Coloso de Rodas: historia de una estatua para el dios Sol

Te invitamos a descubrir todo lo que se esconde detrás de El Coloso de Rodas, una de las estatuas más históricas del mundo, construida en honor al dios del Sol y considerada como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo con sus más de 30 metros de altura. Conoce quién la construyó y parte de su historia.

El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas

En esta oportunidad vamos a realizar un viaje hacia una de las construcciones griegas más impactantes de todos los tiempos. Estamos hablando sobre El Coloso de Rodas, una gran estatua del dios griego Helios, la cual fue construida por parte del escultor Cares de Lindos en la isla de Rodas en Grecia durante el año 292 a.C. Esta escultura fue destruida tras un terremoto suscitado en 226 a.C.

El Coloso de Rodas es una maravilla del mundo, no sólo por su impactante construcción y lo que significó para la historia de Grecia, sino que además está considerada actualmente como una de las Siete Maravillas del mundo antiguo. Por ser una estructura antigua, no existe mayor información respecto a ella, incluso se podría decir que todo lo que se conoce sobre la estatua se debe a las noticias que dejaron los escritores antiguos Plinio el Viejo, Polibio y Estrabón.

Esta atractiva estatua conocida como El Coloso de Rodas fue construida con placas de bronce sobre un armazón de hierro y representaba al dios griego del Sol, Helios, según Plinio el Viejo. De acuerdo a las estimaciones, la estructura medía aproximadamente unos 32 metros de altura. La base de mármol blanco, medía 40 codos, es decir, unos 15 metros y se cree que pesó unas 70 toneladas.

Hay quienes comparan la estatua del Coloso de Rodas con la mundialmente famosa Estatua de la Libertad que se encuentra situada en la ciudad de Nueva York. Ésta mide 33 metros y tiene una base de 48 metros, aunque fue construida más de dos mil años más tarde. Existen historiadores que ponen en duda la veracidad de la existencia de esta estatua, especialmente por su tamaño y complicación.

Historia

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer un poco más sobre la historia de El Coloso de Rodas, estatua que debió tener una altura aproximada de 32 metros y creada en honor al dios del Sol. Para hablar de su historia debemos trasladarnos hacia el año 305 a.C, cuando Rodas fue invadida por un poderoso ejército encabezado por Demetrio Poliorcetes, hijo de Antígono I Monóftalmos.

El Coloso de Rodas

Con el objetivo de alejarse de la ciudad, Demetrio ordenó a construir diversas torres de asedio con la finalidad de asaltar las murallas. Una de las primeras torres fue montada en seis barcos, sin embargo, ese primer intento no generó los resultados esperados debido a que los barcos naufragaron en una tormenta antes de que la torre pudiera ser utilizada.

Luego, Demetrio realizó un segundo intento con otra torre que era aún mayor construida sobre la tierra. Se le conocía a este tipo de armas de asedio como helépolis, aunque los defensores rodios repelieron el ataque inundando el territorio ante los muros para que la helépolis no pudiera ser desplazada. Posteriormente, en el año 304 a.C, una flota enviada por Ptolomeo I, quien era aliado de Rodas, hizo huir precipitadamente a Demetrio, que abandonó la mayor parte de su armamento de asedio.

Ciertamente Demetrio fracasó frente a los muros de Rodas, pero obtuvo el sobrenombre de Poliorcetes, que significa conquistador de ciudades, gracias a sus éxitos militares. Con el objetivo de celebrar la victoria, los rodios ordenaron que Cares de Lindos, un nativo de la isla y quien había creado en Tarento una impresionante estatua de bronce de Zeus, construyera una estatua de impresionantes dimensiones al dios Helios, protector de la ciudad.

Lo primero que hicieron fue consultar al escultor Cares de Lindos un aproximado del costo de aquella estatua que tenían en mente construir, la cual mediría unos 15 metros de altura. Cuando les respondió, le preguntaron cuánto costaría una estatua del doble de altura, a lo que el escultor respondió que el doble y fue allí cuando los rodios dieron el sí y firmaron el contrario.

Sin embargo, Cares no tomó en cuenta que llevar al doble de altura esta estatua, se necesitaría ocho veces más materiales. Esto lo llevó a la bancarrota y posteriormente al suicidio. El Coloso de Rodas fue concluido por Laques en el año 292 a.C. La historia cuenta que 66 años después de su construcción, la estatua fue derribada por un terremoto y desde entonces la edificación no volvió a ser levantada nunca más.

Tras el terremoto, los restos de El Coloso de Rodas permanecieron en el mismo lugar por decisión de los habitantes de la ciudad, debido a que un oráculo aseguró que el derribo de aquella estatua había sido por la voluntad de los dioses. Es así como los restos de la estatua tras el terremoto quedaron en el lugar durante aproximadamente unos 900 años, hasta que en el año 654 d.C, los musulmanes se apoderaron del bronce como botín en una de sus incursiones.

