Sanación Espiritual Por Arquetipos ¡Paso a Paso!

La sanación por arquetipos es una técnica de cura espiritual que se realiza por transferencia de energía, de manos del sanador hacia el paciente y que beneficia la salud física, mental y emocional. Este método es tan efectivo que a muchos médicos les gusta contar con sanadores en su equipo. Aquí conocerás el por qué.

Indice De Contenido

¿Qué es la Sanación por Arquetipos?

La sanación espiritual por arquetipos trabaja de manera muy sencilla y natural con la energía del paciente y la intuición, conocimiento y sensibilidad de la manos del sanador para detectar los arquetipos dañados y repararlos.

Es la transferencia de arquetipos eficaces hacia los diferentes niveles energéticos del paciente para sustituir a los códigos enfermos. La sanación por intermedio de los arquetipos emplea la energía de cada organismo, teniendo en cuenta la particularidad de cada paciente.

Un método comprobado y basado en la experimentación. Colin Bloy  fue el encargado de la investigación de los arquetipos y su manera de sanarlos a través de la energía. Fue pionero y se dedicó a instruir la manera de trabajar haciendo tomar conciencia a los pacientes de los malos hábitos que afectaban su salud porq el desequilibrio causado a todo su sistema cuerpo, alma y mente.

Esta corrección modifica la codificación de las enfermedades. Los nuevos códigos irán sustituyendo a los enfermos; poco a poco los códigos sanos se van asentando y estabilizando hasta llegar al equilibrio deseado y alcanzar la salud perfecta.

Todo proceso de sanación requiere un compromiso médico-paciente. Igual sucede con la sanación por arquetipos, es vital el compromiso sanador-paciente para que la terapia tenga éxito.

En la sanación por arquetipos es necesario que el paciente entienda lo que le sucede, lo acepte y se comprometa a hacer los cambios de hábitos y conductas que lo perjudican, siguiendo a rajatabla las indicaciones de su sanador para volver a estado de salud de cuerpo y alma.

La sanación espiritual busca el equilibrio entre los aspectos físico, emocional y mental del paciente para que recupere su paz interior y en consecuencia recupere también su salud corporal. Toda enfermedad tiene un componente emocional y mental importante y dependerá del paciente sobrellevarla con buena actitud.

Cuando nos referimos a Sanación Espiritual queremos decir que esta terapia se vale de energías sutiles que son invisibles al ojo humano, por lo tanto pertenece al mundo de la materia.

La sanación por arquetipos se ha vuelto tan popular y confiable que en Inglaterra ya es reconocida, aceptada y regulada por las leyes de Sanidad Pública. El médico o el paciente pueden solicitar la intervención de un sanador en la terapia.

A los médicos les gusta trabajar en equipo con el sanador espiritual pues están convencidos que cuando ambas medicinas se conjugan, el camino a la recuperación se hace menos duro y más corto puesto que el fortalecimiento del espíritu ofrece al paciente una nueva actitud de confianza y seguridad para alcanzar su salud.

Diferencia entre curar y sanar

  • Curar: Es eliminar los rastros de una enfermedad o herida en el cuerpo aplicando los fármacos recetados (nivel humano).
  • Sanar: Comprender las razones de las enfermedades, eliminar hábitos, costumbres y actitudes dañinas para el cuerpo físico y tomar decisiones para alcanzar el equilibrio y la sanidad (nivel holístico o espiritual).

Origen de la sanación por arquetipos

En La antigüedad el conocimiento sobre la sanación estaba en manos del chaman, magos o sanadoras (hechiceras o brujas) que trataban al ser humano en su totalidad, es decir, cuerpo, mente y espíritu. Ellos entendían que si una de sus partes enfermaba, afectaría a las demás.

Hasta el siglo XIX no había distinciones entre la medicina científica y la tradicional. Con los adelantos científicos, en la biología, la farmacoterapia y la tecnología inicia la especialización médica para tratar las enfermedades, apartando a la medicina tradicional y separando al hombre en separando al hombre, por un lado la mente y por otro el cuerpo, como si fuesen elementos diferentes.

El creador de esta técnica de sanación por arquetipos, Colin Bloy declaró que recibió información de de Dios, de los maestros ascendidos y los Arcángeles sobre las formas perfectas de los órganos del cuerpo humano. Se dedicó durante 30 años a sanar y a enseñar este método en Australia, Canadá y Europa.

Según Bloy este tipo de sanación es un método de desarrollo espiritual que nos conectará con la Inteligencia Superior ampliando nuestra conciencia y liberando la energía represada. Ambas medicinas se complementan y tienen el mismo objetivo: aliviar y sanar.

¿Qué es un Arquetipo?

Para llevar a cabo una exitosa sanación por arquetipos es menester saber que un arquetipo es una imagen mental de la esencia energética de algo. Estas imágenes son especies de moldes o formas que llevamos grabadas en nuestros inconscientes colectivos. Existen diferentes arquetipos: para órganos, enfermedades, mente, energéticos y kármicos.

Los arquetipos son el modelo perfecto de la creación donde se encuentra toda la información original con todos los códigos que configuran el diseño del ser humano

Desde este punto de vista tenemos la creencia de que Dios antes de crearnos, ya nos imaginaba y elaboró varios bocetos; dibujó nuestras formas y decidió cuáles nos otorgaría para venir al mundo. Es una imagen de nuestro diseño como seres humanos. Estas formas serían complementadas luego por nosotros mismos,  llenándolas con nuestras propias experiencias.

Dios nos dibujó de manera perfecta y nos envió al mundo a estrenar esta perfección. Pero sucede que nosotros mismos la dañamos con las preocupaciones, el estrés, tristeza, culpas, traumas, adicciones, mala alimentación, mal carácter, falta de descanso y de sueño reparador y la exigencia sin medidas para destacarnos en el trabajo o el deporte.

Cuando nuestros moldes se han deformado entramos en estado de enfermedad física, mental, emocional o espiritual. Entonces debemos recurrir a la sanación espiritual por arquetipos donde el sanador buscará cuál es el molde original y perfecto de nuestros arquetipos para restaurarlos.

Podemos decir que un arquetipo es el modelo perfecto de una obra. Acceder a los arquetipos es llegar a entender la mecánica maravillosa del diseño ideado por Dios para el ser humano.

 

Tipos de arquetipos:

  • Arquetipos que se restauran. Órganos, heridas, huesos, músculos
  • Arquetipos que se imponen: Protección, pentáculos, sello de
  • Salomón, distribuidor de energía.
  • Arquetipos que se eliminan. Enfermedades: varicela, SIDA, Cáncer. Se les mandan a la fuente de la energía cósmica.

El Karma

El Karma se refiere a la historia del alma. Los asuntos que hemos dejado pendientes de resolver de vidas anteriores. Se supone que hasta no haber superado cada una de estas tareas, nuestra alma seguirá reencarnando y trabajando en aprender y terminar sus misiones.

Es considerado un factor que puede alterar el equilibrio de los arquetipos, especialmente a nivel emocional y espiritual que como un efecto dominó afectará otros ámbitos de la salud física y mental.

El enfermo kármico se debe comprometer al perdón, a dar amor por el resto de su vida para colocar el arquetipo correctamente y dar como finalizado su período de karma en esta vida.

El Lenguaje del Cuerpo y del Alma

Cuando nos sentimos enfermos o perturbados debemos poner atención al lenguaje del alma y el cuerpo. A través de ese lenguaje nos hacen llegar información que debemos tomar en cuenta, y adentrarnos en nosotros mismos para tratar de entender este lenguaje y tomar las decisiones pertinentes para no llegar a situaciones de salud más delicadas o irreversibles.

El alma tiene códigos para hacerse entender. Uno de esos códigos son los síntomas. Entenderlos nos orientará para encontrar el camino de la salud por lo que nunca debemos subestimarlos, debemos abrir nuestra conciencia y responsabilidad para buscar solución inmediata a nuestro problema de salud.

  • El cuerpo físico es en donde se refleja la enfermedad y se sentirán los síntomas.
  • El cuerpo etérico une al alma con el cuerpo físico y hace el intercambio de energía  entre el alma y el cuerpo físico.

Todo médico, psiquiatra, psicoterapeuta o sanador, en principio recomendará a su paciente, aprender a expresar las emociones; hablar, expresarse, hasta quejarse o llorar nos liberará de la represión y nuestra alma se sentirá aliviada y nuestro cuerpo físico comenzará a sentirse mejor comenzando de esta manera la recuperación del bienestar y la salud.

La enfermedad

Los síntomas de las enfermedades son parte de la conciencia, allí se ocultan, en un lugar oscuro e inexplorado.Siempre que nos sentimos enfermos es porque esos síntomas invaden nuestro cuerpo.

Si es pasajero, no le damos importancia, el problema que si es de gravedad tampoco le prestamos atención hasta que la enfermedad está avanzada. Primero nos automedicamos, buscamos en internet, preguntamos a los amigos, por último vamos al médico cuando tal vez ya no hay salida.

Deberíamos pensar que las enfermedades y sus síntomas son una oportunidad de alcanzar una enseñanza maestra. Es ahí cuando debemos preguntarnos: ¿Qué me impide hacer este síntoma?, ¿A qué me obliga este síntoma?. Una vez aquí concientizamos nuestro propio ser.

