Etapas y Ciclo Vital de la Familia ¡Descúbrelo!

Todas las familias, desde su inicio, a través de su crecimiento y desarrollo, transitan por diferentes fases que ocasionan cambios, crisis y tensiones. De la misma manera como los individuos que la integran, también experimenta su propia secuencia de transformación, desde que nace hasta que llega su disolución. A este proceso llamamos ciclo vital de la familia y en este artículo conocerás cada una de sus diferentes etapas y cómo ayudar a mejorarlo.

ciclo vital de la familia

¿Qué es el Ciclo Vital de la Familia?

La familia, base de nuestra sociedad, también sufre cambios por lo que no debe ser considerada como una unidad rígida, sino más bien como una entidad dinámica y en adaptación constante. debido a la transformación de los integrantes del grupo familiar y de la influencia que recibe den exterior.

La naturaleza familiar la hace avanzar por distintas etapas, durante las cuales sus miembros experimentan cambios y adoptan comportamientos previsibles, por estar sujetas a normas conductuales y sociales preestablecidas.

Al igual que el ser humano, la familia tiene un ciclo vital, desde su inicio cuando se forma un nuevo grupo familiar diferenciado del grupo de origen de cada uno de los integrantes de la pareja, hasta su disolución completa con el fallecimiento de los padres. Estas son etapas de carácter emocional, intelectual, económico y social que vamos recorriendo desde el inicio de nuestra vida cuando somos acogidos como miembro de una familia hasta formar la propia.

¿Cómo Entender el Sistema de Etapas?

No debemos entender este ciclo vital de la familia como un sistema lineal o como una aplicación del concepto de ciclo vida individual . Estudiosos de las relaciones humanas y familiares han desechado esa visión lineal. Ellos señalan que el ciclo de vida de la familia consiste en la alternancia de fases de tres grupos familiares ubicadas en etapas distintas.

Por ejemplo, en una familia en la que el hijo mayor es escolar, se encuentra en la etapa 2; pero los padres de este niño  son integrantes de dos grupos, simultáneamente son hijos de familias en la cual se vive la etapa 4 de nido vacío y padres de familia en etapa 2. De ahí que no pueda ver el ciclo vital de la familia de manera tan rígida , cada quien observará hacia el sistema o la etapa que esté definiendo.

Las Etapas del Ciclo Vital de la Familia

El ciclo vital de la familia es una serie progresiva de etapas por las cuales atraviesan las familias tradicionales y que da inicio en la soltería del individuo próximo a contraer nupcias, momento a partir del cual sienta las bases de su grupo familiar. A partir de allí el grupo transita a través de todo el ciclo vital de la familia hasta llegar a su final con la última etapa de disolución.

Para transitar a través de cada fase que forma el ciclo vital de la familia , se deben identificar ciertos logros o tareas familiares que deben ser alcanzados en cada etapa y que posibilitan el paso a la siguiente. Si no se logran superar las tareas de las anteriores, los problemas que no fueron enfrentados reaparecerán una y otra vez a lo largo del ciclo vital de la familia hasta no ser resueltos.

Etapa 1. Soltería

La soltería se ha considerado como la etapa más importante del ciclo vital de la familia pues está a punto de dar inicio a la construcción de su propio grupo familiar. En esta fase el sujeto asume su identidad de adulto, percibiendo su realidad y alcanzada su independencia, inicia la diferenciación con el grupo  origen manteniendo su conexión emocional. Por esto se considera como primera etapa del ciclo vital.

Durante esta etapa, el soltero adulto se está preparando y esforzando para ser totalmente autosuficiente y comienza a desarrollar características únicas que definirán su identidad. Aún así su manera de vivir, punto de vista y responsabilidad ante el mundo tendrá el sello particular de su grupo familiar de origen.

En esta fase el soltero comenzará a desarrollar su habilidad de relacionarse con el sexo opuesto capacitándolo para mantener relaciones estrechas que puedan sobrevivir las dificultades.

Explorará sus las metas de carrera profesional como parte de búsqueda de independencia financiera para vivir con éxito lejos de su familia. Comenzará a ser responsable de su bienestar físico y mental, de cubrir todas sus necesidades nutricionales, físicas y médicas.