Localización

Detrás de la construcción y ubicación de El Coloso de Rodas existen muchos mitos y teorías. Durante varios años se tuvo la creencia que esta estatua había sido erigida con una pierna apoyada en cada parte del muelle de Rodas como aparece reflejada en algunas imágenes, no obstante, no parece que haya sido realmente así por dos motivos.

En primer lugar, si hubiera sido erigida en ese lugar, se habría hundido por su propio peso. La segunda razón es que para su construcción tendría que haber clausurado un muelle de suma importancia militar durante varios años, siendo vulnerables a ataques por mar. También hay una teoría que asegura que El Coloso de Rodas no habría estado en el puerto, sino por el contrario que era parte de la Acrópolis de Rosas.

Proyectos

El Coloso de Rodas se podría considerar como una de las estatuas más históricas y misteriosas de todos los tiempos, especialmente por la gran confusión que existen en torno a su altura, aún más porque no existen elementos convincentes que puedan demostrar la veracidad de esta estatua. De acuerdo al alcalde de Rodas, Hatzis Hatziefthimiou, en el año 2008 se encargó a un artista de origen alemán, la reconstrucción de esta obra.

Este artista fue Gert Hof a quien se le encargó la reconstrucción de la obra mediante una “escultura luminosa” de acero. Debido a un error de traducción, un diario español dijo que la estatua no será de bronce o piedra, sino de luz, pero en realidad, el término inglés light sculpture se refiere a “escultura luminosa”, es decir, una obra con artefactos luminosos que la harán visible en la noche.

El proyecto pensado era construir la estatua en el muelle exterior del puerto. En principio, la construcción de la obra se estipuló en unos 100 millones de euros aproximadamente y la misma mediría entre 60 y 100 metros de alturas, recordemos que la original medía poco más de 30 metros. De acuerdo al artista responsable del proyecto, el público podrá entrar físicamente en la nueva escultura.

¿Cómo se financió?

El Coloso de Rodos, considerada una de las siete maravillas del mundo en la antigüedad, representaba a Helios, el dios del sol y estaba colocado en la entrada del puerto de Rodas. Al tener unos 37 metros de altura, permitía que los barcos pasaran por debajo de sus piernas abiertas. En la actualidad continúan existiendo muchos interrogantes sobre esta estatua, una de ellas es cómo se construyó El Coloso de Rodas.

Recordemos que esta impresionante estatua fue construida por el escultor de Rodas, Cares de Lindos, artista que amerita de doce años para poder terminar la obra. Según versiones, la obra se construyó con una base de mármol blanco, mientras que la estructura fue gradualmente levantada con acero y piedra sobre los que se depositaban capas de bronce.

Luego de la muerte de Alejandro Magno, se entablaron varias disputas entre sus sucesores, Demetrio “El Sitiador”, rey de Macedonia, quien se enfrentó a Ptolomeo, entonces rey de Egipto. Dice la historia que Demetrio se encargó de establecer una alianza estratégica con Rodas pero los rodios se opusieron a tal negociación, por lo que Demetrio sitió toda la ciudad en el año 305 a.C, aunque en esa ocasión no pudo conquistarla.

Con la finalidad de celebrar aquella indiscutible victoria, los habitantes de la ciudad de Rodas vendieron el material bélico que había abandonado Demetrio y con ese dinero procedieron a construir lo que se conoce como El Coloso de Rodas, convertida en la mayor estatua construida en la Antigüedad con 32 metros de altura.

Mandraki

Existe cierta confusión con el lugar de ubicación donde se levantó la estatua El Coloso de Rodas, sin embargo, la mayoría de las teorías apuntan a que la misma se encontraba situada en el puerto antiguo de Rodas, hoy en día conocido como Mandraki. La impresionante altura de esta estatua permitía que los barcos que navegaban por las aguas del puerto entraban y salían sin ningún inconveniente y lo hacían por debajo de las piernas de la estatua.

En la bocana se erigieron dos columnas de piedra, rematadas por dos ciervos de bronce. Una de esas dos columnas de piedra fue derribada recientemente. En el siglo XV, los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, construyeron en uno de los muelles la Torre de San Nicolás, de planta circular, con la finalidad de defender el puerto de Rodas.

Orden de los Caballeros hospitalarios de San Juan de Jerusalén

La historia narra que la Orden de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén fue fundada durante el siglo XI con la intención de resguardar a los peregrinos de los Santos Lugares. Una gran parte de estos caballeros provenía de Francia y tenían voto de pobreza y castidad. En 1291, tras la toma de San Juan de Acre por parte de los turcos, los Caballeros de San Juan se retiraron a Chipre y luego a Rodas.

Estando en Rodas, los Caballeros pudieron resistir a dos asedios de los turcos, uno en 1444 y el otro en 1480. Finalmente, en 1522, 650 caballeros además de seis mil habitantes de Rodas, cedieron ante un ejército de 100 mil hombres del Sultán Solimán el Magnífico. A continuación le dejamos algunos enlaces de interés:

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario