninfas

Definir a las ninfas amerita sin duda alguna que se haga referencia a una deidad, omnipotente representada dentro de la mitología griega y sus fabulas en zonas naturales tales como los bosques y las masas de agua. Además de esta reseña, se establece que las ninfas pueden ser jóvenes cuyo reconocimiento se destaca por su jovialidad, coquetería y además belleza. Asimismo, una ninfa es una mujer segura, cuyas costumbres son sin atadura alguna con alto compromiso por la libertad.

Por otro lado, las ninfas como definición se pueden orientar a un tipo de planta de agua. Como también a un ave cuyo origen es del país Australia y a una de las fases evolutivas dentro del proceso de metamorfosis en ciertos insectos. Ahora bien, en cuanto a su etimología, la palabra ninfa es latina y griega a la vez. En el latín se escribe nympha mientras que en griego es νύμφη o nýmphe.

Ahora bien, estos seres mágicos al leer su nombre de manera inmediata invitan a la imaginación a pensar en magia y espacios naturales cubiertos en total belleza. Para entender su creación, la misma es tan sencilla pues emplea un cuerpo femenino con la esencia de los paisajes naturales donde habiten, teniendo además un lenguaje propio que incluye caracteres musicales. (Te recomendamos leer este interesante artículo relacionado a Shango).

En correspondencia al tema, es válido mencionar que la palabra ninfa deriva del significado a novia. Estas, desde el parecer físico se muestran como unas mujeres de cabello largo, vestidas de manera hermosa y fluida. Además de esto, las ninfas son figuras jóvenes, de las cuales otras criaturas mitológicas se encontraron atraídas, además de algunos seres humanos. Por lo que se infiere, las ninfas tienen la capacidad de cambiar su forma física para poder mezclarse según el entorno en donde se encuentren.

que son las Ninfas

Para entender mejor el anterior párrafo, se menciona al dios del vino, Dionisio, quien según la mitología griega se encontraba asociado con muchas ninfas, todas hermosas. las cuales le permitirían entusiasmarse por la vida.

Además de Dionisio, tanto Pan como Artemisa atraían a las ninfas. El primero, por su amor a vivir, mientras que la segunda estuvo acompañada por sesenta de estos. Mientras que el dios Poseidón, rey de los mares y océanos se encontraba asociado a las ninfas de mar o también llamadas Nereidas.

Además de esto, las ninfas suelen ser llamadas diosas, sin embargo estas son espíritus con vinculación a ser deidades, mas no eran diosas por no ser inmortales la mayoría de ellas. Más bien, a pesar que pueden vivir mucho tiempo, algunas tendían a fallecer. Estos seres espirituales permiten generar grandes historias así como leyendas dentro de la mitología griega, quienes protegen los espacios dominados por ellas.

Es decir que las hermosas ninfas protegen la naturaleza, así como también dan forma de vida en cada uno de sus asentamientos convirtiéndose entonces en guardianas. Por lo que dentro de su carácter de cuidadoras tienden a odiar todo aquello que se refiera al mal y a fealdad. Por ello, las ninfas se muestran como mujeres sumamente atractivas y encantadoras, inteligentes, audaces, cuya mentalidad es tanto hábil como ingeniosa.

Las ninfas promueven la armonía entre los distintos seres vivos que se encuentren cerca de ellas, también relajan el espacio hasta el punto de poco importarles si existiera un enemigo cerca de sus adyacencias. Su lugar de hábitat es hermoso, un maravilloso bosque, como también un palacio hecho en hielo. Arroyos, grutas oceánicas pueden ser habitados por estos seres.

que son las Ninfas

Mientras tanto, su temperamento dócil les invita alejarse de las zonas en donde exista el peligro. A pesar que estos personajes no son agresivos, mucho menos violentos, cuando notan peligro o son atacados, puede que huyan o si se atreven atacar, su fuerza y poderío es tan mágico que produce ceguera producto de la gran pureza que emana su belleza. Recordando que su belleza radica en la protección hacia la naturaleza, con la capacidad de sanar y reparar todos los elementos que compongan a la naturaleza.

En cuanto a la longevidad o no de las ninfas, estas tienden a tener una larga vida la cual pasa generaciones y generaciones.