Habilidades que se desarrollan durante la soltería

Durante esta etapa, el soltero :

  • Aprende a verse como una persona individual.
  • Desarrolla relaciones íntimas.
  • Se establece en su carrera profesional.

Entre otras cualidades en esta etapa de inicio del ciclo vital de una nueva familia, se desarrollan:

  • La confianza.
  • El sentido moral.
  • La iniciativa.
  • La ética laboral.
  • Su identidad en relación con el mundo.

Una vez superada esta etapa, el soltero estará listo para formar pareja y establecer su propia familia.

Es importante destacar que muchos solteros, hombres o mujeres que se encuentran solos, puede ser por elección o porque no ha encontrado la pareja que considera adecuada. Las personas que se quedan en esta etapa de soltería dan por finalizado el avance a las siguientes etapas del ciclo vital de la familia.

Etapa 2. Cónyuges en luna de miel

Esta etapa comienza inmediatamente después del celebrado el matrimonio y continúa hasta la llegada del primer hijo. Es una fase de ajuste y preparación para la vida matrimonial y como padres de familia.

Apoyados en las cualidades adquiridas durante la soltería y con los sellos que se llevan del grupo familiar de origen, llega el momento que se siente con la seguridad de poder comprometerse, enfrentar la vida en pareja, iniciar la construcción de una familia y adaptarse a una nueva forma de vida.

Algunas características de esta fase es el cambio de vida que los miembros de la pareja están llevando a cabo y que podría ser estresante. Es una etapa contradictoria donde el entusiasmo, la ilusión de tener hogar propio, los gastos que trae consigo su establecimiento y las nuevas responsabilidades que se adquieren, pueden se agobiantes.

La mayoría de los cónyuges trabajan, lo que les da un ingreso doble que les permite llevar un estilo de vida más desahogado, invertir en la compra de bienes muebles, inmuebles o ahorrar.

Adaptarse a los cambios

Cuando nos casamos o nos unimos en pareja, se fusionan dos sistemas familiares. Esto requerirá por parte de ambos, adaptar intereses, metas y preferiblemente tomar dos puntos de vista diferentes para crear una tercera opción que satisfaga a los dos. Tal vez descubras que alguna de tus expectativas no eran realistas, pero siempre hay una manera de buscar un punto medio, por ejemplo en los temas de:

  • Las finanzas.
  • El estilo de vida.
  • Las actividades recreativas
  • Las relaciones con los parientes
  • La sexualidad
  • Las amistades.
  • Colocar las necesidades de otra persona antes de las suyas.

La meta en esta etapa es lograr la interdependencia, el entendimiento pleno con la pareja, el compartir metas y algunas veces hacer concesiones para colocar las necesidades de tu cónyuge por encima de las tuyas. Las habilidades para las relaciones que aprenderás en la vida de pareja te servirán de base para otras como las que se establecen padres e hijos.

Ciertamente, al principio, la relación entre los esposos está plena de pasión e intimidad sexual, aspectos que con el correr del tiempo no perderán su importancia pero que requerirá además se sumen otras manifestaciones de consideración y elogios.

Aprendizaje de la nueva pareja

Durante la vida en pareja se adquieren habilidades para relacionarse, este aprendizaje será de gran ayuda en otras relaciones, como las que tendrá que desarrollar cuando lleguen los hijos.

  • Comunicación.
  • Resolución de conflictos.
  • Desarrollo espiritual y emocional.
  • Cómo crear límites en las relaciones.
  • Cuándo colocar las necesidades de otra persona por encima de la suya

Dificultades de la Etapa 2

Algunas de las dificultades que se encuentran en esta etapa incluyen:

  • La transición al nuevo sistema familiar.
  • Inclusión del cónyuge en las relaciones con amigos y familiares.
  • El compromiso de hacer que su matrimonio funcione.
  • Colocar las necesidades de otra persona por encima de las tuyas.

¿Qué debes hacer?

Trabajar para que la transición al nuevo ciclo vital de la familia que acabas de iniciar con tu cónyuge se realice sin obstáculos. Las metas específicas para ambos en esta fase del ciclo vital son:

  • Formar una nueva familia con su pareja.
  • Reacomodar las relaciones con las familias de origen de cada uno
  • Reorganizar las relaciones con los amigos para ser incluidos en ambos grupos.