Lo ideal sería acudir a una consulta de sanación por arquetipos para explorar éstas y otras interrogantes. Seguramente quedaríamos muy sorprendidos de lo poco que conocemos nuestro cuerpo y alma. El inconveniente es que no lográramos actuar a tiempo para sanar.

Cuerpos Etéricos y su Importancia Para la Sanación por Arquetipos

La sanación por arquetipos trabaja con cuatro cuerpos etéricos de los 16 que tiene una persona. Los cuerpos etéricos son la energía que envuelve a un ser humano Cada uno de ellos puede dar información importante. El Sanador debe analizar todos estos cuerpos y corregir cualquier anomalía que pueda encontrar. Cualquier cambio en su forma y color, está estrechamente ligado al desequilibrio de la salud física y mental.

Primer cuerpo etérico

El primer cuerpo etérico indica la energía vital del paciente y rodea la silueta de su cuerpo físico, cuando más cerca del cuerpo físico se encuentre más baja está la energía.

Segundo cuerpo etérico

Contiene la suma de conceptos opiniones y juicios. Es ovalado y liso, si s forma está deformada, el paciente sentirá cansancio de manera continua. En este cuerpo también puede detectarse el mal de ojo o las malas vibras que otras personas sienten por el enfermo.

Tercer cuerpo etérico

Contiene las virtudes de serenidad, paz y  amor pero también detecta el odio, desamor, rencor y todo tipo de sentimiento negativo. El desequilibrio de este cuerpo se refleja en las personas a quienes se les hace difícil dar amor a los demás. Además provoca la pérdida de mucha energía vital que puede generara enfermedades muy graves.

Cuarto cuerpo etérico

Este cuerpo tiene forma de campana pero de tacto ondulado. Mantiene al hombre en la realidad terrenal. Cuando una persona realiza un desdoblamiento o viaje astral este cuerpo aparece abierto hasta su regreso, pero si no llega a cerrar bien el paciente se siente mal pues se encontrará entre dos mundos diferentes y el malestar es muy fuerte sin saber el motivo.

La Geometría Sagrada y La Sanación por Arquetipos

La Geometría sagrada estudia los patrones geométricos que regulan el universo, como expresión de un ordenamiento inteligente. Entonces, si es verdad que Macrocósmicamente existe este orden, podemos suponer que también está presente a nuestro nivel.

Microcósmicamente, es decir, todo lo referente al humano y su vida, estará organizado de la misma manera con ciertos patrones o matrices geométricas. De esto podemos inferir que todo los malos eventos que vivimos a través de nuestra existencia, que nos hacen sufrir y enfermar, son desórdenes de esos patrones.

La base del arquetipo es la geometría sagrada, a través de la cual se van creando diferentes estructuras, primero la energética y posteriormente la físicaLos Arquetipos son geométricos y numéricos.

Los Símbolos y su Efecto Energético en la Sanación por Arquetipos

A través de todas la eras de la humanidad y de todas las culturas, se han utilizado los símbolos, están tan arraigados en el inconsciente colectivo que no nos damos cuenta de su significado y lo poderosos que pueden ser.

Puede resultar difícil saber y entender que un símbolo como un pentáculo, una cruz o un triquete puedan tener algún efecto en nuestra vida. Cómo entender que mentalizar la estrella de cinco puntas sobre algún órgano enfermo pueda ayudar en su curación, o que en caso de problemas psicológicos una estrella de David sea un paliativo.

Es difícil de aceptar que determinada figura geométrica pueda desencadenar tales resultados. La geometría para quien no era muy adepto, solo nos causaba dolores de cabeza cuando era materia de obligado estudio en la escuela. Era necesario aprenderla si queríamos prepararnos para graduarnos y obtener un empleo tal vez en esa área científica que ahora rechaza el poder de la geometría en el ámbito espiritual.

El tema del simbolismo ha sido adoptado por la psicología moderna y le dan el estatus de transformadores de energía, es decir, que la concentración en un símbolo provoca respuestas energéticas, emocionales y físicas. Terapia que aplican para la evaluación de sus pacientes.

Ahora bien, ¿por qué utilizamos los símbolos antiguos, heredados de los ancestros como objeto decorativo, sin reparar en su poder? Simple, porque ha pasado a integrarse en nuestra memoria colectiva, o inconsciente Colectivo que nos comunica de manera subliminal la necesidad de los humanos de mantenerse conectados son sus raíces y con todos nuestros antepasados.

El Sello de Salomón o Estrella de David

Según los estudiosos, el hexagrama de seis puntas de esta estrella  tiene un significado parecido al del yin y el yang, representa los polos opuestos, el cielo y la tierra, lo femenino y lo masculino

El Sello de Salomón o Estrella de David es un hexágono formado por dos triángulos. El triángulo con el vértice hacia arriba es símbolo de la luz, fuego, virilidad. El de vértice hacia abajo representa el agua y la femeneidad. El triángulo equilátero es símbolo de la divinidad.

El hexagrama que actualmente representa al pueblo judío, conocida como la Estrella de David, o Sello de Salomón, ha sido utilizado por numerosas culturas, como talismán protector hasta símbolo alquímico.

En la Edad Media era utilizado como amuleto. Se creía que protegían a su los demonios, espíritus malignos y mala suerte. Igualmente se acostumbraba a grabar el Sello en los marcos de las puertas de entrada a las viviendas igualmente como protector frente a incendios y malos espíritus.

Tuvo gran importancia en la iconografía alquímica de la antigüedad, siendo representado como emblema del fuego y el agua. La masonería también cuenta con este símbolo que aparece como motivos decorativos de las logias, y en objetos y obras de arte masónico.

Se dice que al Rey Salomón le interesaban mucho los temas esotéricos y que entre los muchos que escribió uno no ha sido encontrado, el Manuscrito secreto de Salomón que contiene hechizos, invocaciones, y otros temas de magia.

Hoy día este símbolo, el Sello de Salomón es herramienta de los sanadores por arquetipo para sellar los trabajos realizados con sus paciente.

Aspectos a Tomar en Cuenta Antes de Iniciar la Sanación por Arquetipos

  • Físicos: Órganos, sistema óseo, sistema circulatorio, reproductivo, sangre, músculos, metabolismo, sistema linfático, endocrino, digestivos,  entre otros.
  • Emocionales: Depresión, celos, traumas, ansiedad, insomnio, soledad, baja autoestima.
  • Mentales: Obsesiones, falta de discernimiento.
  • Energéticos: Chacras, aura, entidades, almas, falta de vitalidad.
  • Kármicos: Asuntos pendientes de otras vidas.
  • Familia: Padres, pareja, hijos.

 

Objetivos de la Sanación por Arquetipos

  •  Favorecer la recuperación de enfermedades.
  • Sanación preventiva para mantener la salud.
  • Elimina dependencias a drogas, tabaquismo y alcohol.
  • Recargar energías.
  • Controlar depresión.
  • Apoyar en las situaciones de luto.
  • Apoyo en conflictos.
  • Control de peso.
  • Apoyo en cambios que generan temor y ansiedad.
  • Superar separaciones de pareja.
  • Estimular cambios favorables.
  • Revisión general. a nivel físico, para saber cuáles órganos deben ser restaurados.
  • Encontrar desequilibrios que pueden generar enfermedades y restaurarlos
  • Trabajar bloqueos de energía a nivel del aura y chakras
  • Tratar miedos, inseguridades, problemas de tipo nervioso.Analizar cómo se encuentra el paciente a nivel espiritual.
  • Ayudar al paciente a restablecer el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.
  • Revisar karmas,  traumas de la infancia.
  • Elevar hacia la luz a las almas perdidas que no han encontrado su camino
  • Limpiar malas influencias y otras energías que bloquean la evolución de la persona.
  • Elevar la conciencia y conocimiento interno por parte del paciente.
  • Analisis de ADN para determinar arquetipos dañados y restaurarlos.
  • Introducir arquetipos de protección de cuerpo, mente, alma y espíritu.
  • Revisar los espacios físicos donde se desempeña el paciente, trabajarlos y optimizarlos.
  • Restaurar punto de ensamblaje y  de encaje para reconexión con canal de luz.
  • En enfermedades graves como cáncer, sida, eliminar arquetipos disfuncionales.

Características de la Sanación por Arquetipos

  • Medicina basada en la energía.
  • Es una medicina alternativa.
  • Es una terapia integradora, que trabaja en colaboración con la Medicina Oficial.
  • Trabaja con la energía para armonizar los Arquetipos.
  • Da la posibilidad de conectarnos con nosotros mismos y entender nuestra misión en la vida.
  • Se puede trabajar junto  con otras terapias como el Reiki. Reflexología Holística.

Beneficios

  • Cuando los arquetipos se restauran y regresamos a un estado saludable,  mejoramos la energía atraemos mejores situaciones y personas a nuestra vida.
  • Es una herramienta de sanación a nivel individual
  • Una sesión dura aproximadamente una hora.
  • Los resultados son inmediatos. Si el paciente se compromete con su sanación enseguida notará los cambios que se producen en él.
  • Esta terapia no sustituye a un tratamiento médico o psicológico, es complemento de otras especialidades médicas.
  • Puede ayuda a determinar la misión de una persona en esta vida debido a que nos abre el conocimiento para entender quiénes somos y hacia dónde vamos enviándonos señales que indican el camino a tomar.

¿Qué Necesita una Persona Cuando Acude a un Sanador?