Esto les permite conocer la evolución de su espacio natural, tanto que son conscientes de los lugares ocultos y secretos que guardan consigo los espacios naturales. Su providencia parte de varias hipótesis, en ciertas literaturas las reseñan como hijas del Dios Zeus, mientras que otros señalan que las ninfas emergen de la propia naturaleza. Lo cierto es que estas diosas menores son valoradas y adoradas.

Nombres y significados

Las ninfas suelen ser muchas y variadas. Estas se diferencian según la naturaleza en la cual se encuentren conectadas. Las ninfas celestes están compuestas por las Néfeles quienes son las ninfas de las nubes, las Auras o ninfas de las brisas. La Ninfa Maya quien es la madre de Hermes, las ninfas Asterias y Atlántidas, quienes pertenecen tanto a las estrellas como a él Dios Atlas; las Pléyades u Oréades que significan hijas de Altas con Pléyone.

Las ninfas Hespérides también conocidas como ninfas del oeste, las Híades que son las que crean la lluvia y las ninfas Egle referidas tanto a su brillo como al esplendor. También, existen ninfas terrestres cuyos nombres y significados son amplios, pero permiten reconocerles ante los poderes en donde las mismas se vinculan en conjunto a la naturaleza. (Te recomendamos leer también este artículo sobre la Mano de Orula).

Siendo así, se tienen a las Alseidas que son las ninfas de las cañadas y además de las arboledas; las de los árboles son las Hadriades o Hamadríades e incluso se les conoce como Dríades. Mientras que las de los prados son Limónides y las Anthousai son las ninfas de las flores. Asimismo, existen las ninfas de los pastos o como también se les llama las Auloniades.

nombres de las ninfas y sus significados

Como además aquellas que pertenecen a los valles y cañadas es decir las Napeas, mientras que las de grutas y montañas se conocen como Oréades u Orodemniades. Continuando esta amplia gama de ninfas se encuentran en un árbol de laurel es decir las Dafneas, asimismo se definen las Creneas de fuentes y pozos. Además de aquellas que protegen los rebaños que son las ninfas Epimélides o ninfas Boucolai pastorales.

Ahora bien, las ninfas de hiedra se les denomina Kissiae, las Melias por su parte son la de fresnos y las que vigilan los bosques son las ninfas Hyleoroi. En cuanto a las ninfas acuáticas se encuentran las Ondinas, Naides que son de agua dulce, las que pertenecen a los lagos se les conoce como Limnades; mientras que aquellas residentes en pantanos y marismas son Heleades. (Te recomendamos leer dentro de nuestro blog este artículo sobre Mama Chola).

Se destacan también las ninfas de manantial y cataratas como las Pegeas, las de arroyos y riachuelos se les llama Potámides, y las de ríos, hermanas de las Oceánides se denominan Oceánidas. Por su parte, las hijas de Nereo en el mar Mediterráneo son las Nereidas, y las famosas Sirenas que habitaban en Sorrento también son Ninfas. Además de existir en el espacio terrestre y marítimo (ríos, lagos), también hay ninfas del Inframundo por ejemplo las Cocitias, quienes son hijas del Dios Cocito.

Dentro de este orden de ideas, se mencionan además las ninfas Lampades que son aquellas quienes llevaron las antorchas en la comisión de Hécate. Otros nombres de ninfas y sus significados ahondan entre las Témides que son las hijas de Temis y Zeus.

Las cuales sirven como guardianes de algunos objetos de poder divino, como también prestaban sus dones de profeta. También, las hermanas de Cabiros, las Cabírides, existen también las Musas, portadoras de conocimientos, de alta memoria y con dones de artes.

nombre de las Ninfas y sus significados

Además, las Mimalones quienes tienen el don de la música, las Lenas o ninfas del vino, Melisas, dominadoras de las abejas y las Hecatérides, dueñas de la danza rústica. Estas son también las madres de Oréades así como de los Sátiros, Naides, Tiades poseedoras del tirso y por ultimo pero no menos importante, las ninfas Bacaes, es decir, las delirantes del cortejo perteneciente a Dionisio.

El mito

En cuanto al mito relacionado a las ninfas marinas, estas provienen del río Aqueloo, además que son hijas de Calíope. Este tipo de ninfas posee el aspecto de una sirena, es decir que tanto su rostro como el torso de su cuerpo pertenece a una cándida mujer, cuya belleza es considerada extraordinaria.

