Héroes y personajes mitológicos más famosos

En este artículo, conocerá los más  interesantes  personajes y héroes mitológicos famosos, pertenecientes a la cultura griega, entre los que se destacan, Hércules, Zeus, Minotauro y otras deidades importantes que forman parte de la cultura griega, que suelen ser interesantes para muchos lectores.

Personajes mitológicos

Héroes y personajes mitológicos Griegos

La mitología de la cultura griega, comprendía una apoteósica gama de seres fantasiosos entre dioses, semidioses, héroes y destacados personajes. Estas criaturas moraban en un imperio que se expandía sobrepasando el paisaje griego, hasta los majestuosos palacios de los dioses en el nevado Monte Olimpo, al igual que hasta lúgubre inframundo.

Aunque las épocas transcurran, la mitología griega, se transformó como parte de la cultura europea, por lo que sus leyendas llegaron a extenderse por el mundo.

Las criaturas de la mitología griega, contaban con asombrosas fuerzas y poderes, y poseen similitud a las personas. Sus comportamientos, se originan de sentimientos como el orgullo, los celos y el amor, llegando hasta el deseo de vengarse.

Regularmente, los dioses se retiraron del Monte Olimpo, para intervenir en la vida de los mortales, comunicándose con hombres y mujeres como modelos, contrincantes y en ocasiones como amantes. No utilizaban trucos, ni magia ni se escondían en falsas vestimentas para participar en los hechos, aunque sus planificaciones algunas veces confunden a las personas.

Los personajes importantes y los humanos comunes, sobre los mitos griegos por lo general se dieron cuenta, que los sucesos no eran como se demostraban. No obstante, los dioses adoraban la actitud honorable y obediente, y las personas que se  deshonra a sí misma, o afrontaba a los dioses, deberían de pagar un precio alto.

Personajes mitológicos

Muy a pesar de que la cultura de los antiguos griegos, ha quedado en el pasado, sus creencias permanecen vivas en su mitología, a continuación les hablaremos sobre algunos de sus principales criaturas:

Personaje mitológico Zeus 

Zeus, es un dios que pertenece a la religión griega, recibe el nombre e “padre de los dioses y los hombres”, lidera los dioses del Olimpo, como el padre de una familia. Muchos que no siendo sus propios hijos naturales, lo respetan, admiran y lo honran como su progenitor.

Zeus, es conocido como el rey de los dioses, controla el universo, es el Dios de cielo y el trueno por su particular energía y fuerza. Se distingue con su sus magníficos símbolos de poder como es el centro y la corona, el rayo, el águila, el toro y el roble. Así como su herencia indoeuropea, el conservador Zeus, “recolector de nubes”, quien igual adquiere algunos atributos emblemáticos de culturas del legendario Oriente Próximo, con el cetro.

El dios Zeus, por lo general estaba personificado por artistas griegos en dos figuras mostrado así: de pie, evolucionando con un rayo levantado en su mano derecha, y otro sentado con gran majestuosidad.

Zeus, es progenitor de Crono y Rea, era el más joven de los hijos. Generalmente, las historias que relatan sobre esta deidad, aparece como el cónyuge de Hera, su hermana y esposa.

La deidad Zeus, es un personaje muy conocido como gran héroe en sus hazañas y vínculos con Atenea, Apolo, Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Hércules, Helena, Minos y las Musas. En compañía con Hera, se narra que Zeus, fue el padre de Ares, Hebe y Hefesto.

Personaje mitológico Minotauro

La deidad Minotauro, es una criatura mitológica con figura que posee cabeza de toro y cuerpo de hombre. Su nombre quiere decir “Toro de Minos”, era hijo de Pasífae y el Toro de Creta.

Cuenta la leyenda, que este personaje fue encerrado en laberinto, que diseñó el artesano Dédalo, que fue construido especialmente para sujetarlo, estaba ubicada en la ciudad de Cnosos en la Isla de Creta.

En el transcurrir del tiempo, personas como hombres y mujeres, eran transportados al laberinto sacrificándose, para ser engullidos por la bestia, terminando su existencia por la intervención de Teseo.

Las personas eran encerrados en el laberinto, donde deambulaban perdidos, durante muchos días, hasta toparse con el animal, quien se los comía.

Minotauro, únicamente se alimentaba de carne humana, era antropófago, a medida que se desarrollaba se convertía en una criatura implacable. Una vez, que esta deidad se convierte en salvaje, Dédalo, edificó el laberinto de Creta, elaborado con enormes cantidades de pasillos, orientados a diferentes lugares y se entrecruzan entre ellos, sólo uno llevaba al centro de la construcción, justo donde Minotauro fue dejado.

Heracles o Hércules

El héroe Heracles o Hércules, era hijo de Zeus y contrario a la diosa Hera, esta criatura representó un fuerte batallador para sus enemigos. Es conocido por sus doce fabulosas aventuras donde empleaba la audacia y la fuerza.

Entre los doce trabajos, aparecen Matar al León de Nemea y quitarle su piel, Matar a la Hidra de Lerna, Capturar a la Cierva de Cerinea, Capturar al Jabalí de Erimanto, Limpiar los establos de Augías en un solo día, Matar a las Aves del Estínfalo, Capturar al Toro de Creta, Robar las Yeguas de Diomedes, Robar el cinturón de Hipólita, Robar el ganado de Gerión, Robar las manzanas del jardín de las Hespérides, Capturar a Cerbero y sacarlo de los infiernos.

Hércules, fallece luego que su esposa Deyanira, celosa que pudiera ser infiel, le arrojó una túnica empapada con sangre y veneno compuesta por el mortal centauro Neso, quien mantenía la creencia que era un bebedizo especial para el amor, pero la realidad era, que un pócima mortal.

El héroe, se coloca la túnica, y empezó a sentir ardor fuerte en su cuerpo, pero el mortífero veneno le destruyo su piel, que le causó la muerte. Sin embargo, Hércules permaneció vivo entre los dioses del Olimpo.

Aquiles

La deidad Aquiles, fue el mejor gladiador griego que existió durante la guerra de Troya. Su madre, la ninfa Thetis, lo introdujo en las aguas del río Estigia, para que fuera indestructible en las contiendas, exceptuando su talón, que fue enganchado en esta parte cuando era bebé.

