La creación o el origen del universo según los griegos

Muchas personas sienten la gran inquietud de conocer sobre, cuál ha sido el origen del universo según los griegos, para aclarar las interrogantes a su pregunta, con la lectura de este artículo descifrará el concepto de su creación según sus creencias.

Origen del Universo según los griegos

La gran parte de los mitos que narran sobre las teorías del origen del universo según los griegos, surge por el Caos, existente como un abismo, lugar abierto envuelto en la oscuridad, donde se encontraban desordenadamente los elementos naturales como: El agua, la tierra, el fuero y el aire.

El caos, formaba el inicio de todos los hechos, mucho antes de que surgieran los dioses, por lo que se consideran los más antiguos. Para ese entonces, las cosas no tenían forman firman, ni perduraban en el tiempo, todo se desplazaba generando grandes golpes entre sí, los elementos congelados contra los ardientes, los húmedos contra los ásperos, los blancos contra los fuertes y los pesados contra los suaves. El Caos, estaba apoderado de todo, nada existía.

La creación según Hesíodo 

De acuerdo a la teoría de Hesíodo, al inicio lo que existía era el Caos. Luego, surgió Gea, la tierra, emergida de Tártaro, tétrico del abismo, y Eros, el amor, principal elemento, que no se debe mezclar con Eros o Cupido, hijo de la diosa Afrodita.

A causa del Caos, por el comportamiento de Eros, nacieron Erebos, las tinieblas, que sus acciones se extendían por debajo de Gea, al igual que NYX, la oscuridad de la noche. Entonces, Erebos y Nyx, produjeron a Eter y Hemera el dìa, que simbolizaron la luz celeste y de la tierra.

Al aparecer la luz, Gea volvió a su estado natural, y empezó a concebir por sí sola. Entonces, surge Urano, el cielo estrellado, también se formaron las grandes montañas.

Urano, visualiza a su madre, desde lo más alto de las cimas y vertió la lluvia fértil encima de ella, por lo que comienzan a emerger las plantas, flores, arbustos, y los animales que fundaron un acompañamiento en cada planta.

Las aguas sobrantes productos de la lluvia, corrían por los afluentes como los ríos por lo que se formaron los lagos y mares, todos éstos recibieron el nombre de Titanes: Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Cronos y las Titánides: Temis, Rea, Tetis, Tea, Mnemosine, Febe de quienes aparecieron otros dioses y hombres.

Al mismo tiempo, Urano y Gea, concibieron otros hijos de aspectos desagradables: los tres Cíclopes primitivos: Arges, Astéropes, Brontes, quienes poseían un solo ojo redondo, además eran inmortales y personificaban el rayo, el relámpago y el trueno.

Luego, fecundaron a los Hecatónquiros o Centimanos, que se trata de los tres hermanos que cada uno de ellos,  tienen cincuenta cabezas y brazos, denominados: Coto, Briareo, Giges.

Origen del universo segun los griegos

Por otro lado, la noche concibió a Tánatos, la muerte; Hipno el sueño y otros dioses como las Hespérides, que se  refiere a las desconfiadas vigilantes del atardecer, las Moiras, protectoras del orden cósmico, y Némesis, la justicia divina, protectora del equilibrio.

Mito de los pelasgos 

Los pelasgos, se trataba de un pueblo primitivo, que moraba en lo que actualmente es Grecia, quienes mantenían una posición matriarcal fundamentada en el pensamiento original de una Diosa Madre.

De acuerdo a su creencia, su mito sobre la creación, sostenían que en un inicio Eurínome, la deidad de todos los elementos que crearon el Caos, sin embargo, no se halló ningún elemento compacto, para colocar los pies, por lo que se apartó el mar del cielo, bailando solitaria entre sus olas con orientación hacia el sur.

Para esos momentos, surgió el viento Bóreas, en compañía de la diosa Madre, quienes hicieron que apareciera la serpiente Ofión. Luego, la diosa madre, quedó embarazada de Ofión, quien se transformó en paloma, quien puso el huevo universal.

La serpiente Ofión, se enrollo siete veces rodeando el huevo, hasta que incubó y lo abrió, de éste brotaron todos los seres y elementos conocidos en el universo.

Eurínome y Ofión, establecieron su hogar en el Monte Olimpo. Ofión al molestar a su consorte, asignándole el título de creador del universo, ésta de inmediato le lanzó una patada que le extrajo los dientes, y los lanzó a la tierra, y cayeron a las orillas del Olimpo.

Acto seguido, la diosa funda siete fuertes planetas y les asignó una Titánide y un Gigante: Tía e Hiperión para acompañar el sol; Febe y Atlante para la luna; Dione y Crío para el planeta Marte; Metis y Geos para el planeta Mercurio; Temis y Eurimedonte para el planeta Júpiter; Tetis y Océano para el planeta Venus, y finalmente Rea y Cronos para el planeta Saturno, todos juntos resguardaban la continuación del tiempo.

Pero, en esta perfecta creación no estaba presente el hombre, entonces es cuando aparece Pelasgo, quien emergió de los dientes de Ofión que estaban sepultados en la profundidad de Arcadia. Pelasgo fue vitoreado como el líder y precedente de la humanidad.

Los dioses y los hombres se encontraban dominados por las diosas y mujeres, quien debería de entregar culto a la grandiosa Madre.