El paciente de sanación por arquetipos por lo general es una persona que se siente mal, tanto física, como emocional y espiritualmente. Su malestar es tan intenso y agobiante que pareciese que no hay medicina que lo alivie, no hay salida posible. Es una persona en búsqueda de paz interior, alegría, entendimiento y valor.

En algunas ocasiones perdemos la noción de quiénes somos, de la perfección de la que estamos hechos, de todo lo que podemos lograr y obtener. Entonces perdemos la espiritualidad y se nos hace difícil la vida y sus circunstancias; se llena de conflictos, se hace difícil de sobrellevar y no logramos entender el por qué de lo que nos sucede.

Una persona enferma es aquella que ha bloqueado la conexión entre ella misma y el todo, se ha desconectado de la fuente y es necesario recurrir a un sanador que le ayude a reconectarse.

Debemos recordar que algunas enfermedades físicas no son más que el reflejo de conflictos emocionales y mentales. Esto es lo que conocemos como enfermedades psicosomáticas las cuales hasta no tratar la fuente emocional o espiritual, no sanará.

Técnica de Sanación por Arquetipos

En la primera consulta exploratoria, sanador y paciente inician un diálogo exploratorio para hacer un diagnóstico. El sanador inducirá al paciente a mantener un diálogo con su propio ser para descubrir lo que está perjudicando su salud.

En esta etapa el paciente, con la guía del sanador, comienza a tomar conciencia de lo que está haciendo mal; de lo que el alma le pide y el paciente le niega haciéndolo sentirse frustrado, reprimido, enojado o triste.

Estas conductas negativas no pareciesen ser importantes, pero por el contrario son una bomba de tiempo para enfermedades que pueden ir desde un dolor de cabeza pasajero hasta patologías mayores.

La sanación por arquetipos trabaja sobre el aura de las personas, también conocido como cuerpos electromagnéticos. El paciente se recostará en una camilla o tomará asiento en una silla con los ojos cerrados para recibir la energía sanadora que le transferirá el sanador.

Una vez que ha examinado y diagnosticado al paciente, el sanador procederá a transferir los códigos de sanación necesarios para sustituir a los enfermos  transformándose en instrumento de la fuente de energía que se necesita para restaurar la sanidad del paciente.

Durante el proceso de sanación, el sanador siente en sus manos la figura energética enferma de forma geométrica definida, que puede estar deformada. Entonces con sus dedos trazará la figura completa y corregida. El sanador restaura de esta manera los arquetipos enfermos del paciente cuya forma no se corresponde con su estado saludable y armónico.

Una vez reparado el arquetipo se coloca en el lugar correspondiente, se empuja hasta posicionarlo y se sella. Así queda instalado en el aura del paciente donde irá tomando su lugar poco a poco hasta estar totalmente estabilizado y equilibrado.

Para llegar a este estadio de sabiduría, el sanador debe tener mucha experticia, intuición, conocimiento y confianza de lo que siente durante la sesión, debe tener una clara percepción de que lo que está palpando y visualizando. Según Colin Bloy, el Arquetipo cobra vida enseguida que se proyecta llenando un vacío en el espacio y generan la frecuencia sanadora.

Sanación por Arquetipos Paso a Paso

Aquí te dejamos un breve resumen de una sesión de sanación. Cabe destacar que si el paciente está muy bajo de energía antes de someterlo a remover y reinsertar arquetipos es prudente cargarlo de energía.

Recarga de energía

Cuando se está haciendo una sanación y el sanador siente que a esa persona hay que darle energía, se extienden las manos hacia el cielo con las palmas hacia arriba. Se pide la asistencia de la Energía Divina. Toma las manos de su paciente, le pide que se relaje porque se le cargará energía de los pies a la cabeza. Lo llenaremos mentalmente con la energía. Finalmente antes de soltar las manos daremos gracias al Espíritu Santo por su ayuda.  Otra forma es poner sus manos sobre su plexo solar.

Preparación del sanador

  • Chequeo de chakras.
  • Conexión.
  • Orar.
  • Solicitar autorización a Dios.
  • Solicitar asistencia a sus seres de luz.
  • Abrir canal central.
  • Abrir canal de luz a la derecha para la trasmutación.
  • Visualizar tubo de Luz.
  • Visualizar Canal para Arquetipos.

Preparar Sala

  • Dibujar símbolo de la mente Crística.
  • En el centro de la sala dibujar Arqueómetro.

Preparación del paciente

  • Se le explica detalladamente lo que sucederá mientras se lleva adelante la sanación, oran juntos, solicitan asistencia, fortaleza a Dios y seres de luz.
  • El paciente se recuesta en una camilla o se sienta en sillón, se relaja, cierra los ojos y recibe la sanación.