Mientras que se desarrollaba la Guerra de Troya, Aquiles, consiguió la fama, asesinando a Héctor, fuera de las puertas de la ciudad. Sin embargo, no contó con suficiente tiempo para disfrutar su victoria. Luego, Aquiles, fue muerto por una flecha lanzada por Paris y dirigida por los dioses, le pegó justo en la parte de su cuerpo más sensible: su talón.

Teseo

Este fue héroe de Atenas, que libertó su ciudad de la opresión del rey Minos de Creta. Durante varios años y anualmente, se tenía la costumbre de enviar siete mujeres, y siete hombre a Creta, quienes eran el alimento del temible Minotauro.

Teseo, prometió vencer a Minos y recuperar la honradez de Atenas. Para cumplir con su juramento, fue apoyado por su hermanastra la criatura Ariadna, por lo que Teseo pudo ingresar al laberinto donde moraba la bestia, la asesinó y encontró de inmediato la salida.

Odiseo

Un batallador hábil y experto, Odiseo, era el rey de Ítaca, sus aventuras en la Guerra de Troya, fueron plasmadas por Homero en la “Ilíada” y luego en la “Odisea”, quien narra la batalla durante diez años de Odiseo para retornar a su hogar.

En esa época, Odiseo y sus acompañantes, tuvieron desafiaron cantidades de combates, inclusive cuando fueron secuestrados por un cíclope, atemorizados por sirenas y, por último naufragaron. Odiseo, perdura para resistir pruebas difíciles antes de retornar de nuevo a su hogar.

Jason

Jasón, era hijo del rey destituido de Iolcos. Durante su juventud, emprendió la búsqueda el Vello de Oro, con lo que podría regenerar su lugar en el trono. Se congregó junto a una tripulación de héroes conocidos como los Argonautas y luego se marchó.

Se tropezó con muchas hazañas en su andar, inclusive le tocó afrontar a los esperpentos, dragones y sirenas. Sin embargo, consiguió vencer, el gozo para Jason no le sonrió por mucho tiempo, su cónyuge lo abandonó, por lo que falleció solo y acongojado.

Bellerophon

Esta criatura conocida como Bellerophon, logró apresar y domar el semental alado y bárbaro Pegasus, hazaña considerada como imposible. Con el apoyo celestial, consiguió montar el caballo, y procedió a asesinar al animal que acechaba en contra de Lycia.

Una vez que asesina, a la bestia, consigue la fama, que creció hasta que pudo lograr entender que no era un mortal sino un dios. Intento de subirse a Pegaso para que lo llevará hasta el Monte Olimpo, pero, esta acción encoleriza a Zeus, lo que produjo que Bellerophon fuera arrojado a la tierra y falleciera.

Orfeo

Esta deidad, es conocida por su gran aporte musical, más no por su carácter guerrero, Orfeo, se trató de un héroe considerado por dos causas. Se desempeñó como argonauta, quien estuvo en la búsqueda de Jason por el Vello de Oro, y subsistió a la búsqueda, que inclusive Teseo no tuvo éxito. Orfeo, fue al inframundo para recuperar a su amada esposa Eurídice, quien falleció por ser mordida por una serpiente.

Orfeo, se dirigió respetuosamente a las deidades vigilantes del inframundo, Hades y Perséfone, y conquistó a Hades para que le otorgue la oportunidad de retornar la vida de su esposa.

Logró la autorización, tan solo con la condición que no mirada hacia atrás, para ver a Eurídice hasta que no apareciera la luz del día, lo que no consiguió.

Cadmus

Cadmus, fenicio, encargado de fundar de Tebas. Luego de frustrarse en su búsqueda de hallar a su hermana Europa, deambulo por toda la tierra. En el transcurrir de ese tiempo, consultó el Oráculo de Delfos, quien lo mandó a que no continuará vagando y se implantara en Boeotia. En este lugar, sus hombres fueron destruidos por el dragón de Ares.

Entonces, Cadmus, asesinó al dragón, sembró sus dientes, mientras que miraba cómo hombres armados conocidos como los Spartoi, emergen de la tierra. Combatieron, hasta que quedaron solamente cinco finalistas, quienes colaboraron con Cadmus para fundar a Tebas.

Cadmus, contrae nupcias con Harmonía, hija de Ares, sin embargo, tenía remordimiento porque asesinó al dragón del dios de la guerra. El sufrimiento que sentía, generó que Cadmus y su esposa se convirtieran en serpientes.

Atalanta

A pesar, que los héroes griegos, eran arrolladores hombres, existe una mujer que merece su reconocimiento, la conocida Atalanta. Su vida, creció y se desarrolló de manera salvaje y sin ataduras, con gran capacidad para la caza como si fuera un masculino.

De hecho, cuando la irascible Artemisa, envió al Jabalí Calidonio a destruir la tierra por compensación, Atalanta, fue la primera cazadora que agujereo a la temible criatura.

Cuentan, que igual navegó junto a Jason, siendo la única femenina en el Argo. Sin embargo, es conocida, como la mujer que juró en contraer matrimonio con el primer hombre que la dominará en una carrera a pie.

Portando tres manzanas doradas, Hippomenes, logró entretener a la veloz Atalanta, y obtener la victoria de la carrera, así como su mano para casarse.

Mormo

En la mitología griega, se trataba de una deidad, que mordía a los niños traviesos, y contaba que era compañero de la diosa Hécate. Este nombre, igual se empleaba para referirse a una criatura similar a un vampiro femenino, en cuentos narrados a niños griegos por sus niñeras, para impedir que se comportaran mal.

Cécrope

Para la mitología griega, Cécrope, en antiguo griego, “rostro con cola”, conocido como el primer rey que apareció en la ciudad de Atenas. Cuentan, Pausanias y Heródoto, que igual conocido como Erecteo. Emergió de la tierra, por su nacimiento sobrenatural es lo que origina su cuerpo con figura de serpiente.