La misma, se acompaña de una larga cabellera hasta las caderas, hacia debajo de la misma se encuentra una cola de pez. Este tipo de ninfas se posan en las rocas, recibiendo los rayos solares, descendiendo al mar de vez en cuando.

Este mito se refiere a que las ninfas marinas tienden a engañar a los marineros con su belleza, tras utilizar su melodiosa voz seducen a los marineros que navegan en los océanos. Siendo poco amigables, los atraen hacia ellas para que así estos se estrellen contras las rocas en donde las ninfas marinas se posan. Debido a esto, los marineros suelen tapar sus oídos con una cera, para evitar escuchar las voces hechiceras de estas criaturas.

Observando tal situación, las ninfas marinas retornaban al mar, nadaban alrededor de las embarcaciones y usaban sus colas hacia los mismos, para que así algún marinero cayera y poder comerlos. Este tipo de ninfas suelen tener un carácter hostil, lo cual realizan por mera diversión más no por defenderse de algún ataque. Lo temible de estas ninfas es que por no lograr sus objetivos, buscan vengarse de esa manera.

mito de las Ninfas marinas

Tipos

Existen alrededor de doce tipos de ninfas, las cuales se clasifican por su potencial enmarcado dentro de las mitologías y además en consideración a sus historias de vida. Es por ello que desde las Nereidas, Alseides, Dríades, Néfeles, Hamadríades, Náyades,  Oceánidas, Auloníades, Oréades, Limnátides, Hespérides, Trias y Corícedes. Las ninfas se distinguirán por particulares características, las cuales determinan las distintas esencias de cada una de ellas.

Haciendo alusión entonces a los tipos de ninfas, las Nereidas o hijas del mar mediterráneo son según la mitología griega las hijas de Doris y de Nereo, por aquello de sus cincuenta hijas. En este sentido, las Nereidas son representación de lo hermoso, sublime y amoroso que tiene el mar. Estas ninfas cantan y bailan junto a su padre, quienes además llevan en sus cabezas coronas de coral ramificado en conjunto a el tridente del dios Poseidón.

Por su parte, las ninfas del tipo Alseides son aquellas que según la mitología griega habitan en las flores. Estas ninfas poseen la imagen convencional además de típica con las que las hadas se muestran. A pesar de ser protectoras del ambiente, las Alseides suelen defender arraigadamente los espacios naturales, más aun cuando algún humano las intenta profanar. (Te recomendamos seguir la lectura dentro de nuestro blog a través de este artículo relacionado a la Oración a Oshun).

Asimismo se encuentran las ninfas de bosques o Dríades, las cuales conviven en estos espacios en los arboles de robles. Como también sucede con las Néfeles, es decir, las ninfas de los elementos meteorológicos tales como la lluvia y las nubes. En correspondencia a la mitología Griega, estas hermosas ninfas vierten el preciado liquido de agua desde unos cantaros en el cielo. Por su parte, las ninfas de lagos o Limnátides vivían en estas masas de aguas o también en peligrosas ciénagas.

tipos de Ninfas

En este mismo orden de ideas, existen también otros tipos de ninfas tales como las Hamadríades, quienes viven en los arboles. Particularmente tienen una relación simbiótica con estos puesto que si llegasen a ser cortados, estas morirían con él, pero aprovecharían el momento justo para vengarse de quien los dañe.

Mientras tanto, las ninfas de agua dulce son nombradas como Náyades, encarnan su vida en los distintos cursos de agua en donde viven. Es decir, algunos pozos, arroyos, fuentes, riachuelos y manantiales.

Ahora bien, correspondiente a los tipos de ninfas existen las hijas del Océano, las ninfas de agua salada. Es decir las nombradas Oceánidas tanto en la mitología romana como en la griega. Existe un tipo de ninfas que se relaciona con los pastizales, montañas y valles, estas no son más que las Auloniades, quienes van acompañada de Pan, dios de los grandes rebaños y sus pastores. (Te recomendamos hacer lectura de este interesante artículo sobre Zarabanda en Palo Mayombe).

En tal sentido, se encuentran las ninfas de montaña, las Oréades, quienes pertenecen al cortejo dirigido por la diosa Artemisa. Estas custodian a la diosa, además de proteger tanto montañas como grutas.