Proceso de Sanación

  • Frente a la pantalla mental pregunta:¿Cómo está el Arquetipo de….?
  • Mirar, palpar, percibir las formas y deformidades que puedan tener.
  • Extraer.
  • Desechar órgano por canal de transmutación.
  • Recibir por el canal de arquetipos el arquetipo nuevo.
  • Colocar el nuevo arquetipo en el lugar dejado por el enfermo.
  • Sellar con este gesto o mudra (como quien lo empuja suavemente sobre la
  • pantalla mental).
  • Preguntar a Dios si hay algo más para corregir o algún mensaje para darle al paciente.
  • Sellar con los tres símbolos.
  • Cerrar los canales.
  • Agradecer a Dios y Seres de Luz.
  • Despedirse.

Efectividad de la Sanación por Arquetipos

Dios es el único que puede decidir lo que acontecerá en la sanación. Sólo él como nuestro Padre creador sabe que es lo más conveniente para el paciente.

Si el paciente le pone energía y compromiso, si desea que el cambio le sea otorgado, puede ser que el milagro se logre si Dios así lo decreta. Los cambios y sanaciones no se dan de un día para otro. Todo debe ser tomado con calma y seriedad y de manera natural.

No hay dos sanaciones iguales. Todo depende de cada paciente. Aunque todos los seres humanos somos iguales y nuestros cuerpos físicos tienen los mismos órganos, no hay dos pacientes iguales. Sus arquetipos originales son iguales.

Sus vidas son totalmente diferentes, sus experiencias, toda su esencia y naturaleza los hace dispares y se necesitará terapia personalizada para cada uno. Cada uno tiene sus características propias y una energía especial que lo diferencia de los demás.

Igualmente los sanadores son muy diferentes en personalidad, capacitación, experiencia y dones. El punto de partida es el amor y la dedicación que el sanador dedique al paciente.

 

Una sanación exitosa aliviará el malestar físico, las cargas emocionales y las preocupaciones. El entendimiento será abierto para comprender las cosas que nos suceden. Al alcanzar el equilibrio, se liberan las emociones y se desbloquean traumas permitiéndonos encontrar las herramientas para cambiar por dentro y por fuera.

Número de consultas necesarias en el proceso de sanación por arquetipos

Todo depende de la seriedad del caso. Lo recomendable son entre 6 y 8 consultas, es la cantidad mínima necesaria para restaurar la energía.

Claro, que si deciden tener más sesiones, será aún mejor, pues una vez restaurados los arquetipos el paciente tendrá una reforzamiento natural y sabrá cómo actuar en caso de que se le presentara algún otro mal que necesitara ayuda del sanador.

Otra ventaja es que si se extiende la cantidad de sesiones recomendables, entre el sanador y su paciente comenzará una relación más fuerte y confiable pues el diálogo entre ambos será totalmente energético.

También se puede trabajar a distancia por medio de la canalización de energías. Para esto sanador y paciente acuerdan horario para concentrarse y conectar sus mentes. Igual que la manera presencial el paciente seguirá las instrucciones de su sanador y recibirá la energía sanadora que le enviará a través de la distancia.

El Rol del Sanador por Arquetipos

Sanar es un acto sagrado y solo el Creador todopoderoso, puede hacerlo; de ahí que el sanador se transforma por la voluntad de Dios en un intermediario de su gracia y amor para llevar adelante la sanación.

El sanador es quien conoce los arquetipos que debe restaurar para devolver la salud. Es una persona preparada para poner su conciencia, sus conocimientos y servicio para la sanación.

El sanador aplicará la técnica de sanación por arquetipos para detectar el funcionamiento de los órganos involucrados. Analizará los factores que han llevado a la disfunción orgánica y planificará las sesiones y la manera cómo va a restaurar la energía afectada.

Debemos recordar que un Sanador es también un Arquetipo, un molde lleno con sus propias experiencias. Los sanadores llenan sus moldes con amor, vocación de servicio, estudio, espiritualidad, introspección, empatía, entrega, compromiso y autoridad.

Cuando el sanador toca el cuerpo del enfermo se convierte en el canal, en el enlace entre el paciente y la fuente. De esta manera puede ayudar al paciente a sanar y a enseñarle como reconectarse cada vez que sienta algún síntoma de enfermedad o angustia que le alerte del desarrollo de un bloqueo.

Por ser una sanación espiritual, el sanador también debe prepararse para la sesión y lo hace relajándose y revisando que sus chacras se encuentren perfectamente equilibrados.

Dios por delante

El sanador solicitará autorización, fortaleza y entendimiento a Dios, nuestro señor para poder ayudar al paciente y pedirá a la madre tierra le llene de energía.

Acompañantes y Protectores

Otras fuentes de energía sanadora pueden ser los seres de luz, maestros ascendidos, arcángeles. A ellos se les invoca manifestándoles “tus manos en mis manos”.