 

Cécrope, permaneció durante mucho tiempo reinado por un espacio de 49 a 50 años, de quien recibieron buena educación desde su llegada al Ática. Les enseñó a trabajar y edificar con madera, cultivar la viña, sepultar a los cadáveres, la constitución del matrimonio, inclusive el invento de los censos.  Igual contribuyó con la división política de Ática en doce territorios. Cécrope, implantó el culto a Zeus Supremo, impidió que le hicieran sacrificios humanos, sustituyendolos por ofrendas de tortas a base de cebada.

Heroon

También conocido como Heroum, se trataba de un templo exclusivo para los antiguos griegos y romanos, como un espacio de culto y veneración de un héroe, fue construido sobre una tumba o sarcófago. El culto a los héroes, era una costumbre que se propago entre los pueblos, el héroe representaba una figura importante en la existencia de la polis, otorgando a la ciudad un referencia para su propia identidad.

Por lo general, el culto se centraba cerca de heroon, en donde supuestamente reposan los restos del héroe, consideradas reliquias. Se realizaban ofrendas con comidas, y se mantenía que el héroe permanecía con vida, compartiendo las ofrendas.

La “posesión” de un héroe, en una específica ciudad, se veía como un hecho importante para el desarrollo de la población. Es una magia, que hizo que muchas ciudades griegas se enfrentarán por el control de restos, calificados como heroicos.

Argonautas

Los argonautas, personajes de la mitología griega, se trataban de marinos a bordo de la embarcación Argo. Fueron los héroes que navegaron desde Págasas hasta la Cólquide, en búsqueda del vellocino de oro, eran guiados por Jasón.

Sus aventuras, fueron narradas en varios poemas heroicos de la Antigüedad, que muchos detalles no coinciden entre sí. La leyenda de los argonautas, es una de las historias griegas más antiguas, donde se mencionan varios elementos comunes en los cuentos populares: un héroe al que se envía a una peligrosa travesía para librarse de él, colocando una actividad difícil de cumplir, sin embargo, por el apoyo de sus compañeros, obtiene el éxito inesperado.

En este próximo segmento, conoceremos las características de personajes mitológicos, así como otros aspectos importantes de su existencia, tales como:

El mito de Galatea y Polifemo

Cariñosa y dulce Galatea, era hija de Nereo, hijo de Ponto y Gea, y de una ninfa marina espectacular por su belleza. Por lo que heredó la espectacular hermosura de su madre, por lo que Galatea, siempre fue vista como una joven majestuosa, poseía una piel blanca acompañada de un particular encanto. Habitaba en el mar tranquilo, y era admirada y deseada por Polifemo, el cíclope.

Polifemo, tenía una personalidad diferente a Galatea, con poca inteligencia y de tamaño enorme. Era hijo de Poseidón y la ninfa Toosa, pero, se tenía un enamoramiento obsesivo hacia ella,  que no era correspondido por la hermosa joven.

El corazón de la cariñosa princesa, había quedado prendado en un joven hermoso, de nombre Asics, quien era hijo del dios Pan y su madre otra ninfa.  Este enamoramiento y amor era correspondido, por lo que los jóvenes enamorados se venían asiduamente a escondidas.

Un buen día, mientras que la pareja de enamorados se encontraban en su idilio amoroso a orillas de las aguas marinas, fueron sorprendidos por Polifemo. Era costumbre del cíclope, asistir para mirar a su eterna enamorada Galatea, pero, al llegar al lugar, se encuentra con una circunstancia que no le agrado mucho.

Acis, aterrorizado, quiso salir corriendo. Pero, el molesto, cíclope, con su gigantesco tamaño y fuerza, le arrojó una piedra enorme sobre el joven, quedando aplastado y muerto.

Galatea, en su desespero lloraba inconsolablemente, corrió en estampida hacia el cuerpo que yacía de su amado. Busco muchas maneras de salvarlo, pero no consiguió que reviviera. Acis, había quedado aniquilado por la pesada roca, y su cuerpo frío desvanecido entre los brazos y llantos de su amada.

Lo que le quedaba a Galatea, era llorar y rogar a los dioses, por lo que los misericordiosos dioses, transformaron la sangre que brotaba del inerte cuerpo de Acis, con las lágrimas de la doncella en un acaudalado río, por lo que fue la única manera de que los enamorados permanecieron juntos envueltos en su amor.

La figura mitológica de las Amazonas

Cuenta, la mitología clásica griega, las Amazonas se refería a una nación compuesta únicamente por mujeres fuertes y gladiadoras. Habitaban en un territorio conocido como Sarmacia. Aparentemente, eran hijas de Ares, el dios de la guerra, y creían que su madre era Harmonía.

Estas guerreras, vivían alejadas del contacto masculino, sin embargo, se les permitía que anualmente, se encontrarán con algunos hombres extranjeros, y así reproducirse su pueblo. Los hijos concebidos, podían ser entregados a sus padres, sin embargo, no era común que ocurriera, mientras que las niñas, eran criadas por sus madres, se les enseñaba el arte de la caza y la guerra.

En su cultura, las reinas eran elegidas una vez al año, por ellas mismas, y entre las más famosa se encuentra Hipólita. Esta fuerte amazona se encuentra vinculada en los doce trabajos de Hércules. Especialmente, donde el héroe debería de obtener el cinturón de esta gran y brava amazona.

La leyenda, se encuentra fusionado entre el mito y la realidad, debido a que ciertos escritores mantienen, que estas aguerridas mujeres existieron, y lograron muchas victorias durante su historia.

Entre estas, se encuentra, Talestris, que cuentan quien había estado relacionada inclusive con Alejandro Magno. Narran muchos historiadores, sobre la reina amazona, que visitó y trajo al mundo a un hijo concebido con este personaje.

Cuenta la leyenda, que estas mujeres tenían un carácter fiero, que los propios guerreros más fuertes y rebeldes, sentían temor de enfrentarse con estas mujeres, porque exterminaban a un hombre sin esforzarse.

Las amazonas, fueron las primeras mujeres en montar a caballo, así como las primeras que consiguieron domesticar animales salvajes. La relación de estas guerreras y los caballos era tan especial, que algunas de ellas, colocaban en sus nombres incluyendo la palabra “hipo”, que traduce “caballo”.

El contacto entre el animal y la mujer, estaba lleno de un afecto mutuo y confianza, al extremo que el animal aceptaba que sus dueñas se lucieron junto a ellos, como colocarse y danzar sobre ellos, saltar sin silla, actos con fuego, o brincar de un caballo a otro.

Cuentan que las mitológicas amazonas, fueron las primeras mujeres en emplear el hierro, con lo que consiguieron obtener fuerza y energía para luchar. Contaban con la capacidad de devastar pueblos enteros, y no sentían misericordia ni otro sentimiento por ningún hombre, así fuera el hecho que ocurriera.

El pueblo desaparece, a causa de la aparición de las sociedades patriarcales, que paulatinamente, fueron exterminando cada uno de sus territorios.

El destino de Edipo

Edipo, fue un rey divino de Tebas. Se refiere a un personaje, que su leyenda se inicia con una predicción, que su padre el rey Tebas, el oráculo le predijo que si engendraba un hijo varón, una vez que creciera y se hiciera hombre terminaría matando a su propio padre.

Cuando su mujer la reina Yocasta, quedó en encinta, los pensamientos más malvados se apoderaron de la mente de Layo. El temor, le despertó su corazonada de sobrevivir, por lo que cuando su hijo llegó al mundo, no espero para introducir en sus pies unos pequeñitos y delicados alfileres, y se lo entregó a un pastor para que lo dejara a la suerte de su destino.

El rey de Tebas, tenía en su mente, que conseguiría de esta manera escapar de los designios de su destino. No mostraba señales que era capaz de asesinar a su propio hijo, pero si le llego a la mente, que abandonandolo e imposibilitado, el bebé no conseguiría sobrevivir.

El bebé Edipo, fue desamparado en el monte Citerón, pero la suerte no lo abandono, no murió y tampoco fue herido por animales, al contrario fue tomado por el rey Pólibo de corinto. Su esposa Mérope, recibió al bebé, lo criaron y ella le bautizó con su nombre conocido. Su nombre, expresaba “pies hinchados”, es probable que acertado.

En la medida que Edipo, crecía, en su mente mantenía sospechas que ocurría algo con su origen. No consideraba, en realidad que su padre y madre, eran sus verdaderos progenitores, por lo que decide consultar al Oráculo de Delfos, para aclarar su incertidumbre.

Pero, el resultado del Oráculo, fue dar un mensaje espantoso, que asesinaría a su padre y después se casara con su madre. La predicción le causó a Edipo le causó horror, y a partir de ese momento, el joven decide abandonar a Corinto, para no retornar jamás, sugestionado que era la forma de huir de su destino.

 

Sin embargo, a veces no es fácil escapar de lo marcado por el destino, Edipo se orientó hacia una dirección que lo llevaron a cumplir con el augurio del Oráculo.

Mientras, andaba en su andar, se encontró con dos hombres que le pedían que se quitará de su camino, debido a que andaban en un trayectoria significativa y Edipo, con su presencia les molestaba a su paso.

Pero, Edipo se negaba a apartarse, por lo que uno de los hombres asesinó a uno de sus caballo. Entonces, Edipo entró en violencia y asesinó a los dos hombres, ignorante que en ese instante cumplió con una de las predicciones, debido a que uno de estos hombres se trataba de Layo, su padre rey de Tebas.

Así continúo su viaje, Edipo, se halló con la atemorizada esfinge, que se trataba  de un ser despiadado que daría muerte a quien pretendiera pasar, sin saber antes sus adivinanzas. Sin embargo, Edipo, logró solucionarlos, de manera que dominó a la esfinge, quien se suicidio, y la honraron con la corona de Tebas; luego se casó con la viuda del rey Layo, Yocasta, su propia madre.

Concibieron cuatro hijos con la unión de Yocasta, llegó una destructiva plaga que arruinó Tebas. Los pobladores, concordaban que era por el asesinato de Layo, que no había pagado por su crimen, y esto atrajo a la ciudad malas energías.

Edipo, se juró a sí mismo, que daría con el paradero del este cruel asesino, en desconocimiento que se trataba de el mismo, que había eliminado la existencia del antiguo rey. Por la intervención de Tiresias, conoció la verdad que él, era el hijo de Yocasta y Layo, quien había asesinado a su padre, y que se habían llevado a cabo todas las predicciones del Oráculo de Delfos.

Luego, de que Yocasta, se enterara de la realidad, terminó suicidándose, y Edipo se arrancó los ojos con el alfiler que sostenía los broches de la vestimenta de su madre y reina a la vez.

Medusa, la Gorgona más famosa de la mitología griega

Las tres hermanas gorgonas conocidas como Medusa, Esteno y Euríalo, eran hijas de Forcis y Ceto, en otras versiones conocidas como Tifón y Equidna, quienes eran deidades marinas, y además se decía que tenían ciertos rasgos de hermanos.

Las gorgonas, eran criaturas conocidas por los demás, como deidades espantosas, que hasta el nombre asustaba a los mortales. Se trataba de monstruos, que no tenían sentimientos por lo que sentían clemencia, y además su figura eran horribles, las manos elaborados en bronce, con grandes filosos colmillos, una ala de oro enorme y pesada, que no les permitía levantar vuelo, sus ojos eran de penetrantes miradas, que emergen una incandescente luz, que petrificaba a quien volteó a verlas.

Cuenta la leyenda, que la excepción era Medusa, siendo una joven de comportamiento normal, y con una espectacular belleza sorprendente. Su hermosura era tan maravillosa, que Poseidón encantado de ella, por lo que decide conquistarla, en un santuario dedicado a la diosa Atenea.

Esta acción fue considerada por Atenea como una gran humillación; por lo que decide arrojar toda su rabia en contra de Medusa. El escarmiento que le declaró a la blasfemada joven, fue que se transformara en una criatura aterradora como sus hermanas. A excepción, de que su hermoso cabello sería convertido en un nido de horribles serpientes.

Sin embargo, del encuentro que hubo entre Poseidón y la hermosa Medusa se concibió un embarazo. Una vez que la noticia, es recibida por Atenea, la rabia volvió a aparecer, impidiendo que ese hijo naciera y que fuera engendrado por Poseidón, por lo que le exigió a Perseo, hijo de Dánae y nieto del Rey de Acrisio, a que asesinara a la Gorgona, debido a que ésta no era inmortal.

Tenía como misión, que fuera dañina y peligrosa hasta su muerte. Amenazado ante el peligro constante, Perseo fue regalado por parte de Hermes por unas sandalias aladas, y un escudo de defensa con la capacidad de desviar la luz mortal de los ojos de la Gorgona, estas armas le sirvieron de gran apoyo.

El brioso Perseo, tomó la decisión de cortarle la cabeza a Medusa, considerando que era la única manera de acabar con su vida, pero, al lanzar una mortal herida en su cuello, lo que consiguió es que procrea dos hijos: Pegaso y el enorme Crisaor.

Entonces, Perseo  agarró la cabeza y se entregó a Atenea, la que fue colocada en el escudo de la diosa conocida como Égida. Igualmente, la sangre que fluía del cuerpo de la Gorgona, fue resguardada de forma eficaz por parte de los dioses, debido a que parte de su sangre es un veneno mortífero sobre la faz de la tierra, mientras que otra parte de su sangre que emergía por algunas de sus venas, era una fuente poderosa para hacer resucitar a los fallecidos.

Cuentan algunas otras versiones sobre el mito de las Medusa, que ésta sería quien hizo molestar a Atenea y no a Poseidón. Mientras que en otras, narran sobre la joven sacerdotisa del santuario de Atenea, mostrando en evidencia que expresaba sobre la envida que la Diosa le declaraba por su espectacular hermosura.

Perseo, el héroe mitológico

Esta criatura, era hijo de Zeus y la mortal Dánae, Perseo, es una de las criaturas mitológicas preferidas de la cultura griega. Famoso y duro de Medusa, salvador de la hermosa y sufrida doncella Andrómeda, su épico símbolo recuerda las justicias que desde la antigüedad, el hombre ha buscado.

Como suele ocurrir con las leyendas de los personajes mitológicos, la concepción y alumbramiento de Perseo, fueron acontecimientos festejados. Su madre, Dánae, era una mujer con una belleza singular, que tenía muchos enamorados, sin embargo, su padre, Acrisio, rey de Argos, esperaba ansiosamente que llegara un hijo varón, es cuando decide consultar al oráculo.

Es cuando se entera, que nunca llegaría al seno de su familia un varón, aparte de esto, que iba ser asesinado por un nieto que al momento no había nacido. Por tal razón, Acrisio, encerró dentro de una torre a su hermosa hija Dánae, e hizo que se apartarán todos sus admiradores. Es cuando, el dios Zeus, conoce a Danae, olvidándose de la tentación.

Es cuando se transforma en lluvia, y se une a Dánae, que al poco tiempo nace Perseo. Una vez que su padre Acrisio, conoce la noticia, encerró a su hija junto a su nieto en un cajón y los lanzó a las aguas de mar. Después de varios días en alta mar y a la deriva, llegaron a la isla Serifos, donde fueron salvados por Dictis, el hermano de Polidectes, el líder. Dictis, hizo el papel de padre para Perseo, quien creció y se desarrolló como un fuerte y enérgico joven, además de valiente.

Aparte de esto, el rey había puesto su mirada sobre Dánae, y para anular a Perseo, inventó un reto: traer la cabeza de Medusa, quien era la más fuerte y temerosa de las tres hermanas gorgonas, quien podría transformar a los hombres en roca son tan solo una simple mirada.

Para cumplir con significante reto, los dioses apoyaron a Perseo. Hades, le entregó un caso que lo hacía invisible; Hermes le regaló una sandalias aladas para que se desplaza a gran velocidad, y Atenea le entregó una poderosa espada y un escudo ex tremendamente brillante que simulaba de espejo, estos elementos contribuyeron a que consiguiera cortar la cabeza a Medusa, sin siquiera mirarla. De la herida y sangre de Medusa, se originó Pegaso, el fiel caballo alado que lo apoyaría para sus próximas hazañas.

De retorno a su casa, Perseo, se encontró en el camino a Andrómeda, que estaba encadenada en un enorme roca, quien iba a ser engullida por el monstruo marino, pero gracias, al héroe, fue salvada y espanto al vil animal cuando le mostró la cabeza de Medusa.

Asi fue, retornaron a Serifos, y el joven se tropezó con su madre Dánae y a Dictis, resguardados en un santuario, quienes evaden de la presencia y el acoso de Polidectes.

Una vez que el monstruo y sus acompañantes lo visualizaron, lo mofaron, pero, éste acto seguido, les mostró la cabeza de Medusa, y todos se transformaron en piedra. Después, reintegró todos los elementos mágicos, y le obsequio a Atenea la cabeza de Medusa, quien desde ese momento la colocó en su escudo.

A partir de entonces, Perseo, se regresó a su ciudad origen, Argos. Acrisio, conoció a su nieto, que las predicciones rezaban que lo asesinara, y se fue a Larisa, un territorio cercano donde se festejaban los juegos. Perseo, se acercó hasta ese lugar, y lo invitaron a jugar, con lanzamiento de disco.

Perseo, aceptó y al lanzar el disco, le pego a Acrisio, justo en el pecho, que le causó la muerte de inmediato, y así se cumplió la predicción. Acongojado, por haber asesinado a su abuelo accidentalmente, Perseo, no aceptó el trono de Agos, aunque, fuera el heredero legítimo.

Lo arreglo, intercambiando los reinos con su vecino y tío. Junto a Andrómeda, Perseo procreó siete hijos a saber: Perses, Alceo, Heleo, Méstor, Esténelo y Electrión, y una hija llamada Gorgófone.

Sin titubeo, Perseo, es el héroe salvador y quien resguarda el bienestar de los buenos, y escarmienta a los malévolos, honrando a los dioses, es un héroe valiente, enérgico, piadoso y humilde que por muchos siglos es un ejemplo que muchos persiguen.

Artemisa, la diosa cazadora

Para la mitología griega, Artemisa viene a ser una de las primordiales diosas. Hija de Zeus y Leto, hermana gemela de Apolo, se asociaba con la luna, mientras que el sol representaba a su hermano.

Conocida como la diosa de la cacería, la castidad, los animales atroces, y la curación, igual protege los partos, y su culto se extendió por mucho tiempo, llegando hasta los romanos y etruscos.

Cuenta, la leyenda que Hera, descubrió a su esposo Zeus siendo infiel, y le impidió a Leto, que pariera en tierra firme, en continente o cualquier otra isla de tierra firme que estuviera en el océano. Razón, por la que Leto, le tocó conseguir un sitio adecuado para que su hijo naciera, encontrando la isla flotante de Delos, donde habían cantidades de hermosos cisnes.

Sin embargo, no todo esto era suficiente, debido a que Hera raptó a Ilitía, la diosa encargada de los partos, pero, los otros dioses le exigieron que la dejara ir. Leta, trajo al mundo a Artemisa, quien más tarde apoyó a su madre para que pariera a  su hermano Apolo. Existen otras versiones, que narran que Artemisa nació en la isla de Ortigia, y que apoyó a su madre Leto, a atravesar el mar hasta Delos para que naciera Apolo el siguiente día.

Siendo muy niña Artemisa, le rogó a su padre que le confiere ciertos deseos, tales como: mantenerse virgen por siempre, perros de orejas cortadas, ciervos para que empujaran su carruaje, veinte ninfas como sequitas de caza, y sesenta jóvenes bailarinas oceánides. Su padre Zeus, le concedió todos sus anhelos, y sus compañeras se mantuvieron en la virginidad, como ella misma se mantenía en su castidad.

Es defensora de las jóvenes, cuenta la leyenda que le genera una muerte dulce y agradable a las jóvenes que fallecen durante el parto. Artemisa, como excelente cazadora, siempre portaba su arco y flecha, con los que escarmentaba a los mortales que la perturban.

Igual, podía transformar a los mortales como animales, así lo ejecutó con Acteón, un príncipe y cazador tebano, quien se atrevió a verla cuando se bañaba desnuda. La diosa, se sintió en un estado de ofensa, que convirtió a Acteón en un ciervo, y envió a sus perros a que lo asesinaran. Mientras tanto, otra versión, narra que lo convirtió en un venado que fue comido por sus perros guardianes.

La diosa Artemisa, aparece en infinitos mitos de la leyenda griega, entre las que se muestra, como un gran símbolo en la Guerra de Troya. Cuentan, que antes de partir, la diosa le solicitó a Agamenón, líder de los griegos, que sacrificara a su hija Ifigenia, lo que la llevó a su muerte en manos de su compañera Clitemnestra, después fue vengada por sus hijos Electra y Orestes.

En la mitología romana, la diosa Artemisa, se conocido como Diana, y era venerada en un santuario del monte Aventino, primordialmente, por los ciudadanos de clase baja y por esclavos, quienes eran aceptados en recibir asilo en sus templos. La fecha 13 de agosto se realiza festividades en su honor.

Calipso, la ninfa enamorada

En la mitología griega, Calipso, se refiere a una ninfa, hija del titán Atlante y Pléyone, otras versiones manifiestan que es hija de Helio y Perseis, mientras que otras, narran que se origina con Circe y Eetes.

Se mantenía la creencia, que moraba en la isla Ogigia, que se encuentra en el Mediterráneo occidental, y que regularmente se asocia con la península de Ceuta, que se encuentre frente a Gibraltar.

El poeta Homero, es quien narra sobre el encuentro entre Calipso y Ulises. El héroe llegó a su isla, después que su embarcación naufragara y Calipso, lo recibió con hospitalidad en su refugio. Durante muchos días, le halago con exquisitos manjares, bebidas y hasta su propio lecho, debido a que estaba prendada de él. De manera que, lo mantuvo durante siete años, mientras que otras versiones narran que sólo fue por diez días y otras indican que fue solo un día.

Ulises, no percibe el transcurrir del tiempo, mientras que Calipso, prosiguió reteniéndole y concibieron cuatro hijos a saber: Nausítoo, Nausítoo, Latino y Telégono. Sin embargo, el héroe, ya empezaba a extrañar a su esposa, y aunque los esfuerzos de Calipso, para que olvidara su vida pasada, no eran exitosos.

Una vez que éste, le comunica su anhelo de retornar a su casa, ella le ofreció hacerlo inmortal, y conservarse joven por siempre, a cambio que se quedará con ella, pero, Ulises, eligió llegar a viejo y fallecer en compañía de su amada Penélope.

Calipso, desesperada, no permitía que se fuera, por lo que Atenea, diosa que resguardaba a Ulises en sus travesías, le rogó a Zeus para que interfiriera. El dios envió a Hermes, el mensajero, para ordenar a Calipso que dejará a Ulises en libertad.

Sin otra salida, debería de obedecer a los dioses, la acongojada ninfa, le suministro al héroe, suficiente madera para que edificará la embarcación, provisiones para el trayecto, e instrucciones de los astros que debía de cumplir para que encontrará el camino de retorno a Ítaca, su casa.

Cuenta la leyenda, que Ulises se despidió de Calipso con desconfianza, porque existía la probabilidad que fuera una trampa que armara la ninfa. La verdad, es que se trata que Calipso, concluye su existencia en tristeza, como le ocurrió a la reina Dido, después de la ida de Eneas.

Eros, el dios de los enamorados

Para la mitología griega, eros es el dios que representa el amor, hijo de Afrodita y Ares, y se personifica como un niño alado. Es el encargado de excitar pasiones amorosas entre los mortales, cuando son tocados por sus mágicas flechas, eros es un símbolo muy famoso en la actualidad.

Siendo hijo de la diosa del amor y la hermosura y el dios de la guerra, Eros es una divinidad dual, debido a que todo enamorado, debe conocer o conoce que el amor, también tiene su parte adversa. Sin embargo, en una versión de Platón, narra en su texto “El Banquete”, que Eros fue concebido por Poros, es decir la abundancia, y Penia, la pobreza, mientras se celebraba el cumpleaños de Afrodita, expresando su ineludible dualidad.

Sócrates, manifiesta que Eros, no es una deidad, sino un demón, que quiere decir un intermedio entre un dios y un mortal. Su poder, se fundamenta en permitir la comunicación entre dioses y hombres. Eros, personifica la unión de todo lo equilibrado, siendo él un equilibrio.

Inicialmente, Eros, era quien motivaba el amor entre los hombres, al tanto que su madre Afrodita, regia el amor de los hombres por las mujeres, pero en la corriente griega, Eros es un símbolo muy desarrollado.