Etapa 3. Paternidad

La crianza de los hijos es una de las etapas más difíciles del ciclo vital de la familia. La decisión de tener hijos afecta la identidad de su familia que comienza a extenderse por la llegada del nuevo miembro. Por supuesto también afecta las relaciones de pareja, los hijos requieren tantas atenciones que no alcanzará el tiempo para atender al cónyuge.

Funciones de los padres

La llegada de los hijos provoca un cambio importante. Cada padre tiene tres funciones distintivas y exigentes: como persona, como pareja y como padre.

Como nuevos padres, las habilidades que usted aprendió en las etapas de independencia y de vida de pareja, sobre cómo el hacer concesiones, le ayudarán a progresar a la etapa de la crianza de los hijos.

A partir de esta etapa se hará la transición de ser el miembro de una pareja a padre de familia. Usted y su pareja se convierten en las personas encargadas de tomar las decisiones en su familia una responsabilidad tan seria que puede causarles temor. Hablar acerca de sus inquietudes con su pareja puede ayudarles a manejar estas dificultades.

La crianza de hijos pequeños

Las metas específicas cuando se incorporan hijos pequeños en su familia son:

  • Adaptar su sistema  para hacer lugar a los hijos.
  • Asumir los roles de padre.
  • Reorganizar relaciones con familia extendida para incluir la función de padre, tíos y abuelos.

Cuando una pareja tiene su primer hijo, se considera que la luna de miel ha finalizado y  da inicio la etapa más larga del ciclo vital de la familia. Esta fase llamada también la “etapa de nido lleno”, se prolonga por un período de más de 20 años que se dividen en fases más cortas:

Preescolar

A esta edad los niños comienzan a socializar y es necesario que los padres los ayuden a adaptarse a las relaciones con los maestros y sus compañeritos de juegos,es un proceso emocional clave de esta etapa. El desarrollo saludable de los niños depende de la seguridad, confianza, organización, disciplina y amor que los padres les proporcionan.

Escuela Elemental

Es necesario estimular al niño, protegerlo y ayudarlo a buscar su identidad y a convertirse en una personita independiente y creativo, como padres ustedes deben estimular sus talentos.

Esta es una etapa delicada, donde deben extremarse la protección de la integridad física y mental del niño. El control parental se hace imprescindible.

Preparatoria

Criar adolescentes puede ser difícil y poner a prueba sus habilidades como padres. Pero es también es una etapa de crecimiento y exploración creativa para toda su familia. Los hijos están creciendo, pronto serán adultos y están mirando hacia el futuro, pensando en lo que les gusta, qué estudiar, a qué dedicarse.

Las familias que mejor funcionan durante este período tienen relaciones sólidas, se apoyan y la confianza es mutua. Los adolescentes están en la búsqueda de una identidad propia y experimentan con distintos pensamientos y estilos que pueden molestar a los padres.

Les toca a los padres lograr una atmósfera de amor y confianza en la cual su hijo adolescente sienta que es apoyado en su afán de probar nuevas conductas siempre y cuando no le sean perjudiciales, aquí es donde entra la experiencia y la comunicación entre padres e hijos.

Con respecto a su sexualidad, háblele claro a su hijo, asegúrele que sus padres pasaron por la misma etapa de crecimiento y que puede confiar en ustedes todo lo concerniente a su desarrollo e identidad sexual.

Padres de adolescentes

Ya el adolescente está llegando a la adultez y en vista de que se acerca el día en que el joven inicie una vida más independiente o tal vez elija ir a estudiar lejos de casa, hay que comenzar a reajustar la vida familiar.

Las metas a cumplir durante esta etapa incluyen:

  • Ajustar las relaciones entre padres-hijos
  • Comenzar a planificar los estudios que quiera seguir el adolescente una vez culminada la preparatoria
  • Brindar al joven la asesoría que necesite relacionada con la carrera profesional.
  • Retomar la vida de pareja con más dedicación, pronto estarán de nuevo solos y con más tiempo para dedicarse.
  • Comenzar a prestar más atención y pasar más tiempo con los ancianos de la familia extendida.