Así también se destacan las Hespérides o ninfas de jardín, siendo entonces las protectoras de Arcadia – Grecia. Mientras que las Trias, son aquellas protectoras de la miel, de ellas se menciona eran tres hermanas. Las cuales llevaban consigo unos guijarros de adivinación, ofreciendo miel a quien acudía ante sus consultas.

Tantos tipos de ninfas existen que las Corícides, quienes son conocidas como las musas e inspirados del arte musical, así como de la poesía, las ciencias y el arte en general. A este tipo de musas se les adoraba cerca de las fuentes.

Además de estas, las Lampadas o ninfas del inframundo fueron un regalo de Zeus, quienes además sirven como compañía de Hécate, una diosa que se percollaba entre la hechicería y ciertas encrucijadas, llevan en sus paseos durante la noche algunas antorchas, como distintos tipos de fantasías.

tipos de Ninfas

Para cerrar este subtitulo, es necesario hacer mención a un tipo de ninfas particular. Las ninfas conocidas como Lamusideas, que servían como enfermeras al dios Dionisio, que a su vez también se destacaban por ser hijas del dios Lamus. También, las Dodanidas dedicaron su vida a nutrir a Zeus cuanto este apenas era un infante mediante un oráculo. Mientras que las ninfas Thías, se encargaron de criar a Apolo.

En la mitología griega

Dentro de la mitología griega las ninfas tienen un alto protagonismo, pese que sean consideradas una divinidad en menor escala dentro de la categoría démones.

Estos seres servían como semi divinidades, siendo entonces su trabajo único el de alentar y animar los espacios naturales. De este elemento surge el aspecto femenino de las ninfas, además que son un referente a la fecundidad, entre su belleza, juego y carácter risueño. Las ninfas son mortales cuya vida y naturaleza semi divina le permite vivir de manera prolongada.

Siendo entonces la mitología griega capaz de distinguir a las ninfas en varias categorías, de las cuales resultan las nereidas en el mar, las ninfas náyades en las fuentes, las meliades de los fresnos, ninfas orestíales de las montañas, y las ninfas dríades o custodios de los arboles. Otra ninfa es Dafne, quien tras huir de Apolo tuvo que ser convertida en árbol de laurel puesto que este se enamoró de la misma.

Además de estas, la ninfa Egeria, destacada por ser la consejera discreta del rey Numa Pompilio en la civilización romana. También se puede hacer referencia a la ninfa Eco, quien llevaba con orgullo y amor su voz. Pero por celos de Hera hacia Zeus, esta la castigaría quitando su melodiosa voz, dejándole solo migajas de palabras repetidas en función a quien conversara con ella. Como se ha podido apreciar, son consideradas secundariamente entre las divinidades.

Siendo benevolentes, las ninfas griegas proveían de gran fertilidad, además de armonía en el entorno natural en donde se encontraban. Con la función de protección, exigían que los espacios se trataran cuidadosamente pero también fungían como seguidoras de dios o de dioses. Seduciendo a mortales hasta enloquecerlos, podrían pasar de ser terribles a bondadosas y caprichosas.

Ninfas del mar Mediterráneo

Ahora bien, las ninfas que pertenecen al mar Mediterráneo son las denominadas Nereidas. El mito que ahonda en estas se deriva a partir de unas cincuenta ninfas muy hermosas, las cuales residían en el mar, específicamente en el Mediterráneo. Estas son las hijas de Nereo, un viejo hombre del mar, y de Doris. Cada Ninfa del mar se ve como la representación de cada una de sus formas, naciendo mucho antes que cualquier mortal existieran en la tierra, inclusive, antes que los dioses se crearan.

Las ninfas de este mar viven con sus padres en las profundidades del mismo, acudiendo a la superficie únicamente para bromear con las olas, además de vigilar con precisión a quienes navega. Siendo en casos oportunos, brindan ayuda a quienes se encuentren en apuros o en peligros, como también rescatan a los animales marinos de ser víctimas de algún infortunio. Las hijas de Nereo son un símbolo de veneración, sin duda refieren a las bondades del mar y sus prismas de bellezas.

En cuanto a cómo se ven las ninfas del mar Mediterráneo, las mismas son unas mujeres sumamente bonitas. Las cuales llevan consigo una indumentaria de seda al estilo túnicas, cuyos bordes son de color dorados.