En sus origines, se le mantenía como un dios principal, que encarnaba la fuerza del amor erótico, así como la fuerza de la naturaleza, es decir, la luz primitiva quien dio génesis a la creación y el orden todos los elementos que se encuentran dentro del universo.

Para Hesíodo, Eros, provino, luego del Caos que se promulgó junto con Gea, la tierra, y Tártaro, el inframundo, mientras que, Aristófanes, mantiene que emergió de un huevo puesto por la Noche, Nix, después de su unión junto a la oscuridad, Érebo. Con el transcurrir del tiempo, apareció otra versión que narra que lo hizo hijo de Afrodita y Ares,  Hermes o Festo, Poros y Penia, algunas ocasiones relatan que es de Isis y Céfiro.

Siendo colaborador de Afrodita, Eros, se dedicaba a transmitir el amor entre los mortales, siendo él mismo víctima de sus propias flechas, porque se prendó de la mortal Psique. Su veneración, era parecida en la Grecia más legendaria, que con el pasar de los tiempos, se convirtió en popular, especialmente en Tespia y en Atenas, que en compañía de su madre le santificada el cuarto día de cada mes.

Para la corriente moderna, Eros personificaba el empuje de la vida, concepto idealizado por Freud, para expresar el anhelo de unirse mediante el sentimiento del amor, la actividad sexual, y la ambición de conservar la propia unidad física y psíquica.

Historia de las Nereidas

Cuenta la historia, que Pontos representaba el mar, mientras que Gea la tierra, y de esa unión se originó Nereo; y de Nereo y de Doris, nacieron cincuenta nereidas. El nombre de “nereidas”, viene asociado con la raíz indoeuropea que expresa “nadar”, o probablemente con el nombre judaico de los ríos, en griego se le atribuye para denominar a una persona o algo como “encantador”.

En la actualidad, en Grecia se conoce como nereides a las hechiceras, y a las mujeres que poseen ojos fascinantes. Las nereidas, aparecían en la superficie del mar, sobre delfines y en otras criaturas marinas, quienes eran veneradas. Se edificaron altares, para venerarlas a las orillas de los mares y acantilados, donde se les honraba con muchas ofrendas, entre estos, aceites, miel y leche.

Para los legendarios griegos, estas personifican todo lo hermoso, agradable y amable del mundo marino, eran coronadas con corales, cuentan que emitían encantadores cánticos con sus voces, al compás de la danza al lado de su padre.

Varios antiguos, mantenían la creencia que las nereidas defendían a los marinos durante sus viajes, y habitaban en majestuosos palacios construidos en cristal, otros, las mostraban con encantadores delfines, monstruos marinos, y en algunos casos con hipocampos. Hesíodo, narra que ellas tranquilizan las olas del bravío océano, y las ráfagas de tempestuosos vientos.

Las nereidas, más famosas y destacadas se encuentran Tetis, la madre del poderoso Aquiles; Galatea, anhelada por el cíclope Polifemo, pero amada por Acis, y Anfítrite, mujer de Poseidón. Las encantadoras jóvenes y hermosas, las nereidas por siempre representaron símbolo de belleza y de gracia.

Personajes mitológicos

En la mitología griega, existe cualquier cantidad de personajes mitológicos, que conforman su cultura y creencias, a continuación les mostramos algunos de ellos:

Acamante

Con este mismo título, se conoce a muchos héroes: el troyano hijo de Antenor y Téano, que se destacó en un combate contra el campamento griego, y a quien Meriones asesino, otro tío de Cícico, gladiador troyano, líder de un pelotón tracio, a quien Áyax, hijo de Telamón asesinó.

Sin embargo, el más aplaudido de todos los héroes con este nombre, es el hijo de Teseo y Fedra. Contrajo nupcias con Laódice, hija de Príamo y con ella procreó a Múnito.

Acamante, se encontraba dentro de un caballo de madera, y como recompensa recibió a Clímene. En su retorno, se aguantó en Tracia por el amor de Filis. Después se fue a Chipre, y formó una colonia conocida como Acamantidas. Cuentan que falleció en ese lugar, cuando cayó de su caballo, y se enterró su propia espada.

Acteón

Encontrándose en el Citerón, fue destrozado por sus propios canes. De su fallecimiento, existen, variadas versiones, entre las que aparece que Zeus, lo escarmentó por tratar de robar el amor de Sémele; el castigo impuesto, lleno de rabia a la diosa Ártemis, quien entró en cólera por haber sido vista por Acteón, cuando se bañaba sin ropa.

La diosa, llena de ira lo convirtió en ciervo, a sus perros los encoleriza para que formaran parte de su manada. Los canes, de inmediato lo destrozaron sin reconocer a su dueño, y después lo buscaron aullando por todo el bosque. La búsqueda, los llevó hasta la cueva donde vivía el centauro Quirón, quien les mostró una imagen de Acetón para tranquilizarlos.

Admeto

Durante su juventud, actuaba como cazador de jabalíes de Calidón en la expedición de los Argonautas. Una vez que fallece su padre, este toma el toma el trono y contó con Apolo por pastor. Se enamoró de Alcestis, hija del rey Yolco, éste, no deseaba entregar a su doncella hija, sino a un hombre que su carro tuviera impreso un león y un jabalí.

Apolo, le aporte a Admeto, lo que requería, dándole gracias por el buen trato que había sido objeto. Bien, Admeto, consiguió la mano de la joven, pero, el día del casamiento, éste prescindió un sacrificio en honor a Ártemis. La diosa, molesta, lleno de enormes serpientes el recinto nupcial.

Sin embargo, se ofreció como voluntaria a fallecer en vez de su esposo. Cuenta la leyenda, que Hércules, el legendario compañero de Admeto, mientras se encontraba en la expedición de los Argonautas, y mientras estaba de paso en Feras, es cuando la reina muere.

Una vez que se entera que la reina estaba muerta, baja al inframundo para retornar con Alcestis. Otra versión narra, que no fue Hércules quien participó en la resurrección de la doncella, sino Perséfone, que pasmada por su sacrificio, la retorno a la luz de inmediato.