El Mito de los misterios órficos 

Los helénicos, originarios en los mitos órficos, mantenían que la Noche de las Alas Negras, en compañía del Viento, concibió un huevo de planta, que colocó en el seno de la Oscuridad, de dónde provino Eros o Fanes, el amor, e hizo que apareciera el movimiento del universo.

Eros, poseía cuatro cabezas, que simbolizaban las cuatro estaciones, alas doradas y doble sexo. Éste habitaba en una caverna en compañía de la Noche se mostraba oscura, el Orden o de la Justicia. Mientras tanto, Rea, estaba a cargo de atraer a los hombres por la noche, tocando un tambor de metal, para que consultaban los oráculos. En este momento, Eros formó el firmamento, el sol y la luna, sin embargo, el dominio lo tenía la Noche, que Urano le quitó el trono.

El Mito de La Formación de la Vía Láctea 

La historia del origen del universo según los griegos, tienen la creencia, que Hera, la cónyuge de Zeus, fue quien dio origen a la Vía Láctea, nuestra galaxia. Zeus, era un dios inquieto y aventurero, le fascinaba contar con muchas y diferentes mujeres, por lo que jamás le fue fiel a su esposa.

En una de las hazañas, Zeus se juntó con Alcmena, mientras que su esposo estaba ausente. El dios se hizo pasar que no se encontraba presente, y como la mujer le agradaba demasiado, pasó una noche con ella que hizo que durará un largo tiempo, por lo tanto y por su autorización, el sol no se asomó cuando le correspondía hacerlo.

Luego el marido de Alcmena, Anfitrión, retorno y se juntó con ella. De estas dos uniones Alcmena quedó en cinta. El hijo de Zeus, fue llamado Hércules, y el hijo de Anfitrión llamado Ificles.

Hércules, fue el preferido de Zeus, por lo que Hera se llenó de rabia y celos, no aguantaba que el hijo de otra mujer fuera más querido por su amado esposo.

Por esta razón la diosa, se le ocurre hacer que el alumbramiento de Hércules fuera dificultoso, por lo que se quedó diez meses en el vientre de su madre, y además la que hizo que tuviera que pagar con Doce Trabajos.

Existe otra versión, que señala que Hera, caminaba con Atenea por el parque, cuando observaron al niño. Atenea, convenció a la diosa que lo amamantara por era majestuoso.

Hera aceptó, el niño absorbió la leche con mucha fuerza, que lastimó a la diosa. Hera lo quito de su seno fuertemente, derramando la leche hasta que se formó la Vía Láctea.

Primera generación en otras versiones 

Existen otras interpretaciones de la mitología griega, que relatan que Eros es hijo de Afrodita, la diosa de la belleza y el deseo sexual y de Ares el dios de la guerra, o de Hermes el dios de comercio y la mercancía, debido a que mantenían que los primeros contactos, se produjeron no por amor, sino por necesidad. Inclusive, Platón mantuvo que Eros, descendía de Penia, la pobreza en medio de hacer fortuna.

Segunda generación del origen del Mundo 

Para la segunda generación del origen del mundo, se origina Erebo, que personifica las tinieblas, el cosmos subterráneo y Nix la noche.

Producto de la unión de Erebo y Nix, se origina Éter, que personifica la luz y Hemera que representa el día, Gea por los efectos de la luz, empieza a concebir sola; nace Urano, dios del cielo, quien mira a su madre, y manda la lluvia, para que la tierra convirtiera en fértil, naciendo las plantas, flores, árboles, y animales, los ríos y océanos. Estas formaciones recibieron el nombre de titán de donde supuestamente evolucionan los seres divinos.

Propagación del mito 

La mitología permaneció viva y se transformó con el transcurrir del tiempo, especialmente  por la comunicación verbal, sin embargo, las escrituras de Hesíodo consiguieron guardar la parte central sin alteraciones.

Una particularidad, que ha sido resaltada por algunos escritores, se trata de la característica antropomórfica que gozan los dioses griegos, debido a su fisonomía humana, cualidades sorprendentes y fuerzas potentes.

La diferencia radica, para diferenciarlos de los seres humanos se debe a su eterna juventud y que son inmortales, sin embargo, su figura y aspecto los caracterizaba como deidades inanalizables.

Los griegos antiguos, tenían la creencia, que los dioses habitaban junto con los seres humanos, incurriendo en la existencia de los mortales, enlazándose en leyendas de amor y odio. Tal como lo expresa Ovidio en su obra Las Metamorfosis.

Conclusión 

El mito sobre el origen del universo según los griegos, la leyenda mitológica y teogónica griega es amplia, se pueden notar aspectos religiosos, filosóficos, históricos y proféticos a lo largo de la historia griega.

Los expertos en arqueología e historia han encontrado, ciertos aspectos vinculados a otras civilizaciones contemporáneas a la helénica en la formación de mitos, y en los símbolos de dioses y sus personajes.

La cultura romana, fue una de las principales que colaboró a propagar la mitología griega, pero después procedió de forma diferente y contraria, al volcarse al cristianismo en el siglo IV.

Los ritos y cultos religiosos relacionados a los dioses, fueron impedidos y excluidos de las imágenes oficiales, lo que los llevó temporalmente a estar en el olvido.

Aunque, por su valioso concepto histórico, filosófico y artístico, la historia y el arte del Renacimiento, se encomendó de retornar su posición dentro de las obras literarias, así como en la pintura, música y esculturas. Les invitamos a visitar los siguientes enlaces:

(Visited 9.929 times, 4 visits today)
Categorías Griega

Deja un comentario