En ocasiones son mitad pez y la otra mitad es de una muchacha hermosa, o puede que también su figura sea humana, llevando largos y rubios cabellos que van acompañados por ramas de corales rojos. Las mismas se sientan sobre distintos animales marinos, como delfines o focas, llevando consigo el tridente del Dios Poseidón.

Ninfas del mar mediterráneo

Ninfa Calipso

Este tipo de ninfa, la denominada Calipso se atañe al griego que refiere a un significado particular. Es la que oculta, que según la diosa Odisea, reinando la isla de Ogigia fue castigada tras perder los titanes la guerra, además por ser hija de Atlas el titán. Una vez que Odiseo naufraga en el mar de su embarcación, se topó con una isla, dándose la ocasión que una ninfa lo recibiría con suma cortesía, además de ofrecerle hospedaje, comida y vestimenta.

Reteniéndolo varios años, se encantaron el uno del otro dando como resultado el engendrar a dos hijos, los cuales llevaron los nombres de Nausinoo y Nausítoo. La ninfa Calipso hizo mil actos para que Odiseo no recordara más su anterior estilo de vida, ofreciéndole inclusive la eterna juventud y la inmortalidad para que se quedara siempre en la isla. Cansado de esta situación, añoraba a Penélope, su mujer a la cual deseaba ver nuevamente.

Ante tal situación, a Calipso se le solicitó liberarlo mediante una orden que Zeus y Atenea le mandaron. Sin tener opción ante tal hecho, para no salir perjudicada, le entregó a Odiseo las herramientas necesarias para que así este se dedicara a construir una embarcación pequeña para emprender su viaje. Calipso, muriendo de dolor tras la pena que le ocasionaba la partida de su amado, sucumbió ante el amor.

Ninfas y sátiros

En cuanto a la relación que existe entre los sátiros y las ninfas, los mismos pertenecen al cortejo para dioses de cuidado y protección a Dionisio. Se considera que a Sileno, es el padre del grupo de los sátiros. Estos tienden a ser representados de muchas maneras cuyas formas son variadas.

Entre las más comunes, se hace mención a una mitad de cuerpo con forma de hombre, mientras que la otra es mitad carnero. Además de estas características morfológicas, posee orejas de puntas, acompañadas por un par de cuernos y abundante cabello. Porta consigo su cola de cabra.

Ninfas y sátiros

Se consideran como amantes del vino, que además van siempre borrachos por el consumo del mismo. Además, siempre se encuentran con la libido alta, por lo que su descontrolable deseo sexual les incita aprovechar las ocasiones para realizar orgías y así aliviar sus avideces. Su vida se resume en un compás de pasatiempos aunados a la seducción hacia las ninfas, tocar la flauta y panderetas, además de beber mucho vino.

Su interés por las artes musicales y danzas les permiten estar en constantes conciertos para atraer la atención de las ninfas.

Ninfa Galatea

La ninfa Galatea pertenecía al tipo Nereida. Esta era hija de la ninfa Toosa y de Nereo. Galatea fue amada por muchos, puesto que contaba con una joven y sensual belleza. Siendo esto, el ciclope Polifemo se encantó con sus rasgos, sin embargo estas emociones no fueron correspondidas por la ninfa. El corazón de la hermosa Galatea pertenecía a un pastor de Sicilia llamado Acis.

Este joven, hijo de Pan y otra Ninfa, fue descubierto por el ciclope mientras este reposaba al lado de la ninfa a orillas del mar. El colosal Polifemo, lleno de rabia y de celos, decidió matarlos tras aplastarlo con una gran roca. Llena de dolor, Galatea se dirigió ante los dioses los cuales se conmovieron ante tal hecho, convirtiendo la sangre de su amado en el río Acis. Otros historiadores indican que por el contrario a esta historia, Galatea le correspondió al ciclope.

Aunque esto sucediera, fue igual de inevitable que Acis y Galatea se enamoraran. Tras Polifemo enterarse de esta situación, decidió matarle lanzando una serie de rocas, unas tras de otras. Intentando salvar su vida, Acis tomó la forma del río para evitar morir de manera tan trágica producto de los celos del ciclope.

Ninfa Galatea

¿Cuáles son las ninfas del bosque?