Universidad

A veces puede suceder que en esta etapa usted se olvide de alimentar su relación de pareja y su crecimiento personal. Hacia el final de esta etapa, la atención de los padres se desplaza del adolescente que está madurando a la carrera profesional.

Ya los hijos están entrando en una etapa adulta, la universidad representa un nuevo reto, una reorganización de gastos. Tal vez el hijo deba mudarse de ciudad, ya comienzan a avistarse nuevos cambios que darán inicio al fin de la paternidad.

A medida que se transita por esta etapa, que podría ser descrito como la más dinámica del ciclo vital de la familia, la estructura del núcleo y las interrelaciones entre los miembros van cambiando de manera gradual. A este nivel los recursos económicos familiares cambian constantemente y de manera apreciable pues existen gastos de educación, atención médica, vestido, alimentación entre otros.

Aunque los progenitores hayan avanzado en sus carreras y sus ingresos sean mayores que en la etapa 2, las responsabilidades que adquirieron en la crianza de los hijos se llevan todas las ganancias. Durante todo el tiempo de crecimiento de la familia, los padres, tratarán de proveer a los hijos y cubrir las necesidades básicas para su desarrollo personal, educativo y social.

En esta etapa no solo los padres son responsables de la felicidad y armonía familiar sino que desde pequeños deben enseñar y estimular a sus hijos a colaborar con las labores del hogar, a compartir, a negociar y a respetar. Esta etapa tan importante sentará con el ejemplo recibido de los padres, las bases a los hijos cuando decidan crear sus propias familias.

Al final de esta etapa, los gastos comienzan a decrecer, ya que los hijos comienzan a independizarse y a cubrir sus propios gastos y muchos de ellos a colaborar con los del hogar familiar.

Etapa 4. Post Paternidad

Esta se inicia cuando los hijos se van de casa y representa un momento traumático para algunos padres y liberador para otros. A esta etapa del ciclo de vida familiar se le llama “nido vacío” y es natural todos los sentimientos que se desatan después de una etapa de paternidad que abarcó un período tan largo.

Si su familia ha desarrollado habilidades significativas durante el ciclo vital de la familia, sus hijos estarán listos para dejar el hogar y enfrentar con éxito los desafíos de la vida. Tal vez ha llegado el momento de aceptar en su familia a nuevos miembros, como las parejas de sus hijos y compartir con la familia de su yerno o nuera.

Esta etapa se considera la mejor del ciclo vital de la familia, después de superado el síndrome del nido vacío, puede traer consigo muchas oportunidades dejadas de lado por la crianza de los hijos. Es momento de hacer todas las cosas que no pudieron hacer cuando sus hijos vivían en el hogar.

Ha llegado la hora de descansar, o continuar estudios, reingresar al mercado laboral, realizar otras actividades, tomarse unas largas vacaciones, viajar. Tal vez vender la casa y comprar una más pequeña en el lugar donde siempre soñaron.

Ahora regresa la holgura económica y tiempo para compartir en pareja, es como si regresaran a la fase de la luna de miel con la ventaja de que ya no están construyendo un hogar, ni una vida familiar, ni teniendo tantos gastos que cubrir.

El reencuentro de la pareja

La última etapa del ciclo vital de la familia a las que llegaremos, están relacionadas con el reencuentro de la pareja en la más pura intimidad, del matrimonio.

Los hijos ya no están en casa y el periodo laboral llega a su fin. Es época de reorganización, del cuidado de unos padres ya mayores, de la adaptación a la vida sin hijos y a la preparación y la disposición para afrontar incluso nuevos proyectos.

¿Qué les espera ahora? Lo que ansían la mayoría de los padres: ¡Convertirse en abuelos! Será una gran alegría ya que será divertido compartir con los nietos sin la responsabilidad de ser padres.

Algo que es sumamente interesante y gratificante es que a partir de este momento pueden desarrollar relaciones adultas con sus hijos. Ahora es tiempo de proponerse otros objetivos:

  • Volver a disfrutar de su relación de pareja sin los hijos.
  • Realinear las relaciones para incluir a los parientes políticos y a los nietos cuando sus hijos comiencen sus propias familias.

