Historia del Dios Mercurio, atributos y características

En este interesante artículo, podrá conocer lo relacionado al dios Mercurio, perteneciente a la mitología romana, conocido como la deidad que representa el comercio, la abundancia y el éxito en los negocios. Protector de los comerciantes, viajeros, pastores y quienes se dedican a actividades comerciales.

DIOS MERCURIO

Historia del dios Mercurio

Para la mitología romana, Mercurio, era un dios significativo de comercio. Su nombre se asocia con la palabra latín merx-mercis que expresa “mercancía”. Desde la antigüedad, está asociado con la divinidad Turms de la mitología etrusca.

Desde sus inicios en el 399, Mercurio, fue asociado al dios Neptuno, dios del agua y del mar, así junto a la diosa Ceres, diosa de la agricultura, cosecha y fecundidad, por lo que muchas de sus características pertenecen al dios griego Hermes.

El dios Mercurio, se conoce en Roma en el siglo V, a.C., para ese tiempo, edificaron un templo ubicado fuera del pomerium, y para la fecha de su festejo, coincide con problemas sociales, que son provocados por deudas de la plebe y conflictos de abastecimiento.

Sus fieles asisten a la fuente del dios, para rociar con agua las mercancías que llevan a la venta, y le solicitan que perdone sus faltas cometidas, y que no considere las futuras; le ruegan que les conceda acumular tesoros y riquezas, así como concebir la alegría por engañar al comprador.

El dios Mercurio, formó parte del panteón romano, en el siglo III a.C., al comenzar el proceso de conciliación entre las religiones griegas y romanas, es entonces cuando se reconocido como Mercurio el dios del comercio.

No solamente era admitido como el dios del comercio, también fue aceptado como el protector de comerciantes, viajeros, pastores y todos quienes se dedicaban al comercio y trato de mercancía.

Culto al dios Mercurio

Para rendir homenaje al dios del comercio Mercurio, sus creyentes han declarado el 15 de mayo de cada año, para rendir honores, a lo que llaman la Mercuralia.

Durante este día, los comerciantes y mercaderes, preparaban un rito sumergiendo sus cabezas dentro de la fuente sagrada de Mercurio, con la firme creencia que les otorgaría sabiduría para obtener éxito, prosperidad y gran abundancia en los negocios.

Sincretismo del dios Mercurio, para los celtas

La cultura celta, representa a Mercurio con una imagen de tres cabezas, actualmente se mantiene que representa al dios Lugus. En esos tiempos, cuando se referían a los dioses de los pueblos celtas y germánicas, estimadas como deidades aisladas, los romanos los demostraron con aspectos de sus propios dioses, una cualidad cultural denominada interpretatio romana.

El dios Mercurio, se hace famoso entre los pueblos conquistados por el Imperio romano, es cuando, Julio César, escribe que se trataba del dios más reconocido en Bretaña y Galia, designado como el inventor de todas las artes.

DIOS MERCURIO

Quizás, es probable que el sincretismo romano, se compara al dios Mercurio con el dios celta Lugus, y por lo general se acompañaba de la diosa celta Rosmerta.

El dios Lugus, se piensa que pudo ser una deidad de luz o del sol, similar al Apolo romano, su prestigio como dios del comercio, lo comparó con el dios Mercurio, y entonces es cuando Apolo es comparado con la divinidad celta conocida como Belenus. Mercurio, igualmente se relaciona enfáticamente con el dios germánico llamado Wodanaz, el escritor romano del siglo I, Tácito, los describe como si fueran uno solo, y como el dios principal para los pueblos germánicos.

Para el pueblo celta, Mercurio, es representado algunas veces con tres cabezas o rostros; mientras en Tongeren Bélgica, se encontró una estatuilla de Mercurio con tres órganos reproductores masculinos, sobresaliendo dos de su cabeza, en vez de nariz, se estima, que se debe a que el número tres es visto como mágico, lo que se mantenía como una estatua para hechizos dando buena suerte y fertilidad.

Igualmente, los romanos, promocionaron el uso de pequeñas figuras y estatuas de Mercurio, quizás por adoptar la vieja costumbre griega de los hermas.

Nombres y calificativos otorgados al dios Mercurio

El dios Mercurio, distinguido por los romanos como Mercurius, aparece esporádicamente en las escrituras antiguas como  Mercurius, Mirqurios o Mircurios, adquirió varios calificativos, que significaban varios aspectos con divinidades no romanas. Entre las más conocidas e importantes, se encuentran:

Mercurius Artaios

Una mezcla de Mercurio con la divinidad celta Artarios, un dios de los osos y la caza que fue venerado en Beaucroissant, Francia.

Mercurius Arvernus

Una fusión del Arverno celta con Mercurio, era venerado en Renania, es probable como una deidad especial del pueblo arverna, no existen dedicatorias a Mercurius Arvernus, en su zona central Auvernia, Francia.

Mercurius Cissonius

Una combinación de Mercurio, junto con el dios celta conocido como Cissonius, localizado desde la región Colonia Alemania hasta Saintes Francia.