Adonis

Emergió del árbol de Mirra, fruto de un amor en pecado de ésta deidad con su padre, Tías rey de Sirias. Fue tomado por Afrodita, quien estimuló a su madre y después la transformó en árbol, que lo dejó bajo el cuidado de Perséfone. Luego, Perséfone y Afrodita, terminaron peleando por Adonis, hasta que Zeus, decidió que estuviera un tercio del año con cada uno, el mayor del tiempo le gustaba estar junto a Afrodita para educar a las ninfas.

Finalmente, falleció por ser embestido por un jabalí, por los celos de Ares, quien era amante de Afrodita, también cuentan, que fue producto de una venganza de Apolo en contra de Afrodita, por haber permitido que Erimanto, hijo de Apolo, perdiera la visión, cuando la observó bañándose desnuda.

Su fallecimiento, está asociado con el tono rojo de la rosa, cuando Afrodita, se dirigió a auxiliar a Adonis en su apuro mortal, se clavó una espina de rosa blanca, y acto seguido se tiñeron las rosas con su sangre. Adonis, simboliza la primavera.

Afrodita

El alumbramiento de Afrodita, ha sido transferido en dos versiones a saber: una que es hija de Zeus y Dione, y otra que es hija de Urano, que debido a sus órganos sexuales, que fueron cortados por Crono, se arrojaron al mar engendrando a la diosa.

Acto seguido, que emerge del mar, los Céfiros la llevaron a Citera, y después a la costa de Chipre, donde fue recibida por las Estaciones, con vestimenta y guiada por ellas a la morada de los inmortales.

Afrodita, contrajo matrimonio con Hefesto, el dios cojo de Lemnos, sin embargo, amaba a Ares, el dios de la guerra. De acuerdo con Homero, los dos amantes fueron pillados a primera hora de la mañana por el Sol, que todo lo observa, y se lo comunicó a Hefesto. Éste elaboró una trampa oculta, que era una red mágica, que sólo sabía y podía funcionar.

Una noche, los capturó en el lecho, activo la red y llamo la presencia de todos los dioses del Olimpo, para que los presenciara. El acontecimiento, estaba confirmado y todos se burlaron de los dos amantes. Afrodita, envuelta en pena, se fue a Chipre. De estos amores, concibieron Eros y Anteros, Deimo, Fobo y Harmonía. Afrodita en compañía de su hijo Eros, representan el amor.

Agamenón

Rey de Argos, por excelencia de la mitología griega, realizó un destacado personaje en la guerra de Troya. Contrajo matrimonio con Clitemestra, luego que matará a su marido.

Aix

Se refiere a una cabra, quien le suministró a la nodriza Amaltea, la leche abundante para dar de comer a Zeus mientras era un bebé, luego que su madre lo ocultara y se lo entregará en manos de Amaltea.

La cabra, era una criatura gigante que generaba miedo a los propios Titanes, quienes consiguieron que Gea la tierra, ocultara a la terrible cabra en una cueva de las montes de Creta.

Zeus, siendo muy niño, jugaba con Aix, y sin querer le rompió un cuero, que le fue obsequiado a Amaltea, jurandole que se llenaría mágicamente de bienes que ella anhelaba: se refiere al Cuerno de la Abundancia o Cuerno de Amaltea.

Al fallecer la cabra, Zeus prepara una armadura conocida como Égida con su piel, que el uso para combatir contra los Titanes.

Alceo

Esta singular criatura de la mitología, es considerada, según los griegos como  el abuelo de Hércules, padre de Anfitrión y rey de Tirinto.

Alcestis

Cuando Admeto, siendo rey de Feras, fue a pedir la mano de Alcestis, Pelias le asignó condiciones, que él llevó a cabo con el apoyo de Apolo. De acuerdo con Eurípides, Alcestis, permitió fallecer en lugar de su esposo, pero, una vez fallecida, Hércules se lanzó al inframundo y la rescato. Cuenta, que Perséfone, impactada por la hazaña de Alcestis, la había mandado entre los seres vivos.

Amaltea

En otras versiones, se narra que Amaltea, fue la cabra que alimentó con su lecho a Zeus, mientras que otros, se refieren a una ninfa. Cuentan, que Amaltea, había suspendido al niño de un árbol, para que su padre no lo encontrará en ninguna parte “ni en el cielo, ni en la tierra ni el mar”, y que había colocado en su alrededor a los Curetes, aves escandalosas con sus cantos y bailes, para que no escucharon el llanto del niño.

Anfitrite

Corresponde al grupo de las hijas de Nereo y Dóride, las conocidas Nereidas  y orienta su coro de sus hermanas. Poseidón la rapa, cuando bailaba un día junto a ellas, cercano a la isla de Naxos.

Anfitrite, actuaba en compañía del dios del mar, el mismo personaje que Hera junto a Zeus, y que Perséfone con el dios de los fallecidos. Se representa rodeada de unas compañeras de deidades marinas.

Anteros

Era hijo de Ares y Afrodita, hermano y compañero de Eros. Fue procreado por Afrodita, porque esta se lamentó a Temis, de que Eros no avanzaba en tamaño, a lo que Temis le expresó, que debería de darle un amigo para que juegue. Entonces es cuando nace Anteros.

Al principio, Anteros fue contrario a Eros, y combatió en su contra. Anteros, escarmentaba a quienes despreciaban y no correspondía el amor de otras personas, por lo que se convierte en vengador de Eros.

Antígona

Hija de Edipo y Yocasta, reyes de Tebas. Hermana de Ismene, Eteocles y Polinices.  Fiel compañera de su padre, en su destierro, desde que se extrajo los ojos, hasta su fatal muerte, en Colonos.

Fue sentenciada, por su tío Creonte, a ser sepultada viva, por haber embalsamado y enterrado el cuerpo de su hermano Polinices, acusado de ser traidor a la patria. Impidió sufrir ahorcándose. Sófocles, la inmortalizó en su tragedia.

Argés

Se trata de un cíclope de Urano y Gea, hermano de Brontes y Estéropes, quien auxilio con sus hermanos a Cronos para rendir a su padre. Para obtener más información, les presentamos algunos enlaces interesantes tales como:

(Visited 4.023 times, 1 visits today)
Categorías Griega

Deja un comentario