Dentro de lo que corresponde a las ninfas del bosque, estas habitan en los arboles del mismo, siendo sus favoritos los robles. Este tipo de ninfas son mujeres de gran belleza, como también cuentan con una gracia peculiar que va acompañada de grandes dotes ágiles para defender su espacio. Ellas, a pesar de poseer estas cualidades positivas son poco sociables con los seres humanos, y además que las relaciones generadas voluntariamente tampoco se les da.

Es importante señalar que para la vida del bosque, los arboles de menor tamaño representan a las niñas, mientras que aquellos que son más altos significan a la mujer. Siendo entonces, el cabello parte del follaje de los mismos, y es el tronco de los arboles el que permite distinguir la contextura femenina gracias al grosor del mismo.

En cuanto al temperamento, este depende de lo que el árbol refleje. Como también, las hojas de otoño significarían las lágrimas de las ninfas y en la primavera estas desbordaran en alegría.

Además de estas características, las ninfas del bosque mantienen una relación simbiótica con su hábitat. Por lo que si los arboles sufren algún tipo de daño, las ninfas se verán afectadas al igual por ser reinas y cuidadoras de los elementos naturales del bosque. Cabe destacar que dentro de las ninfas, estas viven dependiendo de los elementos aire, fuego y agua. Aquellas que viven en el fuego se les conocen como Salamandras, mientras que las ninfas de aire llevan el nombre de Silfos y las Ondinas son ninfas de agua.

Las dulces ninfas de bosques brillan cual luciérnagas, teniendo entre sus poderes la capacidad de curar los males que se presenten tanto en los animales como en las plantas. Esto es motivado que por su vivencia en el bosque; las ninfas conocen las virtudes como secretos que esconden las plantas y flores como las masas de agua, permitiéndoles aprovecharlos para crear remedios naturales.

cuales son las Ninfas del bosque

Sin pretender confundirlas con las hadas, las ninfas muy poco conviven con el hombre. Las ninfas realizan palacios soñados, bordeados de espectaculares fuentes de manantial donde el amor, la paz y la fantasía bordean estos espacios naturales. Un elemento peculiar de las ninfas es su especial adoración a los niños, convirtiéndose en sus guías cuando los ven pasear dentro de los bosques.

Su cuidado consiste en evitar que los infantes sufran algún daño, sobretodo advirtiéndoles los caminos y senderos más seguros, hasta espantar todo aquello que les pueda causar algún daño, herirlos o simplemente asustarlos. En algunas ocasiones, las ninfas toman la forma de luciérnagas luminosas o de bonitas abejas para cuidar el camino y los pasos de aquellos niños que se adentren a conocer las bondades que los bosques ofrecen.

Ninfa Eco y Narciso

Contar la historia entre Eco y Narciso es remitirse sin duda alguna a la belleza de este último que se ha mencionado. El joven Narciso se caracterizaba por poseer además un carácter egoísta tanto como cruel. Muchas personas sufrieron al ser rechazadas por este apuesto personaje, pero fue Eco, una ninfa cuya vida se gestó entre Musas y Ninfas quien sufrió el trato más doloroso hecho por Narciso.

Hablando de Eco, esta ninfa poseía una majestuosa voz, de la cual era la envidia de sus otras hermanas ninfas. Además de esto, la joven Eco poseía una hermosura elocuente, acompañada del don de la expresión al manejar las palabras, utilizando siempre de la forma más justa sus dones.

Dentro de sus trabajos, Eco distraía a las esposas de los dioses mientras se escapaban con alguna de sus muchas amantes. Una en particular, se enteró de estos hechos, la esposa del rey de los Dioses.

Tras conocer que las conversaciones con la joven eran para encubrir tal hecho, Eco pagó las consecuencias tras estallar en cólera la diosa Hera, arrebatándole su esencia y su melodiosa voz. Sin quitarle la voz, la castigó de manera tal, que únicamente Eco repitiera las últimas palabras que escuchara de manera obligatoria. Ahora que se encontraba sin su maravillosa facultad para hablar, únicamente repetía palabras.

En una ocasión, vio a Narciso, asombrada por la belleza del joven decidió seguirle los pasos. Sin embargo, este se percata que se encontraba siendo perseguido en silencio pero en vez de atacarla, decidió preguntarle a la joven y ahora escondida ninfa si era una mujer.

Lo que llegó a responder Eco fue “mujer”. Narciso decidió hablarle cariñosamente, encantarla hasta enamorarle para luego de que esta se sintiera atraída por él, la despreciara, hasta burlarse de sus sentimientos de una manera cruel y despiadada.