  • El Morya: Maestro ascendido quien ha servido en numerosas  encarnaciones a los propósitos más elevados, fue conocido como el Maestro M. de los Himalayas, que patrocinó la Sociedad Teosófica.
  • Melchizedek: El Arcángel Melquisedec, Príncipe de la Paz. Es un gran maestro y alquimista. Es instructor y puede enseñar los conocimientos de la Creación. El Arcángel Melquisedec contesta cualquier pregunta. Al pronunciar su nombre se crea una resonancia vibratoria que suena como un mantra.
  • Metatrón: El único Arcángel que fue humano antes de ascender al cielo. Está encargado de apoyar la vida y los actos humanos, es puente entre la Divinidad y la humanidad. Podemos buscar su ayuda pidiéndole consejos para encontrar el equilibrio.

Fuentes de energía

Otras fuentes de energía para el sanador podrías ser algún lugar especial, lugares sagrados como templos, el mar, y cualquier otro que se considere.

Durante la sesión de sanación los Chakras del Sanador desaparecen para conectarse a la fuente de energía cósmica y terrena, convirtiéndose en un canal por donde fluirá la energía hacia el enfermo.

Todos podemos ser sanadores

La sanación es un don que cualquier humano puede desarrollar pues lo único necesario es hacer un cambio de conciencia. La tarea de un sanador es ayudar a que el paciente entienda el mensaje que le está enviando su alma y la enfermedad.

Al igual que un médico que se prepara para curar enfermos, un sanador tiene la capacidad de desarrollar y activar este don. El sanador en potencia debe conocer las herramientas geométricas y la conexión adecuada de energía de sanación.

Aprender a reconocer los cuerpos etéricos de los humanos al mismo tiempo familiarizarse con su propio tacto etérico y tomar conciencia de su capacidad como canal de energía. Debe reconocer las energías de las chacras.

Debe comprender que posee doble naturaleza: humana y divina convocada para ayudar a sus pacientes a recuperar su equilibrio energético al conectarse con las energías del cielo y la tierra. Recordar que la enfermedad es un alerta para que el paciente pida su ayuda  para alinear todo su ser.

Quienes desean ser sanadores deben someterse a un entrenamiento de apertura física y espiritual que los guiará en el conocimiento de su poder. Conocerse a sí mismos, sentir las energías que los rodean junto las que recorren sus cuerpos.

El sanador debe mantenerse en continuo desarrollo, buscando su propia evolución personal pues la sanación es una actividad práctica y cada paciente es diferente, cada proceso de sanación es distinto La Sanación Espiritual es una actividad práctica, no se limita solo a la teoría.

Algo muy importante, es vital que conozca en profundidad los arquetipos básicos del ser humano. Aceptar su responsabilidad y reconocimiento como sanador tomando conciencia de sus capacidades  de sanación y auto sanación.

Todos llevamos dentro el arquetipo del sanador. Está presente en el inconsciente colectivo y en el individual. Cuando eres sanador adquieres un compromiso para con los otros,  es una actitud de vida, de entrega y servicio que va desarrollándose con la práctica, con el acto de sanar y dar lo que vamos aprendiendo.

Herramientas de la Sanación por Arquetipos

Los sanadores se apoyan en varias herramientas, conocimientos y técnicas para llevar a cabo la sanación de los enfermos. Se debe destacar que el sanador no sana por sí mismo, sino que se convierte en un canal para activar y y movilizar las energías que han estado bloqueadas en el paciente.

El poder espiritual de las manos

Nuestras manos son como antenas que reciben y emanan energía. Son los miembros más versátiles del cuerpo humano con las cuales somos capaces de relacionarnos con nuestro entorno y con nosotros mismos por la gran cantidad de movimientos y significados que son capaces de expresar.

Las manos son herramientas de gran importancia para quienes utilizan el lenguaje de señas, para conectarnos con nuestra religión, conversar con Dios, saludar, bailar y hasta sanar espiritualmente. Ellas serán las que tomarán cada arquetipo dañado y los restaurarán.

De ahí que las manos son un instrumento muy útil para desenvolverse en ambos mundos, el material y el espiritual. Desde niños nuestros padres nos enseñan a juntar las manos para orar, es así como desde tiempos muy lejanos el hombre expresa su fe a su creador.

Pantalla mental

El sanador visualiza a través de una especie de pantalla donde refleja las formas perfectas de los arquetipos y las compara con los del paciente, así se asegura cómo palparlos, extraerlos,  repararlos y regresarlos a su espacio.

Tubo de luz

Es el canal  por donde la energía se vierte para penetrar en este plano. Cuando el ser humano está perfectamente afinado, todo su ser se transforma en canal de luz. Cuando la persona enferma es porque este tubo se ha bloqueado. Entonces el sanador servirá de canal para desbloquear y hacer pasar de nuevo la energía.