Mercurius Ebraeus

Es una mezcla de la divinidad ibérica Ebraeus, junto con el dios romano Mercurio. La deidad Ebraeus, solo se habla de ella, en un escrito encontrado en Medelim, Portugal, y es probable es la misma divinidad que Banda Isibraiegus, que se menciona en un escrito, en la villa Bemposta.

Mercurius Gebrinius

Una combinación de Mercurius con el Grinius celta o germánico, destacado por un escrito encontrado en un altar en Bonn, Alemania.

Mercurius Mockus

El dios celta Mockus, era comparado a Mercurio, conocido por las pruebas encontradas en Langres, Francia. El nombre Mockus, que expresa “cerdo”, descifraba que estaba asociada a la caza de jabalíes.

Mercurius Visucius

Es una mezcla del dios celta Visucius con el romano Mercurio, según escrito encontrada en Stuttgart, Alemania. La deidad Visucius, era venerada en la zona fronteriza del imperio en Galia y Alemania. Se relaciona con Mercurio, Visucius fue igual asociado en algunas ocasiones con el dios romano Marte, de acuerdo a dedicatoria inscrita encontrada en Galia, para Mars Visucius y Visucia.

Diatorio

Se conoce con este apodo, por su gestión de mensajero de Júpiter.

Su origen

El dios Mercurio, era hijo de la divinidad mayor conocido como Júpiter de la mitología romana y de la ninfa Maia Maiestas (Maya), su nacimiento ocurre en el monte Cileno, fue encaminado por las estaciones. En la cultura griega, se le conoce como Hermes, esta divinidad era el mensajero de los dioses.

Características

Desde los inicios, el símbolo del dios Mercurio, representando con aspectos similares a Hermes, con imagen por un joven desnudo, llevando puesta sandalias con alas aladas,  petaso alado, caduceo, y una vara de heraldo con dos serpientes entrelazadas.

Se hacía acompañar de un gallo, el heraldo del nuevo día, una cabra o cordero, que significaba la fertilidad, y una tortuga simbolizando la legendaria invención de Mercurio. El dios Mercurio, también era mensajero de los dioses, y considerado el dios del comercio, especialmente comercio de cereales, así como el dios de la abundancia,  la riqueza y el éxito del comercio.

Entre sus características similares a Hermes, era el psicopompo de los romanos, encargado de llevar las almas de los difuntos hacia la ultratumba, cielo o infierno, así como de regresarlas al mundo para volver encarnas otros cuerpos.

Los antiguos lo identificaban con el planeta Mercurio, planeta visible en los amaneceres y atardeceres, por lo que arcaicos visualizaban su movimiento rápido, considerado como el más veloz Mercurio dios del Olimpo.

El escritor Ovidio, plasmó que Mercurio era el dios que trasladaba los sueños de Morfeo desde el Valle de Somnus, a las personas que dormían. Mercurio, era travieso, astuto y ágil, se asigna como el dios de los ladrones, porque robó las flechas de Apolo, el tridente de Neptuno y el sable de Marte.

Mitos asociados al dios Mercurio 

Cuenta la leyenda, que Júpiter se enamoró de Ío, religiosa de Juno, y él para ocultar lo infiel de su esposa y hermana Juno, envolvió la tierra en nubes, pero,  Juno los vio. Júpiter, transformó a Ío, en una linda vaca blanca y envió un insecto para que la pícara, ella se fue a Egipto, luego queda preñada y da a luz un niño.

Juno, celosa de Ío, envío a Argos, hombre de cien ojos, para que la observa, Júpiter, se da cuenta y envía al mensajero de los dioses Mercurio, para que lo durmiera con una flauta, mientras le contaba leyenda sobre Pan, y luego lo matara.

Otro mito, es cuando mercurio, aprovecha que su hermano Apolo está descuidado y le roba unas vacas, y fue descubierto por un pastor de Bato, Mercurio le ofrece regalarse una vaca a cambio que no dijera nada.

Sin embargo, Mercurio no se confía del pastor, y se transforma en otra figura, va en busca de éste, le ofrece una vaca y un toro. Bato, animado por la oferta, le confiesa la procedencia, y Mercurio rabioso, convierte al pastor en piedra, que tendrá como tarea indicar el camino.

Apolo, consciente de lo sucedido, busca a Mercurio, que había ocultado el ganado en una cueva. Mercurio, elabora una lira con tendones de animales y caparazón de tortuga, Apolo, admira el instrumento, y Mercurio se lo obsequió para que que lo perdone.

Dios del Arte

Mercurio es representado con casco alado, sandalias y la flauta. Es plasmado en pinturas sobre lienzo, por Diego Velázquez, es una obra que fue solicitada por el rey Felipe IV de España, para el Salón de los Espejos de Madrid, con un estilo barroco.

Mercurio, ha infundido el nombre en muchos elementos en el área científica, a saber: el planeta Mercurio, la sustancia mercurio y la planta mercurial, que se utiliza para señalar aspectos errados, volátiles o inestables.

¡Conoce más! Lee el siguiente artículo sobre:

Historia del Dios Neptuno, Mito, Poderes y Simbología

(Visited 1.903 times, 1 visits today)
Categorías Griega

Deja un comentario