Desconsolada, Eco decidió correr a refugiarse en una de las cuevas del bosque, desapareciendo totalmente. Ahora bien, cabe destacar que Narciso tuvo su castigo por ser egoísta y cruel con las personas.

Cuenta su mito que tras acudir a beber agua en un río, este al verse reflejado en el agua se enamoró perdidamente de sí mismo, quedando petrificado, no quiso moverse en lo absoluto para contemplar su imagen. Por esto, Narciso murió de hambre por quedarse contemplándose inalcanzablemente.

Diferencia entre las ninfas y elfos

Para diferenciar a las ninfas de los elfos, es preciso señalar que estos son espíritus que pertenecen a la naturaleza. Los elfos residen en los arboles y al igual que las ninfas se encargan de proteger al bosque. A diferencia de las ninfas, los elfos poseen una apariencia humana regular, con menor corporalidad, a pesar de contar tanto con manos como con pies grandes, siendo entonces sus orejas totalmente puntiagudas. La forma de los elfos es completamente como las de un humano.

En cuanto a sus diferencias es importante destacar que los elfos poseen una larga vida. Siendo entonces un máximo de 500 años de vida, mientras que las ninfas pueden llegar a la inmortalidad. Las ninfas protegen los bosques y otros espacios naturales según el elemento en donde se ubiquen, los elfos únicamente se dedicaran a la protección de los espacios boscosos. Al contrario de las ninfas que únicamente son mujeres, en el caso de los elfos, estos pueden ser tanto hombres como mujeres.

Diferencia entre ninfas y musas

Existe una peculiar diferenciación entre las musas y las ninfas. Las musas, según la historiografía de la mitología griega son diosas, las cuales inspiran a las artes musicales, como también a la poesía, danzas, cantos, artes y ciencias. A las musas se les llegó a considerar como un tipo de ninfas que inspiraba a las fuentes, por los que en estos lugares se les rendían cierto tipo de culto, hasta llegar adorar el mito conocido como las nueve musas, quedando entonces esto como un hecho establecido.

Diferencias entre ninfas y musas

Por su parte, las ninfas tal y como se ha desarrollado en el blog son deidades al estilo espíritu, las cuales se encargan de proteger los espacios de la naturaleza.

Las ninfas cuentan con una serie de distinguidos poderes ofrecidos tras su elemento natural. Mientras que, por el contrario a ellas las musas son diosas que inspiran, además de exaltar las emocionalidades en vías de construir sentimientos. La ninfa permite que la naturaleza crezca, la musa permite generar un sentimiento capaz de cambiar todo lo que se encuentre alrededor.

Las ninfas de Hércules

Relata un mito que Hércules fue hasta el jardín conocido como Hespérides, donde debía encontrar 3 manzanas. Cabe mencionar que se le llamaba Hespérides a las bellas ninfas que tenían a su cargo la protección de 3 frutos existentes en el jardín. Este encargo se los había dado una diosa llamada Hera, y esta labor la realizarían conjuntamente con la ayuda del dragón Ladón.

las Ninfas de Hércules

Es válido mencionar que Hércules debía hacerle llegar 3 manzanas de oro para Micenas. Siendo así, este primero debía saber dónde encontrarlas. Por este motivas las ninfas lo ayudaron, mientras buscaban se encontraron con Nereo, quien era el dios del mar. Hércules logro inmovilizarlo para que este les confesara a las ninfas la ubicación del sitio que tanto necesita encontrar.

Cabe destacar que las llamadas Hespérides se reconocen en la mitología griega por ser las hijas de la noche. Sus nombres están relacionados con las reconocidas ninfas del Ocaso, esto según el escritor Hesíodo. Igualmente en otros mitos se comenta que ellas eran hijas del mismo Zeus, con uno de sus amoríos Temis. Asimismo, se relata que eran hijas de Zeus con Forcis, así como también podrían ser hijas de Hespéride con Atlas.

Igualmente estas ninfas se les conocieron con varios nombres, entre los más destacados están; Eritia, Egle y también Hesperetusta. Las manzanas que ellas resguardaban concedían la inmortalidad para quien las comiera. Además se relata que algunas cosas que integraban el mítico jardín, tenían un significado específico. En ese sentido, las ninfas representaban las horas que anunciaban la tarde, el dragón representa el fascinante horizonte. Así como sus manzanas de oro representan el firmamento o estrellas.