Jubilación y tercera edad

Durante la etapa de jubilado o de tercera edad, pueden suceder muchos cambios. El ciclo vital de la familia está en pleno movimiento avanzando a pasos agigantados. La familia crece absorbiendo nuevos miembros, el ciclo sea vuelto dinámico y constante. Los hijos adultos comienza a dejar el hogar original y a establecer su propia familia.

Llegó el momento de aceptar nuevos miembros en la familia tales como las parejas de los hijos y los nietos, y sumado a eso se le da también la bienvenida a la familia política de los. Es curioso pensar que cuando la familia está en plena ebullición con el salir y entrar de hijos y sus propias familias, con la llegada de nietos, es cuando va a comenzar el declive, el ciclo vital de la familia, se acerca al final.

Aceptando la edad

Debemos llegar a la última etapa del ciclo vital de la familia, con la satisfacción del deber cumplido. Aceptando las incertidumbres propias de la edad. Solo hay que dejarse llevar. Ya es tiempo de dejarse mimar por los hijos, cuidar la salud, seguir las recomendaciones y tratamientos médicos.

Adaptándose a los cambios físicos y a las pérdidas familiares. Es hora de descansar, consentir a los nietos. Es una oportunidad única para dejar nuestro legado a las generaciones venideras.

Etapa 5. Disolución

La más triste del ciclo vital de la familia, su disolución. Esta llega cuando uno de los cónyuges muere. En esta etapa el cónyuge sobreviviente va a necesitar mucho apoyo de sus hijos, nietos y familiares cercanos para superar la pérdida del compañero y adaptarse a una nueva vida en solitario que podría no ser definitiva pues tal vez conozca otra persona con quien formar una nueva pareja y contraer un segundo matrimonio.

¿Por qué es importante comprender el ciclo vital de la familia?

El conocimiento y comprensión de cada etapa por la que vamos transitando es muy importante y aunque no es sencillo porque no somos máquinas programadas para un desenvolvimiento perfecto, sino humanos dominados por las emociones, sentimientos y por el amor hacia nuestro grupo familiar, es necesario mantenernos ecuánimes, sensatos ante los retos que se nos presentarán.

Es recomendable que cuando se nos presenten situaciones de conflictos entre los miembros de la familia que nos resulte difícil superar, buscar ayuda profesional con terapia familiar o cualquier otra que necesitemos para adquirir y dominar las habilidades que nos ayuden a pasar con éxito cada una de las etapas.

Si no logramos hacer un transición exitosa de una etapa a otra puede suceder que se rompa el ciclo vital de la familia y sea disuelto antes de lo esperado resultando en sentimientos de fracaso, tristeza y traumas de los niños.

Además este rompimiento puede resultar en dificultades para sostener relaciones en el futuro, no solo de los padres en caso que sea entre ellos la ruptura, sino aún peor en las futuras relaciones de los hijos.

¿Qué cosas pueden alterar el ciclo vital de la familia?

El estrés constante al que somos sometidos día a día. No siempre se transitan estas etapas sin contratiempos, es casi imposible pues las relaciones humanas llenas de desacuerdos, cosa que es natural, más los imprevistos que puedan presentarse en nuestra vida daría, ponen barreras que distorsionan el camino a seguir.

Hay situaciones, como enfermedades graves, problemas financieros o la muerte de un ser querido, que pueden tener un efecto nocivo al momento de nuestro recorrido y transición a través de las etapas.

Algo parecido ocurre cuando la familia se encuentra en tránsito entre una etapa del ciclo vital a otra. Estas transiciones requieren cambios de responsabilidades a las que no todas las familias pueden adaptarse, conduciendo a la crisis.

¿Cómo puedo mejorar el ciclo vital de mi familia?

La teoría del ciclo vital de la familia sugiere que la transición exitosa de una etapa a otra puede ayudar a prevenir enfermedades y los trastornos emocionales. Por lo que se hace necesario aprender habilidades y destrezas que nos ayuden a enfrentar retos y resolver problemas que puedan hacer tambalear la unidad familiar.