Espacio sagrado

Al igual que un consultorio de medicina tradicional con todo su equipo y ambiente sanitario, el espacio de un sanador debe ser acondicionado como un espacio sagrado. Este espacio de recogimiento, oración y energía recreará al clima de un templo.

El arqueómetro

El Arqueómetro es el instrumento utilizado de los sanadores por arquetipos. Fue construido en el siglo por Saint Yves D´alveydre en el siglo XIX. Los recursos del Arqueómetro son inagotables.

Es un horóscopo completo, conformado por la combinación de círculos, radios y polígonos concéntricos y susceptibles de evolucionar alrededor de un punto central común. En el están reflejados números, formas, sonidos, idiomas sagrados y es completamente simétrico.

Pertenece a la geometría dinámica, y como tal no cesa de moverse. En su parte superior permanecerá siempre una abertura que no cerrara nunca como entrada permanente de energía la cual es constantemente reconducida por el movimiento del arqueómetro.

Es considerado por los sanadores por arquetipos como un instrumento que ayuda a sanar el cuerpo físico. Se utiliza al final de la Sanación, para sellar todo el trabajo realizado y para dar fuerza energética al paciente.

Chakra frontal

El envío de energía de sanador a paciente se hace a través del Chakra frontal el cual abrirá una especie de embudo hacia el enfermo, cargándolo de energía. Este Chakra además brinda al sanador información sobre otras dolencias que pueda padecer el paciente.

Esta es palpable con las manos. EL Sanador debe ver al enfermo holísticamente, su cuerpo, mente, espíritu y karma para poder corregir cualquier falla, una sola que esté enferma, afectará a las otras.

Imaginación activa

La imaginación es una herramienta clave de la espiritualidad. Mientras se está sanando, el sanador mantiene su imaginación activa hacia símbolos e imágenes de salud; puede ver el fluir de la energía, los arquetipos perfectos y los que se van a restaurar.

La intención

La mente es energía y el sanador pone lo mejor de sí para ayudar a quien lo requiere con empatía, comprensión y honradez.

Lo más importante para el sanador es unir su energía con el paciente, servir de canal para que el enfermo pueda recuperar su salud. Explicarle el motivo de los males que lo aquejan, ayudarle a concientizar y aceptar el daño y comprometerse con él para buscar el equilibrio que necesita para su salud.

Presencia en esencia

Ser luz y amor es la esencia que nunca debe ausentarse, es la compañía del sanador sea lo que sea que piense o sienta. El ser humano está en constante cambio que le ocasiona diversos tipos de emociones y sentimientos. Nada de lo que pase alrededor debe apartarnos del camino del amor y la luz. Si no se pierde la visión de quienes somos en esencia, ninguna palabra, acontecimiento o circunstancia podrá dañarnos.

Conclusiones

La sanación espiritual por arquetipos es la transferencia de arquetipos sanos hacia diferentes niveles energéticos del paciente para sustituir a los enfermos y deformes y restaurar el equilibrio y la salud física, mental y emocional.

Es impresionante el poder de la mente para la sanación ya sea física o etérica. Científicos han presentado pruebas de la existencia holística del ser humano, un todo conformado por cuerpo, mente y alma interconectados entre sí.

La sanación espiritual por arquetipos es compatible con la medicina tradicional y con cualquier otra terapia complementaria que se practique. Cada día son más los médicos que solicitan sanadores en sus equipos de trabajo.

Las terapias alternativas darán paso a un tratamiento mixto. Estas dos medicinas persiguen el mismo objetivo que es sanar y devolverle el equilibrio al organismo. La Sanación colabora con la Medicina convencional, no la sustituye ni la suplanta.

Cuando mejoramos nuestra energía atraemos mejores relaciones y las situaciones que necesitamos para realizar nuestros proyectos con total éxito.  Para esto es necesario aceptar que necesitamos sanación y comprometernos a hacer los cambios para lograr el equilibrio energético.

Es notable el alivio de lo físico cuando se atienden los problemas del alma y se cambia de actitud.

Debemos considerar las enfermedades como oportunidades para tomar conciencia y trabajar en una transformación interna para hacer los cambios necesarios. Esto nos lleva a ver las enfermedades como maestros orientadores sobre los malos hábitos que afectan nuestro equilibrio.

Si este artículo te ha gustado, te invito a que visites estos enlaces donde seguro encontrarás información de tu interés.

Oración a San Rafael Arcángel ¡Protección y Sanación!

¿Cómo sanar la Ceguera Espiritual? ¡Descúbrelo!

Conoce la oración de sanación interior para tus heridas

Conoce la Poderosa Oración de sanación para los enfermos

 

(Visited 233 times, 1 visits today)

Deja un comentario