¿Cuál fue la ninfa que tuvo un hijo con Poseidón?

Poseidón es reconocido por ser el dios de los mares, pero también por tener una gran cantidad de hijos y amantes. Cada uno de sus hijos tuvo gran diferencia, ya que sus amantes fueron hermosas ninfas y diosas, con las que engaño a su esposa.

La ninfa tuvo un hijo con el dios del mar Poseidón fue Toosa, esta es la hija de Ceto y Forcis. Así como es hermana de las reconocidas Gorgonas. Ella era la amante de Poseidón y tuvo un hijo cíclope llamado Polifemo. Toosa se conoció como una diosa del mar, específicamente aquellas que abarcaban desde el sur de Egeo, pasando por el mar Adriático y culminando Sicilia por el este.

Cual fue la ninfa que tuvo un hijo con Poseidón

Asimismo, en ella resalta que era una mujer hermosa, siendo además una sirena. Esta tenía su cola en forma de pescado, está siendo muy similar a la de sus hermanas. Por otro lado, Polifemo era un cíclope de gran tamaño y que tan solo tenía un ojo. Además era el líder de todos los cíclopes por tener un gran poder y fuerza. El vivía en la isla destinada para los ciclopes mejor conocida con el nombre de Sicilia.

¿Cuál ninfa amaba Apolo?

Esta historia se da a conocer por el significado de la corona realizada con laurel utilizada en las antiguas competiciones deportivas. Estas la utilizaban solamente los ganadores de la competencia. Siendo así, según en la mitología griega esto tiene un origen. Proviene de una historia romántica que vincula a Apolo y una encantadora ninfa llamada Dafne.

En ese sentido, Apolo se conoce como uno de los hijos de Zeus con Leto. Además era reconocido por ser el dios de las melodías musicales, de la adivinación, poesía y la luz. Este durante su vida se le conoció muchos amores donde resaltan diosas y ninfas. Siendo así, Apolo tuvo la osadía de burlarse de Cupido, mientras este realizaba sus prácticas con el arco.

Por este motivo, Eros como también se le conocía a Cupido se sintió muy humillado por Apolo. Luego de esto Cupido tomo la decidió enviarle al dios una enseñanza. Siendo así, mientras Apolo estaba dentro del bosque realizando su cacería, se percato que a la distancia se veía una bella dama, quien era la ninfa Dafne.

Cupido aprovecho esta situación y procedió a lanzar 2 flechas. Una estaba fabricada con oro y la dirigió a Apolo, para que este siente un gran amor. La otra flecha que le lanzo a la ninfa Dafne estaba realizada con plomo, por esto su efecto sería distinto. Ella sentiría hacia Apolo repugnancia y odio, pero él estaría profundamente enamorado por ella.

De esta manera, Apolo comenzó a seguir por todos lados a la hermosa ninfa, ya que deseaba obtener su amor. Cabe mencionar que Dafne hechizada por la flecha, solamente huía lo más lejos del dios. Luego de tanto huir ella termino llegando al río llamado Peneo, donde se encontraba ya muy agotada. El dios Apolo estaba a punto de tocarla, pero cuando esto iba a suceder, Dafne llamo a su padre pidiéndole ayuda.

El padre de Dafne era el dios del río, cuando vio su situación eligió salvarla. Para esto el paso a convertirla en un hermoso árbol de laurel. Por esto al momento que Apolo pudo alcanzarla, algunas partes de su cuerpo comenzaban a endurecerse. Ahora los brazos de Dafne pasaban a ser ramas, los pies se transformaron en raíces y su cabello lentamente se convirtió en hojas. Al final la cabeza de la ninfa termino transformándose en un hermoso árbol.

Luego de esto, Apolo quedo bastante dolido por el suceso, el amándola aun decidió prometer que el hermoso árbol ahora seria suyo. Por esto sería su representación, y se escogieron las hojas del árbol para servir de adorno en su cabeza. Además también deberían lucirlas todos los atletas, poetas, cantores y guerreros que fueran vencedores. Siendo así, se relata que a partir de ese momento pasaron a convertirse en el símbolo predilecto del triunfo y la victoria.

cual ninfa amaba Apolo

(Visited 3.840 times, 2 visits today)

Deja un comentario