Aprender a sobrellevar los retos propios del ciclo vital de la familia mejorará la calidad de vida de todo el grupo en cualquier etapa o fase en la cual nos encontremos. No es fácil cuando a alguno de los miembros de la familia lo aqueja una enfermedad grave.

Es estos casos si nos sentimos imposibilitados de afrontarlo o de asistir a otro de los miembros del grupo dándole fortaleza, lo mejor es buscar asesoría psicológica individual para mejorar la familiar.

Igualmente pueden ayudarnos a manejar otras situaciones tristes como la muerte de uno de los integrantes de la familia o un divorcio, pérdidas que nos hará pasar a una estructura familiar no tradicional a la que tendremos que adaptarnos queramos o no.

Retos del Ciclo Vital de la Familia

En cada etapa se enfrentan retos que pueden ser totalmente exitosos o destruir la armonía del ciclo vital de la familia pero que de una manera u otra, permiten a sus miembros desarrollar nuevas destrezas y madurez para enfrentar y resolver los problemas. Las destrezas adquiridas darán el coraje, la fortaleza y el entendimiento para enfrentar otros cambios buenos o negativos que las familias atraviesan.

Existen otros contratiempos que perturban el tránsito por las etapas del ciclo vital de la familia. Ejemplo de esto son las enfermedades graves, problemas financieros o la muerte de un ser querido, que hacen temblar las bases de la familia y es cuando los padres o los hijos independientes o no, deben unir fuerzas para consolar a los más débiles o vulnerables del grupo familiar.

Otros Modelos del Ciclo Vital de la Familia

El modelo básico de la familia que hemos clasificado detalladamente en este artículo, se ha generalizado bastante y abarca  una etapa de formación, otra de expansión, seguida de la de contracción y una final de disolución

Se han propuesto diferentes modelos de ciclo vital de la familia  atendiendo a distintos criterios referentes al inicio de cada etapa.

Ciclo Vital de la Familia Según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

La OMS define seis etapas

  1. Formación.
  2. Extensión.
  3. Extensión completa.
  4. Contracción.
  5. Contracción completa.
  6. Disolución.

Modelo de Geyman

Es un modelo que reconoce cinco etapas que se inicia con el matrimonio, avanza a las siguientes etapas según el avance del primer hijo, hasta que todos los hijos alcancen la madurez o la pareja quede sola nuevamente y termina al producirse la disolución.

  1. Matrimonio.
  2. Expansión.
  3. Dispersión.
  4. Independencia.
  5. Retiro y muerte.

Modelo de Duvall

Es uno de los modelos más conocidos y utilizados en las áreas de sociología, psicología, y medicina. En este se reconocen ocho fases a las cuales Duvall le asigna posiciones a los miembros y tareas para el desarrollo en las etapas críticas.

  1. Familia que comienza. (nido sin usar)
  2. Crianza inicial de los hijos
  3. Familia con hijos preescolares
  4. Con hijos escolares
  5. Familia con hijos adolescentes
  6. Con punto de partida
  7. Familia madura (nido vacío)
  8. Familia anciana.

Modelo de Carter y McGoldrick

Es uno de los enfoques con mayor aceptación y su uso se ha extendido rápidamente en la investigación familiar. Se parte desde el supuesto de que las familias, al igual que los individuos, pasan por ciertas etapas predecibles. Cada fase de la vida familiar requiere que sus miembros desarrollen nuevas habilidades y hagan ajustes para los nuevos retos.

Según este modelo, en cada etapa se deben hacer varias adaptaciones en la conducta y en el pensamiento. La adaptación exitosa a cualquier etapa requiere que la familia haya aceptado y dominado las tareas de las fases anteriores.

Este modelo describe 6 estadios sucesivos.

  1. Entre familias: Desapego de los adultos jóvenes
  2. Conformación de familias mediante el matrimonio: La pareja de recién casados
  3. Familia con niños pequeños
  4. Familia con adolescentes
  5. Desprendimiento de los hijos y abandono del hogar
  6. Familia en etapa avanzada de la vida

La Vida Familiar No Tradicional

Cuando el ciclo vital de la familia se interrumpe por dificultades entre sus integrantes, se producen situaciones que alteran su estructura y que, si no se resuelven de forma satisfactoria, desembocarán en una crisis del sistema pasando a ser una familia no tradicional.

Los tiempos han cambiado, hombres y mujeres han adquirido nuevos roles que a principio del siglo XX eran inaceptables y esto ha traído consigo un cambio en el ciclo vital de la familia. Nuevos y diversos estilos de vida han disminuido los núcleos familiares y sus ciclos vitales tradicionales.

Situaciones que cambian la estructura de la familia

Entre los causales de este declive se encuentran:

  • Solteros que deciden mantenerse en esa condición.
  • Mujeres que deciden no ser madres. Se enfocan más en sus carreras profesionales.
  • Parejas que retrasan la llegada de su primer hijo. Después de los 30 años de edad.
  • Matrimonios que deciden no tener hijos.
  • Padres solteros con hijos propios o adoptados.
  • Matrimonios tardíos.

 

  • Divorcios. Representa el 50% y da lugar a hogares de un solo padre. O contribuye a la disolución de la familia porque no han nacido niños.
  • Familia de pocos miembros. Padres que deciden procrear máximo 2 hijos con la razón válida de poder proveerlos con lo mejor que sus ingresos puedan adquirir.
  • Familia extendida. Entre sus miembros se encuentran los adultos jóvenes que regresan al hogar paterno.
  • Ancianos, padres que necesitan ayuda y viven con sus hijos. Recién casados que viven con sus parientes políticos.
  • Parejas homosexuales.

En estos casos, el modelo tradicional del ciclo vital de la familia, pierde su capacidad de representar la gran variedad de cambiantes fases por las que transitan, estilos de vida tan diferentes y los nuevos tipos de familia.

Nuevos grupos familiares

Actualmente quienes investigan al consumidor, tratan de establecer un modelo más amplio del ciclo vital de la familia que refleje mejor, los nuevos cambios en los estilos de vida de los nuevos grupos familiares no tradicionales. Este modelo, llamado alternativo pretende incluir:

  • Divorcio.
  • Matrimonio tardío con o sin hijos.
  • Hogares formados por individuos que no están relacionados entre sí.
  • Parejas casadas o no, sin hijos.
  • Familias de pocos miembros,
  • Parejas que retrasan el matrimonio
  • Personas solteras, viudas,  solas y de más de 75 años.

Conclusiones

El ciclo vital de la familia, está conformado por 5 etapas por las cuales van transitando todos los miembros de un grupo familiar. Ellos van a compartir una vida y una historia común, que marcará la llegada a la adultez de los miembros más jóvenes del grupo.

Cada etapa es de vital importancia y es necesario enfrentar los retos que cada una de las fases nos presenta. Debemos estar consientes que cualquier decisión que se tome afectará a todos los miembros del grupo familiar.

A lo largo de todo el ciclo vital de la familia, seguimos creciendo y aprendiendo a ser mejores personas. De la responsabilidad, esfuerzo y sacrificio de cada uno de los miembros del grupo familiar, depende el futuro de la sociedad.

Las funciones que desempeña cada integrante del sistema familiar, es una habilidad valiosa por desarrollar, como las exigencias de un empleo o el cuidado de una persona enferma, que requieran que cada persona de la familia asuma funciones diferentes que colabora con la buena marcha de todo el grupo.

En cada etapa, se enfrentan retos de la vida familiar que  permiten desarrollar o adquirir nuevas habilidades. La adquisición de estas habilidades le ayuda a lidiar con los cambios que casi todas las familias atraviesan. Sea cual sea el vínculo que tenga dentro de su grupo, sus experiencias en el ciclo de vida familiar afectarán su vida y a quien le rodea. Cuanto más entienda acerca de los retos de cada etapa, más probabilidades tiene de avanzar con éxito.

Si te gustó este artículo te invitamos a revisar estos enlaces:

Nulidad Matrimonial: ¿Qué es? y Tipos

¿Qué es el Temperamento? Tipos y características

Reflexiones para un drogadicto ¡Conócelas!

¿Cómo sanar la Ceguera Espiritual? ¡Descúbrelo!

(Visited 122 times, 1 visits today)

Deja un comentario